Geopolítica de la diplomacia:de la clásica a la digital (II)

La diplomacia coercitiva

«Se puede hacer mucho con la diplomacia, pero desde luego se puede hacer mucho más si la diplomacia está respaldada por la imparcialidad y la fuerza».

Kofi Annan. Ex secretario general de Naciones Unidas.

Es opinión generalizada que para que la diplomacia puede ejercer con eficacia su función básica de conseguir ventajas para su país, es imprescindible que cuente con el respaldo de una fuerza, de un instrumento coercitivo, cuya mera amenaza, por distante que sea y por nula que sea su mención directa durante las negociaciones, le dé credibilidad, prestigio y poder de convencimiento.

Los prejuicios anticatólicos

En sus relaciones con el mundo moderno, la Iglesia Católica tiene muy asumido que su imagen siempre estará deformada por inveterados e inamovibles prejuicios, uno de los signos de identidad del progresismo y de ciertos sectores sociales anticlericales. El prejuicio anticatólico, sobre todo en algunos países como el nuestro, es más una actitud que una idea, ya que tiene todas las características de constante histórica que nunca cambia, independientemente de lo que la Iglesia haga o deje de hacer. Es un hecho sociológico: para infinidad de gente que sólo conoce a la Iglesia desde fuera y se hace eco de los que dominan la opinión pública, “católico” es sinónimo de cavernícola, oscurantista, opresor o cosas parecidas, sin tomarse la molestia de conocer lo que con tanta ignorancia critican. “Prejuicio“, dice el diccionario, es juzgar de las cosas sin tener de ellas cabal conocimiento, y no hay ejemplo más claro de lo que es un prejuicio que los enormes disparates que se dicen de la Iglesia, pero con un agravante: aquí la ignorancia es voluntaria, porque se hacen afirmaciones y acusaciones que son producto del odio, la antipatía o la pasión.

Los dueños del mundo (III): Soros y España

En el primer capítulo se expusieron los procedimientos para manipular la información y descubrimos cómo las grandes fortunas del mundo ejercen su influencia en el poder político a través del Club Bilderberg. En el segundo capítulo descubrimos al personaje más activo del Club: George Soros y sus más conocidos affaires.

Antes de entrar a tratar la influencia que Soros impone sobre nuestra ideología y sobre los cambios políticos en nuestro país, quiero dejar bien claro que nada de lo dicho hasta ahora es Ciencia Ficción. El Club Bilderberg no es secreto, su composición no es secreta, quienes asisten no es secreto, todo es público y transparente, lo único secreto es lo que allí se habla. En cuanto a George Soros, las fechorías expuestas no son invenciones, han salido a la luz gracias a la filtración de 2576 documentos de su “Fundación Sociedad Abierta” en  DC Leaks que en su día fue un escándalo mundial y que, su escasa repercusión en España, dice mucho de la influencia de este personaje sobre nuestros medios de comunicación.

Los dueños del mundo (II)

LOS AFFAIRES DE SOROS

En el anterior capítulo expuse como, para influir sobre nuestro voto que es el que quita y da poder, ciertos poderes económicos se adueñan de los medios de comunicación, para, utilizando ciertos métodos de desinformación, confundirnos y así servir mejor a sus intereses. Como gran ejemplo de esta mafiosa practica, analizamos al  “Club Bilderberg”, en donde esos medios de comunicación se reúnen con el poder económico y político de nuestro mundo occidental para decidir nuestro futuro, pero sin informar de nada. Uno de los miembros más activo de este Club es George Soros.

¿QUIÉN ES GEORGE SOROS?

Geopolítica de la diplomacia: de la clásica a la digital (I)

Resumen:

A lo largo de los siglos, la diplomacia ha sido uno de los elementos fundamentales con los que los Estados han ejercido su poder. En la mayoría de los casos, disponer de un buen servicio diplomático ha sido esencial para incluso la supervivencia de las naciones. Los errores del mundo diplomático han llegado a desembocar en conflictos armados. Actualmente, en el mundo tan sumamente complejo que vivimos, la diplomacia renueva su importancia geopolítica, teniendo que adaptarse a las tecnologías de las era digital. El país que se quede atrás en este campo debe ser consciente del riesgo en que pone a sus ciudadanos.

