COMMONWEALTH CATALANOVALENCIANA

1

Los intentos de despersonalización de la actual Comunidad Valenciana no es una cuestión banal, ni novedosa, ni intranscendente. Numerosas publicaciones, exposiciones, docencia y medios de comunicación filocatalanistas así lo confirman y lo promueven; consecuentemente no es una paranoia de algunos ciudadanos valencianos. Al respecto, a finales de mayo de 2018, el presidente Ximo Puig reiteró que “estemos dispuestos a sumar con el gobierno catalán en temas culturales. Y hace unos meses, en su visita al interino presidente catalán, Pere Aragonés, propuso constituir una “Commonwealth mediterránea”. Ahora, algunos profesores de la Universidad de Valencia inciden en ello y se preguntan: ¿Es viable una Commonwealth catalanovalenciana? Nosotros nos interrogamos: ¿Es realidad o ficción?

Ya en 1907 el escritor y político valenciano Vicente Blasco Ibáñez arremetía contra las

ambiciones de cierta burguesía catalana, y se preguntaba: ¿Piensan los catalanistas que Valencia es tierra huérfana de voluntad y de caracteres? ¿Qué ejemplo imitan, pues, los catalanistas al intentar aquí un desembarco? ¿Qué se les ha perdido aquí, si nadie les llama, ni los necesitamos ni son útiles a Valencia? Dicho político ya hablaba de la lepra catalanista.

Preguntado, hace unos años, al que fuera profesor de la Universidad de Valencia Miquel Tarradell a finales de los años 60 del siglo XX “¿Son realmente una entidad política los países catalanes?” Su respuesta fue: “Es claro que sí; la conciencia de entidad política se crea en la escuela”; el escritor mallorquín Josep Quetglas Riusech afirmó en 1976: “El País Valenciano y las Islas son regiones políticas, no de la nación española, sino de la catalana, y el editor E. Climent manifestó: “desde cada uno de los Países Catalanes hemos de reemprender el proceso de cohesión de nuestra nacionalidad común”.

El ensueño de apropiarse de lo ajeno está más presente que nunca. Tergiversando la Historia incluyen como catalanes a escritores, humanistas, historiadores, artistas, etc. Un verdadero expolio. Creemos que con la mentalidad de la entelequia de los países catalanes se le hace un flaco favor a la Historia, con mayúsculas. Se continúa con la quimera expansionista y anexionista. El nacionalismo catalán es obsesivo y manipulador histórico. Por eso, buscan unas quintas columnas valencianas para hacer realidad su sueño y su anhelo anticonstitucional y lo persiguen con la colaboración de ciertas individualidades y partidos políticos implantados en nuestro territorio.

Algunos ejemplos recientes son reflejo de lo que afirmamos:

Primero. El Decano de la Real Academia de Cultura Valenciana, profesor Dr. José Luis Manglano de Mas tuvo que exteriorizar la queja de la Institución Académica a la directora de la Biblioteca Nacional con motivo de la exposición sobre “La luz de la Edad Media en la Literatura Catalana” en la que se exponían como autores catalanes a insignes escritores del Siglo de Oro Valenciano. La misiva remitida surgió efecto y la propia directora de la Biblioteca llamó al Decano para disculparse y le comunicó que estaba dispuesta a colaborar con la RACV. La comisaria de la exposición era una profesora catalana. Asimismo, también es denunciable que la Biblioteca Nacional catalogue libros en valenciano como catalanes. O bien, que en la Universidad de Oxford una profesora impulsa los países catalanes en sus comentarios en videos.

Segundo. Otro ejemplo demostrativo son las injerencias que avasallan nuestra identidad en lo referente a las bandas de música, según lo publicado en el BOE. También la RACV lo denunció al ministro de Cultura de España.

Tercero. Las jornadas sobre “La traducción de las literaturas en catalán/valenciano, gallego y vasco” organizadas por dos universidades británicas que se han celebrado los días 3 y 4 de junio de 2021 con el apoyo del Instituto Cervantes en Londres, en la que se incluye la literatura valenciana dentro de la catalana. También esta Institución Española coadyuva a la manipulación de nuestra Historia y Literatura, hecho que ha llevado a nuestro Decano a remitir al director del Instituto este 26 de mayo una misiva clarividente, con citas incluidas, solicitándole su rectificación, habiendo recibido contestación inmediata.

Cuarto. El Instituto Alfonso el Magnánimo, dependiente de la Diputación de Valencia, sigue ofendiendo a muchos valencianos en sus publicaciones, notas de prensa y comentarios en redes con denominaciones inapropiadas. Habla de literatura catalana refiriéndose a autores valencianos y de país valencià. No es la primera vez que esta institución cae en sectarismos políticos maniqueístas.

 

LAS PROVINCIAS. Opinión. Publicado el sábado 26 de junio de 2021, p. 33

José V. Gómez

José Vicente Gómez Bayarri es Licenciado en Filosofía y Letras, Doctor en Historia, Catedrático de Geografía e Historia, Académico de número de la RACV y Medalla de Plata de la Ciudad de Valencia.