Hasta en la cárcel

El independentismo radical en Cataluña ha llegado a ser insoportable, allí y en el resto de España. Si no, que se lo pregunten a quien compartía cárcel en Soto del Real con el líder de ANC: le concedieron a ese preso el traslado, pues decía que Jordi Sánchez era un “machaca insoportable”.

Llegó a decir ese preso que compartir celda con el independentista Sánchez era como tener “dos cárceles”, que ya es decir. Es una anécdota ilustrativa del hartazgo con el que muchos viven el intento secesionista catalán, por la falta de respeto a quien no piensa igual, la pertinaz insistencia con ocasión y sin ella. Hay ya pactos explícitos de no hablar entre amigos y colegas de “no hablar de Cataluña”.

El hartazgo de la locura independentista también se manifestó el pasado domingo en Barcelona, donde un millón de personas, convocadas por Sociedad Civil Catalana –aunque ellos llegaron a hablar de 1,3 millones, y por supuesto la guardia urbana de 300.000 asistentes– volvieron a salir a la calle defendiendo la unidad de España, con el lema “Cataluña somos todos”. Como dijo uno de los manifestantes, la mayoría no independentista ha salido “tarde a la calle, pero ha salido”.

Coste económico del secesionismo catalán

El castigo económico que está originando el independentismo catalán es inmenso, pero todavía no se puede cuantificar, hasta que la locura no acabe, y eso llevará décadas.

Décadas de fomento del independentismo no se resuelven con el artículo 155: con él, se restablecerá el Estado de Derecho, pero el precio económico y social tardará otras décadas en cuantificarse y reponerse, y eso que soy de los “optimistas” que piensan que el secesionismo catalán se irá difuminando, a fuerza de realismo de independentistas y no independentistas.

¿Cuál es el precio, a fecha de hoy, de la locura independentista? Se dan cifras, pero en mi opinión con frecuencia parciales. No sólo hay que contar la fuga de bancos y empresas a partir del 1-O, sino los miles de empresas que se han ido desde que empezó a despegar el independentismo en Cataluña, que podríamos situar en unos 7-10 años atrás.

A todo ello, habría que sumar la caída de la inversión extranjera, las empresas que han elegido otro lugar en estos años por la inseguridad que ha generado el independentismo, las que no han invertido más en Cataluña por el pánico generado, los puestos de trabajo que se han perdido y se están perdiendo.

Cincuenta años de COPE Castellón

El pasado 19 de octubre asistí al acto central del 50 aniversario de COPE Castellón, en el Auditorio de Vila-real. Medio siglo de historia, como recogió un vídeo con una selección de noticias que se fue proyectando a lo largo del acto, conducido con mucho acierto por Raúl Puchol. La verdad es que se logró convocar a antiguos y actuales empleados, instituciones, oyentes y empresas, con la lógica asistencia de muchos compañeros de profesión periodística de otros medios, que quisimos acompañar en este acto a quienes logran sacar adelante un medio durante cincuenta años, con la solidez y prestigio de COPE Castellón. Si 50 años –bodas de oro– se celebran en matrimonios y otras instituciones, en un medio de comunicación tal vez más.

COPE Castellón ha ido siempre muy unida a Vila-real. ¡La de veces que todos hemos tenido que explicar a algún colega que COPE Castellón, de la provincia de Castellón, no está en Castellón sino en Vila-real, sobre todo el actual director, Josep Lázaro, o los anteriores Joan Soler y Pilar Gregorio. Juan Soler recibió en el acto el reconocimiento que se merece: su impulso y tenacidad hizo posible la emisora, y su permanente ubicación en Vila-real, de la que fue fundador y director durante 20 años. Es un ejemplo de que la constancia hace posibles los aparentes imposibles.

Aplicar el 155

¿POR QUÉ APLICAR EL ARTÍCULO 155 DE LA CONSTITUCIÓN EN CATALUÑA?

Ante el callejón sin salida a donde nos ha llevado Puigdemont y sus secuaces, (no puedo dar un tratamiento honorable a quienes desde el poder están delinquiendo), el gobierno ha iniciado los trámites para la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

La aplicación de este artículo no va a ser un camino de rosas, más bien da vértigo pensar en la reacción del mundo independentista catalán tomando las calles, rodeando edificios públicos o cortando carreteras, como así nos advierten comentaristas, tertulianos y políticos independentistas o cercanos a Podemos, diciendo “¿Alguien piensa que el pueblo catalán no va a salir en defensa de sus instituciones?”, alentando de paso a que lo hagan. También nos quieren convencer de que la aplicación de este artículo Constitucional, es un golpe de estado que quita a los gobernantes elegidos democráticamente para sustituirlos por otros que no lo son, siendo un ataque y una ofensa al pueblo catalán.

Convivir en Cataluña

El independentismo catalán ha provocado, entre otras cosas, una convivencia muy tensa y difícil entre los catalanes. Hasta la Sanidad catalana aconseja pausas para sobrellevar el estrés.

El cantautor Joaquín Sabina lo dijo este martes: “No es Cataluña contra España, sino Cataluña contra Cataluña”. La ley del referéndum ha sido declarada nula, por unanimidad en el Tribunal Constitucional, pero no espero que Puigdemont cambie de opinión hoy, que expira el plazo otorgado por Rajoy.

Más de 700 empresas se han marchado de Cataluña, la penúltima de ellas la emblemática Codorníu. La sangría económica para Cataluña no ha hecho más que empezar, si no se endereza pronto la situación. La tensión política es comentario diario en tierras catalanas y en toda España.

La tensión a causa de la independencia entre los catalanes ha ido en aumento. Algunos hablan de que se ha vuelto “insoportable” la vida cotidiana, conversar con amigos, ir por la calle, hacer alguna compra, tomar unos cafés.

Hablo con familiares y amigos que viven allí. Entre los independentistas hay personas respetuosas, que de verdad viven el pluralismo y no crean precipicios ante los amigos, familiares, colegas o vecinos que están en contra de la independencia. Pero un sector de los independentistas quiere imponer su tesis – en absoluto dialogan -, con pintadas, comentarios insultantes y todo tipo de faltas de educación y respeto.

¿Adoctrinamiento? No, gracias

Es un tema de rabiosa actualidad el del adoctrinamiento, por eso vale la pena dedicarle unos minutos al mismo. Nadie como el sociólogo Pablo Carreño me ha ayudado a tener ideas claras sobre esta cuestión tan importante para los docentes como yo. Pablo es el padre de mi amiga Carolina que sabe la admiración que le tengo.

Así comienza una nota técnica suya: ”Tanto los nuevos conocimientos que se acumulan a nuestro bagaje cultural, como las ampliaciones y desarrollo de los anteriormente adquiridos, precisan de un marco vital que los haga comprensibles y útiles para la gran síntesis personal que constituye toda auténtica formación”. 

Formación y cultura, formación y motivación, formación y libertad, formación y manipulación, son los cuatro ejes sobre los que afronta el sociólogo Pablo esta cuestión.

¿ Qué significa cultura ?

La palabra cultura es de origen latín que significa “cultivo”. La cultura en la lengua latina, entre los romanos, tenía el sentido de la agricultura, y se refería al cultivo de la tierra para la producción..

