Oltra castiga a las familias

Mónica Oltra, consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, ha cumplido con los negros presagios sobre su actitud sobre la familia, nadie puede decir que es una sorpresa. Lo que el PP acaba de decir es cierto: “cero euros y cero propuestas a las familias valencianas”. Oltra tiene otras prioridades, para perjuicio de las familias, que es como decir para el perjuicio de todos, pues la familia es pilar básico de la sociedad

La marginación de la familia es más que elocuente. Oltra suprimió la Dirección General de la Familia, no le interesa favorecer la natalidad, pese a los alarmantes datos de envejecimiento de la población. No se plantea medidas que ayuden a conciliar la vida laboral y familiar. Las mujeres son cada vez más tarde madre por primera vez, en torno a los 32 años. La tasa de natalidad es de 1,2 hijos por mujer, la más baja de la Unión Europea junto con Portugal. Hay causas morales y económicas en estos datos.

Es una lástima que la ideología esté por encima de la familia, que debe ser una institución – como la educación – que sea ayudada y favorecida, sea quien sea quien gobierne. Luego oímos que el auténtico colchón del paro son las familias, que los auténticos héroes de la crisis económica son los abuelos, que las mujeres sufren en su trabajo, o en su búsqueda de trabajo, si tienen o desean tener hijos. Oltra mira hacia otro lado. Sólo una de cada cuatro mujeres dicen que desean ser madres.

Lo que el PP acaba de presentar en la Comunidad es necesario: un Plan Integral para las Familias y una Estrategia Autonómica de Fomento de la natalidad. Tal vez se echa en falta más reivindicaciones de las asociaciones familiares, de las familias numerosas, pero también es cierto que la familia es una materia transversal que el mundo empresarial y las instituciones públicas deberían tener siempre presente, gobierne quien gobierne. La política puede ayudar o ahogar a las familias.

En el Decálogo de Medidas que ha presentado el PP valenciano para proteger a las familias se incluye el dato de que hay un déficit en la Comunidad Valenciana de 25.000 nacimientos. Para mejorar la situación, los “populares” plantean ayudas económicas, una “bolsa de horas recuperable” para impulsar la conciliación y conseguir una mayor flexibilidad en la jornada laboral que permita atender necesidades familiares puntuales, así como revisar la Ley de Protección a las Familias Numerosas y ampliar las deducciones fiscales en el tramo autonómico a esas familias. Se podrá discrepar de las medidas o plantear otras, pero las familias piden un apoyo político con urgencia.