Misterios en Residencias

Saber con exactitud cuántos ancianos han fallecido en residencias a causa del coronavirus es casi imposible: de ello se encargan las conselleras Ana Barceló y Mónica Oltra. Se dice en los medios de comunicación, citando fuentes sindicales o “estimaciones”, que han fallecido más de 100, la mitad del total de fallecidos por Covid-19 en Castellón (221). Fiscalía está investigando seis residencias: Morella, Virgen de Gracia en Vila-real, Villahermosa, Montán y 2 en Castellón. Sólo entre la de Morella y la de Vila-real, unos 74 fallecidos, pero ya digo, estimaciones, cálculos o datos que nos llegan a los periodistas no por los cauces oficiales, sino por otras vías, porque se quieren esconder los datos reales. Primer misterio, los fallecidos realmente por coronavirus en cada residencia de la provincia, que hasta los sindicatos denuncian que se les ocultan datos. Según parece, ha habido 500 contagiados por el virus en las residencias, entre residentes y trabajadores.

LA CARTA MAGNA LEONESA: El Parlamentarismo y los Derechos Humanos

Introducción.

No hace mucho tiempo tuve la ocasión de escribir unas líneas sobre los Derechos Humanos. El motivo fue mi asistencia a un curso en la universidad para mayores de la Universidad Complutense. El objeto de esas páginas era reivindicar la aportación de España a la configuración de los referidos derechos y más concretamente la defensa que de ellos hicieron señalados estudiosos como el Padre Vitoria, Domingo de Soto, Melchor Cano, el padre Suárez, Luis de Molina, Francisco de Benavides, Bartolomé de la Peña, Tomás Ortiz, por citar los más señalados pues sin duda hubo otros.

Los antecedentes de los Derechos Humanos, tal y como actualmente los conocemos, se remontan, o más bien se ha consensuado que asi sea, a la publicación de una serie de documentos que por su contenido o significado han contribuido a que el ser humano goce en la actualidad de una protección de los mencionados derechos aunque en muchos aspectos sean ciertamente mejorables.

Como no sé quien ha podido leer mi anterior artículo “Grandes hitos en la historia de los Derechos Humanos. Aportación española “, publicado en esta sede, y a los solos efectos de situarnos en el tema, me permito, a riesgo de ser reiterativo, enumerar sucintamente los documentos más significativos:

¿Es catalana LA TOPONIMIA VALENCIANA? (I)

La toponimia es la disciplina que estudia l’orige dels noms propis de lloc. Els catalanistes, seguint l’estrategia de desdibuixar tot lo que siga valencià, poant per als catalans, s’han unflat a dir mentires volent transmetre la idea d’un orige català de la toponimia valenciana. Per aixo, professors universitaris valencians, tracten de la nostra toponimia en el “Congres Internacional de Toponímia i Onomàstica Catalanes (2001) València”

Son els habitants d’un lloc, els qui fan naixer i evolucionar la toponimia propia. Alguns catalans s’establiren en l’antic Regne de Valencia en motiu de la reconquista del rei en Jaume. No es difícil adjectivar com a desficaci el dir “catalana” a la toponimia produida en terres valencianes abans de que per aci es deixara caure algun català. Convindrem que no pot ser “catalana” ni la toponimia prerromana, ni la romana, ni la visigoda, ni aquella produida “sots senyoria de moros”, be derivada de l’arap, be del romanç.

Recordem que Jaume I tingue dificultats per a trobar contingent repoblador, una volta se n’anaren els musulmans que vullgueren. No estaven les coses com per a “fundar” noves poblacions, i de fet, estes son minimes, practicament inexistents. En este articul anem a documentar un grapat de toponimia d’abans de la reconquista. Sorprendrà alguna considerada “catalana” i que es ben valenciana. De tot es despren, l’important linea de continuïtat valenciana, tant de poble com de llengua.

Interpretaciones históricas de LA CONQUISTA Y CIVILIZACIÓN HISPANOMUSULMANA

El abigarramiento poblacional que se produjo en la Edad Media peninsular representaba un hándicap para lograr la uniformidad de los diversos aspectos de la vida social y la pacificación del territorio.

