¡Atención educadores!

Desde la perspectiva que ofrece disfrutar de una jubilación, tras varios años impartiendo clases en ciclos formativos de FP, unido a mi etapa como liberada en sindicato que defiende la libertad de enseñanza, y en el que he desempeñando funciones directivas en los órganos de gobierno unipersonales y colegiados previstos en los estatutos del Sindicato de Castellón, he decidido compartir algo que he aprendido durante estos años. Defiendo la educación integral y tengo muy claro que la educación neutra no existe.

Tanto los nuevos conocimientos que se acumulan a nuestro equipaje cultural, como las ampliaciones y desarrollo de los anteriormente adquiridos, precisan de un marco vital que los haga comprensibles y útiles para la gran síntesis personal que constituye toda autentica formación.

Cultura significa en sentido amplio cultivo, unidad, síntesis, coherencia. La información que se suministra en todo proceso formativo no tiene utilidad, si la persona a quien se suministra no puede, no sabe o no quiere asimilar esa información transformándola en parte de sí mismo.

Es un error toda información presuntuosa, que no se preocupa de la recepción dando, por hecho, una motivación en los que escuchan, que no siempre corresponde a la realidad. Supone una ignorancia del proceso formativo y un menosprecio del hombre al que se considera cosa a transformar.

Stop a la violencia política española

No quiero comparar si hay más o menos violencia, física y verbal, en nuestro país respecto a hace unos años, o comparando con los países de nuestro entorno. La impresión que tengo es que va a más, invocando la política como justificación para agresiones e insultos, especialmente en las redes sociales.

Inés Arrimadas sabe bien lo que es recibir insultos en Cataluña por ser de Ciudadanos. Eso no ha sido obstáculo para que haya reprobado los insultos a Ada Colau por parte de independentistas catalanes, a la vez que alude a que ojalá Podemos condene agresiones que ella ha sufrido, o pueda sufrir.

En muchos municipios catalanes no se han atrevido a presentar listas electorales varios partidos como el PP, Ciudadanos o Vox, por el clima existente de una minoría independentista-violenta que le parece que insultar, molestar o agredir físicamente es en defensa propia, casi hasta en legítima defensa, intimidando a candidatos o incluso a sus familiares.

Insisto: los independentistas catalanes son minoría en Cataluña –y no digamos en la Comunidad Valenciana o Baleares-, pero es que son muy minoritarios los independentistas que utilizan la violencia física o verbal.

Sin embargo, siendo pocos los que usan métodos violentos, es misión de muchos -de todos- ayudar a cortar ese creciente cáncer contra la libertad y el derecho: unos la ejercen, muchos callan o no sancionan a los violentos, sean pintadas en fachadas, gritos o empujones.

FRANCO: el genocida que NO lo fue (II)

LA PRUEBA

En el Primer capítulo, titulado “Preámbulo”, hablando de: los odios inyectados con anterioridad al conflicto; de los motivos de la Guerra Civil; de los crímenes en otros países en donde triunfó una revolución comunista; de los abusos y asesinatos sin juicio previo en la posguerra de la IIGM en otros países europeos; y de cómo nuestra izquierda ha puesto la historia de la guerra civil totalmente del revés, preparamos el terreno para abordar las pruebas, no solo de que Franco no fue un genocida, sino también de que quienes realmente lo fueron son los milicianos armados del frente Popular.

BENICARLÓ: LA PRUEBA

Con el estudio de una población cualquiera, Benicarló, donde no ocurrió más, ni menos que en otras poblaciones del resto de España bajo dominio del Frente Popular; pretendo probar, documentalmente, que mientras que las víctimas del terror rojo eran todas inocentes, que fueron sacadas de sus casas y asesinadas impunemente en cunetas sin juicio alguno; los fusilados por el Franquismo, lo fueron mayoritariamente por sentencia firme de un Consejo de Guerra que los encontró culpables de aquellos asesinatos. Para ello he elaborado un listado (ver al final del artículo) con todos los asesinados y ajusticiados de la ciudad, con una breve reseña de lo que les sucedió.

