¡Estos señores son inaguantables!

La frase es de don Manuel Azaña. Queda escrita en sus memorias, de cuya edición siento no recordar la fecha.. Pero con toda certeza puedo asegurar que se trata de la edición prologada por Santos Juliá.. Más o menos Azaña se expresa así: esta mañana ha despachado conmigo Negrín, en su condición de presidente del Gobierno. Está indignado con los nacionalistas catalanes. Le están haciendo la vida imposible en estos momentos tan cruciales cuando lo verdaderamente importante para la REPÚBLICA ES GANAR LA GUERRA.. Y añade: estoy deseando que gane la guerra Franco. Con ellos o con sus hijos que al fin y al cabo son tan españoles como nosotros,, ya nos entenderíamos.. Con estos señores es imposible entenderse en estos trágicos momentos. ¡SON INAGUANTABLES!.

Quizás esta doliente afirmación haya vuelto a resonar en los castigados cerebros de Rajoy o de Zoido cuando han comprobado que tanto a Puigdemont como a muchos dirigentes nacionalistas más que el dolor de las familias de las víctimas por las matanzas de sus seres queridos les preocupaba mucho más que las muestras de condolencia de los países extranjeros fueran acompañadas de la bandera nacional de España y dejaran de lado a la cuatribarrada.

Y en verdad que son inaguantables. Tanto es así que muchos españoles que hasta la fecha hemos alabado la prudencia y el buen hacer de Rajoy nos estemos preguntando : hasta cuando estos fanáticos sin remisión seguirán abusando de nuestra paciencia. ¿quieren la independencia?. De acuerdo. Que se la pidan al buen pueblo español de acuerdo con lo establecido en la Constitución. Una Constitución que los catalanes aprobaron masivamente. No lo olvidemos. Pero que no vayan por la puerta falsa como es el Refremdum, porque los perjudicados en primer lugar serían ellos. Por ejemplo aplicando de inmediata el tan añorado por muchos articulo 155.