¿Por qué el Himno de España debe tener letra?

Bandera Música

La valiente y asombrosa cantante Marta Sánchez sorprendió a toda España el sábado 17 de Febrero en el Teatro de la Zarzuela, con motivo de la celebración de sus 30 años de carrera musical, con una interpretación cantada del himno de España, con una letra muy personal. Su letra habla de su “amada tierra”, de “orgullo”, de los colores de la bandera de la nación, de “grandeza”, de “honor” y de dar gracias a Dios por haber nacido en España. Una letra muy válida para himno de un pueblo que desea cantar con orgullo su españolidad a través del mismo y al que sus acomplejados políticos despojaron de su letra, al considerarla propiedad del anterior régimen y no la sustituyeron por ninguna otra.

Que difícil alcanzar un consenso de una letra para el himno, en la España de la crispación continúa, en una España del desacuerdo total por intereses políticos, donde un partido político decide apoyar al candidato Irlandés (muy masculino él), como Presidente del BCE, por considerar que el candidato español no es mujer, en una España donde existe un partido de ámbito nacional que considera fachas a los símbolos de su nación, en una España donde las identidades y sensibilidades autonómicas van contrapuestas al sentimiento como nación y en dónde algunas de ellas, con aspiraciones soberanistas, aprovechando la transferencia educativa, inculcan a sus ciudadanos el odio a la nación y pitan en las finales de copa los acordes del himno nacional ofendiendo a los que sí nos sentimos españoles.

Muchos ciudadanos de bien, comienzan a sentir la necesidad, durante los eventos deportivos, de acompañar los acordes nacionales entonando una letra que dé salida al orgullo que sienten de ser españoles, y a falta de letra, tararean  un sinsentido “chunta ta chunta” o un “nana na nana”, mientras observan como los deportistas y aficionados de otros países, cantan orgullosos con la mano en el pecho, una letra más o menos vibrante y patriótica. También hemos visto como en circunstancias de peligro, algunos pueblos los afrontan con valentía, derrotando el terror ambiental, entonando con fuerza su himno nacional, como hicieron los Franceses cantando “La Marsellesa” mientras salían del estadio, en cuyas inmediaciones se habían producido las explosiones de un atentado Yihaidista.

Y es que no es lo mismo escuchar con respeto tu himno, que cantarlo al unísono con todos los que comparten tu cultura, tu país y tus sentimientos. Muy pocos himnos del mundo permanecen sin letra, hasta donde yo sé, existen otros tres himnos que tampoco tienen letra: el de Bosnia y Herzegovina, el de Kosovo y el de San Marino y no es por menospreciar a estas naciones, pero dos de ellas han surgido de una guerra étnica reciente y carecen de historia y la otra es insignificante, por lo que me atrevería a decir que somos el único país con entidad e historia que no tiene una letra que cante su grandeza y sus virtudes.

¿Y porque lo normal y natural es que los himnos tengan letra? De los símbolos nacionales, el himno cantado es el que tiene una mayor fuerza de unión, el que provoca más emociones, erizándote los pelos e incluso haciéndote llorar de emoción. Oír a tus compatriotas cantar todos juntos, hace crecer el amor, la pasión, y el orgullo de pertenencia a tu país. Pero precisamente, nuestros políticos, esos que votamos y que teóricamente nos representan, están muy lejos de querer que los españoles tengamos ese sentimiento de orgullo. Unos porque directamente desean la destrucción moral y económica de nuestro país, para así poder alcanzar sus objetivos revolucionarios y cambiar el sistema, para estos el comunismo está por encima de los sentimientos de país, y así uno de sus portavoces, el Sr. Echenique, con una hipocresía suprema, ha subrayado que el verdadero patriotismo es "no dejar a nadie tirado" y "defender la sanidad pública, la educación pública y los derechos de la gente trabajadora en nuestro país", como si esto no fuera compatible con una letra para el himno nacional. Por otro lado, “la portavoza” de Igualdad del PSOE, Dª Carmen Calvo, con toda rotundidad afirma una obviedad “El Himno de España no tiene letra y punto”, no vaya a ser que ofendamos cantando nuestro himno a quienes lo silban y concretamente su partido político, definiendo su españolidad, pierda fuerza en las autonomías más soberanistas.

Lo que quizás no sepa Dª Carmen Calvo, ni la mayoría de nuestros políticos, es que nuestro himno sí tuvo letra,  y que muchos españoles lo hemos cantado de niños todas las mañanas antes de comenzar las clases. Yo lo cantaba, mi esposa en otro colegio lo cantaba y mis amigos de otros colegios también lo cantaban. De hecho no conozco a nadie que cantara el “Cara el Sol” como actualmente nos venden sobre esa época y que es posible que en alguno sí se cantase, pero lo realmente cierto es que en muchos colegios públicos, se cantaba el Himno Nacional. Quizás a la letra le faltó una oficialización en forma de ley en el BOE, pero en realidad no hacía falta, por la popularidad alcanzada y porque ya había sido aprobado por Primo de Ribera en 1928, ya que la letra de este himno no era propiedad del anterior régimen, como también nos quieren hacer creer, la letra la escribió en 1928 nuestro fabuloso dramaturgo y poeta D José María Pemán, por encargo del entonces Presidente del Gobierno D. Miguel Primo de Ribera. El franquismo solo hizo una ligera adaptación de la letra a las circunstancias políticas del momento, y se cambió “Alzad la Frente hijos del pueblo español” por “Alzad los brazos” y “Los yunques y las ruedas canten al compás” por “Los yugos y las flechas”. La letra original de José María Pemán no encierra ninguna alegoría política ni belicista, habla principalmente de Trabajo y de Paz. ¿Por qué entonces nuestros políticos la eliminaron? La letra completa dice así:

¡Viva España!

