El orgullo de ser español

José Diaz Ramos, antiguo militante cenetista. Con el tiempo sería designado Secretario General del PCE. Enfermo terminal de un cáncer gástrico, recibe en el lecho mortal a su correligionario Jesús Hernández Tomás. Ambos están profundamente desilusionados de su experiencia al servicio del imperialismo soviético y de una manera especial por haber contribuido a borrar del alma de sus hombres “el orgullo de ser español”.

“Deberemos comenzar poco a poco…pero comenzar por algo. Un viraje de 180 grados en el Partido no lo conseguiremos no lo lograremos ni en unos días, ni en unos meses, ni quizás en unos años- expuso Díaz.

– Eso es lo que me desmoraliza -indiqué.

– Qué te parece si comenzamos a desplegar una campaña, hábilmente desarrollada tendente a despertar en nuestro Partido un sentimiento de orgullo por todo lo español?- me preguntó Díaz.

– La mirada de Díaz se había animado. De sus ojos negros se desprendía ahora un reflejo de malicia y de contento. Su ocurrencia le animaba. Prosiguió:

– …Si logramos encender la llama del entusiasmo por lo español, por nuestras costumbres, por nuestras glorias, por nuestros guerreros, por nuestras tradiciones, será más fácil llevar al Partido hacia una política auténticamente nacional, que en caso necesario comprenda nuestra posición.

– Me parece excelente la idea.

– Tu debes abrir el fuego- dijo.

– ¿Cómo?.

– Preparando una serie de artículos en los que exaltes desde el Cid a los Reyes Católicos, desde Numáncia a las Germanías, desde los Comuneros al Alcalde de Móstoles. Habla de nuestras glorias y grandezas, de España madre de pueblos, de conquistadores y misioneros, de genios de las letras, de la ciencia, de la pintura. Habla de todo y de todos, desde Viriato a los heroicos milicianos del Cuartel de la Montaña…De lo que se te ocurra, pero exalta lo español, despierta entre los comunistas el orgullo de ser español”.

(“YO FUI MINISTRO DE STALIN”. Jesús Hernández. Editorial América 1953. Méjico. Pág 138-139)

Muy buena idea para que la ponga en práctica Pablo Iglesias.

Siguiendo al pie de la letra las indicaciones de José Díaz, Jesús Hernández publicó en la prensa una serie de artículos titulados “El orgullo de ser español” que fueron recogidos en un folleto y traducidos a varios idiomas.