1.935-1.945 BENICARLÓ entre dos censos electorales

1

PRÓLOGO

Conocer la historia es un ejercicio intelectual inherente a la formación cultural de la ciudadanía: no estudiamos historia por un capricho pedagógico ni por mera obligación curricular, lo hacemos para aprender del pasado y formar nuestras opiniones acerca del comportamiento humano sobre la base del conocimiento y no de la verdad impuesta.

Conocer la historia es adquirir un bagaje de información que puede evitar la ignorante anuencia de hechos indeseables, pero también de reconocimiento a los grandes avances sociales. La equidad necesaria para ello ha de surgir del mayor contraste indagatorio entre documentos veraces que confirmen los hechos aceptados por sí mismos, o que desmientan probatoriamente a los voceros del desconocimiento, la manipulación y el uso sesgado de la historia con fines espurios. Esta es la labor del historiador profesional, honesta y éticamente presentada, y para ello requiere de cuantas aportaciones sean necesarias para aclarar, ampliar o generar nuevos conocimientos sobre hechos históricos de cualquier tiempo pasado.

2

Un excelente ejemplo de tales aportaciones auxiliares de la historia es el trabajo que el lector tiene en sus manos. Un esfuerzo que es tan sólo la primera parte de varios años de trabajo e incontables horas de búsqueda en archivos y hemerotecas que Manuel Salvador, su autor, viene dedicando a la memoria reciente de la comunidad que nos vio nacer a ambos. Una mirada retrospectiva a una época de grandes, trascendentales y dramáticos acontecimientos que dejaron en Benicarló, como en tantos otros lugares de España, una herida de ancho costurón. Pero este trabajo no consiste en armar conclusiones sobre ese pasado, pues no se trata de un ensayo literario sobre causas y conflictos, se trata, como he indicado, de una impagable aportación investigadora y documental que compila y pone a disposición de los historiadores ese elemento imprescindible sobre el que basar sus propias formulaciones sociales y políticas. Pero si esa es una consecuencia deseable, no lo es menos la necesidad formulada por el autor de transmitir a todos los lectores el bagaje de su esfuerzo y. especialmente, ofrecer a sus paisanos unos datos con los que enriquecer el conocimiento de su sociedad, indagar en la memoria de la historia y conocer mejor a sus ancestros. Todo ello basado en una información documental original y generalmente desconocida,  que despierta sentimientos y emociones unidos al espacio físico y sentimental del que formamos parte.

Pero a pesar de tal fuerza vinculativa y sensible, el contenido de las siguientes páginas es, por encima de todo, un amplio y cuidado detalle estadístico, un estudio comparativo entre dos censos y dos épocas cercanas pero muy diferentes, que ayuda a configurar el necesario análisis sociológico con el que extraer conclusiones científicas sobre aquel tiempo. Estoy seguro que muchos lectores agradecerán esta mirada retrospectiva y algunos de nuestros historiadores en formación sabrán aprovecharla para ayudar a formular sus trabajos académicos.

Juan José Ferrer Maestro
Catedrático de Historia
Director del
Departamento de Historia, Geografía y Arte
Universitat Jaume I

 

INTRODUCCIÓN

 “1.935 - 1945. BENICARLÓ ENTRE DOS CENSOS ELECTORALES” es el producto de una investigación que nace, hace ya muchos años, con la búsqueda de noticias sobre mi abuelo y la curiosidad sobre una profesión que hoy ha desaparecido de Benicarló, los toneleros.

He intentado, desde el principio de la investigación, dejar aparte los sentimientos personales, familiares y políticos. He tomado los datos tal y como la documentación que he utilizado me los ha proporcionado. Las fuentes sobre las que se basa esta investigación son documentos oficiales, Boletines Oficiales y prensa de la época.

El objeto del trabajo es presentar de forma agrupada y fiable un estudio analítico e información relevante que permita al posible lector comprender la situación social, económica, cultural, laboral y política de Benicarló en ese período histórico, y a los historiadores, sociólogos y otros profesionales interesados, utilizar, si lo consideran oportuno, un trabajo laborioso y repetitivo realizado objetivamente. Todos los datos, tablas y gráficas son producción propia y para obtenerlos se ha utilizado únicamente la información contenida en los Censos Electorales.

