Sorprendentes realidades

Dr. José Jaime Canós

El pasado jueves, 15 de junio, en Nules hubo un acto inusual, con ingredientes dignos de resaltar. Todo sucedió en la inauguración oficial de la calle dedicada a José-Jaime Canós, un médico nulense que ejerce en el Hospital de La Plana. Si noticia es algo que se sale de lo habitual, algo llamativo, en ese acto hubo varios aspectos dignos de destacar. Casi un millar de personas en la inauguración de una calle, hasta ahora llamada Rambleta, y ahora Doctor José Jaime Canós. Ya es una cifra considerable, pese al calor. Entre los asistentes, varios cientos de vecinos del municipio, amigos y familiares del Doctor Canós, pero también personas venidas de Madrid, Valencia y otras ciudades alejadas.

El alcalde destacó en su intervención las cualidades que han llevado al ayuntamiento a dedicarle una calle a un vecino de la localidad, a petición de los propios vecinos, y por unanimidad de los partidos políticos con representación municipal. Más iniciativas vecinales tiene que haber, pues las iniciativas no son patrimonio de los políticos, aunque en nuestro país todavía estamos a un nivel más que discreto en la presencia activa de los ciudadanos, no necesariamente unida a los partidos políticos. También por ello es una realidad que alegra.

Valencia 1238: Mito y realidad

Es sabido que Jaime I hizo su entrada en la recién conquistada ciudad de Valencia el 9 de octubre de 1238, tras un asedio que duraba desde la Pascua, cuando los nobles convocados habían de presentarse en el lugar de El Puig de Enesa o de “Cebolla” (etimología popular del árabe Yuballa “montículo”), que desde aquellas fechas recibirá el nombre más entrañable de Puig de Santa María.

La capitulación de la ciudad de Valencia se firmó poco antes en Ruzafa, el día 28 de septiembre de 1238. Zayyan, último gobernador musulmán y nieto del legendario Ben Mardanis, llamado también rey Llop o Lobo por los cronistas cristianos, abandonó con sus incondicionales el alcázar de Valencia el 8 de octubre, según acredita el historiador de origen ondense Ibn al-Abbar, secretario o katib del propio Zayyan y presente en la rendición.

DIÓCESIS DE VALENCIA

Pero antes de que el rey pusiera el pie en Valencia ya habían sucedido muchas cosas. Me refiero, entre otras, a los actos de posesión que el obispo Jimeno de Albarracín (que actuaba en nombre del arzobispo de Toledo Rodrigo Jiménez de Rada) y Pere d´Albalat arzobispo de Tarragona, habían realizado en fechas anteriores para dejar constancia de sus derechos sobre las diócesis de Valencia.

“Podemos”, contra Amancio Ortega

Podemos ha enfilado a Amancio Ortega, porque es el exponente del éxito de la iniciativa privada frente al estatalismo a ultranza que pretende el partido de Pablo Iglesias.

Podemos busca anular la vida social, cultural y empresarial, y convertir al Estado en único proveedor de servicios ciudadanos. En definitiva, adueñarse del tejido social, para domesticarlo, que sirva a sus intereses ideológicos y plataforma para un crecimiento en votos para su partido. Para esa estrategia, Amancio Ortega, el máximo accionista de Inditex, es un obstáculo, personifica lo que la formación podemita desea desterrar, alegando los derechos humanos y la dignidad humana.

En el Congreso de los Diputados ha intentado incluso que comparezca el empresario, alegando las condiciones laborales de alguna empresa suya en Brasil. Si algo hay ilegal en Brasil, la justicia brasileña debería actuar, pero Podemos quiere ser juez mundial. PP y Ciudadanos han impedido la pretensión de un partido que es un intento de resucitar el comunismo: todo por el pueblo sin el pueblo, para acabar en una dictadura que, a la vista de las experiencias comunistas, han generado destrucción social e infelicidad.

Guerra educativa

Soy de los que piensan que sería muy deseable un gran acuerdo social y política sobre las leyes de educación. Es un área que, lejos de partidismos políticos, debería tener un marco estable, ajeno a los vaivenes, en beneficio de la propia educación, de los gastos de las familias, de los alumnos y de los profesores. El máximo exponente de no desear un acuerdo amplio es el actual Consell, con un Vicent Marzà que ha movilizado a toda la sociedad valenciana, por su empeño en imponer el valenciano, por su afán de reducir todo lo que pueda la enseñanza concertada, por no dialogar.

El resultado es evidente: una gran fractura política y social, una guerra que no hace ningún bien. Por un lado, el tripartito; por otro, PP y Ciudadanos. Por un lado, los gobernantes; por otro, la sociedad civil, que es y debe ser la protagonista de la educación, y que no ha parado de movilizarse contra el decreto plurilingüe y contra la supresión de conciertos, con las manifestaciones multitudinarias de Valencia y Alicante. Es la mayor movilización callejera contra el actual Consell, y sólo ha comenzado.

Londres, Qatar… y Banco Popular

Los últimos atentados de Londres, la ruptura de relaciones diplomáticas con Qatar y la venta por un euro del Banco Popular tienen en común la desinformación.

No son pocos los conocidos y amigos que estos días me preguntan por estas tres cuestiones, como si un periodista fuera un experto en todo, en cuestiones de terrorismo internacional, financiación del terrorismo y batacazos bancarios. Siento defraudarles, pero les reconozco que noto una falta considerable de información, por más que pueda tener algo más que un ciudadano que no se dedica al periodismo.

