LA TRAICIÓN EUROPEA, el libro que Bruselas no quisiera que leyeras

1

El letrado José Manuel Millet Frasquet y Víctor Viciedo Colonques, productor de cítricos y Presidente de ALIV (Asociación de Labradores Independientes de Villarreal), ambos colaboradores del Club de Opinión y de Estudios Históricos Jaime I, al ver que coincidían en temática y preocupaciones, decidieron unir sus plumas para escribir este libro. Un trabajo basado en la investigación y en el análisis de las decisiones que se han ido tomando en Europa al servicio de los intereses de algunas de las naciones socias y, sobre todo, de poderes económicos que han convertido el edificio “Berlaymont”, sede de la Comisión Europea en Bruselas, en un auténtico enjambre del “Hampa” lobista.

2Según los autores: “el objeto de este libro es abrir los ojos del lector, para que descubra que la raíz de sus problemas económicos y de la decadencia de España se encuentra en gran parte en las equivocadas políticas que nos vienen impuestas desde Bruselas, y que ha llegado el momento de reaccionar ante los abusos; no podemos seguir siendo cómplices de nuestra propia destrucción”.

Se trata de un libro muy crítico con las políticas europeas, a las que califica de eurófobas ya que, según los autores, perjudican a la mayoría de los ciudadanos europeos beneficiando a unos pocos poderosos.

Los autores denuncian que, a pesar de que los motivos que llevaron a la creación de la CEE, embrión de la actual UE, y de que los Principios Básicos que se marcaron siguen hoy totalmente vigentes, las actuales políticas los traicionan utilizando la falsa argucia jurídica de unos opacos y autoritarios Tratados de Libre Comercio que suponen la más clara y evidente traición de los principios europeos; de ahí el título de este libro.

Viciedo y Millet, piensan que para que la Unión Europea sobreviva hay que exigir que TODOS los países que componen la UE sean respetuosos y cumplidores de los principios fundacionales: recuperar el MERCADO ÚNICO EUROPEO que, abriendo las fronteras a productos extracomunitarios sin límite de cupos y sin aranceles compensatorios, han convertido en “Global”; respetar el PRINCIPIO DE PREFERENCIA EUROPEO, con un carácter jurídico pleno, de modo que los productos europeos tengan preferencia en el mercado europeo; y la aplicación del PRINCIPIO DE SOLIDARIDAD FINANCIERA de manera humana y fraterna, no sólo para pagarles la fiesta globalista a los países del Norte. Según los autores: “Todo país que no cumpla con estos principios debe de ser expulsado”

Denuncian también “El Globalismo” que beneficia los intereses de los países del Norte a la vez que perjudica los del Sur. Según los autores: “El Globalismo no es una doctrina obligatoria ni un dogma divino, simplemente es su sistema económico; pero este sistema no funciona para los países del Sur de Europa, por lo que se hace ineludible el que estos países del Sur impongan sus criterios de actuación y, para ello, hay que empezar por tomar consciencia del problema; por saber que somos más y más numerosos, tanto en población como en número de países, y que es el momento de tomar el control de una UE dominada por el norte”.

Entre los beneficiados de la fiesta del Norte de Europa, el libro se centra en la actitud de Países Bajos, ejemplo de total carencia de ética y solidaridad. Desvela sus intereses globalistas, y cómo un país de diecisiete millones de habitantes, es el segundo importador mundial y el tercer exportador mundial. Los Países Bajos, con su puerto de Rotterdam, primer puerto del mundo occidental, viven del Globalismo y del “fraude” fiscal; por ello, los Países Bajos es la anti-Europa, la clara demostración de lo que es una evidente traición a los principios de la UE, llevada a su máxima expresión.

El libro nos advierte de lo que está ocurriendo en nuestra propia nación, con enemigos poderosos que ansían quedarse con sus recursos, arruinándola. Estos enemigos están muy bien representados en Bruselas: un poder a los que los sucesivos políticos españoles nunca han tenido el coraje de contradecir.

El libro analiza todos los Tratados de Libre Comercio de aquellos países que perjudican a la agricultura mediterránea: estudia sus economías, sus bajos costes de producción, sus faraónicos proyectos agrícolas (un capítulo al Plan Verde marroquí y otro al Proyecto Toshka egipcio), las ayudas económicas de la UE a dichos proyectos, las corporaciones agroalimentarias europeas que se hacen con el control de las tierras… Toda una trama de intereses que benefician a esas grandes corporaciones agroalimentarias europeas y perjudican por igual a los ciudadanos de esos países que se quedan sin tierra que cultivar, a la vez que son explotados en esas enormes fincas; y a los agricultores mediterráneos europeos que no pueden competir con esos costes de producción tan bajos debido, sobre todo, a salarios más de 10 veces inferiores a los españoles. Especial atención merece el lobby sudafricano Citrus Growers Association y sus maniobras para conseguir beneficios legales para imponer sus productos en Europa en perjuicio de los nuestros. Los autores opinan que estos tratados no deben de ser globales y solo deben ser firmados si favorecen a ciudadanos europeos, sin perjudicar a otros.