Las fuentes árabes emplearon el término de Al-Andalus para designar la Hispania musulmana independientemente de su extensión geográfica, y pasó a ser una provincia más del imperio regido entonces por los Omeyas. La conquista y ocupación de la antigua Hispania marcó un hecho trascendental dentro de nuestro proceso histórico e influyó durante siglos en la vida y pensamiento de la población autóctona de este país, donde se amalgaman dos concepciones sociales distintas con caracteres étnicos, lingüísticos, religiosos y culturales que se van a interrelacionar o fusionar para forjar una nueva civilización, la hispano-musulmana, dando origen a dos interpretaciones diferentes de la historia de España y del Reino de Valencia medieval.

Cuatro agujeros del Ingreso Mínimo Vital

Me alegra que se haya aprobado en España el Ingreso Mínimo Vital (IMV), que ya debía haberse aprobado hace años, y que existe en los países de nuestro entorno. Ahora es más necesario a causa de la grave crisis ocasionada por la pandemia.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José-Luis Escrivá, ha afirmado que, al regularlo, se han tenido en cuenta “los mejores esquemas europeos”. Pero el IMV tiene algunos agujeros.

El primer agujero es que ha agitado con razón a los ya penalizados pensionistas españoles, que han puesto el grito en el cielo, al excluir a los mayores de 65 años, dejando fuera a los que cobran pensiones de jubilación no contributivas inferiores a 462 euros, que es el mínimo que otorga el IMV, con un máximo de 1.015 euros.

Una discriminación por razón de la edad. Como afirman los pensionistas, el Gobierno se ha olvidado de ellos. ¿Por qué? O es porque el Gobierno piensa que no son “sus” votantes los españoles de esa edad, o bien porque piensa que se van a quedar callados. Grave error e injusto: medio millón de españoles cobran 395 euros de pensión.

Segundo agujero: los desempleados mayores de 52 años, que hayan cotizado por lo menos 15 años, perciben 430 euros, menos que el IMV. ¿Alguien lo ve justo?

Ministro Planas: póngase las pilas

1El Ministro Planas en una entrevista para el periódico Mediterráneo, el pasado 27 de mayo, ofendía a los citricultores con estas palabras: “El sector citrícola no debería echar la culpa a Sudáfrica sino ponerse las pilas”

En sus políticas y declaraciones, el Ministro Planas demuestra que, en lugar de defender a los agricultores, traicionándolos, está defendiendo los intereses de unos pocos poderes económicos que producen en esos países con los que la UE ha firmado: Acuerdos de Libre Comercio, y que son los que amenazan con sustituir a la agricultura española.

En respuesta a esa ofensa, yo mismo, como presidente de ALIV, divulgué un video condenando esta actitud globalista del ministro y advirtiéndole de que se la vamos a liar si no es él el que se pone las pilas.

Castellón pasa hambre

Las consecuencias de la crisis sanitaria a causa de la epidemia son múltiples y dolorosas. La más grave, sin lugar a dudas, la pérdida de vidas humanas, sobre todo en residencias de mayores, cuyas causas duelen todavía más, porque no se actuó en algunas a tiempo y con los medios adecuados, pese a que era evidente que era el sector más vulnerable: si en algunas no ha habido contagios ni muertes no parece que se deba a la casualidad, sino a haber puesto los medios a tiempo. La sociedad, los familiares de los fallecidos, no deben pasar página, y es algo que se resolverá en los tribunales o a través de los cauces que cada uno quiera utilizar, en memoria y en honor de los fallecidos. Negligencias laborales o sanitarias, tardanzas reiteradas por parte de las autoridades, deben ser aclaradas, también para que no vuelvan a suceder, si hay nuevas emergencias en el futuro, sean del Covid-19 o de otro tipo. Nuestros mayores tienen derecho, se lo merecen, y las heridas de lo que ha pasado deben restañarse con rigor para no recaer en reincidencias.

Para desprenderme del lastre del pancatalanismo

Anhelo cruzar, junto a mis amigos y compañeros de inquietudes, el mar Rojo para desprenderme del lastre del pancatalanismo.

En los momentos de máxima angustia espiritual del pueblo de Israel, cuando su reino había sido devastado y el templo de Yahvé derribado y profanado, se purificó la manera de entender lo divino y volvieron a recuperar su identidad como pueblo de Dios. El paso del mar Rojo fue su punto de inflexión.

