Tránsfuga de Vox

Rebeca Serna, elegida diputada autonómica de Vox por la provincia de Castellón en 2019, ha decidido ser tránsfuga, integrándose en el grupo de no adscritos con otros cinco diputados,  en su día de Ciudadanos. Ha alegado que se sentía ninguneada. No es ético: si se presentó por Vox y decide retirarse, que deje paso a otro de la lista de Vox.  Y lo mismo vale para los cinco diputados tránsfugas de Ciudadanos, y cualquier otro tránsfuga. Si las listas fueran abiertas, cada uno podría decir que se le ha votado a él, y no al partido: existiendo unas listas cerradas, lo ético es dejar el escaño. La denostada y descalificada política tiene un ingrediente más gracias a Rebeca Serna.

La cacareada  transparencia económica de los políticos va mejorando, pero le falta mucho. En la web de Les Corts, se declaran los ingresos de los diputados, los de Rebeca Serna también, ¡pero en septiembre de 2019, nada más incorporarse como diputada! En su ficha aparece una remuneración de 1.750 euros y unos ingresos por arrendamientos de 8.500 euros, y una cuota líquida de IRPRF en 2018 de 7.823 euros. Tendrían que estar los ingresos actualizados, al menos los que ha obtenido en 2020, que seguro que son más como diputada autonómica, perteneciendo a tres Comisiones, con dietas y complementos. ¿Cuánto ingresó en 2020, cuánto cobra ahora? Con los números que aporto, no queda claro qué actividad profesional tendría o reanudaría. Siendo licenciada en Ciencias Biológicas, con 53 años, es de suponer que de algo tendrá experiencia o podría poner en marcha. Parece que no lo tiene fácil ingresar lo que ingresa ahora siendo diputada. Que sea valiente y diga ahora sus ingresos de julio.

En el portal de Les Corts aparecen también las intervenciones de cada diputado, y el tiempo invertido. En total, sumando por encima las 10 intervenciones de Rebeca Serna, salen unas cuatro horas en más de dos años. Estresante, agotador.

¿Con la decisión de Serna gana el PP, porque ve el transfuguismo de Ciudadanos y Vox como suma para el PP en las próximas elecciones? Es más que dudoso que un tránsfuga aporte votos, apoyos reales, porque destila poca altura política, mediocridad profesional, ventajismo personal en contra de un servicio público que se pregona pero que requiere esculpirse con este tipo de decisiones que no son éticas. El PP aspira a volver a gobernar: si lo hace, que sea con líderes, con profesionales de valía contrastada y que demuestren que la política es un ciclo temporal en la dedicación profesional. Una petición clara: actualizar los ingresos de cada diputado en la web, transparencia.