Palabras clave:

Diplomacia, diplomacia digital, diplomacia pública, era digital, inteligencia, geopolítica.

Keywords:

Digital era, digital diplomacy, diplomacy, intelligence, geopolítics, public diplomacy.

Introducción

«La diplomacia es el arte de conseguir que los demás hagan con gusto lo que uno desea que hagan».

Los dueños del mundo (I)

CLUB BILDERBERG

Erase una vez un hombre tan rico, tan rico, tan rico, que poseía una inmensa fortuna, pero que a la vez era tan, tan, tan bueno, que la empleaba en aras de un mundo mejor y más justo, creando y apoyando organizaciones para que los que viven en el mundo más pobre puedan llegar a vivir en el mundo más rico, para que los que se sienten distintos por sus atracciones sexuales puedan sentirse orgullosos de las mismas y para que no se margine a la mujer, alcance la igualdad con el hombre y pueda decidir ella misma sobre lo que ocurre en su cuerpo, abortando libremente. Y erase otra vez, otro hombre tan rico como el anterior, pero inmensamente malo, que aburrido de tener el poder económico quiso tener también el poder del mundo; para ello compró con su dinero la información y manipulándola a su gusto, implantó en las gentes las ideas de lo políticamente correcto, con las que consiguió que al frente de los países democráticos estuvieran los gobernantes de su gusto y dirigiendo sus decisiones lograba que en el mundo todo ocurriera del modo más adecuado para el beneficio de su riqueza; no importando si para ello fueran necesarias revoluciones, conflictos bélicos o atentados terroristas, mientras que la gente era feliz creyendo que pensaban por sí mismas.

Memoria Histórica

De nuevo malabarismos de Susana Díaz, ahora sobre la Memoria Histórica, alegando que es partidaria, pero pide una Memoria Histórica “que no mire hacia atrás”, y que las normas no deben servir “ni para confrontar ni para enfrentar”, poniendo como ejemplo las normas andaluzas y justo cuando el PSOE quiere sacar los restos de Franco de la basílica del Valle de los Caídos. Unas palabras de la líder andaluza que pretenden distanciarse de Pedro Sánchez, a la vez con habilidad para cortejar a los que propugnan una vuelta hacia atrás de modo permanente. No es una cuestión prioritaria para los españoles, pero para ciertos sectores políticos sí lo es. En los gobiernos de Felipe González –y eso que estaba más reciente Franco– no se prestó ninguna atención a estas cuestiones ni la sociedad lo pedía. Ahora la sociedad no lo pide, pero ciertos políticos están empeñados. Sospechoso: gato encerrado.

En sí misma la expresión “memoria histórica”, ya acuñada, es un contrasentido. Toda memoria es histórica por definición, pues en caso contrario no es memoria. A su vez, lo histórico abarca el pasado y el presente, también por pura definición.

Señera de dos barras del Tratat d'Almirra, los blaveros y Sentandreu (IV)

La curiosidad me impulsó a viajar en busca de documentación sobre la señera que, según Fuster y Pere Mª Orts, habría sufrido el incremento del azul por parte de ignorantes ediles en tiempos modernos. Lo hallado fue sorprendente. Procedentes de colecciones reales y de la nobleza europea se conservaban imágenes de las antiguas señeras valencianas. En el mundo del lepisma saccharina, entre incunables y manuscritos, me percaté de otros engaños de los expansionistas, como la historia catalana de la barras de sangre de Wifredo el Velloso. El cuento era repetido por anexionistas que lavaban el cerebro a los niños valencianos. Casualmente, analizando un incunable descubrí que era copia de una leyenda castellana referida a la toma de Córdoba, en 1236.

La noticia, publicada en prensa de Alicante, Valencia, Zaragoza y Burgos, fue silenciada en la de Madrid y Barcelona. Fue el 11 de julio de 1989, en el diario Información, donde se dio a conocer. Diez años más tarde, en el 2000, Martí de Riquer se atribuía el descubrimiento y, en Llegendes històriques catalanes (Barcelona, 2000), repetía lo publicado por mí en prensa y en el Tratado de la Real Señera (Valencia, 1993)

Guastavino, un valencià que revolucionà l'arquitectura en EE.UU.