Cervantes, compañero de los valencianos en Lepanto

¿Por qué Cervantes, en sus obras, respetó siempre a los valencianos? Y el novelista, como es sabido, fue sarcástico con todos los pueblos de España (los vascos y catalanes, sin ir más lejos, fueron simbolizados respectivamente por el vizcaíno ignorante y por el bandolero Guinart, generoso con lo robado previamente) ¿A qué se debió, por tanto, el aprecio cervantino a los valencianos? La respuesta sería obvia si algunos biógrafos (Andrés Trapiello, Martí de Riques, Jean Canavaggio…) no hubieran soslayado la relación del escritor con nuestros antepasados.

Así, pocos recuerdan que Cervantes estuvo enrolado en la compañía de Diego de Urbina, formada en la ciudad de Valencia en 1571 con soldados valencianos como Melchior, vellutero de Valencia; Martín Cubells, vecino de Valencia; Joan Guerola, Joan Bautista Vilanova, etc. El contingente, con efectivos que superaban el centenar de hombres “se embarcó en Vinaroz del dicho Reyno de Valencia”, iniciando la aventura que acabaría en Lepanto. En teoría, Cervantes se encontraba en Roma sirviendo al cardenal Aquaviva, pero sabemos que la compañía desembarca en Italia en julio de 1571 y, entre sus soldados se encuentra Rodrigo, hermano del escritor (quizá Miguel de Cervantes regresó a Valencia con el séquito del duque de Atri, y aquí se enroló con Urbina).

FRANCO: El genocida que NO lo fue (I)

PREAMBULO

El propósito de este artículo esdemostrar con datos”, que el General Franco, lejos de ser el genocida que nos presentan, combatió y venció en el campo de batalla a quienes sí lo estaban siendo, asesinando a religiosos y a todo aquel que pudiera ser contrario a su revolución, puesta en marcha en España tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936.

Contar la verdad sobre lo que ocurrió y como ocurrió aportando los datos necesarios, no es ser Franquista, es simplemente defender la historia de quienes la profanan. Sin las mentiras, distorsiones y manipulaciones de estos, yo nunca hubiera escrito este artículo y me hubiera apuntado a la manida frase de “todos fueron culpables”. Pero en cualquier guerra los malos son los que asesinan impunemente a inocentes, y aunque los hubo en ambos bandos, en ello se llevó la palma el Frente Popular. Como podremos comprobar en este artículo, con datos reales sacados de los documentos y no de la imaginación, las víctimas de uno y otro bando no fueron iguales ni en cantidad, ni en crueldad, ni en culpabilidad. El odio era tan evidente que se asesinaron miles de religiosos por el mero hecho de serlo.

¿Y ahora con qué lo sustituyo?

Soy un veedor ocasional de televisión. Algún partido de fútbol y de baloncesto, alguna carrera, algún programa de ciencia o naturaleza y poco más.

Mi confianza en la Justicia es grande; en los jueces, tocando lo personal, no tanto, incluso aún menos. Vamos, como con la Política y los políticos.

Cuando comenzó el juicio por el “procés”, vi la primera sesión por el morbo que suponía ver a unas personas, que se creían superiores al resto de los mortales, tratadas como a los delincuentes que eran considerados. Vino después una segunda, tercera y enésima vez. Cuando no las podía ver en directo, las seguía por la noche. En fin, se me fueron cayendo mitos; aquellas gentes tan arrogantes sólo tenían dos piernas, ¡como yo!

Tras sus declaraciones siguieron las de los testigos, peritos, pruebas periciales y, finalmente, las conclusiones. Vi declarar a gente nerviosa, tranquila, prepotente, sencilla, profesional, autista, si se me permite la expresión, conocida… Todo un muestrario.

Pero el que dominaba la situación, el que realmente mandaba. Quien escuchaba con toda atención –y cortaba o instruía con toda precisión- era otra persona, de un físico normal, pero que, cuando se ponía, paraba verborreas o colocaba al personal en su lugar. Sin alharacas, sin aspavientos, sin levantar la voz pero con rotundidad. Parecía un hombre normal, pero cada día se me iba haciendo más grande, justo, sin arrogancia, escuchando, ponderando y dando o quitando razones.