Una vez más, me he acordado de que la primera víctima en una guerra es la verdad. La información objetiva se vuelve a echar en falta, hasta de modo escandaloso, y se aviva la sensación de que la realidad no interesa darla a conocer, por parte de quienes tienen responsabilidades de gobierno y los grandes grupos bancarios y económicos. Se repite la historia, que ya sabemos, pero que duele cuando se ven las víctimas, que en el fondo somos todos.

Cuando escribo estas líneas, todavía no se sabe nada de los cuatro desaparecidos en los atentados de Londres del pasado sábado. En un ataque suicida con cuchillos, pasados ya varios días, en pleno centro de Londres, todavía no sabemos nada de los cuatro desaparecidos. No es normal.

La crisis del sentido común

En medio de las opiniones humanas, tan múltiples y dispares, el sentido común constituye la base fundamental en la visión de la realidad y en el entendimiento entre los hombres. Hay, en efecto, una facultad común, propia del entendimiento humano, que nos capacita para ver y juzgar ciertas realidades de la misma manera, a pesar de las discrepancias en muchísimas otras cosas; así como existe un instinto congénito en las tendencias y sentimientos, existe también un instinto natural en la percepción de la realidad y la verdad, y del que no podemos sustraernos sin caer en la insania mental. Es este instinto el que nos orienta con seguridad en la vida y el que nos proporciona criterios de racionalidad elemental en los juicios que hacemos sobre las cosas y las personas. Porque no todo en la vida es opinable y discutible: ciertas cosas de lo humano son tan claras, como la luz del sol, y tan comunes, como la propia naturaleza que nos iguala a todos. Los principios éticos universales que regulan el comportamiento humano se asientan, justamente, sobre el sentido común, y ese reducto inexpugnable de la razón es el que funciona en la buena gente cuando las extravagancias de la irracionalidad amenazan el fundamento mismo de la sociedad civilizada.

Marzá en su laberinto

Vicent Marzà, el conseller de Educación, se ha metiendo en un laberinto descomunal. Lo peor no es que él se haya metido, sino que ha metido a todos los padres y alumnos de la Comunidad Valenciana en un polvorín, que aumenta conforme pasan los días. Y, desde luego, Marzà hace lo que hace porque su avalista, Mónica Oltra, está detrás de la política educativa que ejecuta el castellonense, generando protestas multitudinarias, inestabilidad profesional que denuncian los sindicatos, malestar en las familias que no saben a qué centro llevar a sus hijos por el polémico “decreto Marzà” de la enseñanza plurilingüe o por los conciertos.

El “decreto Marzà” ha sido nuevamente suspendido cautelarmente por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, en este caso ante el recurso presentado por la Asociación para la Defensa del Castellano en la Comunidad Valenciana. La Consellería tiene 5 días para recurrir. La primera suspensión cautelar del decreto la determinó el TSJCV tras un recurso de la Diputación de Alicante: desde el Consell, prácticamente se desautorizó que la Diputación se entrometiera en la educación, y alegaron que el PP quería armar lío. Pero ahora es una asociación ciudadana la que ha obtenido la misma respuesta, y el Consell se queda sin argumentos, sin excusas ni salidas de tono demagógicas.

De Nueva Canarias a Nuevo Teruel

Gracias a Pedro Quevedo, el único diputado de Nueva Canarias, tendremos presupuestos aprobados, al sumar 176 diputados. Pero los millones que ha arrancado para Canarias son objeto de comparación y críticas por otras zonas de España que se quejan de ser olvidadas por el Estado.

Las quejas me han llegado de mi tierra, de Teruel. Una provincia que tiene 135.000 habitantes, 3 diputados en el Congreso, que comprueba su continua despoblación y el olvido de inversiones que ayuden a sacar a flote una provincia tan extensa, tan olvidada, y que ahora ve que tal vez la solución es crear un partido que se llame Nuevo Teruel o Foro Teruel, poner un ejemplo, y quién sabe cuántos diputados sacaría de los 3 que le corresponden, pudiendo ser en algún caso decisivos para algunos presupuestos o decisiones.

Suponer que la comunidad autónoma de Aragón vela por los intereses de una provincia como Teruel es demasiado suponer. Aragón, en la práctica, es Zaragoza, una estupenda ciudad que acapara todo: el nuevo centralismo de las comunidades autónomas.

Por supuesto, podríamos hablar del caso de la provincia de Soria, la menos poblada de España, con 90.000 habitantes, en iguales o peores circunstancias que Teruel. Soria tiene 2 diputados en el Congreso.

Calle al doctor Canós

El Ayuntamiento de Nules ha decidido dedicar una calle a un vecino muy querido, el médico José-Jaime Canós. Nació en Nules y toda su vida ha vivido en Nules. No es frecuente que se dedique una calle a una persona en vida, salvo que se trate de políticos. Tampoco se trata de una persona jubilada, pues sigue trabajando en el Hospital La Plana. Y que se tome un acuerdo así por unanimidad de todos los partidos políticos refleja que el reconocimiento a este vecino tan popular excede cualquier consideración política. Buenas señales de que en la sociedad civil hay personas de gran valía, que los políticos distinguen como respuesta a peticiones ciudadanas.

El alcalde de Nules, David García, ha expresado bien el sentir de los vecinos. Ha destacado la trayectoria profesional de José-Jaime Canós, ayudando desinteresadamente a muchos vecinos de la localidad, y destacando el “factor humano y su implicación en la ayuda no sólo a los enfermos sino también a las personas desfavorecidas”. Y ha añadido: “es una persona comprometida que forma parte de diferentes instituciones educativas, sanitarias y sociales de ámbito nacional, provincial y, cómo no, local”, “una persona ilustre y muy querida por los vecinos de Nules”.