7-M: Grita libertad

No sé si el lector vio la película “Grita libertad”, que ya tiene unos años. Las tiranías, dictaduras o esclavitudes han acompañado la vida del hombre sobre la tierra, bajo diferentes formas. Conforme la civilización se ha ido desarrollando, el modo de coartar la libertad se hace más sibilino, a veces envolviendo las imposiciones como resultado de la mayoría, o simplemente resultado de Gobiernos que se denominan democráticos. No olvidemos el término “democrático”, tan usado por las dictaduras marxistas. Hemos de aceptar que siempre conviviremos con intentos totalitarios y que siempre tendremos que defender la libertad.

La imposición del valenciano en la Comunidad Valenciana es un ejemplo de tiranía. Escudándose en la criticada Ley de Plurilingüismo, el tripartito valenciano ha hecho de esa tiranía una prioridad. Como Vicent Marzà sigue con su plan, el próximo sábado 7 de marzo habrá una manifestación en Alicante contra esa Ley. La convocan defensores de la libertad, integrados en el Foro por el Derecho a Elegir Lengua Vehicular: no toleran que el valenciano se imponga en Infantil y Primaria, como viene ya sucediendo, y no permitirán que se imponga a partir del curso 2020/21 en ESO, Bachillerato, FP y Personas Adultas. Ya hubo una manifestación en Orihuela el 18 de enero, con 17.000 personas –según la Policía Local- clamando por la libertad de elegir lengua en la educación. Las calles de Alicante se llenarán de personas de las tres provincias que se oponen a la imposición, y piden libertad, en pleno siglo XXI.

Esa manifestación se está caldeando por los organizadores. Esta misma tarde, en Alicante –en el Centro Playas, Playa de San Juan, 18.30 horas- la Asociación “Idiomas y Educación” ha organizado una conferencia sobre el plurilingüismo en la Comunidad Valenciana. En el desarrollo de este acto se expondrán comparativas con otros modelos lingüísticos, con ayuda de contenido muy gráfico, que la asociación pondrá a disposición a eventuales ponentes en la Comunidad Valenciana, es decir, padres o coordinadores de las AMPA u otras organizaciones, que permitirá adaptaciones y personalización.

El 7-M, en Alicante, se volverá a gritar libertad de elección de lengua, permitiendo que se estudie en castellano en cualquier lugar de la Comunidad Valenciana, pues no hay país de nuestro entorno en el que los niños no puedan estudiar en su lengua materna, tratándose del castellano que es lengua cooficial en toda España.