Los dueños del mundo (I)

voltaire

CLUB BILDERBERG

Erase una vez un hombre tan rico, tan rico, tan rico, que poseía una inmensa fortuna, pero que a la vez era tan, tan, tan bueno, que la empleaba en aras de un mundo mejor y más justo, creando y apoyando organizaciones para que los que viven en el mundo más pobre puedan llegar a vivir en el mundo más rico, para que los que se sienten distintos por sus atracciones sexuales puedan sentirse orgullosos de las mismas y para que no se margine a la mujer, alcance la igualdad con el hombre y pueda decidir ella misma sobre lo que ocurre en su cuerpo, abortando libremente. Y erase otra vez, otro hombre tan rico como el anterior, pero inmensamente malo, que aburrido de tener el poder económico quiso tener también el poder del mundo; para ello compró con su dinero la información y manipulándola a su gusto, implantó en las gentes las ideas de lo políticamente correcto, con las que consiguió que al frente de los países democráticos estuvieran los gobernantes de su gusto y dirigiendo sus decisiones lograba que en el mundo todo ocurriera del modo más adecuado para el beneficio de su riqueza; no importando si para ello fueran necesarias revoluciones, conflictos bélicos o atentados terroristas, mientras que la gente era feliz creyendo que pensaban por sí mismas.

Refiriéndome a los mismos hechos y al mismo personaje, lo primero es un puro cuento y lo segundo la cruda realidad actual. Banqueros y magnates, valiéndose del dominio de la información, cambian las situaciones políticas en favor de sus intereses. Pero antes de centrarnos en el personaje de esta historia es necesario analizar brevemente su principal herramienta: la información.

EL MUNDO DE LA DESINFORMACIÓN

En el mundo de las Redes Sociales y de la comunicación ya nada es lo que parece. Twiter, Facebook, WhatsApp, Prensa digital… que se unen a los medios tradicionales, nos bombardean con noticias, nos saturan, nos confunden. La participación democrática es un voto emitido libremente pero condicionado por la información, de ahí el interés de cualquier poder por la información.

En el pasado, la información nos hacía más libres; hoy, en cambio, las técnicas informativas y de propaganda que utilizó el Doctor Goebbels en la Alemania Nazi son más fáciles de aplicar y mucho más potentes. Entre las técnicas manipuladoras más frecuentes podemos observar: cómo repiten una misma noticia machaconamente que está en la línea del objetivo a lograr a la vez que se silencia o se desprestigia lo que va en sentido contrario; se repite la falsedad hasta que nadie duda de su veracidad; se desvía la atención sobre lo superfluo para que no nos centremos sobre lo importante; se apela a nuestras emociones y sentimientos para influir sobre nosotros; el victimismo y la dramatización se convierten en herramienta comunicadora incuestionable; los casos particulares son utilizados para generalizar y, por último, si alguien es molesto se le elimina socialmente con el desprestigio, atacando alguna de sus vulnerabilidades personales, siendo prácticas habituales de cualquier medio; los informativos  de la sexta son expertos en todas ellas.

El Libro del Coronel Baños “Así se domina el Mundo” explica perfectamente todos los procedimientos y técnicas de la manipulación informativa.

Sé que todos creemos tener opinión propia, principios propios, gente informada que saca sus conclusiones, yo no pretendo ofender a nadie negándoselo, ni siquiera pretendo tener razón, puede incluso que esté equivocado en algunas de mis opiniones, simplemente les aconsejo que tras leer este artículo sean más críticos con la información que les llega, que contrasten y sobre todo que no se fíen de las casualidades, las casualidades son la excepción, no la regla.

LAS GRANDES FORTUNAS A LA SOMBRA DEL PODER: EL CLUB BILDERBERG

En 1954 muchos de los hombres más poderosos del mundo se reunieron en el Hotel Bilderberg en la población de Ooesterbeck en Holanda a iniciativa del multimillonario David Rockefeller para debatir sobre el futuro del mundo. A partir de esta reunión acordaron repetirla todos los años en algún hotel del mundo para analizar la situación internacional e influir sobre ella.