La cultura también se define en las ciencias sociales como un conjunto de ideas, comportamientos, símbolos y prácticas sociales, aprendidos de generación en generación a través de la vida en sociedad. Sería el patrimonio social de la humanidad o, específicamente, una variante particular del patrimonio social.

Sedición

NO SON PRESOS POLITICOS, SON SEDICIOSOS

El mensaje del muro de Facebook de Enric Nomdedéu, Secretario de Empleo de la comunidad Valenciana dice: "Hoy fueron a la cárcel dos de los organizadores de las movilizaciones más importantes de Europa en lo que va del siglo, por uno, dos, tres, cuatro... años. Sin incidentes. Pacífico. Reivindicativas. Festivo. Quien los envía es una justicia politizada y manipulada por un gobierno que crea pruebas falsas, que utiliza dinero público para atacar a sus oponentes políticos, un gobierno que lo es gracias a la financiación ilegal. Si eso es lo que ellos entienden por democracia, yo estoy justo enfrente".

En primer lugar recordarle a Nomdedeu que el escrache de unos falangistas en la Diada de 2013 a los diputados y senadores nacionalistas  en la Librería Blanquerna de Madrid, se saldó con cuatro años de cárcel para cada uno de los asaltantes, por un supuesto delito de odio. Delito que por otra parte es difícil de probar y muy subjetivo ya que no hubo ni insultos, ni golpes, ni heridos únicamente se coreaba “No nos engañan, Cataluña es España” y se produjeron un par de forcejeos. Lo que me lleva a pensar que si el acoso a políticos lo realizan personas con la bandera de España es “delito de odio” y si la realizan otros son escraches. Por eso  estoy seguro que al Señor Nomdedeu, esta sentencia no le pareció desmesurada ni manipulada.

Aragón en Castellón

El Corte Inglés en Castellón ha tenido una iniciativa pionera con los aragoneses, en colaboración con el Centro Aragonés de Castellón, con la Semana de Aragón, que abarca aspectos culturales, folclóricos, gastronómicos y turísticos.

Se inauguró el pasado lunes, con intervenciones del director de El Corte Inglés, José-María Pereda, y del presidente del Centro Aragonés en la ciudad, José-Antonio Lázaro. Tras sus palabras, una jota con letra alusiva a esta iniciativa. Una gran cantidad de personas asistimos a la inauguración, predominando los que somos aragoneses, pero también otros muchos que se sumaron a este acto. También asistieron diversos representantes institucionales y empresariales, resaltando la importancia de cuanto atañe a los aragoneses. Tras la inauguración oficial, en la planta sexta el Grupo Folklórico aragonés nos deleitó con más jotas, que hicieron vibrar a todos.

Los aragoneses somos muchos en Castellón. Se calcula que en la provincia unos 15.000, sobre todo procedentes de Teruel. Con razón se dice que Castellón es como un segundo hogar para los aragoneses. Sobre todo en la década de los 60 del siglo XX hubo una emigración considerable desde tierras turolenses a la provincia de Castellón, que han ido echando raíces, más que integrados podríamos decir que “fundidos” en la provincia. La segunda comunidad autónoma a la que más aragoneses emigraron fue la valenciana, sobre todo a Castellón y Valencia.

Posibles soluciones

DECLARACIÓN DE INDEPENDENCIA ¿ALGUIEN SABE COMO SALIR DE ESTA?

Utilizando el símil pugilístico, estamos asistiendo a un supuesto combate entre los independentistas y el estado español, en principio desigual por la diferencia de tamaño y fuerza, pero en donde el pequeño y más débil (los independentistas), como un Rocky Balboa, lo ha venido preparando concienzudamente desde hace mucho tiempo, para lograr ganarlo (conseguir la independencia de Cataluña). Para ello desde el poder de la Generalitat, aprovechando que tiene la educación transferida ha ido adoctrinando a los jóvenes en las diferencias con el resto de españoles y en una supuesta opresión hacia la cultura y la lengua catalana, que ha dado como fruto varias generaciones que desprecian a España y que desean de forma obsesiva separarse de ella.

Esperando a Puigdemont

La tarde del martes fue frenética a la espera de la comparecencia de Puigdemont. Y ahora seguimos a la espera del requerimiento para que aclare si ha declarado la independencia.

Todo el mundo estaba a la espera el martes. El retraso de su intervención nos llevaba a estar pendientes de diarios digitales, radio, televisión y mensajes que nos llegan en estos días como un auténtico bombardeo a través del whatsapp.

Una vez que intervino el presidente Puigdemont –todavía presidente-, unos y otros preguntando si había declarado la independencia de Cataluña o no en su comparecencia. Eso de asumir el referéndum del 1-O y, a la vez, suspender su entrada en vigor no cuadraba.

Cogí el coche, momento ideal para escuchar la radio. En Onda Cero ya lo tenían muy claro. Uno de los contertulios habló del Grupo Planeta, diciendo que tiene “cierta relación” con esa emisora, a lo que otro contertulio contestó que eso de “cierta”…, pues es el propietario de la emisora, claro. Y dieron el dato de que el Grupo Planeta había supeditado el traslado de su sede fuera de Cataluña si se declaraba la independencia, y esa tarde había tomado la decisión: Planeta tenía muy claro que la había declarado.

Cataluña sin miedo

De la multitudinaria manifestación en Barcelona el pasado domingo día 8, queda la conclusión de que los catalanes anti-independentistas, por fin, se han quitado el miedo a manifestar en las calles su postura. Es la primera gran manifestación, ya en una fase muy crítica del proceso independentista. Más de un millón según Sociedad Civil Catalana, organizadora de la manifestación, y entre los manifestantes euforia, menospreciando la cifra de los 350.000 que aportó la policía local.

Hace falta una Cataluña sin miedo, aunque en la convivencia diaria los catalanes no independentistas –que son la mayoría– han sufrido, sufren y sufrirán insultos, amenazas e intentos continuados de vulnerar sus derechos. Tengo familiares en Cataluña, amigos y colegas, que sí han sido y son valientes en esa convivencia diaria, y algunos que son independentistas no utilizan amenazas ni violencia: tendríamos que ver cómo actuaríamos quienes vivimos en otras zonas de España.

Pero, en efecto, es un “día histórico”, porque la mayoría silenciosa ha dejado de serlo. Esta gran manifestación debía haberse celebrado antes, sin esperar que la locura de Puigdemont siguiera avanzando, dejando todo en manos de los tribunales y de Rajoy: debían haberse lanzado a la calle mucho antes. Fácil decirlo para mi, muy difícil para ellos. Ya no es la Cataluña que yo viví durante nueve años, pero por eso mismo duele más, no es algo ajeno.

Yo estuve allí

AYER LA GENTE DE ORDEN “PETAMOS” BARCELONA (yo estuve allí nadie me lo ha contado)

Yo estuve alliYa sé que todos nos consideramos gente de bien y de orden, pero todos no lo son. La gente de bien y de orden es la gente que quiere paz, que su preocupación principal es el trabajo y la familia y que no tiene sueños revolucionarios, ni está con proyectos excluyentes, ni se siente dentro de una democracia madura subyugado a ningún estado opresor y lo único que pide es la convivencia, no la victoria de nada ni de nadie.