Gracies a l’Institut d’Estudis Valencians, el passat mes de juny, tingueren la sort d’escoltar la magnifica conferencia impartida pel professor Fernando Vegas sobre la figura de Guastavino i la seua relacio en Valencia.

 L’arquitecte i constructor Rafael Guastavino, forma part d’eixe elenco de valencians que son reconeguts fora i oblidats, quan no ignorats, per el seus païsans. Naix en Valencia en 1842, just, com nos recordà el professor Vegas, en el moment en que es desmotaven moltes construccions, victimes de la desamortisacio de Mendizabal. Ser testic en primera persona de la composicio i configuracio de les estructures que s’anaven descuartisant li permitiria estudiar la tecnica tan popular valenciana, per a la construccio de les bovedes, com era la "boveda tabicada".

No mes acabar els seus estudis d’arquitectura, ya va inciar els seus proyectes en Barcelona: la fabrica Batlló o el Teatre de Massa, son clars eixemples.

Agradecimiento y aclaraciones

Una vez conocido el desenlace del que iba a ser mi nombramiento como Director de Seguridad Nacional, ha llegado el momento de romper el silencio que la debida prudencia hasta ahora me había impuesto. 

Antes de nada, a mi querido General Miguel Ángel Ballesteros, maestro y amigo, ya oficialmente nombrado para el puesto de Director de Seguridad Nacional, le deseo la mejor de las suertes, al tiempo que me pongo a su disposición para lo que precise. 

Tampoco puedo dejar de mostrar mi agradecimiento al señor Presidente del Gobierno y a su jefe del gabinete, Iván Redondo, por haber pensado inicialmente en mí, lo que ya de por sí me ha supuesto un inmenso honor. 

Han sido días muy intensos, en los que no han cesado las críticas más mordaces e injustificadas, pero también los apoyos de miles de personas, que me han mostrado su solidaridad en privado y en público. Y para estos últimos vaya mi agradecimiento desde lo más profundo de mi corazón, por haberse volcado en defenderme de los ataques infundados, de las ofensas a mi honor y de las agresiones a mi profesionalidad. 

La politización de la cultura

Uno de los fenómenos más típicos de nuestra época lo constituye, sin duda, la invasión de la política en todas las manifestaciones de la cultura. El hecho, por universalizado que está, no deja ser una extraña confusión; porque la política ya no se limita a su campo específico —esto es, a lo propiamente político, a lo social, a lo económico— sino que se erige en criterio de verdad y de error, de bien y de mal para toda clase de ideas. Esto explica que la contestación actual a la cultura sea tan radical y virulenta. En efecto, lo propio de la política es el espíritu partidista y las alternativas radicales. Cuando se lleva a terrenos que no son suyos, nada extraño es que las fobias políticas impidan el ejercicio neutral de la razón. Esta deja de ser equilibrada, condición indispensable para hallar la siempre difícil verdad, y se torna esclava sumisa del ideal político.

Dimisión de Ribó

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, está obligado a dimitir por coherencia con sus propias palabras. En marzo de 2016 el líder de Compromís afirmó que, si era imputado, estaba obligado a dimitir, no sólo “dispuesto a dimitir”, y destacaba que eso era lo coherente. Resulta que ahora Ribó está investigado –antes “imputado”– por prevaricación, tras una denuncia del Grupo Popular en el ayuntamiento por negarle el expediente administrativo relativo a una encuesta sobre el colectivo fallero en 2017. Y, por mucho que diga que es una casualidad que la imputación se haya conocido a la vez que la sentencia de la Gürtel valenciana, la realidad judicial es la que es: el hombre es esclavo de sus palabras, y dueño de sus silencios… si es que tiene palabra, claro.