Banqueros, magnates, presidentes de las empresas más poderosas del mundo, presidentes de organismos internacionales como el FMI, el Banco Central Europeo, secretarios de Defensa y Vicepresidentes de Estados Unidos, Directores de la CIA y FBI, Secretario General de la OTAN, los Comisarios Europeos, presidentes de países, políticos relevantes, juristas de prestigio, directores y editores de los principales medios de comunicación, unos de modo permanente y otros como invitados, se reúnen una vez al año para tratar temas que afectan claramente a todos los ciudadanos del globo, donde a pesar de estar presentes los medios de información, en más de 50 años de reuniones en las que el poder y el dinero se concentran en un solo lugar, jamás se ha filtrado ninguna clase de información de lo que allí se debate. Un secretismo más que sospechoso ya que en otras reuniones importantes como el G8, la prensa asiste a la reunión e informa de lo tratado.

¿De qué hablan los intereses económicos y políticos en una reunión secreta? ¿Cómo podemos estar seguros de que no se trata de un foro donde se realizan presiones de los poderosos a quienes nos gobiernan, para un mejor control de sus intereses? ¿Para qué necesitan a los medios de comunicación si no informan de nada de lo que allí ocurre?

La propia estructura del Club nos muestra quien ostenta el poder. En su comité directivo están representadas las grandes fortunas del mundo como los Rockefeller, los Rothschild, o los Warburg; los grandes bancos como Goldman Sachs, Morgan, o el español Santander y como no, también nuestro protagonista el multimillonario George Soros. Más allá de ser un centro de influencia, el Club Bilderberg es el gobierno del mundo occidental y NATO en la sombra, es quien decide en sus reuniones anuales como se llevarán a cabo sus planes.

Españoles que forman parte permanente del club son: Javier Solana exsecretario General de la OTAN; Ana Botín, Presidenta del Banco Santander, que pertenece al comité directivo de Bilderberg y Juan Luis Cebrián presidente ejecutivo del grupo PRISA. Asiste regularmente  la Reina Sofía y han asistido políticos como José Manuel García-Margallo, Soraya Saenz de Santamaría, Albert Ribera y Pedro Sánchez. Especialmente curiosa, por la cantidad de casualidades, resulta la afortunada trayectoria de nuestro actual presidente Pedro Sánchez; sus sospechosos apoyos para acceder al poder y los cambios de actitud con respecto al asunto catalán o la inmigración. Pedro Sánchez, asistió como invitado a la reunión del Club Bilderberg en Junio de 2016 y allí, según la periodista Cristina Martín Jiménez, que es especialista en el poderoso club, en un artículo para “The Objective”, especuló sobre las razones de la invitación de Sánchez a ese "sínodo pagano" afirmando que pronto sería el próximo Presidente del Gobierno Español. Sin necesidad de ser muy mal pensados, también resulta curiosa la trayectoria de Soraya Saenz de Santamaría y como han ido cayendo en desgracia todos sus posibles contrincantes en el partido Popular, incluido la joven promesa Pablo Casado al que en la carrera hacía la presidencia del PP le ha salido un problema judicial sobre la convalidación de un Master sobre el que, con toda seguridad, no será imputado; pero ya se encargaran los medios de que pensemos que es otro sinvergüenza y una vez vencido, nos olvidaremos del caso, nosotros, los medios y también la justicia.

El experto investigador del Club Bilderberg, Daniel Estulin, denuncia que este grupo estaría trabajando en un Nuevo Orden Mundial con una “metodología sistémica”, es decir, influir en la cabeza de las instituciones de los principales sectores de la sociedad y, desde ahí, controlar a la masa. Esto se explica mejor teniendo en cuenta que no es necesario saber qué hace o piensa cada individuo dentro de una organización, sino que basta con tener el control del presidente o del individuo más influyente dentro de la misma.

Desde mi punto de vista la mayor influencia la ejerce de forma discreta los Rothchild, como familia más poderosa del planeta, pero el ejecutor más activo sería el multimillonario Estadounidense de origen húngaro-judío, anticatólico y masón George Soros.

http://kontrainfo.com/club-bilderberg-la-reunion-anual-de-la-elite-global/

 

Continúa...