O Dios, o el absurdo

La Creación

Contrariamente a lo que se piensa y se dice, la cuestión de Dios no pertenece al ámbito de la creencia religiosa con base en el sentimiento, sino que es una cuestión de la razón, la gran cuestión de la razón filosófica.

Así lo han entendido los grandes pensadores de la humanidad: Platón, Aristóteles, S. Agustín, Sto. Tomás de Aquino, Descartes y Kant, entre muchos otros. Cuando se reflexiona sobre la realidad, es ineludible plantearse la causa primera de todo, y el no hacerlo se frustra a la razón, cuyo fin no es otro que indagar los por qué de las cosas, aunque no sean visibles. En la historia del pensamiento, hay filósofos teístas y filósofos agnósticos, incluso ateos; pero lo importante es saber si se ejerce bien el oficio de la razón o no, porque este es el centro de la cuestión de Dios.

Jeta en apuros

El líder de Podemos –por ahora es el líder– responde bastante bien al concepto de caradura que tenemos en la cabeza. Ya no sirven otros calificativos como el de populista, ególatra o radical izquierdista, ni siquiera el de tardomarxista. En el diccionario se define al caradura de la siguiente manera: “Dícese de la persona que tiende a aprovecharse de los demás”. Además, el diccionario ofrece sinónimos: “jeta, sinvergüenza, aprovechado”. Pablo Iglesias no es que “tienda” a aprovecharse, es que chupa la sangre sistemáticamente a quienes están a su lado, les utiliza hasta que ellos se dan cuenta o el propio Iglesias atisba que hay otras personas que le pueden aportar más a su enorme ‘ego’, a su carrera política o a su mera ambición. Usa y tira a las personas.

Pablo Iglesias se ha aprovechado del sufrimiento social y económico de los españoles, engañándoles con promesas utópicas –resquicio del marxismo– y agitando la demagogia con ocasión y sin ella. Bajo los efectos de una durísima crisis económica y laboral en España, olfateó que había llegado su oportunidad, sin parar en engaños, y vio con claridad que el altavoz actual son los medios de comunicación, no los mítines ni las hojas volanderas. Creó sus plataformas mediáticas y se aprovechó de otras, que le brindaron éxitos ya pasados. Iglesias es, hoy, un líder decrépito. Tras sus reiterados ataques anti-sistema, a sus 40 años vive instalado en el sistema. Viene Irene Montero.

Lourdes, orgullo español

Hay títulos que se escriben para atraer al lector. Esa es la intención de éste, con permiso de nuestros amigos franceses, a los que también anticipo si se ven atraídos por el título, que no tengo ningún ánimo de contrariarles ni de pensar que no deben sentirse orgullosos de sus logros patrios, que los tienen, y muchos, y envidiables.

Pero en una sociedad como la española, más que autocrítica, autodestructiva, necesitamos exponer ejemplos palpables, corrientes, a la vista del ciudadano medio para que no se deje engañar con “cantos de sirena” de unos o de opiniones autodestructivas y anti-españolas de otros.

Con la intención de disfrutar de un fin de semana de oración y reflexión en el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes en Francia, muy cerca del Pirineo que compartimos españoles y franceses, pude ir reflexionando también en algunos aspectos más mundanos que me traían a muchas situaciones, comentarios, noticias, tertulias y anécdotas (demasiadas desde mi punto de vista y que, poco a poco, se podría ir pensando que se debe empezar a elevar a “categoría”).

Tesoros naturales en las entrañas de ESPAÑA

1
Imagen:https://www.conmishijos.com/planes/rutas/las-medulas-en-carucedo-leon/

Las tierras ibéricas siempre fueron ricas en minerales. Durante el Imperio Romano, el oro extraído de Las Médulas, en la provincia de León, suponía casi el 10% de los ingresos de Roma, y sirvió para establecer el primer patrón oro. Más antiguas aún son las extracciones de Rio Tinto, explotadas desde hace más de 5.000 años por íberos, fenicios, romanos y musulmanes, quienes arrancaron cobre, hierro, manganeso, plata y oro.

