Proteger la maternidad

Cuatro entidades valencianas que defienden la maternidad y la vida han convocado una concentración este sábado, 22 de octubre, en Valencia, en el popular y emblemático Parterre, jardín presidido por una estatua de Jaime I. Piden que se paralice la derogación de la Ley de Protección a la Maternidad, decisión adoptada por el tripartito valenciano en las Cortes el pasado 13 de julio, con la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del PP.

La mencionada ley fue aprobada por el PP en 2009, y buscaba ayudar a las mujeres en riesgo de exclusión social a ser madres. Fue fruto de una iniciativa legislativa popular que contó con 80.000 firmas. Compromís se opuso decididamente a esta ley, y planteó un recurso de inconstitucionalidad al Tribunal Constitucional, que dictaminó que era plenamente constitucional. Como no logró su objetivo por la vía judicial, Compromís abanderó en las Cortes la idea de derogar esa ley, y como gobierna con el PSPV y Podemos lo logró el pasado julio. Poco les importa que 80.000 valencianos la pidieran, muy poco que el Tribunal Constitucional declarase la norma plenamente constitucional. Pueden más la animadversión y el sectarismo, y cuando Mónica Oltra enfila algo ahora que gobierna sus socios no le contradicen.

En teoría la protección de la maternidad es un valor que debería ser general, pero algunos quieren dinamitar cuanto evite el aborto, que quieren presentarlo como un derecho y símbolo del feminismo. Lo más femenino es proteger la maternidad.

¿Por qué derogaron esa ley? Habría que preguntarles, pero cuesta entender el menosprecio a la sociedad. Tal vez es porque han puesto la apisonadora anti-PP y, como era una ley de la etapa en que gobernaba el PP, había que derogarla. Era una buena ley, y esperemos que se logre paralizar la derogación, fruto de las protestas en la calle y en las Cortes. El tripartito la ha derogado, pero Ciudadanos se ha abstenido: también cuesta entender los planteamientos de Ciudadanos, en un asunto tan sensible e importante, porque tal vez se debe a una cierta fobia a cuanto recuerde al PP, o también a un vacío de ideas preocupante cuando no mera contradicción: véase el caso de Carolina Punset.

El Foro Valenciano de la Familia, Provida Valencia, Torrent Sí a la Vida y Fundación+Vida han convocado esa concentración, a las 18.30. No están dispuestos a que la política ningunee a la sociedad, tan pasiva en España: buena noticia. La desafección a los partidos políticos puede despertar a la sociedad civil.