LUIS MAYANS. Jurista y Político

1

Luis Mayans y Enríquez de Navarra (Requena, 1805-Madrid, 1880). Ilustre jurista y político valenciano.

Nació en Requena, donde su familia materna, los Enríquez de Navarra, eran propietarios de fincas agrícolas. Su infancia y adolescencia las pasó en Onteniente, de donde era su progenitor y por cuya demarcación territorial será elegido diputado nacional durante diversas legislaturas desde 1837 hasta 1879 y en cuyo término municipal asentaría parte de su considerable patrimonio.

Sus orígenes estaban en la pequeña nobleza valenciana, vinculada al territorio de las dos poblaciones de donde procedían sus ancestros.

Ingresó en el Seminario del que se salió para estudiar Leyes. En su juventud fue un liberal exaltado, integrándose en la Milicia Nacional lo que le supuso sufrir la represión absolutista en 1823, en el inicio de la Década Ominosa del reinado de Fernando VII.

Finalizada su carrera ejerció como letrado durante un tiempo en Onteniente. En 1830 se incorporó al colegio de Abogados de Madrid. Su mentor en la Corte, fundamentalmente, fue su profesor universitario Nicolás Mª Garelly, que fue Ministro de Justica en 1834, con quien evolucionó hacia el liberalismo moderado. Obtuvo la plaza de Juez de Primera Instancia en la capital del Reino y en 1837 será Magistrado de la Real Audiencia de Zaragoza. En 1840 renunciará a este último cargo al negarse a reconocer a la Junta Revolucionaria partidaria del General Espartero. Cuando el líder progresista Espartero sea derrocado en 1843, desempeñará durante dos años la cartera de Gracia y Justicia, bajo las presidencias sucesivas del Gobierno de González Bravo y de Ramón María Narváez. Desde su cargo impulsó la elaboración de un código político-administrativo de signo centralizador que nada tenía que ver con el jacobinismo francés, sino con el moderantismo español que representaba una jerarquización de las instancias administrativas y judiciales, cuya dirección debía converger en el Gobierno de la nación.

La actividad política de Luis Mayans en el campo jurídico fue extraordinaria: Reorganizó la judicatura con la elaboración de un nuevo reglamento del Tribunal Supremo y de las Audiencias, reforzó el Ministerio Fiscal y se elaboraron los fundamentos de la Carrera Notarial.

El objetivo primordial de esta nueva legislación administrativa fue velar por el orden público y eliminar toda doctrina revolucionaria. La Constitución moderada de 1845 así lo recogía y lo puso de manifiesto un diputado moderado al sentenciar: “nos presentamos como hombres de orden, monárquicos y cristianos, consecuentes en nuestras doctrinas, que deseamos la paz y reparar los agravios de la revolución, al propio tiempo que aprovecharnos de sus ventajas”.

Durante el largo reinado de Isabel II fue varias veces Ministro del Gobierno de España, ostentando diversas carteras, y fue Presidente de las Cortes Españolas, en varios períodos, desde el 20 de diciembre de 1848 hasta el 7 de enero de 1852, a propuesta del partido liberal moderado. Sustituyó a Manuel Seijas Lozano, y le sucedió Francisco Martínez de la Rosa, en la primera etapa que fue Presidente del Congreso, y pertenecía también al partido moderado.

Luis Mayans propició una política de entendimiento con la jerarquía eclesiástica española y con la Santa Sede, después de la ruptura propiciada por la desamortización de los bienes eclesiásticos, decretada por Juan Álvarez Mendizabal en 1835. Por esa política, el papa Gregorio XVI pretendió agradecer su gestión e intentó premiarlo con un título honorífico que Mayans no aceptó. Formó parte de la comisión de notables en la redacción del Concordato de 1851 entre España y el Vaticano.

Asimismo fue ministro del Tribunal Supremo de Guerra y Marina en 1856 y Presidente de la sección de Gracia y Justicia del Consejo de Estado en 1858. Finalmente dirigió la comisión de notables que se encargaría de redactar el proyecto de la Constitución de 1876.

En el aspecto económico debemos señalar que impulsó la agricultura y las comunicaciones valencianas. Él mismo incrementó su patrimonio agrario adquiriendo bienes desamortizados y compartió negocios con el magnate valenciano José Campo Pérez -Marqués de Campo- en el ferrocarril y en sociedades crediticias.

A nuestro personaje le tocó vivir los avatares políticos y militares que acontecieron a lo largo de gran parte del XIX, siglo en el que el protagonismo preeminente del ejército desempeñó un papel decisivo en la vida política.

El ministro Luis Mayans es, sin lugar a dudas, uno de los juristas valencianos del siglo XIX que desarrolló una actividad política más destacada e influyente en el ajetreado panorama socio-político de la España decimonónica.

Fue caballero gran cruz de la Orden de Carlos III e igualmente caballero de la Real Maestranza de Caballería de Valencia y socio notable e ilustre de la Real Sociedad de Agricultura y Deportes de Valencia.

2

 

José V. Gómez

José Vicente Gómez Bayarri es Licenciado en Filosofía y Letras, Doctor en Historia, Catedrático de Geografía e Historia, Académico de número de la RACV y Medalla de Plata de la Ciudad de Valencia.