Padres fuertes, hijas felices

1

Padres fuertes, hijas felices: 10 secretos que todo padre debería saber es la edición en castellano (traducido por Mariano Vázquez Alonso y publicado por Ciudadela) del libro Strong fathers, strong daugthers: 10 secrets every father should know.

El libro está pensado y escrito con un fuerte sentido maternal que ha de impactar la sensibilidad de todo padre de familia, tal vez con vistas a convertirse en un autentico best-seller cultural que todo varón (y mujer) debería leer y meditar en los próximos años. Si alguien esta buscando un libro cientifico, profundo y entrañable, que ayude a comprender mejor lo que está pasando con nuestras hijas en el mundo actual, tiene al alcance de sus manos una autentica guía de estudio que ha de satisfacer dicho propósito. La autora es Meg Meeker; nortamericana, esposa y madre de cuatro hijos; afamada pediatra con más de veinte años de experiencia; miembro activo del American Academy of Pediatrics y de la Nacional Advisory Board of the Medical Institute.

En la última década, la doctora Meeker ha publicado varios títulos relativos a la problemática de los jóvenes de hoy: Your Kids at Risk: How Teen Sex Threatens Our Sons and Daughters (Regnery Publishing, 2007) y The 10 Habits of Happy Mothers: Reclaiming our Passion, Purpose, and Sanity (Ballantine Books, 2011), los cuales se han de sumar a un tercer título por demás sugerente: Boys Should Be Boys: 7 Secrets to Raising Healthy Sons (Ballantine Books, 2009), traducido al castellano (e italiano) con el título 100% Chicos: 7 claves para que crezcan sanos y felices (Ciudadela, 2011).

El padre es esencial para una niña; Meeker le pide que sea íntegro, humilde, fuerte y que la proteja de una cultura de apariencias. El libro aporta ideas claras y concretas sobre cómo los padres pueden contribuir positivamente en la educación de sus hijas. Se estructura en diez capítulos, en los que se desarrollan diez consejos que todo padre debería conocer.

En un estilo ameno y pragmático, la doctora Meeker va explicando la importancia que tiene el padre en la educación de sus hijas. En su discurso, con numerosas referencias a estudios e investigaciones, intercala historias que le han llegado a su consulta de pediatría.

Este libro es una ayuda para los padres que, acomplejados por la ideología del feminismo no se atreven a actuar como padres con sus hijas.

Términos como autoridad, límites, persistencia… pueden parecer “políticamente incorrectos”, pero el lector honesto descubre que los consejos que se dan son de sentido común, además de estar corroborada su validez por múltiples estudios que se citan a lo largo de la obra.

Meeker aconseja que los padres pongan límites a sus hijas, que tengan un tiempo para ellas, que las quieran como son… pero su reflexión no se queda a este nivel de consejos prácticos sino que, argumentando que el padre es un modelo para su hija, le pide que sea una persona íntegra, humilde, fuerte y que eduque a su hija en estas virtudes.

El padre es un referente para su hija y una figura importantísima para su maduración personal. La autora insiste especialmente en el gran peligro que contiene la sobrevaloración cultural que se da a lo “sexy” y que son los padres, para el bien de sus hijas, quienes deben ayudar a sus hijas a valorarse por quiénes son y no por la ropa que llevan o la talla que usan.

Ella ha sido hija, pero no sólo escribe refiriéndose a su vivencia particular, sino a la que ha observado a lo largo de más de 20 años de ejercicio profesional. Resultado de su experiencia es la relación que para la hija hay entre el padre y el hombre que buscará como marido.

«Si usted ha realizado bien su función de padre, ella querrá amar a otra buena persona, a la que escogerá como marido y que la defenderá y estará también muy unido a ella. Pero jamás le reemplazará en su corazón, porque usted fue el primero. Y ése es el último regalo que le hará por haber sido un buen padre.»

Es de agradecer que se haya escrito un libro como éste, que reintegra la figura del padre en la educación de las hijas y le reconoce la vital importancia que tiene para su madurez y felicidad.

MªÁngeles Bou

Mª Ángeles Bou Escriche es madre de familia, Orientadora Familiar, Lda. en Ciencias Empresariales y profesora