Pues ayer, en Barcelona, esa gente de bien que forma la llamada mayoría silenciosa, harta ya de tanto fanatismo, tanta exclusión, tanta revuelta, tanta huelga, tanta presión en los puestos de trabajo, tanta manipulación de los medios de comunicación subvencionados por  “la Generalitat”, tanta persecución y humillación a las fuerzas de orden público, tanta rebeldía, tanto adoctrinamiento en colegios y universidades, tanto falso victimismo y tanto odio a un país del que todos formamos parte, salieron a la calle con banderas catalanas oficiales y históricas (no trapos estelados) y españolas para pedir que se recupere el Seny (cordura, sensatez, sentido común) y por la Convivencia.

Dialogar con sediciosos

Tras el referéndum ilegal del 1-O muchos periodistas, representantes de organizaciones internacionales, personajes VIP de todo el mundo, dirigentes de otros países y partidos políticos españoles entre los que se encuentra el PSOE del desleal Sánchez, piden del Gobierno español que dialogue y que no se repitan episodios violentos. Pero, ¿Alguien sabe de qué se puede dialogar con los sediciosos independentistas?.

Certezas y enigmas catalanes

La certeza es que no se celebrará el referéndum, o solamente un simulacro, una farsa sin sentido ni valor alguno. Los enigmas son muchos más.

Como no podía ser de otra manera, el Estado de Derecho se ha puesto en evidencia con eficacia. Aunque curiosamente los líderes catalanes lanzan la responsabilidad contra Mariano Rajoy y avisan de que los catalanes no olvidarán lo que está haciendo estos días, en sentido contrario Pedro Sánchez ha sentencidado que Rajoy no ha hecho nada y ha sido obra de los tribunales. ¿Rajoy o los tribunales, en qué quedamos? Más bien, los dos.

Cataluña está viviendo un tiempo de máxima tensión, y continuará durante un tiempo considerable. Algunos mencionan el clima independentista y violento que hubo en el País Vasco como referencia, esperando que también en Cataluña –aunque con características muy distintas a los episodios vividos en tierras vascas– se vayan apaciguando las aguas. Ojalá sea así, y que no se tarde tantos años.

Pero los enigmas surgen por todas partes. Lo lógico sería convocar elecciones en Cataluña, pero supone un riesgo más que considerable para los actuales gobernantes catalanes. Si hay elecciones, ¿se lanzará a votar esa mayoría silenciosa que se opone al independentismo?

La espiritualidad del sufrimiento

Sufrimiento El sufrimiento es inseparable de la condición humana, y ninguna ciencia, ninguna técnica, ninguna filosofía podrá erradicarlo jamás de nuestra vida: como la sombra que proyecta el caminante en su andar, el sufrimiento nos acompaña siempre allá donde estemos, y sean cuales sean las disposiciones que tengamos. Compartimos con los animales el dolor físico; pero es exclusivo de los hombres el dolor moral, el más profundo y el que más nos hace sufrir. El animal no tiene autoconciencia, y su dolor es ciego, sin connotaciones dramáticas; el dolor del hombre, por el contrario, va empapado de la inquietud torturante del pensamiento, del sentimiento y del deseo, que intensifican el sufrimiento hasta el límite de la desesperación y de la tristeza. En cierto sentido, el hombre es el único ser sufriente de la naturaleza, y una de sus definiciones podría ser ésta: “ensdolente”, el ser que sufre esencial y constitutivamente, porque se diría que nace para sufrir, a pesar de que su vida es el esfuerzo continuo para evitar el sufrimiento. Y éste, tarde o temprano, visita o se instala en nuestra vida sin previo aviso; y es entonces cuando el ser humano llega a la situación límite, en la que se encuentran millones y millones de personas. No duele el cuerpo; pero es nuestro espíritu el que sufre.

Máxima tensión en Cataluña

Las 14 detenciones de altos cargos y los 41 registros de ayer hacen del 20-S una fecha clave del incremento de la tensión en Cataluña.

La convocatoria del referéndum ilegal del 1-O nos obliga, necesariamente, a estar pendientes, día a día, de lo que sucede en tierras catalanas. Lo hacemos con tensión generalizada, preocupación y cercanía a los catalanes, que en su gran mayoría están sufriendo en la convivencia diaria las alocadas pretensiones de un 20% de independentistas catalanes.

Resulta llamativo que, según todas las encuestas, en Cataluña solamente hay un 20% de partidarios de la independencia. Por más que se empeñe ese porcentaje, la mayoría no está de acuerdo con su pretensión, y mucho menos con los líderes actuales de la Generalitat de Cataluña, y todavía menos con las amenazas y coacciones con las que unos pocos pretenden extender una pretensión ilegal.

Rajoy está siguiendo su plan, de incrementar proporcionalmente las medidas para impedir el referéndum, tal como había anunciado, y bien sabedor de que todos estamos pendientes de la proporcionalidad en las medidas. Por otro lado, la justicia está actuando en cuanto le concierne, y de ahí la máxima tensión que estamos viviendo, y que continuará en estos diez días previos a la fecha fijada del 1-O.

Comprometerse con España sin complejos

Jura de Bandera en Vila-real

Comprometerse con España sin complejos

Jura de banderaQueridos ciudadanos de la provincia de Castellón, os informo que el próximo 28 de Octubre a las 11h tendrá lugar en Vila-real una “Jura de Bandera Cívico-Militar”, ya que el Alcalde de esta ciudad, el Sr. D. José Benlloch, sin “ningún complejo”, la solicitó a la Subdelegación de Defensa de Castellón.

Para los villarrealenses se trata de un acontecimiento histórico para Vila-real, una oportunidad quizá única e irrepetible para poder jurar bandera en tu propia ciudad y ante tus vecinos. Para los ciudadanos de cualquier lugar de la provincia de Castellón es también un acercamiento de este acto solemne que vale la pena aprovechar para ratificar tu españolidad.

La jura de Bandera no es una promesa única y exclusiva de los militares. Cualquier persona que lo desee tiene la posibilidad de sellar con un beso a nuestra Bandera su voluntad de comprometerse públicamente con la Nación y con todo lo que ella representa en una celebración organizada por las Fuerzas Armadas cumpliendo con el derecho y el deber de defender a España que nos otorga a todos los españoles el artículo 30 de la constitución.

La ley LGTBI de Podemos

El grupo parlamentario Unidos Podemos ha presentado en el Congreso de los Diputados un proyecto de ley LGTBI que, bajo el pretexto de evitar la discriminación, trata de imponer una ideología totalitaria que atenta contra los derechos de padres, educadores, periodistas, profesionales de la sanidad y, en síntesis, contra los derechos de todos los españoles, reconocidos en la Constitución y en los tratados y convenios internacionales, que prohíben precisamente toda discriminación a causa de la orientación sexual.

A lo largo de la historia, bien sabemos la injusticia de diversas leyes. Basta invocar las diversas leyes que permitían la esclavitud. Se ha avanzado y mejorado en no pocas materias, pero nuestro tiempo no está libre, ni mucho menos, de legislaciones injustas, y en el futuro se nos juzgará a nosotros por la calidad ética de nuestra legislación. Y la ley del aborto es una injusticia, aunque casi nadie lo manifieste.