A estos y otros yacimientos históricos se han unido los recientes descubrimientos, algunos verdaderamente espectaculares. Hallazgos que vienen en un momento en el que los minerales son un bien cada vez más codiciado para mantener el ritmo de producción industrial en todo el planeta. Bien es cierto que algunos pierden su valor al modificarse el contexto socioeconómico y sobre todo por los avances tecnológicos, pero, por contra, surge la importancia de otros, convertidos en verdadero objeto de deseo que lleva a pugnas geopolíticas por hacerse con su control.

El caso de Abraham Yahuda

En mi anterior publicación quise compartir la brillante ponencia de Dr. Javier Paredes titulada “El Contexto Europeo del Reinado de Alfonso XIII”, y ahora me gustaría hacerlo con la de Dr. Santiago García-Jalón de la Lama. Catedrático de Filología Hebrea en la Universidad Pontificia de Salamanca, autor de un volumen sobre la estancia de Abraham Yahuda en la Universidad Central de Madrid en el que transcribe y glosa la documentación que consta en el Archivo de la fundación administrativa de Alcalá de Henares, documentación que permanecía inédita.

El titulo de la conferencia en el mismo Congreso que organizó la HERMANDAD NACIONAL MONÁRQUICA DE ESPAÑA, su título: “Regeneración de la Universidad y Conflictos Internacionales en el Reinado de Alfonso XIII: El caso de Abraham Yahuda.”

Comenzó la ponencia diciendo que “entre las relaciones internacionales impulsadas durante el reinado de Alfonso XIII, merecen un lugar destacado las que tuvieron por objeto regenerar la vida académica, y que para sintetizar en qué consistió la política Alfonsina a ese respecto, cabe decir que bajo su monarquía se llevó a cabo un encomiable por conseguir que los centros académicos y de investigación españoles actualizaran sus perspectivas poniéndose en sintonía con los objetos de estudio y los métodos de investigación dominantes allende nuestras fronteras.“

Ensuciar a Vox

Rosa Díez escribió ayer un ‘tuit’ interesante: “El PSOE blanquea a Podemos y C´s ensucia a Vox. Y Sánchez se frota las manos”. Así se presenta el panorama político español en estos momentos, en el que están en el alero multitud de pactos de gobierno, con Ciudadanos casi siempre en el fiel de la balanza. El partido de Albert Rivera ya ha dicho que su socio preferente es el PP, sólo “excepcionalmente” el PSOE, y que no se sentará a negociar con Vox, porque sólo se niega a sentarse con populistas y separatistas, y engloba dentro del populismo –a dosis equivalentes en la práctica– a Podemos y Vox. Cierto que Vox ha cometido errores, y está rectificando.

Neoliberalismo y Neofascismo

En una sociedad que pretende destruir las humanidades, la historia, la capacidad de pensar y reflexionar, donde no se permite ninguna revisión histórica, y que en cambio, si se impone por decreto una supuesta y parcial “Ley de Memoria Histórica”; que intenta animalizar a su “masa sucia” a costa de amputar cualquier fuga intelectual y espiritual, reduciéndola a una especie de ganado dócil al que sólo se le intenta enseñar a odiar al que molesta, y del que han conseguido que ya tan sólo sienta y no piense; y al que se obliga a vivir en una realidad en la que, una a una, se han ido destruyendo todas las instituciones que podían dar certidumbre y seguridad a la persona, convirtiendo a la humanidad en la “sociedad líquida” que pronosticó Bauman, y a su clase media en el “precariado”, una nueva clase social caracterizada por la inestabilidad, la zozobra y la angustia.

Breves recuerdos de la Cataluña que yo conocí

Escolta, Espanya
la veu d'un fill
que et parla en
llengua no castellana

(Oda a Espanya, Joan Maragall, 1898)

Durante ocho largos años tuve la suerte de vivir en Cataluña (cinco en Gerona y tres en Tarragona). Tres de mis cuatro hijos nacieron en aquella hermosa tierra y hoy se sienten muy orgullosos de su origen catalán. Por otra parte, dos de mis cuatro nietos nacieron en Barcelona y hoy son ardorosos culés. Quiero, por muchos motivos, a este trozo de la Espanya gran y me duele que un grupo de fanáticos quieran desgajarla de la Patria común.

