El LIBRE del REPARTIMENT de la Ciutat i Regne de Valencia (II)

1

ANOTACIONES HISTÓRICAS Y FILOLÓGICAS QUE SE EXTRAEN DEL LIBRE DEL REPARTIMENT DE LA CIUTAT I REGNE DE VALENCIA (II)

Libre del Repartiment de la Ciutat i Regne de Valencia fuente de gran valor filológico

El Libre del Repartiment no sólo es una fuente esencial histórica para aproximarse al análisis de la población, asentamientos de nuevos repobladores y reparto de propiedades y bienes en el Reino de Valencia en el siglo XIII, sino que es también una fuente de gran valor filológico para el estudio de la toponimia, antroponimia e historia de la lengua valenciana en el tránsito de la Valencia musulmana a la cristiana.

2

Aunque el Libre del Repartiment está redactado en latín, la nomenclatura de los asentamientos constata voces de origen árabe y léxico de origen romance cuyas formas reflejan el habla de los antiguos moradores del reino moro de Valencia.

3

El arabista valenciano Julián Ribera al estudiar los orígenes de la poesía lírica y de la épica española aclara las controversias básicas como son las de raza y las de las lenguas habladas por los hispano-musulmanes, cuestiones cuya oscuridad había sido germen de graves errores de interpretación. Algunos estudiosos del tema creyeron que como los documentos y libros estaban redactados en árabe tuvieron la idea equivocada que solamente se hablaba en árabe, hipótesis que fue desmontada tanto por Francisco Javier Simonet como por el mismo Ribera. A la vez, resalta el hecho de que cuando se conquista el Reino de Valencia por Jaime I una gran parte de los nombres geográficos de los poblados de la Huerta de Valencia son topónimos romances, lo que le llevó a sostener la pervivencia del habla romance y que los valenciano-musulmanes “emplearon en su vida familiar la lengua romance, hasta tiempos poco anteriores a la conquista del rey don Jaime”. Precisa que para interpretar bien la nomenclatura geográfica de la región en la que se mezclan las dos lenguas habladas por los valenciano-musulmanes, el árabe y el romance, es necesario interrogarse: ¿Cómo era la pronunciación del árabe vulgar usado en Valencia y cómo el romance valenciano antiguo usado por los moros, en contraposición al nuevo y actual romance que trajeron las huestes aragonesas y catalanas del rey don Jaime?

4

El Repartiment constituye uno de los documentos que mayor información nos proporciona, merced a la constatación en el Libre de las donaciones o asientos de un elevado número de topónimos y antropónimos correspondiente a lugares, aldeas, villas, poblaciones, predios, hornos, molinos, calles, huertos, jardines, accidentes geográficos como ríos y montes, etc., junto, en múltiples ocasiones, a antropónimos, nombres y apellidos o profesión de los antiguos o nuevos propietarios o destinatarios a quienes se les ha otorgado la donación, independientemente de que proceda a hacer uso de la ocupación de las tierras o casas. Esta proliferación de datos hace que sea una fuente de un extraordinario valor histórico, demográfico, sociolingüístico, e indudablemente el documento principal para conocer la idiosincrasia del pueblo valenciano.

5

En el “Prólogo” de J. Ribera de la edición de esta obra del Repartiment observó que se reflejan bastantes huellas visibles del dialecto romance que los moros de Valencia hablaban durante siglos después de la conquista árabe, dialecto que se hablaría en Valencia en tiempos anteriores. En dicho documento se reflejan numerosos nombres latinos de poblaciones y lugares, y apodos y apellidos de individuos musulmanes. El Repartiment nos proporciona datos sobre el monto de los primeros repobladores que se asentaron en el solar valenciano después de la conquista cristiana del siglo XIII e interesantes noticias sobre nuestra historia regional y sobre sus instituciones políticas, administrativas, religiosas, sociales, familiares, etc., en los primeros momentos en que se organiza el reino cristiano de Valencia.

6

La nomenclatura contenida en el Libre del Repartiment evidencia la existencia de voces romances de incuestionable origen latino a través de los hibridismos. Formas que son el espejo del idioma hablado no sólo por los mozárabes sino también por valenciano-musulmanes del antiguo reino de Valencia, y no deben ser minimizadas ni consideradas como residuos léxicos de los supuestamente desaparecidos mozárabes. Se puede constatar que gran número de topónimos de origen romance, a pesar de las invasiones árabe-beréberes, son conservados por los nuevos dominadores, aunque el tiempo y el bilingüismo originaran alteraciones lexicográficas. Las alteraciones que experimentaron las voces prestadas al árabe, al pasar transcritas a las lenguas romances, fijadas en documentos con grafías vacilantes y variables, y en función de leyes fonéticas y gráficas de los diferentes romances peninsulares, no son pretexto para no poder establecer una relación con los vocablos latinos arabizados y posteriormente incorporados a los romances vernáculos siguiendo su propia diacronía.

7

Señala, Galmés de Fuente, que con frecuencia los copistas de los “Repartimientos”, duchos en algarabía, intentaban traducciones a su romance de algunos de los vocablos semíticos, o asimilaban en otras ocasiones a su fonética peculiar las voces mozárabes que las más de las veces no se correspondían con las de su habla nativa. A pesar de tales condicionantes, el documento histórico del Libre del Repartiment nos revela una serie de características léxicas autóctonas valencianas del habla de la Valencia prejaimina y la existencia de voces híbridas de claro origen etimológico mixto romance-árabe con variantes antroponímicas y toponímicas que tienen un incalculable valor filológico.

8

Una muestra exhaustiva y demostrativa se puede extraer de los índices de personas-antropónimos- y lugares -topónimos- que elaboraron los paleógrafos y medievalistas Mª D. Cabanes Pecourt y R. Ferrer Navarro al publicar la transcripción en tres volúmenes de la obra del Libre del Repartiment del Regne de Valencia en 1979-1980 en la editorial Anubar de Zaragoza.

 

www.inev.org

José V. Gómez

José Vicente Gómez Bayarri es Licenciado en Filosofía y Letras, Doctor en Historia, Catedrático de Geografía e Historia, Académico de número de la RACV y Medalla de Plata de la Ciudad de Valencia.