La encuesta sobre el mundo fallero –realizada en 2017, con 963 entrevistas a falleros de ambos sexos mayores de 18 años– provocó una gran polémica en los partidos de la oposición municipal frente al tripartito que gobierno, denunciando varias preguntas que se hacían en esa encuesta, relativas a las creencias y a la intención de voto. Ribó defendió las preguntas que se formulaban, calificándolas como “absolutamente razonables”, pero no lo parecían a muchos otros, pero el asunto ha llegado al juez y el alcalde tendrá que declarar por delitos de prevaricación e impedimento del ejercicio de los derechos cívicos. Tendrá que declarar el próximo 25 de junio ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia.

Confiança i coherencia (i III)

La coherencia es la vinculacio o relacio que hi ha entre unes coses i unes atres; mes en concret, es referix a l’actitut i la conducta llogiques i conseqüents en una posicio anterior o en els principis que es defenen i professen.

I ara, ¿de quí toca parlar? De Podemos, dels dirigents del partit: del secretari general Pablo Iglesias i de la portaveu en el Congres, Irene Montero. L’escandal domestic, resolt fa uns dies (27-5-18), naixque arraïl de l’anunci de la compra d’un chalet de 660.000 euros en la rodalia de Madrit. Alli pretenen instalar-se i viure en els bessons que esperen pronte.

¿Qué te d’irregular la compra d’una casa d’eixe preu? En principi, no res, si no fora per un pero. Fa uns anys, en 2012, Iglesias criticà que l’exministre d’Economia Luis de Guindos adquirira un atic per 600.000 euros per a ‘especular’, segons el dirigent podemita.

No menors, son les ocasions en que han presumit de viure com la gent normal i corrent, per a confrontar-ho a les dels rics: el poble i la ‘casta’. I lo dit i escrit se’ls ha tornat en contra. 

Sense tallar-se un pel, plantejaren una consulta a les bases sobre si devien dimitir o no dels carrecs, per haver perdut la confiança.

Señera de dos barras del Tratat d'Almirra, los blaveros y Sentandreu (III)

El deporte progresista del desprecio al blavero

En San Juan de Alicante, cuando yo tenía el pelo negro en 1985, un engreído director de oficina bancaria que se dedicaba al arte de Luís Candelas, me dijo: 'Yo puedo perder mi prestigio si me ven con usted por la calle”. Nos dirigíamos a la exposición sobre la Real Señera organizada por mis alumnos. El hombre conocía las reglas del juego: él podía robar y repartir migajas en subvenciones a catalanistas, siendo respetado; ahora bien, si cedía una sala de la entidad a un blavero ¡puf, la que se podía armar! De hecho, salimos en El Temps de Eliseu Climent y lograron que la exposición no se celebrara en varios pueblos de la provincia de Alicante (Hubo una periodista independiente, Mercedes Pérez Ruzafa, que arriesgó su carrera al publicar en Información planas enteras sobre esta exposición. Siempre la recordaré agradecido).

La pérdida del sentido del pecado

pecadoEl mayor pecado de nuestro siglo es haber perdido el sentido del pecado”. La famosa frase del Papa Pío XII es un profundo diagnóstico de la situación moral de nuestra época que nos explica, desde su misma raíz, la actitud de innumerables hombres hacia la religión y hacia la ética. En este tema, lo que distingue a nuestra época de cualquier otra es una actitud mental. El pecado y la fragilidad moral es inseparable de la condición humana, pero antes se tenía conciencia de culpabilidad, y ahora se ha perdido esa conciencia. Tal situación, mírese desde donde se la mire, reviste una inmensa gravedad, porque no se trata de un simple cambio cultural o social, sino de la misma conciencia del hombre, de su ser más íntimo y personal. Muchos valores de la ética, sobre todo los que regulan la dimensión íntima, han desaparecido del universo moral de nuestros contemporáneos. Hay como una “anestesia” de su conciencia para todo aquello que no tiene un significado práctico y palpable. ¿Cuántos son, en nuestros días, los que manifiestan un sentido ético en la regulación de sus sentimientos, de sus pasiones o del uso de su libertad?… La mayoría se muestran inocentes o irresponsables al respecto, y no aceptarán ninguna clase de argumentos que les lleve a reconocer su culpabilidad.