Pactos políticos

Algo hay en nuestros genes hispánicos que nos lleva a colorear la vida con el blanco o el negro, no se nos da muy bien el gris o la mezcla de colores. También por nuestra historia y cultura tendemos a reduccionismos, a veces muy simplistas, de manera que en política queremos encasillar todo con la etiqueta de izquierda o derecha, cuando en realidad la vida política es un caleidoscopio. El panorama político actual en España nos lleva a un ejercicio polifacético, sin apenas mayorías absolutas, como resultado de nuestros votos el 28-A y el 26-M. Para quien gobierna, lo más cómodo es la mayoría absoluta, pero mira por dónde no es lo que las urnas han arrojado.

Resulta hasta irrisorio escuchar o leer ciertos comentarios sobre las elecciones, bien por interés partidista, bien por titulares facilones. Lejos de mí pretender que mis opiniones sean compartidas en su totalidad o en su mayoría, pero pienso que es objetivo que el PSOE ha ganado, el PP respira en su batacazo, Ciudadanos sigue creciendo, Podemos se desinfla, Compromís se consolida y Vox ha irrumpido con fuerza. Afirmar –como se ha afirmado– que Vox es uno de los grandes perdedores me parece más que discutible, siendo un partido casi recién nacido y pieza básica en tripartitos.

Els traches valencians del eixércit de WASHINGTON

Si volen saborejar l’artícul agarren un mapa de Nortamérica y, mentalment, viagen a la Guerra d’Independencia americana, del 1775 al 1783. Fiquen un dit en el cor dels actuals EEUU, per eixemple, en Kansas; y d’eixe puesto dasta’l Pacífic vorán terres del Imperi Espanyol; per la dreta, les del Imperi Inglés (no ‘anglés’). A vol de pardal (en perdó) podríem vórer el Condat de Valencia en Nou México y, en mig d’una polseguera, perseguint o fugint d’apaches, cheyennes y kiowes, les tropes de la Corona d’Espanya ahon els valencians seguíen parlant l’idioma propi. El millor eixemple es el d’aquell flare d’Alcudia de Carlet, Josep Marqués, que anava per collaos, foyes, clotaes y sequerols del Colorado per 1780. S’aventurera vida es conta en un manuscrit que trobí en la BNM, ahon també es parla d’atres valencians en l’Oest americá: “el soldado valenciano Cavanilles, entrando a batallar con los apaches, salió con una pierna quebrada de un balazo, y hoy día anda con una pata de palo" (Bib.Nac. Madrid, Ms. 5695, Xalisco, 1782, f. 132). En terres apaches era acompanyat de soldats y un franciscá, Garrigós, autor del manuscrit. Este anotava tot, dasta lo dit en valenciá, com: "Pepe, donam el chic" (f. 58), y sa corresponent traducció al espanyol: "Joseph, dame el chico" (id.). "esta fadrina yo la vullc" (f. 58); “Chusep, preno com vullgues que ya no puch més” (f.78) “Chic, porta sucre esponchat” (f.78).

Vergonzosa situación

Recientemente, por motivos personales y familiares, he tenido la ocasión de desplazarme en automóvil desde Castellón de la Plana hasta las provincias de Málaga y Granada. Hacía varias décadas que no había visitado Andalucía.

Ciertamente la evolución es evidente, magnífica diría yo. Unas ciudades y pueblos limpios, bien cuidados, con la gente en sus trabajos y, curiosamente, sin apariencia de esa mendicidad que tan frecuentemente se ve en nuestra ciudad. Edificios de bastante reciente construcción y gran proliferación de viviendas nuevas de buena apariencia. En fin, no vi ese paro que tanto se pregona a todos los niveles, ni una economía inferior en ningún caso a la que disfrutamos en nuestra provincia.

Vi también una preciosa y casi perfecta red de comunicaciones viarias. Unas en funcionamiento y otras, complementándolas, en avanzado estado de construcción. Las autovías se sucedían en mi recorrido. Uno puede ir desde Castellón de la Plana a cualquier lugar del Sur español por unas carreteras amplías, cómodas y seguras. ¡Y rápidas!