Hoy quiero mostrar que el Valencià tiene que cruzar su mar Rojo para purificarse del pancatalanismo que los poderosos políticos han ido llenando sus alforjas de normas y vocablos ajenos a su ser, hay que volver a saborear las palabras de Cervantes cuando se refería al Valencià: “graciosa, dulce y agradable”

Un polígrafo valenciano europeísta VICENTE SALVÁ

1. CONTEXTUALIZACIÓN HISTÓRICA. El político, crítico literario, editor y bibliófilo, D. Vicente Salvá Pérez nació en la ciudad de Valencia en 1786 y murió por una epidemia de cólera en París el 5 de mayo de 1849. Salvá estudió en el Colegio de las Escuelas Pías de Valencia y se licenció en la Universidad de su ciudad natal, donde estudió idiomas, filosofía y derecho. Muy joven, a los 21 años, en 1805 se trasladó a Madrid para opositar a una cátedra de Lengua Griega de los Reales Estudios de San Isidoro, plaza que no obtuvo. Dos años más tarde, en 1807 se le nombró para desempeñar la suplencia de la cátedra de griego en la Universidad “Complutense” de Alcalá de Henares. La Guerra de la Independencia provocó la suspensión de las oposiciones a esa misma Cátedra, decidiendo regresar a Valencia. Las primeras impresiones de este desplazamiento las reflejó en un curioso diario de viaje, del que sólo se conservan dos páginas.

Su evolución cultural y política puede seguirse analizando sus actividades como editor, librero, escritor y político; así como las vicisitudes que atravesó durante y después de la guerra de la Independencia española en el primer tercio del siglo XIX.

Botiga "Sorpreses Lacreu"

I

Soc fidel ‘seguidor’ (follower, per als mes anglicans o anglofils) de l’arqueollingüistica que el ‘filolec’ Josep Lacreu nos regala, com el manà, que era flor d’un dia. Ho saben aquells que tenen la paciencia de llegir els articuls que publique en esta uep.

Com en estos dies de pandemia penitent hi ha poques coses que fer i he de passar les hores, me fixe un poc mes en el diari i baixe regularment a la tenda “Sorpreses Lacreu”.

A finals de març (Levante-EMV, 26-3-2020: 55), a conte del coronavirus comentava el terme “masquereta” que es un diminutiu de “màsquera”. Ell apunta que nos sorprendrem que davant de e s’escriga ‘que’... pero no, tambe passa en ‘esquena’, ‘quefer’, ‘requerir’, ‘taques’, ‘vaques’... ¿volia dir que nos sorprendria que no fora ‘mascareta’ la paraula?

Com qui no vol, explica que “Esta forma amb «e» posttònica és la més general en valencià” i que la [s] que precedix a la [k] “tendix a palatalitzar-se espontàniament” i “es pronuncia com si estiguera escrit «maixquera»”. Puix si, ad alguns, valencianoparlants, no nos causava ninguna estranyea, perque coneixem la parauleta... si, una ‘maixquera’.

I per a tranquilitat de tots, nosatres, nos diu que ya apareix (en la forma ‘maxqueres’) en un dietari valencià del 1573.

LA TRAICIÓN EUROPEA, el libro que Bruselas no quisiera que leyeras

El letrado José Manuel Millet Frasquet y Víctor Viciedo Colonques, productor de cítricos y Presidente de ALIV (Asociación de Labradores Independientes de Villarreal), ambos colaboradores del Club de Opinión y de Estudios Históricos Jaime I, al ver que coincidían en temática y preocupaciones, decidieron unir sus plumas para escribir este libro. Un trabajo basado en la investigación y en el análisis de las decisiones que se han ido tomando en Europa al servicio de los intereses de algunas de las naciones socias y, sobre todo, de poderes económicos que han convertido el edificio “Berlaymont”, sede de la Comisión Europea en Bruselas, en un auténtico enjambre del “Hampa” lobista.