En defensa del Coronel Baños

Pedro Sánchez, el indigno Presidente de España porque ha llegado a la presidencia sin haber ganado unas elecciones y valiéndose de una herramienta totalmente legal como es la moción de censura, pero con los apoyos de organizaciones políticas que como característica común tienen el odio a España y su Constitución, ha realizado unos nombramientos Ministeriales que han descolocado a todos sus adversarios. Si no fuera porque más pronto que tarde le exigirán el precio de su Presidencia y por las deslealtades y bandazos ideológicos de Sánchez, capaz de afirmar algo, y justo lo contrario poco después, diría que huyendo de cualquier sectarismo político, el líder socialista, ha escogido a personas razonables para sacar nuestro país adelante, entre las que ha incorporado incluso a Ministros no socialistas.

No como Ministro, pero en un cargo clave para la Seguridad de los españoles, Pedro Sánchez le ha ofrecido la  Dirección de Seguridad Nacional al Coronel Pedro Baños, Diplomado en Estado Mayor y experto en Geoestratégia.

Confiança i coherencia (II)

La falacia del numero (i de la minimisacio) 

El president Mariano Rajoy i l’argumentari que havien repartit als portaveus i dirigents repetien que son casos aïllats, que son ciutats secundaries, que son d’una atra epoca i que nomes afecten a unes decenes de persones. Home, sería acceptable si realment foren ‘illes’ o ‘atolons’ en la mar, pero son com una ‘polinesia’. I en quant al numero, es cert que 500 o 1000 persones es una infima quantitat en relacio als 800.000 afiliats, pero clar la falacia està en que els investigats i els empresonats no son els militants de Rotova, de Fageca, o de Matet, sino que tots ells o quasi tots ocupaven importants carrecs o dirigien el partit (estem parlant d’exministres, expresidents autonomics i exconsellers). En resum, encara que el percentage siga proporcionalment reduit o insignificant, l’importancia qualitativa es enorme. 

Aznar “patina” de nuevo

El expresidente de Gobierno y del PP, José María Aznar, no se da cuenta de que los consejos hay que darlos cuando te los piden.

José María Aznar se ha ofrecido a reconstruir el centro-derecha, a lo que Mariano Rajoy ha contestado que no hace falta reconstruirlo. En el PP actual han afirmado que hace tiempo que no entienden a Aznar.

En la política, como en la vida, hay que saber cuándo está uno de más, cuándo ha acabado un ciclo, en definitiva que uno no es eterno ni es imprescindible. Sin embargo, eso no lo comparte Aznar.

Los consejos hay que darlos a petición de los interesados, o con la suavidad de quien es consciente de que los demás tienen sus libres decisiones y, en ocasiones, manifiestan expresamente que no quieren consejos de una persona ni su tutela permanente.

Cayó bien la decisión de Aznar de limitar los mandatos a dos, y cumplió. Pero ya cometió el error de designar su sucesor “a dedo”, sin pasar por una elección democrática en el PP, aunque muchos pensaran como él que Mariano Rajoy era el indicado. El “dedazo” no es sistema ya desde hace tiempo en un sistema democrático.

Valencia se vuelca para recibir al “Aquarius”

AquariusTodas las instituciones civiles y diocesanas se están volcando en Valencia para recibir a los 629 inmigrantes del barco “Aquarius”.

Es la mayor emergencia humanitaria que acomete España. De los 629 imigrantes, más de 100 son niños. Abandonados por el Mediterráneo, donde podrían haber encontrado su fosa, estos inmigrantes se van a beneficiar de la decisión de Pedro Sánchez de “hay que hacer algo”, encontrando en Valencia el puerto idóneo y la sociedad adecuada. Llegarán mañana o pasado.

Hay una pancarta colgada en la fachada del ayuntamiento de Valencia con este motivo: “Valencia ciudad refugio” (en valenciano). Pese a quienes piensan que es una mera “foto” o un peligroso “efecto llamada”, pienso que es una decisión humanitaria loable, aunque pone de manifiesto un cúmulo de injusticias y omisiones en el ámbito internacional que sería bueno analizar y remediar. Lo complejo no justifica la pasividad.