Ahí es cuando se produce la comparación. ¿Qué pecado habremos cometido los habitantes de la provincia de Castellón, particularmente los que viven al norte de Castellón de la Plana, desde Benicásim hasta Vinaroz, para disfrutar de nuestra querida N-340?

Increible, pero cierto

Ha sido un mensaje en redes de la mano del Sr. Munilla, el caso del ginecólogo argentino Dr. Rodríguez Lastra. Los medios de comunicación lo han silenciado. El colegio de médicos no ha dicho nada. Muchos silencios. ¿Casualidad? No. Todo al servicio de una agenda que muchos conocemos.

En Argentina el aborto esta legalizado en caso de violación. Este ginecólogo hace dos años y medio recibió a una joven de 19 años que había sido violada y que quería abortar. Viendo entre los dos, los pros y los contras, decidió seguir con el embarazo y dar en adopción a su hijo. Se le practicó una cesárea y ese hijo ha cumplido dos años. Una diputada pro-abortista que se enteró denunció al doctor por reconducir la decisión de abortar. La sentencia le ha condenado a 2 años de prisión.

Increíble, pero cierto. No seamos ingenuos. Esto ha llegado a ocurrir dentro de una agenda del pensamiento único de la ideología de genero. Dios mio ¡¡¿Cómo hemos llegado hasta aquí?!!

Primero por el rechazo de la ley natural. Nos cargamos el derecho natural, y levantamos una bandera atractiva. "La bandera de la tolerancia". La tolerancia, entendida como respeto y consideración hacia la diferencia, como una disposición a admitir en los demás una manera de ser y de obrar distinta a la propia, o como una actitud de aceptación del legitimo pluralismo, es a todas luces un valor de enorme importancia. 

Un problema sin resolver: LA MENDICIDAD

La celebración de la festividad del día de la Verge, “Mare de Deu de Desamparats”, nos induce a hacer una reflexión.

Paseando por las calles de algunos barrios de Valencia observamos numerosos emigrantes y conciudadanos deambulando y mendigando. La imagen no dignifica a nuestra ciudad y no es una cuestión banal. Es incuestionable que se debe aplicar una política común dentro del marco de la Unión Europea para resolver el problema que genera la corriente migratoria de personas indocumentadas. Frecuentemente son noticia la arribada de pateras y la entrada en España de personas merced a la actuación de mafias desaprensivas. Los centros de acogida son insuficientes y se hacinan personas, sin controles sanitarios y con una situación económica muy precaria.

Transitando por nuestra ciudad podemos contemplar la escena que nos ofrece las puertas de la Basílica de la Virgen, la calle del Miguelete, la calle de la Barchilla, la “Porta dels Ferros” de la Catedral, la plaza la Reina, las entradas de la iglesia de San Martín, tramos de la calle de San Vicente, aceras de la plaza del Ayuntamiento, la calle Colón, etc., imágenes que en nada dignifican a Valencia. No son un retrato del pasado sino del primer tercio del siglo XXI, tiempo en el que debe presidir e imperar una conciencia social más avanzada. Prevenir es tan importante como remediar.

Podemos desbarra

Un colega y amigo, el burrianense Juan-Carlos Enrique, desde hace unos años director de Onda Cero en las Islas Baleares, ha escrito en un ‘tuit’ reciente: “Con la que le está cayendo a Amancio Ortega, yo recomiendo al próximo millonario que se plantee aportar algo de lo que gana honradamente a la sociedad, se lo gaste en una “güisquería” con los amigotes. Le saldrá más a cuenta. Asco de país, amigos”.

La ofensiva de Podemos contra las donaciones de Amancio Ortega, dueño de Inditex, para que las comunidades autónomas destinen en total más de trescientos millones de euros en lo que estimen oportuno para mejorar la sanidad, es asombrosa y penosa, lamentable ejercicio de demagogia populista. En las críticas a esas donaciones figura a la cabeza el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Los podemitas esgrimen unos argumentos deleznables: que la sanidad pública no debe financiarse con limosnas sino con impuestos, que ese tipo de donaciones son agravios comparativos y aumentan las diferencias entre regiones. Para colmo, le acusan a Amancio Ortega de esquivar impuestos, cuestión que puede acabar en los tribunales si Ortega lo estima oportuno.

