Los dueños del mundo (II)

LOS AFFAIRES DE SOROS

En el anterior capítulo expuse como, para influir sobre nuestro voto que es el que quita y da poder, ciertos poderes económicos se adueñan de los medios de comunicación, para, utilizando ciertos métodos de desinformación, confundirnos y así servir mejor a sus intereses. Como gran ejemplo de esta mafiosa practica, analizamos al  “Club Bilderberg”, en donde esos medios de comunicación se reúnen con el poder económico y político de nuestro mundo occidental para decidir nuestro futuro, pero sin informar de nada. Uno de los miembros más activo de este Club es George Soros.

¿QUIÉN ES GEORGE SOROS?

Geopolítica de la diplomacia: de la clásica a la digital (I)

Resumen:

A lo largo de los siglos, la diplomacia ha sido uno de los elementos fundamentales con los que los Estados han ejercido su poder. En la mayoría de los casos, disponer de un buen servicio diplomático ha sido esencial para incluso la supervivencia de las naciones. Los errores del mundo diplomático han llegado a desembocar en conflictos armados. Actualmente, en el mundo tan sumamente complejo que vivimos, la diplomacia renueva su importancia geopolítica, teniendo que adaptarse a las tecnologías de las era digital. El país que se quede atrás en este campo debe ser consciente del riesgo en que pone a sus ciudadanos.

Palabras clave:

Diplomacia, diplomacia digital, diplomacia pública, era digital, inteligencia, geopolítica.

Keywords:

Digital era, digital diplomacy, diplomacy, intelligence, geopolítics, public diplomacy.

Introducción

«La diplomacia es el arte de conseguir que los demás hagan con gusto lo que uno desea que hagan».

Los dueños del mundo (I)

CLUB BILDERBERG

Erase una vez un hombre tan rico, tan rico, tan rico, que poseía una inmensa fortuna, pero que a la vez era tan, tan, tan bueno, que la empleaba en aras de un mundo mejor y más justo, creando y apoyando organizaciones para que los que viven en el mundo más pobre puedan llegar a vivir en el mundo más rico, para que los que se sienten distintos por sus atracciones sexuales puedan sentirse orgullosos de las mismas y para que no se margine a la mujer, alcance la igualdad con el hombre y pueda decidir ella misma sobre lo que ocurre en su cuerpo, abortando libremente. Y erase otra vez, otro hombre tan rico como el anterior, pero inmensamente malo, que aburrido de tener el poder económico quiso tener también el poder del mundo; para ello compró con su dinero la información y manipulándola a su gusto, implantó en las gentes las ideas de lo políticamente correcto, con las que consiguió que al frente de los países democráticos estuvieran los gobernantes de su gusto y dirigiendo sus decisiones lograba que en el mundo todo ocurriera del modo más adecuado para el beneficio de su riqueza; no importando si para ello fueran necesarias revoluciones, conflictos bélicos o atentados terroristas, mientras que la gente era feliz creyendo que pensaban por sí mismas.

Memoria Histórica

De nuevo malabarismos de Susana Díaz, ahora sobre la Memoria Histórica, alegando que es partidaria, pero pide una Memoria Histórica “que no mire hacia atrás”, y que las normas no deben servir “ni para confrontar ni para enfrentar”, poniendo como ejemplo las normas andaluzas y justo cuando el PSOE quiere sacar los restos de Franco de la basílica del Valle de los Caídos. Unas palabras de la líder andaluza que pretenden distanciarse de Pedro Sánchez, a la vez con habilidad para cortejar a los que propugnan una vuelta hacia atrás de modo permanente. No es una cuestión prioritaria para los españoles, pero para ciertos sectores políticos sí lo es. En los gobiernos de Felipe González –y eso que estaba más reciente Franco– no se prestó ninguna atención a estas cuestiones ni la sociedad lo pedía. Ahora la sociedad no lo pide, pero ciertos políticos están empeñados. Sospechoso: gato encerrado.