No discriminar por la orientación sexual es algo compartido por todos. Sin embargo, esta proposición de ley que ha presentado Unidos Podemos es la más radical de toda Europa, y bien puede afirmarse que es una transgresión de los valores en que se basa nuestra democracia.

Dimisiones en Educación

La Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia (FCAPA), que preside Vicente Morro, emitió un comunicado el pasado lunes 31 de julio pidiendo la dimisión de todo el equipo directivo de la Consellería de Educación, y desde luego hay motivos para ello. O dicho de otro modo, cabría preguntarse qué tendría que ocurrir para que no se pida su dimisión, porque efectivamente ha logrado generar un caos y una confusión insólitos, tal como afirma FCAPA, con una actitud contumaz y recalcitrante.

Las decisiones tomadas por la Consellería en materia de conciertos y sobre el famoso decreto plurilingüe educativo están siendo el núcleo de ese caos, caracterizado por la falta de diálogo previo, la ocultación, la tergiversación, la insumisión a la sentencias de los jueces. Conciertos denegados que son revocados por la justicia, discriminación por el decreto plurilingüe que también la justicia ha señalado, así como la suspensión cautelar del decreto Marzà.

La Diada: La base mitológica del separatismo catalán

Por nosotros y la nación española peleamos”. Bellas palabras que podrían haber sido pronunciadas por cualquier patriota español en los innumerables hechos de armas de nuestra historia.

Sin embargo, la singularidad del alegato radica en que forman parte del manifiesto dirigido a la población de Barcelona el día 11 de septiembre de 1711, firmado conjuntamente por el conseller en cap y abogado Casanova y el general Villarroel, un militar profesional de origen gallego que había servido con anterioridad los intereses de la Casa de Borbón. Además, el manifiesto exigía a los barceloneses que derramaran su sangre “por la libertad de toda España”

¿Quién da más?”

No podía ser de otra manera. Aquel asedio formaba parte de una guerra civil. La Corona de Aragón en el año 1706 había reconocido como rey al Arhiduque Carlos mientras que otras regiones se inclinaban por el futuro Felipe V. Es cierto que el Borbón inspiraba recelos por su modelo centralista francés y el Archiduque se inclinaba más por una tradición foralista y descentralizada.

El día 11 de septiembre de 1711 no hubo proclamas independentistas ni ataques a la nación española. Y esta verdad histórica es la que el nacionalismo desvirtúa y oculta y mitifica como una exaltación gloriosa del independentismo catalán. Si Casanova y Villarroel resucitasen, ese día volverían indignados a sus tumbas.

Cataluña en boca de todos

La ilegal convocatoria de referéndum en Cataluña no sólo afecta a los catalanes, sino a todos los españoles y a diversos niveles.

Políticamente, Puigdemont no esperaba una respuesta tan contundente de Rajoy, y Rajoy no esperaba que la situación llegara al límite que ha llegado. No se celebrará el referéndum, pero los costes políticos pueden ser temibles, y en el resto de España hay temor a que a partir de octubre haya concesiones o cesiones que solivianten a diversos políticos y a los ciudadanos. Ya ha avisado el PNV: si se “excede” Rajoy, el pacto de gobierno con el PP pendería de un hilo.

Recientemente he visitado el monasterio de Sigena (Huesca). Es monumento nacional y, tras una sentencia judicial de 2015, Cataluña debe devolver más de 40 obras que pertenecen a ese monasterio. En la comarca están indignados porque Cataluña no acata la decisión judicial. Y encima escuchan estos días de algunos líderes catalanes que Aragón podría formar parte de una confederación imaginaria que serían los Países Catalanes.

Semejantes pretensiones anexionistas enervan en Aragón a la mayoría, mientras observan que Cataluña sigue sin devolver las obras de arte. Comentaba un aragonés con sorna: “si se trata de volver a una nueva Corona de Aragón, con capital en Zaragoza, tal vez se podría hablar, porque eso sí que fue un territorio histórico”

Pánico en la Enseñanza

El decreto-ley del pasado viernes, 1 de diciembre, por el que el Consell aprueba el programa plurilingüe educativo tiene tintes esperpénticos. Marzà dice que es para “normalizar” la situación que se ha creado en la educación, pero introduce, de modo torticero, más elementos de confusión, abuso y manipulación. Tras nueve recursos presentados por asociaciones, sindicatos e instituciones; tras tres sentencias del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ordenando la paralización del decreto plurilingüe; tras meses de desacato y silencio por parte de la Consellería ante esas decisiones judiciales: una situación absolutamente “anormal”, kafkiana.

Se está manipulando y engañando sistemáticamente desde la Consellería. Es un decreto con el que no se ha contado con los padres, ni asociaciones ni sindicatos. La Consellería ha jugado con las fechas para que no hubiera capacidad de reacción, hasta un 1 de septiembre, para que no haya margen, después de haber hurtado a les Corts el necesario debate con comparecencia de Marzà, a petición del PP y Ciudadanos. El rodillo, la apisonadora antidemocrática, sigue pretendiendo imponerse.

Tropezar con la misma piedra

entrerejasEran las ocho horas y diez minutos de la tarde de aquel día del seis de octubre del año mil novecientos treinta y cuatro (dentro de pocos días hará ochenta y tres años). Lluis Companys, president de la Generalitat Catalana, desde el balcón de la presidencia proclama el Estat Catalá, dentro de la República Federal Española.

En la misma jornada, por la mañana, la Alianza Obrera organiza una manifestación multitudinaria que se disuelve pacíficamente, según cuentan las crónicas. La CNT se abstiene de participar porque recela del tufillo burgués de la misma.

A continuación, Companys se pone en contacto con el general Batet, jefe de la Cuarta División Orgánica, y le dice que se ponga a sus órdenes. Batet, un catalán moderado, de acuerdo con Lerroux en su condición de presidente del gobierno, como respuesta, proclama el Estado de Guerra.

A las once de la noche llega a la Plaza de Santa Mónica una compañía del Arma de Infantería y una batería de artillería. Muere un sargento y siete militares son heridos.

Prevenir el terrorismo islámico

Los atentados terroristas del 17-A en Barcelona, y luego en Cambrils, han dejado 16 muertos y más de 100 heridos. Muchas cosas se han dicho y escrito desde entonces, pero el No tinc por es un deseo, porque estos atentados terroristas islámicos logran una parte de lo que pretenden, que es el miedo. El miedo es humano, no significa ser débil: puede paralizar, pero también puede impulsar reacciones que mitiguen o eliminen el miedo para evitar que se vuelva a producir algo similar.

Se ha repetido hasta la saciedad que no se puede garantizar una seguridad hasta el 100%. Desde luego, hay locos diseminados por todo el mundo también en España que integrados en Daesh se amparan en la religión para su violencia salvaje.

Deslealtad, o la ambición loca de Pedro Sánchez

Tenemos que denunciar a este falsario. Que en estos momentos cruciales con un referendum separatista a las puertas pretenda seguirle los pasos a los podemitas para derribar a Rajoy nos parece, lo que menos, una traición a la nación española.