Estrategias soberanistas

La identidad y sustantividad de un territorio viene determinada por su proceso histórico. El historiador francés Jacques Maritain subrayó que cualquier desnaturalización histórica condiciona, de manera decisiva, la personalidad colectiva de un pueblo. A los independentistas catalanes les sugerimos que no falseen la Historia con adoctrinamientos, ni pretendan implantar el sentimiento soberanista con actos de violencia, ni impulsen la expansión de su quimérico y visionario proyecto cultural y político de los países catalanes. Con el control y el dirigismo en la tramitación de conocimientos y la tergiversación y manipulación de la Historia aspiran a hacer realidad su obsesivo proyecto.

Personalidades de los poderes públicos valencianos están abrazando el soberanismo catalán y dando su apoyo a las reivindicaciones catalanistas y al proceso de constituir los quiméricos países catalanes. Para conseguir este fin quieren aplicar en la Comunidad Valenciana métodos y estrategias similares a las implantadas por la Generalitat Catalana. Estrategias ya recogidas en el denominado “Programa 2000, Dolça Catalunya”, que es un documento que se diseñó en 1990, durante el mandato del Presidente de la Generalitat Catalana Jordi Pujol, para introducir el nacionalismo en todos los ámbitos catalanes. Programa desarrollado posteriormente por otros presidentes catalanes socialistas –Pascual Maragall y José Montilla-, y convergentes o afines -Artur Más, Carles Puigdemont y Quim Torra.

Juicio de Residencia

Una persona normal; una persona corriente siente asco y repugnancia por la corrupción, sea ésta del tipo que fuere, venga de donde venga. Le incomoda el ladrón de guante blanco. Puede producirle vómitos y asco. Pero, en todo caso, la corrupción se combate con unos buenos principios éticos, con un buen sistema policial y con unos jueces profesionales e imparciales que apliquen unas leyes justas. Especialmente, de una manera general, con una prensa libre, vigilante e imparcial. Llegados a este punto, en mi opinión, en la situación en la que nos encontramos hay que darles matrícula de honor a nuestros jueces, a nuestros policías y a los periodistas que trabajan con un sano y objetivo criterio de la información.

En nuestra historia judicial, indiana y castellana, encontramos el llamado Juicio de Residencia que se aplicaba a los virreyes, a los presidentes de audiencia, gobernadores, alcaldes y alguaciles para juzgar la buena praxis administrativa y económica de sus mandatos. El Juicio de Residencia constaba de dos fases procesales. La primera, de instrucción secreta y sumaria. La segunda, de carácter público. Fue un instrumento muy eficaz en la lucha contra la corrupción tanto en España como en nuestro vasto Imperio (aquel Imperio donde nunca se ponía el sol, por cierto).

Crisis de la cultura de la modernidad

Recibí la semana pasada el libro de ponencias del I Congreso Internacional de Historia y Monarquía: “El Reinado de Alfonso XIII y sus Relaciones Internacionales”, que tuvo lugar el 1 y 2 de Febrero de 2019 en los Reales Alcázares de Sevilla. Organizaron el Congreso, la Hermandad Nacional Monárquica de España junto con la Secretaria Nacional de Educación y Cultura y la Delegación Regional de Andalucía, Ceuta y Melilla. (Ha sido un regalo de mi amiga, coordinadora del congreso)

El titulo de la primera ponencia a cargo del Exmo. Sr. D. Jorge Fernández Díaz fue: “Alfonso XIII y la Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús”, pero yo quisiera compartir parte del contenido de la ponencia a cargo de Dr. Javier Paredes Alonso, Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Alcalá de Henares, pues creo dio en la diana sobre el origen de la actual crisis que padecemos, dando pistas sobre el camino hacia una buena solución. 