He utilizado los Censos Electorales en lugar de los Demográficos de la localidad, fundamentalmente, por la cantidad de información que proporcionan y por la incuestionabilidad de su confección. No hay intención de comparar Censos, sino realidades. El Censo de 1.935 es un Censo universal. Es el tercero que incluye a la mujer como poseedora del derecho de sufragio; el 21 de noviembre de 1933 lo ejerció por primera vez. Incluso se llevó a término con la oposición de los partidos de izquierda, que veían en el voto femenino un voto conservador contrario a sus intereses, como efectivamente sucedió. Hasta ese momento la mujer no tenía derecho al voto. Por ello podemos contar con una base de datos que incluye a “todas” las mujeres de Benicarló, mayores de 22 años, con derecho de sufragio. El Censo Electoral de 1.945 es, por el contrario, un Censo restrictivo, conformado por los ciudadanos, varones o mujeres, cabezas de familia. Esta diferencia será de gran importancia al poder confeccionar las pirámides de población.

El espacio temporal también ha sido el elegido por la gran cantidad de cambios sociales, nacionales e internacionales, que recoge: República, Guerra Civil y Dictadura, en el ámbito nacional, y todo el convulso marco mundial, plagado de guerras y conflictos locales, que desemboca en la II Guerra Mundial. En todos los datos he intentado que la Guerra Civil no sea el motivo de estudio. Esta vez la guerra, y sus implicaciones y derivaciones, no es el referente de la investigación, aunque no nos olvidemos de ella. Casi todas sus referencias las obtendremos de lo que nos cuente la prensa con respecto a Benicarló y lo que revelen los documentos presentados. Hay que hacer la aclaración de que, tanto durante el período republicano como en el franquista, la prensa está sometida a una férrea censura previa de la política dominante.

Los documentos que se aportan son copias del original o transcripciones de los mismos. Algunos de ellos nos sorprenderán por la intensa actividad asociativa que reflejan, demostrando una preocupación sindicalista que no sospechábamos en Benicarló. Tienen, como valor añadido, la constancia de las actuaciones de personas y colectivos, en muchos casos con la certificación de sus firmas autógrafas.

Este trabajo, en fin, pretende proporcionar una base de datos fiable y estructurada a los verdaderos expertos en historia y sociología y posibilitar al lector la búsqueda de unos datos o noticias sobre sus familiares y de Benicarló que, por lejanos, desconocía.

La lectura de las noticias aparecidas en la prensa provincial referentes exclusivamente a Benicarló, a excepción de la composición de los distintos Gobiernos, nos llevará a hechos y referencias donde Benicarló y sus gentes serán los auténticos y únicos protagonistas.

 

LOS CENSOS

Censalmente, Benicarló se articula en tres Distritos, con sus correspondientes Secciones:

 

Distrito 1. TRINQUETE

                  Sección 1. TRINQUETE
                  Sección 2. MAR
                  Sección 3. ABADÍA
                  Sección 4. PASEO

Distrito 2. CASA CAPITULAR

                  Sección 1. CASA CAPITULAR
                  Sección 2. CONVENTO
                  Sección 3. SAN GREGORIO

Distrito 3. SALINAS

                  Sección 1. SALINAS
                  Sección 2. GRUPO ESCOLAR
                  Sección 3. FERRERES BRETÓ
                  Sección 4. RURAL (en 1.945)

 

CENSO ELECTORAL DE 1935

 

Por primera vez la mujer va a decantar con su voto el resultado de las elecciones. Representa el 52’85 % del electorado local. Su presencia profesional, sin embargo, no es representativa; 4 Comadronas, 1 Criada, 15 Maestras, 1 Modista, 1 Propietaria, 24 Religiosas y 1 Sirvienta, frente a 2.643 mujeres dedicadas a Sus Labores.

El grado de analfabetismo es muy elevado, 51’93 %, siendo más importante en la mujer, con un 63’61 %, que en el varón, 36’39 %.