Si cayese el Partido Popular ¿cuál sería la alternativa de este chico tan corto de luces como largo de ambiciones?. No es ningún secreto. Un gobierno con el visionario de Pablo Iglesias que pretende convocar referendums en todas las comunidades autonomas para reconstruir según el lider morado la unidad de España. Una autentica locura. Este chico no sabe lo que paso con la revolución cantonal de 1873. Además contaría con el apoyo de los nacionalistas segregadores en ese ambicioso programa de gobierno. ¿Y cual sería el precio?

Un mosso de esquadra canta las cuarenta a la cúpula político-social de Cataluña

El diario «El Imparcial» de hoy publica en su sección de Opinión el siguiente artículo obra de Don Luis María Ansón que, por su indudable interés, reproducimos a continuación.

No se trata de una crítica desde fuera sino desde dentro. Un mosso d’Esquadra, que quiere mantenerse en el anonimato, ha escrito una carta que se ha multiplicado en las redes sociales. En ella elogia a sus compañeros, agentes, cabos, sargentos… y denuncia a la cúpula político-policial ayuna de capacidad.

“La cúpula político-policial -escribe el mosso d’Esquadra– ha fallado estrepitosamente. No supieron detectar una célula terrorista afincada en Cataluña, no quisieron ver el riesgo (y que no digan que no les avisaron) de atentado en Barcelona y se negaron a colocar jardineras o bolardos en las Ramblas y otros lugares de gran afluencia de personas”.

Los padres se rebelan contra el gobierno valenciano

Los padres valencianos no están dispuestos a permitir la imposición del valenciano en perjuicio del castellano que pretende el Gobierno valenciano con el controvertido “decreto Marzá”.

Pese a que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha suspendido tres veces el decreto plurilingüe valenciano aprobado este año, entendiendo que se discrimina el castellano, a día de hoy – y faltan 18 días para que empiece el curso escolar en tierras valencianas, el próximo 11 de septiembre – la Consellería de Educación sigue sin dar instrucciones para dar cumplimiento a la decisión judicial y que los centros educativos apliquen el decreto de 2012, que garantiza la libre elección del castellano o del valenciano en el sistema educativo.

La Consellería opta por los hechos consumados y desoye a los tribunales. Marzà, de Compromís, sigue pensando que la sociedad es débil, pero padres, sindicatos y asociaciones de todo tipo están demostrando que no piensan ceder en lo que es un derecho amparado por la Constitución: no van a permitir la imposición del valenciano, con el “chantaje” – así lo califican – de premiar con una titulación elevada en inglés sólo a quienes optan por el valenciano.

Triple juego con la CUP

Carles Puigdemont y Ada Colau se apoyan en la CUP para lo que les interesa, que es el intento alocado del independentismo. A la vez, tienen una actitud permisiva injustificable por sus acciones contra el turismo. Y Puigdemont califica de muy lamentable la decisión de la CUP de no asistir a la manifestación del sábado 26 contra el terrorismo si asiste el Rey.

Del triple juego de Puigdemont sólo es aceptable uno, el de reprocharle que ponga por encima la ideología republicana de la CUP tras los actos terroristas en Barcelona y Cambrils, con 15 muertos. En esta crítica de Puigdemont coincidimos todos, salvo la CUP.

Exigirle coherencia a Puigdemont es complejo, porque el procés independentista no tiene lógica ni jurídica ni política, por mucho que insista. Todo lo supedita a su locura. Y su consellere de Interior, Joaquín Forn, hasta ha distinguido entre muertos catalanes y muertos españoles: Forn es de madre ecuatoriana y sus hermanos viven en Quito, y para parecer catalán de nacimiento se ha quitado la última letra de su segundo apellido, que es Chiairello.

¡Estos señores son inaguantables!

La frase es de don Manuel Azaña. Queda escrita en sus memorias, de cuya edición siento no recordar la fecha.. Pero con toda certeza puedo asegurar que se trata de la edición prologada por Santos Juliá.. Más o menos Azaña se expresa así: esta mañana ha despachado conmigo Negrín, en su condición de presidente del Gobierno. Está indignado con los nacionalistas catalanes. Le están haciendo la vida imposible en estos momentos tan cruciales cuando lo verdaderamente importante para la REPÚBLICA ES GANAR LA GUERRA.. Y añade: estoy deseando que gane la guerra Franco. Con ellos o con sus hijos que al fin y al cabo son tan españoles como nosotros,, ya nos entenderíamos.. Con estos señores es imposible entenderse en estos trágicos momentos. ¡SON INAGUANTABLES!.

Quizás esta doliente afirmación haya vuelto a resonar en los castigados cerebros de Rajoy o de Zoido cuando han comprobado que tanto a Puigdemont como a muchos dirigentes nacionalistas más que el dolor de las familias de las víctimas por las matanzas de sus seres queridos les preocupaba mucho más que las muestras de condolencia de los países extranjeros fueran acompañadas de la bandera nacional de España y dejaran de lado a la cuatribarrada.

El parlar romanic valencià d'abans de Jaume I

El naiximent del valencià com a llengua diferenciada no l'ha pogut explicar, com diguèrem, la teoria de la reconquista. Cap de les dos propostes defeses per Sanchis Guarner en 1953 i 1956 fon capaç d'aportar una argumentacio coherent que justificara el sorgiment d'un valencià diferencial i rapidament esclatat en forma literaria, a partir d'una suposta llengua catalana. La renuncia final a formular qualsevol hipotesis es ben sintomática i dona pas a un prolongat buit teoric que, aci i ara, es el que nos oferix la tesis catalanista.

A falta, per tant, de raons historiques, de cifres y dades que la justifiquen, la famosa teoria de la reconquista s'ha fet, de fet, la teoria del perque-sí, i es la que tenen servida, ab la benediccio de nostres autoritats academiques, els escolars valencians.

Terrazas veraniegas

Estos días son los más veraniegos, con las ciudades medio vacías y las playas a rebosar. En las zonas del interior y en la montaña, crece el número de visitantes, o al menos eso parece por los comentarios de amigos y vecinos. España se para, salvo en el turismo, que está alcanzando cifras de ensueño, pese a las protestas de la CUP y de algunos otros que piensan poco en los demás. En todo caso, aflora el modo de ser de cada uno, sus preferencias o las de su familia, porque no pocas veces la familia marca la agenda y planes, y es una buena noticia ante el creciente individualismo que se detecta en nuestra sociedad. Me conmueve, por ejemplo, el caso de quienes sacrifica las vacaciones por cuidar a algún familiar.

Desde hace unos años bastantes profesionales ya no saben lo que es un mes de vacaciones: una semana o dos, porque la vida manda. El grueso de las vacaciones suele ser hasta el 20 de agosto, festejando en multitud de ciudades y pueblos la fiesta de la Virgen y San Roque. Y no hay que olvidar a los que no tienen vacaciones, por diversos motivos. Agosto ofrece muchas estampas variadas, reflejo de nuestra sociedad.