2Según los autores: “el objeto de este libro es abrir los ojos del lector, para que descubra que la raíz de sus problemas económicos y de la decadencia de España se encuentra en gran parte en las equivocadas políticas que nos vienen impuestas desde Bruselas, y que ha llegado el momento de reaccionar ante los abusos; no podemos seguir siendo cómplices de nuestra propia destrucción”.

Marlaska, 'clon' de Sánchez

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, cesó fulminantemente al coronel de la Guardia Civil Pérez de los Cobos, en teoría por “pérdida de confianza”, y en la práctica por no informarle del informe sobre el 8-M, que la juez del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid había solicitado, y del que no salen bien parados Fernando Simón ni el ministro Salvador Illa. Poco después dimitió el general de la Guardia Civil Laurentino Ceña, y habrá que ver si hay otras dimisiones en solidaridad con Pérez de los Cobos.

Con tres llamadas telefónicas, Marlaska ya tuvo claro que había que cesarle, por indicación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, más que interesado en que se diluya todo lo referente al 8-M. Allí estuvieron y alentaron previamente la esposa de Pedro Sánchez, Carmen Calvo, Nadia Calviño, Isabel Celaá, el propio Fernando Grande-Marlaska y todos cuantos sabemos.

Hay que tener presente la trayectoria profesional del juez Grande-Marlaska, que es brillante. Ingresa en la carrera judicial en 1987, en 2012 presidente de la Sala Penal de la Audiencia Nacional, en 2013 vocal del Consejo General del Poder Judicial. Destacó por la instrucción de causas contra la banda terrorista ETA y ordenó la entrada en prisión de Arnaldo Otegui: sí, ese que ahora pacta con el Gobierno al que pertenece Grande-Marlaska.

Colectas en iglesias

El pasado lunes, 18 de mayo, Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, pidió en rueda de prensa a los católicos que fueran generosos en sus donativos, para pagar el sueldo del cura y las instalaciones, ya que “la Iglesia no vive del aire”. Al estar los templos cerrados por el Estado de Alarma, no ha habido colectas. Fernando Giménez sugirió, también, fórmulas para efectuar donativos que comprometan más que donar esporádicamente, como aportaciones periódicas, al igual que se está suscrito a plataformas de televisión o música. La pandemia ha provocado, entre otras cosas, casi una total ausencia de donativos, y fue un “toque” realista, muy oportuno, en la línea de que los católicos se comprometan más a sufragar los gastos de las iglesias.

El idioma valenciano y LA DAMA DE VILLAFAMÉS

El grabado llama la atención por el traje de dama valenciana del siglo XVII, época en que escasea la documentación gráfica sobre la indumentaria burguesa femenina en el Reino. Nuestra protagonista, Vitoria Gavalda Zorita, nacida en Vinaroz en 1653, no tenía que trabajar los campos ni cuidar aves; sin delantal, viste traje bordado con motivos florales, lazada y ajustadas mangas acabadas en discretas puntillas. Austera, sin peineta ni agujas, el atuendo lo complementa una pequeña mantellina festoneada de encaje. Hay que advertir que no todas nuestras antepasadas eran tan recatadas en el uso de la seda, el lino y la muselina.

La continuïtat pre i postjaumina del SISTEMA METROLOGIC VALENCIÀ (i III)

Continuem en les mides valencianes tant superficials com de llargaria, evidentment relacionades perque una superficie es la multiplicacio de dos distancies.

Començant per les mides de llongitut, hem de partir del “Alna” o “Vara”, que en el sistema metric decimal es correspon en 906 mm. La vara es pot dividir be en 4 “Pams”, be en 3 “Peus”. Multiplicador de la vara es la “Corda”, formada per 45 vares. El pam es dividix en 12 “Dits” i el “peu” de 12 “Pulgades”. Un dit es dividix en 12 linees. I una “Braça” o “Canya”, equival a 9 pams. Mes mides antropometriques son el “Colze”, la “Passa”, i la “Milla”, equivalent a mil passes. Es curios el “Eixem”, definit per Onofre Pou en el “Thesaurus Puerilis” en l’apartat “De les medides de la terra” com distancia entre lo dit gros y segon estesos”, aclarint “ques diu en Valencia xem: en Catalunya forc”

El LIBRE del REPARTIMENT de la Ciutat i Regne de Valencia (III)

ANOTACIONES HISTÓRICAS Y FILOLÓGICAS QUE SE EXTRAEN DEL LIBRE DEL REPARTIMENT DE LA CIUTAT I REGNE DE VALENCIA (III)

Libre del Repartiment de la Ciutat i Regne de Valencia fuente de gran valor filológico

 

Los índices de antropónimos y topónimos registrados en el Libre del Repartiment del Regne de Valencia constituyen una prueba evidente de la existencia de una “parla romanç valenciana” anterior a la conquista de estas tierras por las huestes de Jaime I en el siglo XIII.