El rango de edades comprende desde los 22 a los 91 años. La edad media del Censo se sitúa en los 44’14 años, siendo de 45’15 la correspondiente a la mujer y de 43’05 años para el varón. El Distrito 3 es el más joven y el Distrito 2 el que presenta mayor edad media.

La Pirámide electoral corresponde a una sociedad joven, con amplia base y levemente decantada hacia la mujer. 2.696 mujeres y 2.407 varones.

En cuanto a los nombres de las calles, algunas han cambiado sus nombres tradicionales por otros impuestos por el Consistorio republicano; sean por ejemplo las calles Emilio Castelar, G. Arín, G. Hernández, Marcelino Domingo, República, Pi Margall, Salmerón, …

La actividad productiva está constituida por 2.458 habitantes, el 48’186 % de la población censal, siendo el Sector Primario el predominante con un total de 1.643 integrantes y el 66’84 % de la producción, y el Sector Agrícola el más importante con 1.362 componentes. En el Distrito 1, Trinquete, el Sector Primario representa el 27’38 %, y, dentro de él, el Sector Agrícola alcanza el 22,13 %. No obstante hay que señalar que, demográficamente, el Distrito 1 es el de mayor población y será referente en todos los sectores productivos.

El Sector Secundario es, comparativamente, el de menor peso, con el 15’83 %. Hay registrados en Benicarló 23 industriales y, sorprendentemente, 140 toneleros. El sector Industrial representa más del doble de producción que el de la Construcción. Aunque porcentualmente figure en primer lugar el Distrito 1, con el 5’98 %, ciertamente es la actividad preponderante en el Distrito 3, Salinas, en la que, con menor índice de población, alcanza el 5’74 % del total y el sector Industrial el 4’15 %, mayor incluso que el Distrito 1 que aporta el 3,91 %.

El Sector Terciario, los Servicios, ocupa la posición intermedia en la escala productiva con el 17’33 % del total. Los sectores Comercial y de Transportes lideran la aportación productiva con el 5’70 % y 5’37 %, respectivamente. También alcanzan gran importancia los sectores Religioso y Educativo, siendo el de Comunicaciones meramente testimonial.

Finalizando el comentario sobre los Sectores Productivos, resaltar que en el censo figuran 24 electores cuya actividad declarada es la de “propietarios” cuya relación es la siguiente, y que tendrá importantes modificaciones en el Censo de 1945.

 

1935

BOSCH MARTI, JUAN MANUEL
BOSCH TERUEL, JOSE MARIA
CERDÁ VIZCARRO, GABRIEL
ESTELLER DAVID, RICARDO
ESTELLER MATEO, MIGUEL
FANDOS PITARCH, PABLO
FEBRER CHERTA, JUAN LUIS
FEBRER CHERTA, RAMON
FERRER PONS, CONSUELO
FRESQUET Y FIBLA, AGUSTIN
FRESQUET Y FIBLA, FRANCISCO
GIRÓ PRUÑONOSA, GENARO
LLOPIS BAYARRI, RAFAEL
MARTINEZ FERRER, JUAN FRANCISCO
MELIÁ ARNAU, RAFAEL
O'CONOR DE LA FUENTE, ENRIQUE
O'CONOR WHITE, LUIS
ORTEMBACH FELIU, ADOLFO
ORTEMBACH SORLI, VICENTE
ROIG MARIN, AGUSTIN
RUIZ CERDÁ, GABRIEL
RUIZ CORNELLES, PASCUAL
SORLÍ QUEROL, AMPARO
WHITE ARAGÓ, MANUEL

1945

AYZA BEL, JUAN
BOSCH TERUEL, JOSE M.
ESTELLER MATEO, MIGUEL
FRESQUET FIBLA, AGUSTIN
FRESQUET FIBLA, FRANCISCO
FOIX MOLINA, JUAN
FEBRER CHERTA, J. LUIS
ROIG MARIN, AGUSTIN
ORTEMBACH FELIU, ADOLFO
ORTEMBACH SORLI, VICENTE

En lo referente a la Educación, el analfabetismo alcanza a más de la mitad de la población activa y de manera importante a la mujer, con el 63’61 % de ellas sin instrucción. No obstante, Benicarló cuenta con un Grupo Escolar, una Escuela de orientación Naval y Marina y un Instituto Elemental de Segunda Enseñanza.

