Una Gestapo lingüística

La Asociación para la Defensa del Castellano también va a recurrir el polémico decreto del modelo educativo plurilingüe valenciano, por discriminar el castellano. Presentará un recurso contencioso-administrativo. También recurrirá la asociación alicantina Idiomas y Educación, que para sufragar los gastos del recurso –estimados en 7.400 euros– ha recurrido al micromecenazgo o “crowdfunding”.

Eva Tena, perteneciente a la junta directiva de la Asociación para la Defensa del Castellano, ha sido tajante al afirmar que el tripartito quiere instaurar una “Gestapo lingüística” con el polémico decreto que el conseller Marzà ha ido preparando concienzudamente, pero que a los centros educativos sólo da de plazo hasta el 15 de marzo para presentar su proyecto: no se ha informado a los padres, no pueden expresarse –a diferencia de la consulta sobre jornada continua– y hay un extenso y profundo malestar en el sector educativo y en los padres. Ha habido numerosas visitas de inspectores de Educación a institutos en estos meses para “preparar” a los directores ante un decreto que impone el valenciano si se quiere un cierto nivel de inglés.

Eva Tena, además, pertenece al Consejo Escolar del instituto donde van dos de sus hijos, y ha comprobado las trabas y engaños con que, a su juicio, se quiere imponer el valenciano como sea, desde luego no democráticamente. A esta madre le indigna lo que ha visto en estos meses, y el texto del decreto, que trata con detalle las inspecciones, y que quiere controlar hasta que en el patio del instituto o colegio se hable valenciano, y por eso habla de “Gestapo”, recordando la policía secreta nazi. Otro padre ha expresado su temor de que también se instaure el sistema de “delación” o chivatazo de unos alumnos contra otros alumnos, profesores contra otros profesores… por no hablar valenciano. Esto está adquiriendo unos tintes totalitarios que reclama medidas. Lo que me ha llegado es preocupante: hay miedo a represalias entre el profesorado y personal de institutos por lo que puedan expresar o hacer respecto a este decreto.

El ayuntamiento de Elche, el pasado lunes, aprobó en el Pleno una moción contra este polémico decreto, a propuesta de Ciudadanos, que apoyaron el PP e Ilicitanos por Elche. ¿Cuántos más ayuntamientos  y asociaciones hacen falta para aparcar este decreto? Los nazis llegaron  a gobernar por el voto democrático en las urnas,  sin prever lo que luego pasó: Compromís gobierna, pero ¿para eso le votaron, para hacer y deshacer a su antojo dictatorial? Es muy grave la situación.