Podemos amenaza al PSPV

Podemos amenaza al PSOE en muchos frentes, tiene una línea muy clara de desgastar a los socialistas. Sin embargo, no me refiero a la “amenaza” de ir acercándose o superar en votos y diputados a los socialistas, sino a la amenaza de las consecuencias que puede tener una abstención del PSOE que permita gobernar a Rajoy. Por mucho que Javier Fernández, presidente de la gestora socialista, esté preparando con mucho tacto la abstención, subrayando que no es lo mismo apoyar que abstenerse, en Podemos no han tardado en tomar posiciones ante esa hipotética abstención.

Los pactos PSOE-Podemos en diversas comunidades autónomas penden de un hilo, y así lo han hecho saber diferentes líderes. Uno de ellos, Pablo Echenique, no es un líder autonómico solamente, en este caso secretario general en Aragón, sino que también es secretario de organización estatal, por lo que su advertencia tiene más peso. Habla el líder aragonés, y habla el líder nacional.

También en la Comunidad Valenciana ha reaccionado Podemos, en boca de su secretario general, Antonio Montiel, metiendo más presión al PSOE ante una hipotética abstención del PSOE. Se podrían replantear el Acuerdo del Botánico, ha advertido.

En la Comunidad Valenciana, Mónica Oltra se ha apresurado a decir que el tripartito está “a prueba de bombas”, vengan de donde vengan. Bueno, las bombas pueden gestionarse por Oltra como estime oportuno, pero sobre Podemos no manda, aunque sí guarda excelente relación. No hay que olvidar que, con el apoyo de Pablo Iglesias, Mónica Oltra intentó ser la presidenta de la Generalitat Valenciana, en detrimento de Ximo Puig y con el total apoyo de Podemos. En el entorno de Puig, es conocida la expresión “no se sabe qué puede hacer Oltra, esto puede durar lo que ella quiera”.

Ante esa situación, un hábil Ximo Puig ha dejado caer que la abstención para permitir gobernar a Rajoy no debería recaer en el PSOE únicamente, sino en varios partidos políticos. Es ingeniosa la propuesta, pero no parece viable. O sí, porque ya hemos comprobado que pasan cosas en la política española que eran imprevisibles, y algunas han estado a punto de salir adelante, como un gobierno de Pedro Sánchez con Podemos y los independentistas, que fue el detonante para el enfrentamiento total de los barones contra el secretario general, forzando su dimisión. ¿Y si es el PSOE quien rompe con Podemos, dentro del plan de que el PSOE no se “podemice”? No creo.