¿Qué podemos hacer?

niñofusilAyer 1 de Agosto, comencé el día con varios whatsapp sobre la paz en el mundo.. Europa está preocupada por la paz, pero las noticias de Oriente Medio en Siria e Irak, son devastadoras desde hace mucho tiempo. El Papa Francisco ha afirmado que hay más mártires ahora que en los primeros tiempos de la Iglesia y lloró cuando supo que habían crucificado a cristianos en Siria.

Las comunidades cristianas más antiguas del mundo han tenido que abandonar sus casas y sus parroquias ante la amenaza de la tortura y de la muerte. Y esto no es nuevo. Cada año han sido asesinados 100.000 cristianos entre 2000 y 2011 y sigue creciendo el número. Os adjunto estos vídeos testimonios, un pequeño signo de la crueldad de esta guerra.

El primero es de la hermana Guadalupe, misionera en Siria. La hermana Guadalupe es misionera en Aleppo. Cuenta la vida bajo el drama de la guerra y el asedio a los cristianos.

“Yo llegué a Aleppo en enero de 2011, cuando no pasaba nada. Era una ciudad occidentalizada, de clase media acomodada. Era el corazón económico de Siria. Cuando empezaron las protestas todos pensaron que era esporádico, lejano. Pero de a poco comenzó a subir y nos llegó a nosotros. Cuando nos dimos cuenta ya teníamos en la puerta los tiros, los bombardeos, los aviones”, cuenta en una entrevista .

“Los fundamentalistas han tomado varios barrios de Aleppo. Y en esos barrios ya no quedan cristianos. Los han matado o, en el mejor de los casos, les dieron una hora para salir. Y la gente salía con lo que podía, cargando a sus hijos, a sus enfermos. Agarraba lo que podía y se iba. Ahora, desde los barrios que tienen tomados disparan hacia los barrios cristianos con misiles, cohetes, armas de todo tipo”.

El éxodo de cristianos es enorme. “De 1.200.000 cristianos que había en Siria sólo quedan unos 400.000, es terrible”, señala Guadalupe. Pero al mismo tiempo rescata el valor de muchos que siguen yendo a misa. “Hay un gran temor entre los cristianos, pero también es grande la fortaleza que tienen. Para mí es un privilegio estar allá. El ejemplo que nos están dando como cristianos es tremendo”.

La vida se convirtió en un acto se supervivencia cotidiana. “Se acabó la comida, las verduras, las frutas, la carne. Estamos encerrados dentro de la ciudad. Se acabó el combustible, el gas. Es muy difícil conseguir una garrafa. Y también la luz, porque los grupos rebeldes tomaron las usinas. Entonces tenemos una o dos horas de electricidad al día”, relata. Conseguir algo en Aleppo es arriesgarse a recibir un balazo.

Impresiona ver también este video :

"¡Estos son los jóvenes de Alepo. Que te saludan!"

Es la alegría en medio de la guerra. Unos 1200 jóvenes se reunieron en Alepo, una de las ciudades más castigadas por la guerra siria, para celebrar la Jornada Mundial de la Juventud. Los obispos, sacerdotes y jóvenes enviaron al Papa un saludo desde Siria para que le llegara hasta Polonia.

Están celebrando esta JMJ paralela en la parroquia de Santa Matilde, de los Salesianos, con misa, confesiones y catequesis sobre la misericordia. Están rezando, sobre todo, por la paz en su país. Además, con motivo de esta semana han abierto incluso su propia puerta santa.

Las iglesias orientales y latinas de Siria se han unido para que los jóvenes de Alepo también pudieran disfrutar JMJ aunque no sea en Polonia.

El siguiente video es de Nabil Haddad. Padre de 5 hijos y originario de Yabrud, Siria. Su hermano, sacerdote, fue secuestrado durante dos meses. Cuando pagaron su rescate, fue asesinado por sus captores. Hace un llamamiento a ayudar a los cristianos que sufren especialmente la cruenta guerra de Siria.

¿Qué  podemos hacer? Primero conocer y dar a conocer la realidad, ya que la multitud de noticias y su superficialidad a veces no dejan ver la urgencia y la importancia que tiene esta noticia sobre las otras. Después, rezar por la paz y, en tercer lugar, ayudar en la medida de lo posible a las comunidades que están intentando paliar las consecuencias de esta guerra a través, por ejemplo, de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Al mismo tiempo exigir a los políticos que actúen para frenar la barbarie. No importan las creencias: musulmanes, cristianos, judíos, ateos y todos los hombres de buena voluntad deben luchar juntos para lograr la paz y la libertad de culto, a fin de frenar el éxodo masivo y la matanza que se está produciendo.

El problema de Oriente Medio no es sólo de los que viven allí, es un problema global y muy grave de derechos humanos. La comunidad internacional debe actuar económica, política, diplomática y militarmente cuando sea necesario.

Aquí tenéis un mini vídeo del patriarca de Irak sobre la situación.

El Cardenal Sarah se hacia estas preguntas tras el asesinato del sacerdote francés: “¿Cuántos muertos hacen falta para que los gobiernos europeos comprendan la situación en que se encuentra Occidente? ¿Cuántas cabezas decapitadas?”.

El purpurado es uno de los pesos pesados en la Iglesia Católica y también uno de los que de manera más clara se está manifestando sobre cuestiones tan importantes como la familia, el aborto y el terrorismo islamista.

De hecho, en su intervención sinodal afirmó que la idolatría de la libertad de Occidente y el fundamentalismo islámico son “casi como dos bestias apocalípticas”. Y es que, en su opinión, el mundo se encuentra “entre la ideología de género y el Estado Islámico”.

El cardenal  relacionó  la ingeniería social impuesta en Occidente con el Estado Islámico y señaló una fecha clave: el 26 de junio 2015. Ese día se produjeron numerosos atentados islamistas en Francia, Kuwait, Somalia y Túnez pero también el Tribunal Supremo de EEUU aprobaba el llamado “matrimonio” homosexual a nivel nacional. A estos atentados le han seguido los del año 2016.

“A partir de estas dos radicalizaciones surgen las dos mayores amenazas para la familia: su desintegración subjetivista en el Occidente secularizado a través del acceso rápido y fácil al divorcio, al aborto, a las uniones homosexuales, a la eutanasia, etc”.  Puso como ejemplos la ideología de género, al grupo Femen, al lobby gay y a la multinacional abortista Planned Parenthood.

Se agradecen estas ideas tan claras!!!

MªÁngeles Bou

Mª Ángeles Bou Escriche es madre de familia, Orientadora Familiar, Lda. en Ciencias Empresariales y profesora