Alzad la frente,

hijos del pueblo español

que vuelve a resurgir.

Gloria a la Patria

que supo seguir

sobre el azul del mar

el caminar del sol.

¡Triunfa, España!

Los yunques y las ruedas

canten al compás

nuevos himnos de fe.

Juntos con ellos

cantemos en pie

la vida nueva y fuerte

del trabajo y paz.

Es posible que el problema principal es que nuestro himno nació sin letra porque se trataba de una marcha Real, “La Marcha Granadera”. Siendo el himno nacional más antiguo de toda Europa, pudiéndose datar como mínimo de 1761, fecha en la que aparece en el Libro de Ordenanza de los toques militares de la Infantería Española. Dicen que el autor es desconocido, aunque existen teorías de que la escribió Manuel de Espinosa, aunque otras la remontan a una de las cantigas de Alfonso X “El Sabio”

En el siglo XVIII, los granaderos eran los futbolistas de ahora, los héroes del momento. Hombres profesionales, pertenecientes al cuerpo de élite del ejército, que lanzaban a brazo bombas redondas llenas de explosivos ante la infantería enemiga, para abrir brecha en su ataque. Tenían tal prestigio que su marcha era conocida por todos los españoles. El Rey Carlos III la declaró en 1770 Marcha de Honor, pero gustaba tanto al pueblo que fue erigida pronto como “Marcha Real”, nombre acuñado popularmente, porque se interpretaba en todos los actos a los que acudían los monarcas.

Aun así nuestro Himno tiene varias letras creadas hace años, entre ellas podemos destacar la del catalán Eduardo Marquina, escrita en 1927  con motivo de las bodas de plata en el trono del Rey Alfonso XIII. Fue la primera que estuvo a punto de convertir en la pareja eterna del himno, sin embargo, nunca llegó a ser oficial, aunque sí que llegó a popularizarse entre el pueblo.  Esta letra, aparte de ser histórica, tampoco tiene connotaciones políticas, ni violencia alguna, por lo que también sería muy válida si hubiera voluntad.

Himno de Eduardo Marquina:

Vida, vida, futuro de la Patria,
que en tus ojos es
abierto corazón

Púrpura y oro: bandera inmortal;
en tus colores, juntas, carne y alma están

Púrpura y oro: querer y lograr;
Tú eres, bandera, el signo del humano afán.

Gloria, gloria, corona de la Patria,
soberana luz
que es oro en tu Pendón

Púrpura y oro: bandera inmortal;
en tus colores, juntas, carne y alma están,

En 2007, ante la falta de voluntad política, fue  el Comité Olímpico Español (COE) quien convocó un concurso para encontrarle letra al himno, para ser cantada en los eventos deportivos. Pese a que el concurso tuvo su ganador elegido por un jurado de expertos en música e historia y aunque la letra no podía ser más políticamente correcta, no hubo aprobación política. En esta ocasión la letra era de Paulino Cubero y decía así:

¡Viva España!
Cantemos todos juntos
con distinta voz
y un solo corazón

¡Viva España!
desde los verdes valles
al inmenso mar,
un himno de hermandad.

Ama a la Patria
pues sabe abrazar,
bajo su cielo azul,
pueblos en libertad.

Gloria a los hijos
que a la Historia dan
justicia y grandeza,
democracia y paz.

También lo intentó el expresidente del gobierno José María Aznar, quien había encargado a un grupo de escritores y poetas poner letra a la marcha nacional. El poeta y novelista bilbaíno Jon Juaristi formó parte del equipo al que se le pidió "elaborar una propuesta que pudiera ser objeto de debate parlamentario", integrado, además de por él mismo, por Luis Alberto de Cuenca,  Abelardo Linares y Ramiro Fonte. El resultado fue una letra tan pacifista y políticamente correcta como las anteriores:

Canta, España,
y al viento de los pueblos lanza tu cantar.
Hora es de recordar
que alas de lino
​te abrieron camino
de un confín al otro del inmenso mar.

Patria mía,
que guardas la alegría de la antigua edad:
florezca en tu heredad,
al sol de Europa
alzada la copa,
el árbol sagrado de la Libertad.

En resumen, los españoles demandan una letra para su himno. Es muy sencillo conseguir una letra sin connotaciones políticas y sin violencia que pudiera agradar a la mayoría de los españoles, cualquiera de las expuestas sería válida, lo difícil, como he manifestado, es que nuestros partidos políticos se pongan de acuerdo en nada, ni siquiera en algo tan simple. Sé que por  nuestros complejos, nunca tendremos una letra con tanta fuerza y tan motivadora como es “la marsellesa”, pero algo mejor que el “Chunta ta Chunta” o el “Nana na nana” seguro que será.

Para los que quieran saber más sobre la historia de nuestro himno, este artículo del ABC es completísimo.  http://www.abc.es/cultura/20150617/abci-himno-espana-origen-concurso-201506111843.html