BERNABÉ, un LIDER para FNAI

1

BERNABÉ, UN LIDER PARA UN PROYECTO QUE PUEDE PARALIZAR ESPAÑA: FNAI

 

BERNABÉ: EL PRESIDENTE DE FNAI

Todos somos Bernabé, ese es el grito que en muchas partes de España muchos agricultores lanzan en las protestas agrarias; yo también soy Bernabé. Porque Bernabé somos todas esas personas que con nuestro trabajo y el sudor de nuestra frente, nos levantamos todas las mañanas con el simple objetivo de sacar una familia adelante, pero que cada vez es más difícil por la incompetencia de una casta política que en lugar de defender y resolver los problemas de la gente, ha venido a generar otros nuevos e innecesarios que nos dividan y nos distraigan; mientras los verdaderos problemas siguen ahí sin ser atendidos.

Bernabé es sinónimo de hombre sencillo, cabal, trabajador y valiente, que ataca de frente a los problemas, sin artimañas, tretas o engaños. No hay argucias, ni intereses espurios, solo transparencia y corazón noble; el mundo del campo y del trabajo está lleno de “Bernabés”.

El mito comienza en Almería, cuando un hombre solo, Joaquín López Rodríguez (Bernabé), indignado ante los bajos precios de sus productos agrícolas, se lanzó a cerrar todas las comercializadoras de Almería y alguna de Granada. La voz se corrió entre los agricultores y se fueron uniendo a la protesta, de forma que al día siguiente eran cerca del millar los “bernabés” que recorrían las comercializadoras y cooperativas para cerrarlas. Esta acción generó recelo entre las asociaciones agrarias existentes, y sobre todo entre los grandes sindicatos agrarios subvencionados e inoperantes que, sin que hayan existido nunca elecciones agrarias, representan al Sector Agrícola ante la administración. Pero también despertó a miles de agricultores de Almería y Granada que habían perdido la confianza en aquellos sindicatos y que ahora veían esperanzados como, uniéndose detrás de aquel hombre, podían conseguir objetivos.

Bernabé también es sinónimo de Unión, y así, ante el malestar del sector, materializado en esos movimientos agrícolas espontáneos frente a cooperativas y comercializadoras, los sindicatos ASAJA, COAG y UPA decidieron moverse y capitalizar todo aquel descontento convocando una manifestación en Almería el 19 de Noviembre de 2019. Otras asociaciones agrarias independientes no quisieron unirse a esa manifestación porque desconfiaban de las verdaderas motivaciones de los grandes del sector, pero Bernabé, que ha adoptado el concepto de Unión como clave para conseguir algún objetivo, incitó a todos sus seguidores a que se unieran a la manifestación. Una vez en la manifestación y a pesar de las solicitudes de la gente, los sindicatos agrarios no quisieron que Bernabé se dirigiera con unas palabras a la multitud y le dijeron que él no era ni convocante ni era ninguna organización, ni representaba a nadie. Así fue como Bernabé se subió a un monolito y desde allí empezó a hablar a los asistentes, quedando todos los manifestantes con Bernabé; continuando los sindicatos la manifestación con apenas un centenar de sus fieles. Este sorprendente acontecimiento no fue ignorado por la prensa y empezaron a interesarse por este líder natural del campo.

Este movimiento espontáneo de agricultores lleva al nacimiento de la Unión de Agricultores Independientes (UAI), integrada en FNAI, siendo Bernabé presidente de ambas.

A partir de aquí, Bernabé ha apoyado con su gente todas las manifestaciones de Andalucía mientras que, por el contrario, nadie ha apoyado las que él convoca, y a pesar de ello arrastra a miles de agricultores. Pero no importa que no haya reciprocidad; tanto él como FNAI seguiremos apoyando cualquier iniciativa por el bien del campo ya que esa es nuestra única finalidad.

