Tras la gota fría

Ha pasado la gota fría, fenómeno frecuente en estas tierras, pero por eso mismo merece alguna consideración. Vinaròs  ha batido el récord nacional de litros de agua en una hora, 159. Carreteras cortadas, rescates de personas atrapadas en sus vehículos, desalojos, todo ello vuelve a formar parte de nuestra historia. Saquemos conclusiones.

Algunos piensan que se creó una desproporcionada alarma social ante esta gota fría, y que se ha exagerado porque están muy recientes los fallecimientos por lluvias en Mallorca. En mi opinión las autoridades han sido prudentes, porque las previsiones eran coincidentes, y tal vez no hay que lamentar daños personales y más rescates peligrosos por las medidas que se han adoptado, suprimiendo clases en institutos y colegios. Nunca sabremos qué habría pasado si no se hubiera adoptado ese conjunto de medidas.  Las medidas adoptadas no son unánimemente aprobadas, pero han sido razonables y prudentes. También los avisos de la Delegación del Gobierno en Valencia aconsejando que no se circulara en coche por la provincia de Castellón si no era estrictamente necesario.

En segundo lugar, hay que analizar los problemas de inundaciones que se han producido, porque algunos podrían haberse evitado. Por ejemplo, en Castellón ciudad. Hay que ser valientes y mejorar las vías que, en caso de fuertes lluvias, son un auténtico peligro, como son diversos túneles de la ciudad. Hay que analizar si se llevan a cabo tareas de limpieza y previsión de inundaciones, por la proximidad de barrancos u otras causas. Precisamente porque la gota fría nos visita con frecuencia,  hay que ser más previsores en algunas ciudades y pueblos. Algunos trabajos municipales se pueden reforzar a través del SERVEF para esa tarea de previsión en caminos o barrancos, en vez de otros empleos de dudosa utilidad que el SERVEF promueve.

Y, en tercer lugar, quiero referirme a los bomberos de la provincia. Hace falta vocación para ese trabajo. Es arriesgado. Han tenido que llevar a cabo cerca de 300 actuaciones. A ellos, gracias y enhorabuena. Pero, además, es justo reconocer que el Consorcio Provincial informa a los medios de comunicación, desde hace años, con prontitud y precisión, facilitando a los medios imágenes y datos para poder informar. El diputado provincial responsable, Luis Rubio, tiene experiencia y también él se merece la felicitación por el trabajo de los bomberos y por la labor informativa, que ya es habitual desde hace años. Son un servicio público y, como tal, informan adecuadamente.