Turismo renovado

La pandemia nos está golpeando en todos los frentes, personales, económicos y sociales. Prácticamente nada ni nadie se salva. Afecta a la salud, la enseñanza, los bares, el turismo y, como común denominador, sobresale el auge del mundo digital, la comunicación digital, la venta ‘on line’, de manera que quien se quede rezagado sufrirá enormemente las consecuencias. Es cierto que, ante tanta adversidad, hay sectores que se han beneficiado estos meses, pero por prudencia y viendo el sufrimiento de otros no lo airean, como es el caso del turismo rural, al caer el turismo costero –menos de lo que se esperaba en la provincia de Castellón, y eso ha sido una buena noticia– y los viajes al extranjero. Los cambios en la economía son permanentes, y basta repasar la historia, pero el cambio que nos toca a nosotros está todavía perfilándose, pues los efectos del Covid-19 nos han llevado a esta segunda ola, y en ella estamos de lleno: y el cambio que se requiere y requerirá será muy acelerado, pienso que mucho más acelerado que en otras transformaciones industriales o económicas del pasado.

En estos momentos de incertidumbre sanitaria, laboral y económica, no hay tiempo sólo para defenderse, y dentro de casa o fuera hay que desarrollar nuevas capacidades o cultivar las que de modo incipiente se van manifestando. Anímicamente, se detecta que hay un gran dolor y cansancio en todos, con ganas de que “esto pase pronto”. Sin embargo, la vida sigue, la familia requiere soluciones, la parálisis no ha de ofrecerse como alternativa, aunque los confinamientos o las restricciones parezcan inducir a esa pasividad, que no debe cristalizar. De otro modo hemos de estar activos, todos, porque está en juego el presente y el futuro.

El turismo es esencial en la economía castellonense y de la Comunidad Valenciana. Necesita ahondar, en estos meses de mínima actividad turística y con medidas restrictivas de movilidad, en los cauces para salir renovado tras el Covid-19, o al menos conforme el coronavirus lo permita. Me parece que la Generalitat Valenciana ha acertado organizando, a través de la Red de Centros de Turismo (CdT), “Volver mejores”, una serie de cursos gratuitos ‘on line’ para el sector turístico, para cualificar profesionalmente y facilitar que se remonte con éxito tras la pandemia: algunos afrontan deficiencias que vienen de hace años, pero ahora son más evidentes. Cursos sobre liderazgo, gestión de crisis, idiomas,… son muy acertados, pues las empresas turísticas se encuentran ante otra oportunidad si aciertan con preparación y cambios.