El acontecimiento más importante que provocó el levantamiento definitivo del sector, con protestas por toda España, tuvo lugar en Don Benito, a donde Bernabé, como siempre, acudió a apoyar las reivindicaciones de los convocantes, entre los que además de los sindicatos agrarios, se encontraba ASEPREX, una asociación independiente extremeña. La Presencia del Ministro de Agricultura Planas y por tanto, de cámaras de televisión, unido al hecho de que éste no quisiera recibir a los agricultores, provocó una tensión de la que esta vez los medios de comunicación serviles, que se hacen eco de casos particulares pero que ignoran los problemas de todo un colectivo, no pudieron ocultar.

El empuje de los agricultores derribó la puerta de FEVAL y los agricultores accedieron al recinto ferial. En estas acciones destacó otro agricultor: Juan Francisco Chamorro, de ASEPREX; que, junto a Bernabé, se erigieron como los auténticos lideres naturales de los agricultores, dirigiendo ambos unas palabras a los agricultores en la misma puerta de entrada al recinto ferial.

Por fin los agricultores comprendieron que deben de ser ellos mismos los que se muevan por sus intereses y no esperar a que otros se los resuelvan y comenzaron a unirse en pequeñas asociaciones independientes

2

 

FNAI: EL PROYECTO QUE PONDRÁ EN JAQUE AL GOBIERNO

FNAI (Federación Nacional de Asociaciones Independientes), no es otra organización más que llega para dividir al campo; de hecho, no es siquiera exclusiva del campo y llega para unir fuerzas de varios sectores que sufren injusticias y discriminación.

FNAI no es una asociación sino el lugar donde caben todas las asociaciones independientes. La independencia de las asociaciones de FNAI debe de ser doble: política y económica, única forma de luchar limpiamente contra las injusticias y por los intereses de los colectivos que se integran en la Federación.

La independencia es muy importante para reivindicar soluciones que de verdad resuelvan los problemas. Sin independencia política se apoyan iniciativas que favorecen sus colores o perjudican los del contrario, pero no, lo que de verdad resuelva los problemas. Sin independencia económica, nadie muerde la mano que le da de comer, y en las negociaciones se pliegan a las soluciones del ministro de turno. Por ello, unión sí, pero pidiendo lo correcto; no soluciones viciadas o manipuladas.

Unirse a FNAI no es perder identidad, sino ganar fuerza para reivindicar lo propio. Las asociaciones que se integran en FNAI siguen siendo ellas mismas, con sus particularidades propias, pero con el apoyo de otras que no tienen nada que ver con esos problemas particulares de esa asociación.

FNAI hace propias las reivindicaciones de sus asociaciones y luchará por los problemas de los transportistas, por los de los autónomos y por los del sector primario (agricultores, ganaderos, pescadores y apicultores). Lucharemos contra las injusticias de las zonas ZEPA de Castilla la Mancha, los precios del agua de Murcia y Alicante y de los problemas particulares de cualquier zona de España o de cualquier asociación que se integre.

A fecha de hoy, FNAI necesita crecer para comenzar a lograr objetivos y no cubre todo el territorio nacional. Pero la potencialidad de FNAI es enorme y, si se confía en FNAI, algún día los independientes pondremos de rodillas al gobierno a negociar con nosotros. FNAI puede llegar a tener la potencia de detener toda actividad en España; se imaginan un paro nacional de transportistas, de autónomos y de todo el Sector Primario. Pues eso, con FNAI va a ser posible y no puede haber gobierno que lo aguante sin sentarse a una mesa a negociar.

En FNAI somos todos voluntarios, nadie cobra nada, no tiene patrimonio, no tiene dinero ni lo necesita y no recibe subvenciones ni las quiere. La independencia política y la independencia del vil metal es la garantía de que nos movemos limpia y altruistamente por resolver los graves problemas que la globalización y las malas políticas españolas y europeas están llevando a la ruina a muchos Autónomos, Transportistas, Agricultores, Ganaderos, Pescadores y Apicultores.

No esperes que otros hagan lo que tú tienes que hacer por ti; únete a asociaciones independientes que se integran en FNAI. La unión hace la fuerza y la Unión es posible entorno a FNAI.