 

CENSO ELECTORAL DE 1.945

Presenta importantes diferencias con el anterior. Ya hemos dicho que se trata de un censo de cabezas de familia; podríamos tener, por tanto, una idea aproximada de las familias establecidas en Benicarló. Lo cierto es que este Censo es doblemente restrictivo: en él solo se incluyen a los cabezas de familia, o mayores emancipados, que no han perdido su derecho al voto. No da, en este aspecto, una visión cierta de la sociedad benicarlanda, ya que faltan todos aquellos cabezas de familia (y sus familias) que por estar incluidos en el Art. 6º del Decreto de 29 de Septiembre de 1.945 han perdido sus derechos civiles. Presenta, asimismo, una novedad con respecto al de 1.935, y es la de incluir el estado civil de los electores.

Necesariamente la mujer se encuentra incluida en los sectores productivos en mayor proporción. La ocupación “Sus Labores” desciende al 24’22 % del Censo, con 680 integrantes de un total de 733 mujeres cabeza de familia.

Los Sectores Productivos han iniciado una importante transformación, que se irá acelerando en las décadas posteriores.

El Sector Primario sigue siendo el dominante, y también el Distrito 1, aunque va perdiendo peso. Representa ahora el 65’70 % de la producción. Benicarló ha iniciado el proceso de transformación de sociedad agraria hacia una sociedad de servicios.

En el Sector Secundario, con menor presencia en la cesta productiva, el sector Industrial pierde ventaja respecto al sector de la Construcción, que alcanza el 5’45 % de la producción. Los toneleros, objeto inicial de la investigación, quedan reducidos a 54 familias.

El Sector Terciario es el que más se ha desarrollado en estos diez años. Ha aumentado su importancia en la localidad. Representa ahora el 20’68 % de la actividad económica. Nuevos profesionales se instalan en Benicarló y proporcionan una mejor y mayor cantidad de servicios a una sociedad en auge imparable.

Contrariamente, en la Educación se sufre un retroceso importante. El analfabetismo ha experimentado una gran disminución y solo representa algo más del 25 %, pero esto realmente sólo afecta a los cabezas de familia. Lo cierto es que el Instituto Elemental de 2ª Enseñanza desaparece de Benicarló y los estudios que se han cursado en él deben convalidarse en el Instituto de Castellón. La educación secundaria ha quedado centralizada en las capitales de provincia. Importante información proporcionan las tablas y gráficas de edades y estados civiles.

La gráfica censal nos muestra una curva claramente decantada hacia el segmento masculino, hasta que pasados los 70 años la jefatura familiar es detentada por las mujeres.

La edad media también ha aumentado, y se observa una gran diferencia entre varones, casi 49 años, y mujeres, 60’5 años. La edad media del Censo se sitúa en los 52 años.

Las gráficas de estados civiles son también reveladoras, mientras los varones son predominantes en los electores casados, las mujeres están en la parte superior del grupo solteros y, sobre todo, en el de viudos.

 

BENICARLÓ EN LA PRENSA PROVINCIAL

Ha sido una búsqueda metódica en los medios de comunicación provinciales de noticias de y sobre Benicarló, sus gentes y los hechos que ocurrieron o tuvieron su origen en su término.

Lo primero que sorprende es la escasez de periódicos de ámbito provincial, la enormidad de su formato y la cantidad mínima de sus páginas. Después, la casi inexistencia de publicidad y, finalmente, la limitada atención que se presta a ciudades de la provincia que no sean Castellón, Burriana, Villarreal, Almazora o Nules.

Realmente ha sido un grato placer poder sumergirse en la lectura de estas grandes páginas buscando, esperanzadamente, noticias sobre Benicarló o sus gentes. Creo que no he dejado nada sin escribir, pero nunca se puede estar seguro de no haber pasado por alto una mención.