Un político ejemplar

En repetidas encuestas –y no solamente en España- los políticos suelen aparecer como la clase más denostada y que más preocupa al ciudadano medio. Los escándalos económicos protagonizados por esta casta son frecuentes. En algunos casos, por desgracia, tienen demasiada prisa por hacerse ricos.

Junto a esta evidencia –triste evidencia- sería injusto generalizar el mismo rechazo a todos los políticos. La honrada ambición, como nos enseñaban en las clases de moral militar, es noble, justa, útil y necesaria. Ahí se encuentra una de las claves del progreso de la humanidad.

Es cierto, como afirma el refrán popular, que en todas partes crecen habas. O dicho de otro modo, en todos los grupos sociales –partidos, sindicatos, instituciones, etc.- aparecen ovejas negras que, lamentablemente, con su obsceno proceder, ponen en entredicho la conducta generosa, noble y desinteresada de muchos de sus correligionarios que llegaron a la política o al sindicalismo, o a cualquier actividad pública, con el noble afán del servicio a los demás.

Yo conozco a muchos de esos políticos honrados, militantes, por otra parte, en opciones políticas diferentes. Defienden con rigor sus ideas políticas, pero nunca rechazan al adversario. Ni lo destruyen como persona. Por desgracia, ya lo hemos dicho, la nobleza de su conducta es eclipsada por la falta de escrúpulos de otros políticos.

Fortalecer el turismo

El turismo es la primera industria nacional y se merece un cuidado y esmero equivalentes. Muchos puestos de trabajo dependen de este sector, y los ingresos que genera en comercios, bares, restaurantes, grandes superficies y parques temáticos no pueden ponerse en riesgo y, mucho menos, demonizar la actividad turística. Arran dice que no está contra el turismo, sino contra un turismo capitalista: ellos mismos reconocen que son turistas, y por lo que parece adinerados, por lo que hay que cuestionar no pocos factores en los ataques que Arran, con el apoyo expreso de la CUP, y uno de ellos es la proximidad del ilegal referéndum del 1-O. Quien crea en las casualidades, que siga creyéndolo, yo más bien afirmo que es una campaña orquestada en estos momentos tan graves en Cataluña. Lógicamente, arremeten contra todo tipo de turistas, también los españoles.

Arran ya ha actuado en Barcelona, en Peñíscola y Palma de Mallorca. Estos jóvenes amenazan con continuar con diversos ataques. Dicen que son unos 500, casualmente en los pretendidos Països Catalans. También Cristina Narbona, presidenta del PSOE, se ha sumado a la polémica, afirmando que hay que caminar a otro turismo. No dice cuál: como siempre, demonizar o descalificar es relativamente fácil, construir y fortalecer requiere cabeza, esfuerzo, dedicación y visión de conjunto.

Dimisiones en Educación

La Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia (FCAPA), que preside Vicente Morro, emitió un comunicado el pasado lunes 31 de julio pidiendo la dimisión de todo el equipo directivo de la Consellería de Educación, y desde luego hay motivos para ello. O dicho de otro modo, cabría preguntarse qué tendría que ocurrir para que no se pida su dimisión, porque efectivamente ha logrado generar un caos y una confusión insólitos, tal como afirma FCAPA, con una actitud contumaz y recalcitrante.

Las decisiones tomadas por la Consellería en materia de conciertos y sobre el famoso decreto plurilingüe educativo están siendo el núcleo de ese caos, caracterizado por la falta de diálogo previo, la ocultación, la tergiversación, la insumisión a la sentencias de los jueces. Conciertos denegados que son revocados por la justicia, discriminación por el decreto plurilingüe que también la justicia ha señalado, así como la suspensión cautelar del decreto Marzà.

Miedo y preocupación

Durante este verano he tenido ocasión de hablar y de tertuliar con muchos amigos residentes en Cataluña, originarios de Calamocha, que siempre regresan a sus lares durante el breve periodo estival, huyendo de los calores y a bailarles al santo patrón san Roque, aquel aristócrata natural de Montpelier. Nos dice la historia que no la leyenda- que aquel santo varón se especializó en la lucha contra la peste sin haber pasado por ninguna facultad de medicina. Cosas extrañas de la voluntad de Dios, a veces incomprensibles para la simple razón humana.

Recuperar la normalidad en Cataluña

Mariano Rajoy ha dicho que, pasado el referéndum ilegal del 1-O, hay que recuperar la normalidad en Cataluña. Espero que lo diga sinceramente.

No va a ser cuestión inmediata que Cataluña vuelva a la normalidad, porque hay un clima de enfrentamiento, crispación y agravios con motivo de la independencia que requiere una planificación auténtica, por parte de todos los sectores que ven una barbaridad jurídica, política, económica y social el intento independentista.

Si la Generalitat quiere la independencia, el municipio tarraconense de Batea quiere separarse de Cataluña y pertenecer a Aragón, que está muy próximo geográficamente. El alcalde, que gobierna con mayoría absoluta, ya ha iniciado los trámites ante la Subdelegación del Gobierno, para ver cómo convocar un referéndum con esa finalidad.

En Batea piensan que “ens roba Barcelona”. Los motivos concretos son la “imposición” por parte del Gobierno catalán de tres parques eólicos – el estilo de “imposición” es llamativo en la propia convocatoria del referéndum del 1-O, se ve que les gusta pensar por los catalanes sin escucharles, lo contrario de la democracia – y la residencia de ancianos.

El cabreo de Mónica Oltra

Una persona normal; una persona corriente siente asco y repugnancia por la corrupción, sea ésta del tipo que fuere, venga de donde venga. Le incomoda el ladrón de guante blanco. Puede producirle vómitos y asco. Pero, en todo caso, la corrupción se combate con unos buenos principios éticos, con un buen sistema policial y con unos jueces profesionales e imparciales que apliquen unas leyes justas. Especialmente, de una manera general, con una prensa libre, vigilante e imparcial. Llegados a este punto, en mi opinión, en la situación en la que nos encontramos hay que darles matrícula de honor a nuestros jueces, a nuestros policías y a los periodistas que trabajan con un sano y objetivo criterio de la información.

En En nuestra historia judicial, indiana y castellana, encontramos el llamado Juicio de Residencia que se aplicaba a los virreyes, a los presidentes de audiencia, gobernadores, alcaldes y alguaciles para juzgar la buena praxis administrativa y económica de sus mandatos. El Juicio de Residencia constaba de dos fases procesales. La primera, de instrucción secreta y sumaria. La segunda, de carácter público. Fue un instrumento muy eficaz en la lucha contra la corrupción tanto en España como en nuestro vasto Imperio (aquel Imperio donde nunca se ponía el sol, por cierto).

España no es un estado federal, señor Caamaño

1.- No me han sorprendido las últimas declaraciones del ministro de Justicia del Reino de España, señor Caamaño, sobre la sentencia del Tribunal Constitucional acerca del ajuste a la legalidad del Estatuto de Cataluña. Y no me sorprenden, porque de ciertos socialistas tan desnortados como él ya me lo espero todo. Con la caída del muro de Berlín, perdieron su referencia ideológica y se quedaron con las posaderas al aire. Desde entonces no han levantado cabeza en casi nada. En consecuencia, un ministro que tenía que ser en esta materia tan delicada y sensible el paradigma de la imparcialidad, sin ningún tipo de rubor se permite presionar públicamente a los magistrados del TC aconsejando con todo descaro institucional: Señores magistrados, el Estatut tiene tres años de rodaje, realmente caminamos sobre vías federales; han visto Uds que España no se rompe (sic). Tranquilos. Respeten al máximo el acuerdo entre Zapatero y Más y no retoquen demasiado el acuerdo entre estos dos grandes estadistas.