El libro nos explica perfectamente el recorrido sufrido desde los Principios Básicos que constituyeron un Libre Mercado europeo, a la deslocalización de la producción y a la anarquía del Libre Comercio Internacional, pasando por los acuerdos del GATT (General Agreement on Tariffs and Trade) y la creación de la OMC (Organización Mundial del Comercio)

El libro hace un análisis muy detallado de las actividades lobistas en Bruselas, con más de 24.000 lobistas actuando en la Comisión Europea y más de 1.500 millones de € al año gastados en esta oscura y “mafiosa” actividad, analizando entre otros aspectos: la falta de transparencia, con innumerables reuniones a puerta cerrada de los lobbies con las distintas Direcciones Generales de la Comisión Europea; los gastos en esta actividad; las puertas giratorias en ambos sentidos: funcionarios de la Comisión Europea que pasan a ser fichados como lobistas por las empresas y lobistas que obtienen cargos en las distintas direcciones generales de la Comisión Europea, con ejemplos de ello; los escándalos de corrupción relacionados con esta actividad; las indecentes estrategias lobistas… Los autores opinan que hay que acabar con el lobbismo, autentico cáncer antidemocrático que se ha instalado en las cercanías de las instituciones europeas para presionar a políticos y funcionarios de la UE, de modo que las leyes favorezcan los intereses de las grandes corporaciones multinacionales y fondos de inversión, perjudicando al ciudadano de a pie.

En el libro también se analizan las relaciones internacionales europeas que han terminado perjudicando la agricultura del Sur y beneficiando a la Industria y al comercio del Norte. Se estudia entre otros: el fracasado intento de un Acuerdo comercial con EEUU que beneficiaba a la agricultura mediterránea, pero no era propicio para la carne y cereales del centro y Norte de Europa; los aranceles impuestos por EEUU a la agricultura mediterránea como consecuencia de que Europa violara la justa competencia de la empresa aeronáutica americana BOING con la europea AIRBUS, al financiar a esta última; y el veto ruso a los productos agrícolas europeos.

Especial énfasis de estudio se hace de las tormentosas relaciones de la UE con una Rusia que ya no es comunista y que, territorialmente, es Europa. El caso ucraniano al que se dedican dos extensos capítulos es el paradigma de las malas políticas internacionales de Bruselas al servicio de la gran potencia americana. Las injerencias de la UE en la política ucraniana desembocaron en la adhesión de Crimea a Rusia y en una guerra en el corazón mismo de Europa, en la región Ucraniana del Donbass. Merced a estas injerencias y enfrentamientos con los intereses rusos, nuestra agricultura salió perjudicada, y hoy es necesario un cambio de políticas para recuperar ese enorme mercado.

El Euro, los paraísos fiscales en Europa, los incumplimientos, el engaño medioambiental, el paro juvenil, el empobrecimiento de la población, el BREXIT… son otros aspectos que aborda el libro de un modo crítico y muy bien documentado. Todo ello, provocado por las decisiones políticas en Europa y por la docilidad de nuestros políticos que, en resumidas cuentas, no son otra cosa que una traición.

Según los autores: “Solo si conseguimos superar las deslealtades, las traiciones, los incumplimientos, exigiendo las correspondientes responsabilidades; dando ese salto de calidad necesario, que nos califique como Unión Europea, desde un punto de vista económico, político y social, podremos pensar en que la UE tiene futuro; sólo si recuperamos la cohesión y superamos las diferencias Norte-Sur, podremos tener, a la larga, una viabilidad como proyecto común. Al contrario, una Unión en la que el Norte sea cada vez más rico y un Sur más pobre, a la larga se tornará imposible y nos llevará a la disolución europea.”  

Les invito a leer este libro, escrito con la ya conocida transcripción clara y amena de sus autores, enriquecido con la expresión de sus opiniones sinceras; libre de complejos, ataduras y encorsetamientos.

 

 

 

 

 

3456789

 

Vicente Saura

Vicente Saura Pitarch es Comandante de Infantería (R)