El titulo de la ponencia fue: “El contexto Europeo del Reinado de Alfonso XIII”, y comenzó diciendo: “Voy a hablarles de algo que es de unánime reconocimiento. En el periodo de Alfonso XIII, concretamente en 1919, se produce la crisis de la cultura de la modernidad…….. eso es lo que pasa en 1919, que la sociedad europea, que se ha sentido tan segura con unos parámetros culturales, entra en crisis”.

Para evitar el fin de la agricultura

4 SOLUCIONES PARA EVITAR EL FIN DE LA AGRICULTURA VS LA UNIÓN POR EL MEDITERRANEO

¿Qué es la Unión por el Mediterráneo? ¿En qué afecta a la agricultura? ¿Existen soluciones? En este artículo intentaré dar respuesta a estas preguntas y os hablaré de cuatro soluciones que un agricultor, muy de campo, pero con mucho sentido común, me explicó en un bar mientras tomábamos una cerveza. Por último, destacaré el rescate del “Principio de Preferencia Comunitario” como solución más viable a esta terrible crisis. Invito al Gobierno de España y a su ministro de agricultura, a partidos políticos, a Asociaciones Agrarias, a INTERCITRUS y a la “Plataforma per la Dignitat del Llaurador” a que tomen nota de las ideas de un simple agricultor, sencillas pero muy claras. El problema es sencillo: invasión en el mercado europeo de productos de países externos a la UE con monedas muy devaluadas que hacen imposible competir con ellos; por ello la solución es también muy sencilla: frenar esa entrada descontrolada. Lo demás son elucubraciones y mentiras para mantener una situación insostenible.

El Principio de Preferencia Europeo, en el Globalismo

LA SOLUCIÓN A NUESTRAS NARANJAS

Es legítimo y es el momento de que los ciudadanos se pregunten, en realidad, quien defiende sus derechos y sus intereses. Difuminada en el tiempo la dialéctica izquierda derecha, más allá de prejuicios más o menos arraigados, los partidos políticos aparecen, en realidad, ante el ciudadano, como meros gestores de fondos públicos, dominados por entidades supranacionales y grandes corporaciones que aglutinan en torno así la mayor concentración de riqueza conocida en la historia humana.

Deberes X: Pensar y Sentir


Todos tenemos el derecho de pensar y sentir por nosotros mismos…
(Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos

Pensar o sentir sobre nuestro ser o estar, sobre nuestro espíritu o materia, sobre cómo actúan nuestros órganos vitales… son cuestiones que al ser humano, en algún momento de sus vidas se plantea. Personalmente las reflexiones y dudas sobre ellas nos motivan a dejar opiniones sobre cómo actúa y reacciona nuestro pensamiento, nuestro ser, nuestro espíritu y materia, en concreto nuestros cuerpos, mentes y sentimientos, que nos ayudan a conocer mejor la relación del hombre de todos los tiempos consigo mismo y sus conductas con los demás, es decir sobre la esencia y motivación de nuestras acciones y comportamientos.

Sorpresas 26-M

En las elecciones del 28-A ya hubo unas cuantas sorpresas, aunque algunos lo nieguen o puedan matizarse: la debacle del PP, el susto de Compromís con un solo diputado nacional y un menor apoyo a Vox del que se esperaba pueden sintetizar las grandes sorpresas, porque se veía venir el auge del PSOE y la disminución de votos a Podemos. La fragmentación del voto del centro derecha ha hecho posible la jugada-maestra del hábil Pedro Sánchez al adelantar las elecciones. 

Se detectan síntomas de que el 26-M haya sorpresas respecto al 28-A, y eso que apenas hay un mes de diferencia. No creo que el voto de las generales sea trasladable sin más a las municipales y europeas, o autonómicas en muchas comunidades de España. Hay algo en nuestra idiosincrasia y en la situación política actual que nos lleva al gusto por la sorpresa, a hacernos imprevisibles, aunque sea para llevar la contraria a las encuestas y los dirigentes políticos. Lo que se votó hace unas semanas no será fotocopiado dentro de unos días. Mientras Sánchez, en un alarde de hipocresía, se vuelca con el fallecimiento de Alfredo Rubalcaba, tras la “limpia” de rubalcabistas.