EL VALENCIANO MIGUEL HERNÁNDEZ, guerra y tuberculosis

Suena raro el gentilicio de valenciano aplicado a Miguel Hernández, ya que la industria del expansionismo catalanista —que controla y parasita el antiguo reino de Valencia—, prefiere llamarlo ‘levantino’ o ‘mediterráneo’, aparte de ensalzar a mediocres colaboracionistas como Andrés Estellés, que prefería el catalán sobre el valenciano y español. Pero vayamos a la higuera, ¡la higuera de Miguel Hernández!

 

Imagen: www.cervantesvirtual.com

 

Lea o descargue este artículo en su versión en PDF

IMPUESTOS CRECIENTES

Hace muchos años, cuando me encontraba al comienzo de mi profesión, trabé amistad entre otros jóvenes colegas, con uno de los secretarios de la Embajada de Estados Unidos en Madrid. Un día de comienzos de abril me comentó que aquellas eran fechas gozosas para él porque desde entonces empezaba a trabajar para él y su familia. Durante los tres meses previos, entre enero y marzo había trabajado para el Estado que a través de los impuestos se quedaba con el 25% de sus ingresos.

En aquel momento -el último cuarto del siglo XX- aquella cifra me pareció escandalosa. Pagar a Hacienda una cuarta parte de tu sueldo resultaba exagerado. En España salíamos de un tiempo en que los impuestos eran tan reducidos que uno podía preguntarse cómo Franco pudo construir tantos pantanos con tan magra recaudación.

El coste del ‘procés’ catalán

Tiene nefastos resultados el balance del denominado ‘procés’ de Cataluña, o simplemente conocido como el ‘procés’, porque al menos solamente hay uno en España… y ya es demasiado con uno.

El proceso soberanista de Cataluña se sitúa, en ciertos lugares, con inicio cronológico en 2012, para intentar la autodeterminación y la independencia de Cataluña. Más asombroso resulta comprobar que, en diversas fuentes, se afirma que el ‘procés’ acabó en 2022. Wikipedia afirma, contestando al “Estado” de estos hechos, como “Finalizado”.

Wikipedia ha de revisar sus datos, porque lo que acabo de mencionar da la impresión de que o no le interesa lo más mínimo este importante proceso, o bien vive en otro mundo distinto al que vivimos los españoles. ¿Qué es si no lo que estamos viviendo?

Libertad educativa

PP y Vox presentaron la Proposición de Ley de Libertad Educativa el pasado 21 de marzo, para sustituir a la polémica y protestada Ley de Plurilingüismo del tripartito de izquierdas, que provocó innumerables críticas y manifestaciones de APAs, centros, familias, asociaciones, porque era una imposición del valenciano en toda regla. 

Siguiendo el refrán de que “lo mejor es enemigo de lo bueno”, desde luego todo avance en la libertad es motivo de celebración. Además, a veces es bueno recordar que en la Comunidad Valenciana son lenguas oficiales el castellano y el valenciano, como se afirma en el Estatuto de Autonomía, y cuanto garantice ese derecho es motivo de satisfacción legal, educativa y social. 

L’Algemia Valenciana (VI). LA CONTINUÏTAT (XVI)

La conquista valenciana de Jaume I posà de manifest, que entre els valencians, hi havia una part de la poblacio que s’havia islamisat en distints graus, encara que en termens generals es podia parlar d’una debil islamisacio. Alguns musulmans valencians, com a bons descendents d’iberorromans, menjaven porc, bevien vi, i no tenien ningun problema en fer representacions de figures humanes, que podem contemplar en la pica de Xativa o en la safa de Benetusser. Tampoc vestien com manava l’ortodoxia musulmana, per lo que Ibn Sa’id s’extranyava de que en la Valencia musulmana era molt comu “vore als homens de mes alta possicio passejar pels carrers en els caps descoberts”, i afegia que “Els de les classes baixes, mai usen turbant (vore “La debil islamisacio del “amma” o poble pla valencià”). 

El intelectual valenciano JULIÁN RIBERA Y TARRAGÓ

La historia es la memoria del pasado. Así lo consideraron los historiadores clásicos y los escritores en el Renacimiento que nos recordaron que los más grandes hombres del pasado habrían caído en el olvido de no haber sido por los autores que han reflejado sus obras y estudios. 

El rey Alfonso el Magnánimo, a través de su secretario, nos recordó: Sólo la historia preserva la memoria de los hombres; sólo ella da vida a los muertos y nos acerca a los ausentes. Por todo ello, con el deseo de disponer de historiadores preparados y minuciosos, hemos decidido proporcionarles apoyo y recompensas para que puedan dedicarse a escribir en cuerpo y alma. 

ROGLE 211, abril 2024

EDITORIAL

Parem l’odi llingïstic

Tots sabiem que, en perdre el poder, començarien les movilisacions. Pero els temps han canviat i ya no es tan facil juntar a la gent per a fer una manifestacio; lo que prima ara es internet. 

En el grup de facebook denominat Plataforma per la Llengua País Valencià trobem la campanya: “Aturem l’odi lingüístic”. Els fets que, segons ells, revelen eixe odi son: el vet a revistes en biblioteques per estar escrites en valencià, que “intenten desvirtuar el model lingüístic àmpliament acceptat” i la nova proposta de llei d’educacio perque ataca l’ensenyança en valencià.

Anem per parts.

Suscribirse a RSS del Club de opinión Jaime I y de estudios históricos