En sí misma la expresión “memoria histórica”, ya acuñada, es un contrasentido. Toda memoria es histórica por definición, pues en caso contrario no es memoria. A su vez, lo histórico abarca el pasado y el presente, también por pura definición.

Agradecimiento y aclaraciones

Una vez conocido el desenlace del que iba a ser mi nombramiento como Director de Seguridad Nacional, ha llegado el momento de romper el silencio que la debida prudencia hasta ahora me había impuesto. 

Antes de nada, a mi querido General Miguel Ángel Ballesteros, maestro y amigo, ya oficialmente nombrado para el puesto de Director de Seguridad Nacional, le deseo la mejor de las suertes, al tiempo que me pongo a su disposición para lo que precise. 

Tampoco puedo dejar de mostrar mi agradecimiento al señor Presidente del Gobierno y a su jefe del gabinete, Iván Redondo, por haber pensado inicialmente en mí, lo que ya de por sí me ha supuesto un inmenso honor. 

Han sido días muy intensos, en los que no han cesado las críticas más mordaces e injustificadas, pero también los apoyos de miles de personas, que me han mostrado su solidaridad en privado y en público. Y para estos últimos vaya mi agradecimiento desde lo más profundo de mi corazón, por haberse volcado en defenderme de los ataques infundados, de las ofensas a mi honor y de las agresiones a mi profesionalidad. 

La politización de la cultura

Uno de los fenómenos más típicos de nuestra época lo constituye, sin duda, la invasión de la política en todas las manifestaciones de la cultura. El hecho, por universalizado que está, no deja ser una extraña confusión; porque la política ya no se limita a su campo específico —esto es, a lo propiamente político, a lo social, a lo económico— sino que se erige en criterio de verdad y de error, de bien y de mal para toda clase de ideas. Esto explica que la contestación actual a la cultura sea tan radical y virulenta. En efecto, lo propio de la política es el espíritu partidista y las alternativas radicales. Cuando se lleva a terrenos que no son suyos, nada extraño es que las fobias políticas impidan el ejercicio neutral de la razón. Esta deja de ser equilibrada, condición indispensable para hallar la siempre difícil verdad, y se torna esclava sumisa del ideal político.

Dimisión de Ribó

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, está obligado a dimitir por coherencia con sus propias palabras. En marzo de 2016 el líder de Compromís afirmó que, si era imputado, estaba obligado a dimitir, no sólo “dispuesto a dimitir”, y destacaba que eso era lo coherente. Resulta que ahora Ribó está investigado –antes “imputado”– por prevaricación, tras una denuncia del Grupo Popular en el ayuntamiento por negarle el expediente administrativo relativo a una encuesta sobre el colectivo fallero en 2017. Y, por mucho que diga que es una casualidad que la imputación se haya conocido a la vez que la sentencia de la Gürtel valenciana, la realidad judicial es la que es: el hombre es esclavo de sus palabras, y dueño de sus silencios… si es que tiene palabra, claro.

La encuesta sobre el mundo fallero –realizada en 2017, con 963 entrevistas a falleros de ambos sexos mayores de 18 años– provocó una gran polémica en los partidos de la oposición municipal frente al tripartito que gobierno, denunciando varias preguntas que se hacían en esa encuesta, relativas a las creencias y a la intención de voto. Ribó defendió las preguntas que se formulaban, calificándolas como “absolutamente razonables”, pero no lo parecían a muchos otros, pero el asunto ha llegado al juez y el alcalde tendrá que declarar por delitos de prevaricación e impedimento del ejercicio de los derechos cívicos. Tendrá que declarar el próximo 25 de junio ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia.

Confiança i coherencia (i III)

La coherencia es la vinculacio o relacio que hi ha entre unes coses i unes atres; mes en concret, es referix a l’actitut i la conducta llogiques i conseqüents en una posicio anterior o en els principis que es defenen i professen.

I ara, ¿de quí toca parlar? De Podemos, dels dirigents del partit: del secretari general Pablo Iglesias i de la portaveu en el Congres, Irene Montero. L’escandal domestic, resolt fa uns dies (27-5-18), naixque arraïl de l’anunci de la compra d’un chalet de 660.000 euros en la rodalia de Madrit. Alli pretenen instalar-se i viure en els bessons que esperen pronte.