Una muestra testimonial se puede extraer de los índices elaborados por Mª D. Cabanes y R. Ferrer de la transcripción del Libre del Repartiment I. Limitaremos nuestra labor a registrar sólo algunos nombres que empiezan por la letra “A” para evitar ser extraordinariamente prolija la relación.

Pablo Iglesias calla

Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno de Derechos Sociales, está muy callado respecto a los fallecimientos de ancianos en residencias. Han fallecido por coronavirus 18.400 ancianos en residencias, públicas y privadas, que supone que dos de cada tres fallecidos –27.650- por el Covid-19 son ancianos en residencias. Es una tragedia sin ningún tipo de paliativos, que nos tiene a todos los españoles indignados, dolidos. No es para menos.

La excusa de Pablo Iglesias para no dar la cara sobre lo que ha pasado y se está haciendo en las residencias de la tercera edad es muy sencilla: que es competencia de las comunidades autónomas. Ni él da la cara, ni la da Mónica Oltra en la Comunidad Valenciana. No sólo eso: no se dan datos precisos de fallecidos, porque la cifra que yo indico no es “oficial”, que en la pandemia equivale a suponer que esconde una realidad todavía más dolorosa. Oltra se escuda en que es Sanidad quien ahora se responsabiliza de las residencias a causa de la pandemia; Iglesias hace lo mismo. Sin embargo, la magnitud de la tragedia pone en evidencia a Iglesias y a Oltra: deberían comparecer en rueda de prensa, en Madrid y Valencia, y dar la cara, aportando datos y sometiéndose a preguntas libres de los periodistas, no censuradas. Tal vez es demasiado pedir a estos gobernantes: que comparezcan en rueda de prensa y se sometan a las preguntas de los medios de comunicación. Mientras, estigmatizar a las privadas es la consigna.

La continuïtat pre i postjaumina del SISTEMA METROLOGIC VALENCIÀ (II)

Hui continuarém en el sistema monetari valencià format pel conjunt “lliura”, “sou” i “diner” procedents dels “librae”, “solidi” i “denarii” romans, que encara hui es manté en Anglaterra: “pounds” (lliura), “shillings” (chelí), “pence” (penic). Inclus el “dinar” musulmà, ve del“denarii” romà.

L’unitat del sistema monetari valencià era la “Lliura”. Una lliura es dividia en 20 “Sous” i un sou en 12 “Diners”. Si l’estudiem a continuacio d’haver vist el sistema de pesos, es per l’evident relacio que guarden i que consistix en que d’un pes exacte, d’un material determinat, es trauen un numero concret de monedes. Vejam un eixemple a partir dels Furs: “Lo march haje, e contingue en si.viij.onces e onça haje, e contingue en si vint e quatre diners…” Si 1 “marc” son 8 onces i 1 “onça” son 24 “diners”, vol dir que d’un “marc” de pes es traurien 192 peces o “diners” (8 x 24 = 192). “…de diners que sien de setze sous lo march Si els 192 “diners” els dividim per 16, constatem que un “sou” equival a 12 “diners” (192 / 16 = 12).

DOS GENERACIONES

Vamos a intentar interconectar el resultado de las elecciones municipales en la ciudad de Valencia, con los conceptos “ESPAÑA VACIADA” y DOS GENERACIONES.

1. LA ESPAÑA VACIADA

1.1 ANTECEDENTES

Ha saltado a la palestra a través de los medios de comunicación, el concepto de la España vaciada, como algo novedoso, pero ese hecho se gestó muchos años atrás.

Tras los años de la posguerra, década de los años 1940, la vida en el mundo rural de la España interior era predominantemente agrícola y de subsistencia. En ella, podemos distinguir dos modelos: