Semana de Aragón

El pasado miércoles, 16 de octubre, tuvo lugar la inauguración de la II Semana de Aragón en El Corte Inglés de Castellón. Es una iniciativa que se consolida, y no es algo que suceda en El Corte Inglés en otros lugares, sino que en Castellón se celebra de nuevo por la especial implantación aragonesa en esta provincia. En el acto intervinieron José-María Pereda, director de El Corte Inglés en Castellón; José-Antonio Lázaro, presidente del Centro Aragonés local; y autoridades aragonesas que vinieron con ese motivo. Estábamos cientos de personas, muchos aragoneses como es lógico, que disfrutamos del baile de jotas y de la pletórica jota cantada por José-Antonio Lázaro, que en su actividad polifacética preside el Centro Aragonés –en 2020 celebra su centenario-, es un excelente presentador de actos y, además, canta la jota de maravilla, como lo atestiguan los diferentes premios que ha obtenido. La Semana de Aragón perdura hasta el día 26, en que se pueden degustar en El Corte Inglés productos típicos aragoneses.

La presencia en Castellón de aragoneses –sobre todo de la provincia de Teruel- es muy conocida y numerosa. ¿Cuántos aragoneses vivimos en Castellón? Difícil saberlo, porque habría que especificar cuántos nacimos en Aragón y vivimos ahora en Castellón, o cuántos descienden de aragoneses que se trasladaron aquí en las últimas décadas. La migración aragonesa se produce a lo largo de todo el siglo XX, pero especialmente en los años 60 y 70, atraídos por las oportunidades laborales ante una creciente mecanización de la agricultura que iba dejando sin perspectivas a una provincia, que ahora encabeza las protestas de la España Vaciada. Por tanto, por lo menos hay tres generaciones que, o bien han nacido en Aragón, o bien son descendientes de padres o abuelos aragoneses. Esta notable presencia y relación se comprobó, una vez más, en la Misa que se celebró en la parroquia de la Trinidad –donde hay una  capilla con una imagen del la Virgen del Pilar,  visitada con frecuencia por muchos aragoneses- la pasada fiesta del Pilar, con una espléndida ofrenda de flores y, por supuesto, jotas.

Ahora es lógico seguir la candidatura de “Teruel Existe” para el 10-N. La despoblación turolense quiere atajar la sangría entrando en política. Y las encuestas insisten en que obtendrá esta agrupación electoral un diputado, ¡con casi el 20% de los votos! Una iniciativa que se entiende bien desde aquí, y cuando viajamos a Teruel.