Una aclaración debo hacer: he incluido la formación de los distintos Gobiernos de la República para hacer notar la época de inestabilidad política en la que se desenvolvía España y las funestas consecuencias que ésta acarreó. También he obviado algunas menciones referentes a don Miguel Ruíz Esteller, que fue Secretario del Ayuntamiento de Benicarló, en lo tocante a su actividad como Secretario del Ayuntamiento de Castellón o en la Diputación, y del abogado don Manuel Añó en noticias referentes a su actividad profesional desarrollada en Castellón.

Impresiona, visto desde la distancia, el poder de la censura en ambas épocas y como la información se manipula o se elimina en pro del beneficio político dominante. Como ejemplo puedo citar la escasa atención que se presta a los ataques de la aviación en Benicarló o del tratamiento que se da a su ocupación.

Aunque de la lectura parezca muy apremiante la actuación de la Fiscalía de Tasas en Benicarló, debo resaltar que su acción en Benicarló es muy inferior a otros pueblos, incluso de menor población.

Es, en fin, una parte ágil, directa, con noticias tristes, a veces, y festivas, como las referentes a nuestro Cristo del Mar o la entrega de las obras del puerto de Benicarló.

Las fotografías son copia de las que se insertan en los distintos periódicos, al igual que los anuncios publicitarios. A ello, fundamentalmente, se debe la escasa calidad de algunas imágenes.

 

LOS DOCUMENTOS

En esta parte se publican documentos originales referentes a la actividad sindical o política y social de Benicarló. En muchas ocasiones la calidad de las copias no es buena pero como documentos su valor es incalculable. Un valor añadido que ofrecen estos documentos es que figuran las firmas autógrafas de muchos benicarlandos que son parte, a veces desconocida, de la historia de nuestra ciudad.

En una primera parte se recogen las actas de constitución de organizaciones sindicales de todo tipo profesional y cultural. Son un total de veinte sociedades que manifiestan el alto grado cívico que imperaba en Benicarló.

La segunda parte ofrece otro tipo de información. Se documenta fehacientemente la requisa de un automóvil que, curiosamente, viene reseñado en la relación de vehículos matriculados en Enero de 1936, publicada en el nº 45 de Castellón Automovilista de Marzo de 1.936, y la incautación ordenada por el Comité Comarcal, con la firma autógrafa de Javier Ballester “Malio” en uno de ellos. A estos documentos siguen tres documentos muy importantes, relacionados entre si, que demuestran el grado de violencia y la ausencia de seguridad que se vivía en esos momentos en Benicarló, la toma de posición del Consejo Provincial y la constitución, un tanto esperpéntica, del Consejo Municipal.

Las Actas de la Junta Republicana del Tesoro Artístico de Castellón en las que se detalla el estado de conservación y almacenamiento del patrimonio artístico benicarlando y de la situación en que quedaban algunos edificios de Benicarló, tales como su Iglesia Parroquial o el Palacio del marqués de Benicarló.

Los documentos siguientes son un pasquín, cuya deficiente calidad me ha llevado a transcribirlo, de intenso activismo sindical, y una relación de poseedores de arma corta entre los miembros pertenecientes a la 45 Compañía Urbana destacados en Benicarló.

Finalizando los documentos, encontramos una hoja, la primera, del rol de embarque del “Stambrook”, último buque de exiliados republicanos, que partió del puerto de Alicante con destino a Orán el 28 de marzo de 1939. En la relación de los 2.638 pasajeros figuran dos benicarlandos, con el nº 44 y 93 respectivamente, el ex alcalde de Benicarló Federico Castellano Sancho, de 38 años de edad, y José Gil Nostrot, de 28, cuñado suyo. El último parte de la guerra de civil y, finalmente, una corta reseña sobre D. Antonio Machordom Coll y D. José Calvet Febrer, benicarlandos deportados a campos de concentración nazis.

 

LOS DECRETOS Y LAS LISTAS CENSALES

En esta última parte se incluyen los Decretos por los que se rige la confección de las listas censales de electores y las listas nominales ordenadas por Distrito, Sección y Apellidos.

345678910111213141516171819202122

 

Manuel Salvador

Manuel Salvador Arrufat es Maestro, Militar y Diplomado en Ciencias Empresariales.