Pero Valencia entera se está volcando en los preparativos, tanto las instituciones civiles como todos los recursos que la diócesis tiene a su disposición –gracias a la labor que lleva a cabo el cardenal Cañizares desde hace años con los inmigrantes-, con una excelente coordinación. Es un frenesí de reuniones y preparativos.

Federalismo… ¿Qué federalismo?

Celebramos aquí muy de verdad el progresivo y satisfactorio restablecimiento en la salud de nuestro particular amigo Don Germán Reguillo, en la esperanza de que muy pronto la página digital de nuestro Club de Opinión se verá nuevamente enriquecida con sus habituales escritos de colaboración de marcado interés. Como anticipo a la normalidad que tanto deseamos, publicamos el presente articulo de Germán Reguillo que, publicado en agosto de 2014, alude a los federalismos y al problema catalán.

Durante los veranos, el antiguo Colegio Menor “Santa María del Lidon” que dirigí durante dieciocho años, se utilizaba como Albergue Juvenil, adscrito a la RIAJ (Red Internacional de Albergues Juveniles). Por allí pasaban cientos de muchachos extranjeros. Todos ellos con sus mochilas a la espalda. Me llamaban la atención, particularmente los alberguistas de nacionalidad suiza. La mayoría llevaban pegados en sus mochilas pequeños adhesivos con la bandera suiza. Cuando en la administración del Colegio les preguntaban sobre su nacionalidad de origen, la respuesta era unánime al margen de que hablasen alemán, francés, italiano o el romanche. (Por cierto, el nacionalismo catalán siempre pasa de soslayo por el caso suizo. No les interesa. ¿Por qué será?)

Dependientes olvidados

dependenciaUn dato espeluznante y cruel: hay un bloqueo inexplicable en la tramitación de las solicitudes de dependencia en la Comunidad Valenciana que no ha trascendido a la opinión pública hasta ahora. El dato es que están paralizadas miles de solicitudes de dependencia, las que se presentaron entre abril y finales de 2017, sin que se haya hecho nada. Tal como lo leen: miles de solicitudes olvidadas, y no se sabe el motivo.

Mónica Oltra, consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, debe una explicación cuanto antes, porque es un auténtico foso en quien alardea con frecuencia de unos datos que ocultan esta realidad. No se sabe la razón: bloqueo u olvido, los perjudicados son los dependientes y sus familias, que oyen que las solicitudes de dependencia tardan en resolverse un año y medio o dos, pero que a la vez oyen que solicitudes presentadas en 2018 se han resuelto ya a estas alturas, y los beneficiarios están cobrando o recibiendo los servicios propios de la dependencia.

Confiança i coherencia (I)

La confiança es la seguritat que tenim cadascu en nosatres mateixos, pero tambe es l’esperança certa i ferma referida a una atra persona o una atra cosa. Per aço, quan diém que algu o una cosa es de confiança estem expressant que no nos defraudarà les expectatives.

La relacio de confiança –com allo que yo otorgue– es la base de la conexio entre els votants i els votats, entre els electors i els representants politics. En si mateix, la papereta es la materialisacio d’eixe valor que suponem en el politic que nos demana el nostre soport en la campanya.

Ve a conte esta reflexiva introduccio per a parlar de ¿quí? o de ¿qué? Puix de l’expresident de la Generalitat Eduardo Zaplana i de la mentira global en la que vixquerem durant uns quants anys, des de maig de 1995 fins a juliol de 2002 en que se n’ana a Madrit com a ministre de Treball i Assunts Socials, en el govern del José María Aznar. Un maig de 1995 que passà a l’historia valenciana i un maig de 2018 que tambe passarà a l’historia valenciana i espanyola.

         

Un regim i una politica

Ara van pel cant Valencià

El passat 13 de maig fallia Enric Pastor, “Pastoret”; un any abans, el 14 de giner de 2017, havia faltat Pilar García Comeche, “Pilareta”, dos grans referents del cant valencià d’estil nos han deixat en poc de temps. La noticia practicament ha passat desapercebuda per a la societat valenciana. El cant valencià continúa sent un gran desconegut. ¿Per qué?