Cinco amenazas de muerte

Cinco amenazas de muerte ha recibido una madre en Alicante por manifestarse en contra el decreto plurilingüe valenciano, el “decreto Marzà”, porque desea una educación para sus tres hijos en castellano, y en Alfaz del Pi –donde vive con su familia- no es posible con este polémico decreto, suspendido cautelarmente en tres ocasiones, pero que la Consellería sigue pretendiendo poner en práctica ya este curso escolar 2017-18.

Esta madre es noruega, y no ha dudado en sumarse a las manifestaciones contra el “decreto Marzà” por atentar contra la libertad educativa, y también se ha movido con periódicos extranjeros –holandeses, noruegos, ingleses, etc.– para informar de la situación que este polémico decreto ha generado en la Comunidad Valenciana. Problemas de todo tipo y en todos los lugares, pero particularmente en la provincia de Alicante, donde el valenciano lo habla un 2% de los 2 millones de habitantes de la provincia, y no tiene ninguna aceptación social entre las decenas de miles de extranjeros que residen en esa provincia.

En Alfaz del Pi, con 21.000 habitantes empadronados, hay 17.000 extranjeros. Destacan los noruegos, de modo que Alfaz del Pi es calificada como la “mayor colonia noruega en el extranjero”, después de Londres. La estupefacción dio paso a la indignación en todos ellos, además de los cientos de miles de españoles que consideran un atentado contra el castellano el criticado proyecto educativo de Vicent Marzà.

Defensa de la Constitución

El ocho de julio del año 1808, don José Napoleón, por la gracia de Dios, Rey de las Españas y de las Indias, nos regalaba nuestro primer texto constitucional. Era una carta otorgada y por eso digo que nos regalaba, porque los españoles no contamos para nada en su elaboración. Nuestro primer texto constitucional. Han pasado 205 años, y desde entonces diez textos legislativos de rango superior han tratado de regular nuestra convivencia política con mayor o menor fortuna, sin contar el proyecto de constitución federal de la I República del 17 de julio de 1873 ( por cierto, ¿sabían los nacionalista de todo pelaje que el preámbulo de esa constitución federal reconocía sin ningún tipo de complejos a la nación española?).

Entre los diez textos, tan solo dos se aprobaron con el consenso mayoritario: la constitución de Cánovas, respaldada por Sagasta, del 30 de junio de 1876 y la constitución del 6 de diciembre de 1978. Y precisamente, los dos han sido los más duraderos: 47 años la de Canovas y 38 la actual. El resto de constituciones siempre se dejaban en la cuneta a la otra mitad de los españoles.

La indiferencia religiosa

Entre los profundos cambios que ha experimentado nuestra sociedad occidental en los últimos cincuenta años, hay que destacar la gran extensión de la indiferencia religiosa, la mayor dificultad a la que se enfrenta la Iglesia en su labor pastoral y evangelizadora. Es un fenómeno cultural y social nuevo, que no tiene precedentes. En la mayor parte del siglo veinte, el ateísmo militante de los regímenes marxistas fue la gran amenaza contra la religión, perseguida política y socialmente como alienación del hombre, a través de la intimidación y de la fuerza; hoy la situación es de muy distinto signo: Dios y la religión han dejado de ser, no ya una vivencia, sino una cuestión que despierte atención e interés en una gran parte de la gente. La animadversión de una minoría se ha convertido en la indiferencia de la mayoría. Son infinidad los que “pasan” de la religión, considerada una cultura superada del pasado, y Dios ya no está en el horizonte de la vida de nuestros contemporáneos, ni como cuestión última, ni como problema.

La repugnancia natural ante el aborto

1.- Un militante socialista y segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de Paradas (Sevilla), ha tenido el valor y la coherencia de participar en la magna manifestación celebrada ayer en Madrid a favor de la vida. No creo que haya sido el único. Y lo hace en base a un razonamiento muy sencillo: Si la izquierda siempre ha estado a favor de los más débiles ¿cómo no voy a estar a favor de los concebidos no nacidos que ahora son los seres humanos más indefensos?.

2.- Otro socialista francés, ginecólogo de Rennes (Bretaña francesa), llamado Maurice Caillet, ex masón, en su libro titulado “Yo fui masón”, editado por Libros Libres, nos cuenta su experiencia personal desde la óptica de un agnóstico, de un no bautizado, y, en cierto modo, en aquellos momentos desde una posición beligerante contra la Iglesia Católica. La ley francesa del aborto fue promulgada en el año 1975. Según Caillet, “¡Los diputados masones de derechas y de izquierdas votaron como solo hombre!”, esta nueva ley “que había deseado con todas mis fuerzas y que se había preparado (sic) en las logias”.

La Cruz

A la atención de de todos aquellos iconoclastas a quienes molesta el símbolo ecuménico y reconciliador de la Cruz

1.- Es la representación de la crucifixión de Jesús. Cicerón nos dice que era el más cruel y terrible método de quitarle la vida a una persona. La forma más vergonzosa y humillante de morir, ya utilizado por asirios, babilonios y fenicios. Muerte destinada a los esclavos y a los criminales. El suplicio servile como decía Séneca. Sabemos por los historiadores romanos Apirno y Floro que unos seis mil esclavos seguidores del tracio Espartaco fueron crucificados en las cunetas, entre Capua y Roma. Murieron aquellos parias de la tierra como los delincuentes, los criminales y los ladrones. Murieron como murió Jesús. Y Jesús con su muerte canallesca y humillante quiso glorificarles y honrarles. Devolverles su propia dignidad. Elevarlos a la condición de seres humanos…

Compromís planta al Rey

Mañana miércoles se celebrará en el Congreso de los Diputados el acto por los 40 años de las elecciones democráticas en nuestro país, y será presidido por Felipe VI. A los primeros anuncios de ERC y Bildu de que no asistirían a este acto en señal de protesta por la presencia del Rey, se sumó Compromís.

Cada uno tiene su opinión y sus preferencias políticas, pero sin embargo en Compromís deberían calcular mejor el fondo y la forma sobre esta cuestión. En cuanto al fondo, el Rey es el jefe del Estado en España, guste o no. Celebrar las primeras elecciones democráticas en nuestro país es lo importante, lo que da consistencia a este acto. Asistir o no porque lo presida el Rey es perder de vista lo importante – al menos para la mayoría de los españoles, y quién sabe si para la mayoría de los votantes de Compromís -, apelando a un rechazo de la monarquía porque presida el acto, que es algo formal, aunque se ve que disgusta mucho a algunos. La corrección institucional es compatible con defender otras opciones, que indudablemente tienen partidarios, argumentos, pero no parece que en nuestra democracia sea bien visto el “plantón”.

