Contribución de LOS REYES DE LA VALENCIA FORAL a la configuración del Reino (VII)

1

2.8. Obra y valoración del reinado de Martín I el Humano (1395-1410)

Fue el segundo hijo de Pedro II de Valencia el Ceremonioso y de su tercera esposa doña Leonor de Sicilia. Contrajo matrimonio en 1372 con doña María de Luna. Su madre le dejó al morir en herencia los derechos sobre la Corona de Sicilia, posesión que le fue otorgada por el rey don Pedro en 1384, en un momento en que la isla pasaba por fuertes convulsiones y que no reconocía autoridad alguna. Cierto distanciamiento paterno-filial hizo que no asistiese al nuevo matrimonio del Ceremonioso con la reina doña Sibila, ni a la ceremonia de coronación de su madrastra, ni a los fastos jubilares del reinado de don Pedro celebrados en 1385.

2

A la muerte de su padre, en 1387, le sucedió su hermano, el rey don Juan I, quien depositó plena confianza en su hermano don Martín, concediéndole el título de duque de Montblanch y el cargo de lugarteniente real. La muerte de Juan I el Cazador, sin descendencia en 1395, hizo que accediera al trono de la Corona de Aragón (1).

3

El rey Martín el Humano dio una orientación populista a su política, intentó pacificar las luchas de las banderías, dictó medidas para recuperar el patrimonio real enajenado, desarrolló una política exterior mediterránea tendente a apaciguar los conflictos de Sicilia, Cerdeña y Córcega, y en el Cisma de Occidente apostó por Benedicto XIII, el Papa Luna, convocó solamente una sola vez Cortes en su reinado, pero diligenció mucha legislación foral e impulsó “l’unitat dels regnes”.

El rey Martín incumplió el compromiso de celebración trienal de Cortes y tardó siete años en jurar nuestros fueros. Creó una comisión de 32 de personas que se encargaron de solucionar los problemas planteados, después que se cerraran las Cortes, creando un precedente en la vida parlamentaria que no tuvo continuidad. Desarrolló una política en el Reino de Valencia tendente a crear organismos permanentes para aligerar las tareas de las Cortes generales. El compendio de legislación foral emanado de las Cortes de 1401-1407 fue amplio.

4

Las ofertas a la Corona constituían su principal modo de tributación al Estado en el sistema foral de nuestro Reino. La Diputación de la Generalidad del Reino de Valencia estaba considerada ya como una institución permanente, encargada de prestar servicios y recaudar los subsidios.

Asimismo, abordó los problemas de las complicadas relaciones entre los cristianos, judíos y moriscos.

5

Durante su reinado se tomaron decisiones y acontecieron hechos importantes en el Reino de Valencia: creación de la “Taula de canvis de Valencia” (1407), la predicación de fray Vicente Ferrer en el Palau Real y la intervención a favor de la paz y cese de las luchas de banderías en el Reino (1409) (2), el nombramiento en 1410 del virrey Jacme de Prades, pese a la oposición, en principio, de los “jurats”, fray Gilabert Jofré fundó el primer hospital psiquiátrico o manicomio de Europa -Hospital de Ignoscents, Folls e Orats de Valencia (1410)- , el municipio abrió una escuela pública en el lugar que hoy ocupa el “Palau de les Corts”, escuela que Vicente Ferrer amplió e impulsó su conversión en Estudio General, trasladándose más tarde a la calle la Nave, sitio donde estaba ubicada la antigua Universidad de Valencia, etc.

6

El 29 de junio de 1407 se casó la infanta Isabel, hermana menor del Rey, con el conde de Urgel. Meses más tarde fallecería la reina María de Luna en la Cartuja de Vall de Cristi, y también murió la condesa de Foix, única hija que le quedaba a don Juan I. Esto originó que se fuera extinguiendo la dinastía. Como no le quedaba descendencia legítima de las primeras nupcias, el “Consell de prohoms”, a pesar de su delicada salud, le aconsejaron que contrajera un nuevo matrimonio con Margarita de Prades, sin que esta Reina tampoco le proporcionara hijos, falleciendo el Monarca en 1410, a la edad de 54 años.

7

Con fecha de 24 de enero de 1410 dirigió el Monarca una carta “a los nobles, amados y fieles vasallos, los diputados del General del Reino de Valencia” expresando su preocupación por el temor de fallecer sin descendencia, y dispuso que una junta constituida por representantes de la Corona de Aragón decidiera a quién correspondía, en tal supuesto, la sucesión de la Monarquía. Después de bastantes vicisitudes e intentos de convocatoria de los estamentos del Reino de Valencia, la muerte le llegó el 31 de mayo de 1410 sin dejar resuelta la cuestión sucesoria, legando la Corona “a quien correspondiese en justicia”. El rey Martín I pretendió elegir por sí sucesor después de escuchar los dictámenes elaborados por los jurisconsultos nombrados por las Cortes, pero éstas se opusieron por estimar que era un contrafuero, y atendió las consideraciones planteadas, desistiendo de su propósito. El óbito hizo que se originase el período denominado “Interregno” que abarca desde el año 1410 al 1412, fecha en que se produce la elección del nuevo Monarca en la Corona de Aragón, el rey Fernando I de Antequera en el Compromiso de Caspe (1412) (3).

8

 

NOTAS Y BIBLIOGRAFÍA

1 Cfr. MOSCADÓ I CERVERA, F., Biografíes dels Reis de Valencia. Valencia, 1957, pp. 127-139. GARCÍA HERRERO, Mª C., “Martín I”. Los Reyes de Aragón. Zaragoza. 1993, pp. 135-141. GÓMEZ BAYARRI, J. V., Reyes Forales medievales del Reino de Valencia. Valencia, 2000, pp. 224-239.

2 Cfr. CARRERES I ZACARÉS, S., Notes per a la Història dels Bandos de Valencia. Valencia, 1930.

3. Cfr. GÓMEZ BAYARRI, J. V., “Planteamiento del problema sucesorio: el Reino de Valencia en Caspe” pp.19-66. Perspectives del Compromís de Casp. Obra coordinada por J. F. Ballester-Olmos y Anguís. Lo Rat Penat. Valencia, 2013.

Imagen principal: Martín I el Humano. Sala de la Capilla o Salón de los Reyes del Palacio de la Generalitat Valenciana.

José V. Gómez

José Vicente Gómez Bayarri es Licenciado en Filosofía y Letras, Doctor en Historia, Catedrático de Geografía e Historia, Académico de número de la RACV y Medalla de Plata de la Ciudad de Valencia.