El catalanisme valencià ha entrat alli a on podia trobar algun punt de contacte en Catalunya, per precaria que fora la relacio. Pronte s’introdui en la Moixaranga, ya que, per un costat, els “castells” catalans tenen el seu orige en ella i en els algemesinencs que emigraren al delta del Ebre a ensenyar cóm conrear l’arros, pero sobre tot perque visualment es facil confondre una torre de Algemesi en un castell de Badalona, per mes que la filosofia siga completament diferent (ball essencialment religios i creatiu u, concurs atletic l’atre). Pero no pot trobar absolutament cap vinculacio del cant d’estil o les albades en cap tradicio music vocal catalana. Aixina, no es casualitat que Canal 9 no fera res per la difusio d’esta tradicio.

Señera de dos barras del Tratat d'Almirra, los blaveros y Sentandreu (II)

Aunque invisibles para los ideólogos del Camp de Mirra, hay imágenes de Jaime I en fechas cercanas al Tratat d'Almirra en 1244 y, lo más interesante, con la heráldica de dos barras que exhibía el monarca en actos solemnes. Al ser códices ejecutados bajo la observación de los reyes, si en el Camp de Mirra existiera voluntad de respetar la realidad documental, las dos barras del siglo XIII debieran reflejarse en la indumentaria de Jaume I; pero las intenciones, lamentablemente, son políticas y no culturales.

En las miniaturas de las Cantigas aparece el retrato de Jaume I, obra coetánea del monarca, realizada por deseo de Alfonso el Sabio, el mismo que firmó el Tratat d'Almirra junto a Jaume I, que acabaría siendo su suegro. El rey castellano supervisó personalmente la realización del manuscrito, datado hacia el 1260, y el autor del códice fue fidedigno en la plasmación heráldica del conquistador: dos barras, aunque en grandes banderolas o vestidos de los escuderos se observen desde tres a veinte barras, efecto del mismo horror vacui que hacía repetir castillos y leones en superficies semejantes.

Los derechos del subjetivismo

Si tuviéramos que determinar cuál es la causa profunda de muchos males en el comportamiento individual y colectivo en nuestra época, el diagnóstico ofrecería pocas dudas: es el subjetivismo, que trata de imponer sus derechos arbitrarios en todos los ámbitos. En nuestra sociedad apenas se mencionan deberes, pero se exigen continuamente derechos que hacen referencia a la total libertad del sujeto para hacer lo que quiera, y que todos tienen que respetar y padecer. Porque lo peor no es el mal moral que se hace, sino el talante con que se hace. Cada cual se cree con derechos para expresar, realizar e imponer sus deseos pasándose por encima un principio básico para toda convivencia humana y para todo civismo: que el respeto a las normas no es otra cosa que respeto a los demás. Esa expresión “hago lo que me da la gana” –tan en boca de la gente-, es la expresión perfecta de la arbitrariedad del subjetivismo y de su perversión moral. No hace falta ser muy perspicaz para darnos cuenta de que los derechos del subjetivismo no son otra cosa que los derechos del egoísmo, y si se entiende esto, se entiende también dónde está la raíz de muchos males.

Deberes III: Educar, aprender y trabajar

La educación es un derecho. La escuela primaria debería ser gratuita… Nuestros padres pueden elegir lo que aprendemos. (Art. 26 de la Declaración Universal de Derechos Humanos)

De entrada, la citada Declaración nos alerta que la escuela primaria -después de 70 años de ser aprobada por Naciones Unidas en el año 1948- debería ser ya en todo el mundo gratuita, y no lo es. Es decir, en la actualidad solo en algunos países privilegiados como el nuestro se cumple, pero otros están lejos no solo de conseguirla sino que todavía no la han podido iniciar. Son los países llamados del tercer o cuarto mundo que no disponen de lo necesario para cumplimentar este importante y trascendente mandato de Naciones Unidas para el desarrollo, la igualdad y la dignidad de todos los pueblos como es el derecho a la educación.