Por encima de las diversas opciones políticas, apostar por un funcionamiento normal de las instituciones sería buena señal, por educación política y responsabilidad. Insisto: creo que es algo que está por encima de si se es partidario de la monarquía o de la república.

Impaciencia revolucionaria de cierta izquierda

Están nerviosos. Ya tienen su nuevo “Prestige”, su nuevo “15 M”. La crisis ha sido un gran estímulo para sus ansias revolucionarias. Si Mariano Rajoy consigue enderezar la economía y cumplir alguna de sus promesas electorales, estos señores revolucionarios nuestros tendrán que pasar por los quirófanos cardiacos. No podrán resistir el disgusto.

Todo está muy bien calculado. Agitación, agitación y más agitación. Y si algún policía se pasa un poco de la raya, el regalo está servido: ya tendrán su mártir. Su añorado mártir.

No importa que en Portugal la crisis sea mayor que la nuestra y que nadie pretenda un cambio de régimen. Y que lo mismo suceda en Italia, en Francia, en Irlanda, etc. Ellos lo que quieren es aprovecharse de este momento de desánimo nacional para traer “su República”, digo que sea la “suya” porque nunca han pretendido que fuera la de todos.

Sorprendentes realidades

Dr. José Jaime Canós

El pasado jueves, 15 de junio, en Nules hubo un acto inusual, con ingredientes dignos de resaltar. Todo sucedió en la inauguración oficial de la calle dedicada a José-Jaime Canós, un médico nulense que ejerce en el Hospital de La Plana. Si noticia es algo que se sale de lo habitual, algo llamativo, en ese acto hubo varios aspectos dignos de destacar. Casi un millar de personas en la inauguración de una calle, hasta ahora llamada Rambleta, y ahora Doctor José Jaime Canós. Ya es una cifra considerable, pese al calor. Entre los asistentes, varios cientos de vecinos del municipio, amigos y familiares del Doctor Canós, pero también personas venidas de Madrid, Valencia y otras ciudades alejadas.

El alcalde destacó en su intervención las cualidades que han llevado al ayuntamiento a dedicarle una calle a un vecino de la localidad, a petición de los propios vecinos, y por unanimidad de los partidos políticos con representación municipal. Más iniciativas vecinales tiene que haber, pues las iniciativas no son patrimonio de los políticos, aunque en nuestro país todavía estamos a un nivel más que discreto en la presencia activa de los ciudadanos, no necesariamente unida a los partidos políticos. También por ello es una realidad que alegra.

“Podemos”, contra Amancio Ortega

Podemos ha enfilado a Amancio Ortega, porque es el exponente del éxito de la iniciativa privada frente al estatalismo a ultranza que pretende el partido de Pablo Iglesias.

Podemos busca anular la vida social, cultural y empresarial, y convertir al Estado en único proveedor de servicios ciudadanos. En definitiva, adueñarse del tejido social, para domesticarlo, que sirva a sus intereses ideológicos y plataforma para un crecimiento en votos para su partido. Para esa estrategia, Amancio Ortega, el máximo accionista de Inditex, es un obstáculo, personifica lo que la formación podemita desea desterrar, alegando los derechos humanos y la dignidad humana.

En el Congreso de los Diputados ha intentado incluso que comparezca el empresario, alegando las condiciones laborales de alguna empresa suya en Brasil. Si algo hay ilegal en Brasil, la justicia brasileña debería actuar, pero Podemos quiere ser juez mundial. PP y Ciudadanos han impedido la pretensión de un partido que es un intento de resucitar el comunismo: todo por el pueblo sin el pueblo, para acabar en una dictadura que, a la vista de las experiencias comunistas, han generado destrucción social e infelicidad.

Guerra educativa

Soy de los que piensan que sería muy deseable un gran acuerdo social y política sobre las leyes de educación. Es un área que, lejos de partidismos políticos, debería tener un marco estable, ajeno a los vaivenes, en beneficio de la propia educación, de los gastos de las familias, de los alumnos y de los profesores. El máximo exponente de no desear un acuerdo amplio es el actual Consell, con un Vicent Marzà que ha movilizado a toda la sociedad valenciana, por su empeño en imponer el valenciano, por su afán de reducir todo lo que pueda la enseñanza concertada, por no dialogar.

El resultado es evidente: una gran fractura política y social, una guerra que no hace ningún bien. Por un lado, el tripartito; por otro, PP y Ciudadanos. Por un lado, los gobernantes; por otro, la sociedad civil, que es y debe ser la protagonista de la educación, y que no ha parado de movilizarse contra el decreto plurilingüe y contra la supresión de conciertos, con las manifestaciones multitudinarias de Valencia y Alicante. Es la mayor movilización callejera contra el actual Consell, y sólo ha comenzado.

Londres, Qatar… y Banco Popular

Los últimos atentados de Londres, la ruptura de relaciones diplomáticas con Qatar y la venta por un euro del Banco Popular tienen en común la desinformación.

No son pocos los conocidos y amigos que estos días me preguntan por estas tres cuestiones, como si un periodista fuera un experto en todo, en cuestiones de terrorismo internacional, financiación del terrorismo y batacazos bancarios. Siento defraudarles, pero les reconozco que noto una falta considerable de información, por más que pueda tener algo más que un ciudadano que no se dedica al periodismo.

Una vez más, me he acordado de que la primera víctima en una guerra es la verdad. La información objetiva se vuelve a echar en falta, hasta de modo escandaloso, y se aviva la sensación de que la realidad no interesa darla a conocer, por parte de quienes tienen responsabilidades de gobierno y los grandes grupos bancarios y económicos. Se repite la historia, que ya sabemos, pero que duele cuando se ven las víctimas, que en el fondo somos todos.

Cuando escribo estas líneas, todavía no se sabe nada de los cuatro desaparecidos en los atentados de Londres del pasado sábado. En un ataque suicida con cuchillos, pasados ya varios días, en pleno centro de Londres, todavía no sabemos nada de los cuatro desaparecidos. No es normal.

La crisis del sentido común

En medio de las opiniones humanas, tan múltiples y dispares, el sentido común constituye la base fundamental en la visión de la realidad y en el entendimiento entre los hombres. Hay, en efecto, una facultad común, propia del entendimiento humano, que nos capacita para ver y juzgar ciertas realidades de la misma manera, a pesar de las discrepancias en muchísimas otras cosas; así como existe un instinto congénito en las tendencias y sentimientos, existe también un instinto natural en la percepción de la realidad y la verdad, y del que no podemos sustraernos sin caer en la insania mental. Es este instinto el que nos orienta con seguridad en la vida y el que nos proporciona criterios de racionalidad elemental en los juicios que hacemos sobre las cosas y las personas. Porque no todo en la vida es opinable y discutible: ciertas cosas de lo humano son tan claras, como la luz del sol, y tan comunes, como la propia naturaleza que nos iguala a todos. Los principios éticos universales que regulan el comportamiento humano se asientan, justamente, sobre el sentido común, y ese reducto inexpugnable de la razón es el que funciona en la buena gente cuando las extravagancias de la irracionalidad amenazan el fundamento mismo de la sociedad civilizada.