Libertad educativa

Todo tipo de dictaduras han buscado y buscan suprimir la libertad de enseñanza, de modo que la Administración moldee desde la infancia lo que busca: en vez de servir a la educación, se sirve de la educación para imponer una ideología. También es totalitario el poder emergido de las urnas si lamina derechos y ahoga el pluralismo propio de la libertad. La dictadura en tierras valencianas se traduce ahora en imponer el valenciano y ahogar los conciertos educativos, pero se reviste de eufemismos como “plurilingüismo”: son disfraces del totalitarismo que pilota el conseller Marzà. El sectarismo preside decretos y leyes, que una y otra vez se están encontrando con sentencias judiciales que las anulan y con iniciativas ciudadanas que lo están impidiendo, con gran esfuerzo y constancia, y también con víctimas de este totalitarismo insultante.

Inquietante moción de censura

Si el 60% de los votantes socialistas no se fía de Pedro Sánchez, los no votantes tienen más motivos para no fiarse. Más que inquietante.

La encuesta del CIS del pasado 8 de mayo arrojaba ese dato llamativo sobre la desconfianza que Pedro Sánchez genera en los propios votantes socialistas. Otro dato, para mí de menor entidad, es que es el líder peor valorado, cuando en la anterior encuesta del CIS era Pablo Iglesias.

Que el tercer partido, el PSOE, se atreva a presentar la moción de censura pone muy en tela de juicio su peso y fuerza. Pero curiosamente su fuerza es precisamente su debilidad: Pedro Sánchez quiere llegar a la Moncloa como sea, con los apoyos que vengan de donde vengan, porque su “ego” puede más que la estabilidad, argumentando que hay que echar a Rajoy sea como sea, al precio que sea. El fin justifica los medios, una vez más, en políticos como el secretario general del PSOE, y lo está demostrando de nuevo estos días.

Los independentistas están deseosos de apoyar a Sánchez, porque esperan obtener abundantes beneficios de la debilidad del líder socialista. Y todo justificado por la sentencia del caso Gürtel, precipitándose en una moción de censura que revisten de necesaria regeneración democrática. ERC, por ejemplo, se frota las manos.

Moción de Censura, Gürtel y el Circo

El pasado Viernes 25 de mayo sobre las 11h se producía un Tsunami político que hizo caer las bolsas y crecer la prima de riesgo. Justificándolo con la sentencia de la Gürtel, el ambicioso líder socialista Pedro Sánchez,  registraba en el Congreso de los Diputados una  moción de censura contra el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, que en un “dejavu”, nos traslada al bloqueo político tras las elecciones Generales del 2015 con su famoso “No es no”y su intento de alcanzar la Presidencia pactando con partidos políticos como Bildu, Esquerra, PDE Cat, Compromís y resto de marejaditas de Podemos, que en su día provocó la crisis socialista que lo desbancó temporalmente como Secretario General del partido, desbloqueando la insufrible situación.

Como traidor experimentado, Pedro, apuñala a un Mariano confiado y convencido de la maduración política del líder socialista, al haber acordado con él  la continuidad del 155 en Cataluña, necesario tras las amenazas de un recién nombrado president de la Generalitat, Sr Torra, que añade a su odio españolista un ligero tinte xenófobo y una radicalidad reconocida por él mismo.

Amparo Cabanes Pecourt

La Asociación Cultural Cardona i Vives organizó una conferencia este martes 15 de mayo de 2018 con el título: “EL NAIXIMENT DEL REGNE DE VALÉNCIA”, a cargo de Doña Amparo Cabanes Pecourt, en el salón de actos de la Fundació Cajamar Castelló-Centre Social San Isidro, carrer d’Enmig nº 49 de la ciudad de Castellón de la Plana.

Doña Amparo Cabanes Pecourt (Valencia 1938) cursó estudios de Bachillerato y Magisterio, en Valencia. Obtuvo los grados de Licenciatura en Filosofía y Letras (1962) con Premio Extraordinario y de Doctora en Historia (1968) bajo la dirección de Don Antonio Ubieto Arteta, en la Universidad Literaria de Valencia. Desde 1963 hasta 1983 ejerció la docencia como Profesora Titular en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Valencia.

Obtuvo mediante concurso-oposición nacional, la cátedra de Paleografía y Diplomática con destino en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Murcia (1982), pasando en septiembre de 1983, mediante concurso de traslado, a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza, en cuyo claustro de profesores estuvo hasta su jubilación en 2008.