¿Qué te d’irregular la compra d’una casa d’eixe preu? En principi, no res, si no fora per un pero. Fa uns anys, en 2012, Iglesias criticà que l’exministre d’Economia Luis de Guindos adquirira un atic per 600.000 euros per a ‘especular’, segons el dirigent podemita.

No menors, son les ocasions en que han presumit de viure com la gent normal i corrent, per a confrontar-ho a les dels rics: el poble i la ‘casta’. I lo dit i escrit se’ls ha tornat en contra. 

Sense tallar-se un pel, plantejaren una consulta a les bases sobre si devien dimitir o no dels carrecs, per haver perdut la confiança.

La pérdida del sentido del pecado

pecadoEl mayor pecado de nuestro siglo es haber perdido el sentido del pecado”. La famosa frase del Papa Pío XII es un profundo diagnóstico de la situación moral de nuestra época que nos explica, desde su misma raíz, la actitud de innumerables hombres hacia la religión y hacia la ética. En este tema, lo que distingue a nuestra época de cualquier otra es una actitud mental. El pecado y la fragilidad moral es inseparable de la condición humana, pero antes se tenía conciencia de culpabilidad, y ahora se ha perdido esa conciencia. Tal situación, mírese desde donde se la mire, reviste una inmensa gravedad, porque no se trata de un simple cambio cultural o social, sino de la misma conciencia del hombre, de su ser más íntimo y personal. Muchos valores de la ética, sobre todo los que regulan la dimensión íntima, han desaparecido del universo moral de nuestros contemporáneos. Hay como una “anestesia” de su conciencia para todo aquello que no tiene un significado práctico y palpable. ¿Cuántos son, en nuestros días, los que manifiestan un sentido ético en la regulación de sus sentimientos, de sus pasiones o del uso de su libertad?… La mayoría se muestran inocentes o irresponsables al respecto, y no aceptarán ninguna clase de argumentos que les lleve a reconocer su culpabilidad.

En defensa del Coronel Baños

Pedro Sánchez, el indigno Presidente de España porque ha llegado a la presidencia sin haber ganado unas elecciones y valiéndose de una herramienta totalmente legal como es la moción de censura, pero con los apoyos de organizaciones políticas que como característica común tienen el odio a España y su Constitución, ha realizado unos nombramientos Ministeriales que han descolocado a todos sus adversarios. Si no fuera porque más pronto que tarde le exigirán el precio de su Presidencia y por las deslealtades y bandazos ideológicos de Sánchez, capaz de afirmar algo, y justo lo contrario poco después, diría que huyendo de cualquier sectarismo político, el líder socialista, ha escogido a personas razonables para sacar nuestro país adelante, entre las que ha incorporado incluso a Ministros no socialistas.

No como Ministro, pero en un cargo clave para la Seguridad de los españoles, Pedro Sánchez le ha ofrecido la  Dirección de Seguridad Nacional al Coronel Pedro Baños, Diplomado en Estado Mayor y experto en Geoestratégia.

Confiança i coherencia (II)

La falacia del numero (i de la minimisacio) 

El president Mariano Rajoy i l’argumentari que havien repartit als portaveus i dirigents repetien que son casos aïllats, que son ciutats secundaries, que son d’una atra epoca i que nomes afecten a unes decenes de persones. Home, sería acceptable si realment foren ‘illes’ o ‘atolons’ en la mar, pero son com una ‘polinesia’. I en quant al numero, es cert que 500 o 1000 persones es una infima quantitat en relacio als 800.000 afiliats, pero clar la falacia està en que els investigats i els empresonats no son els militants de Rotova, de Fageca, o de Matet, sino que tots ells o quasi tots ocupaven importants carrecs o dirigien el partit (estem parlant d’exministres, expresidents autonomics i exconsellers). En resum, encara que el percentage siga proporcionalment reduit o insignificant, l’importancia qualitativa es enorme. 

Aznar “patina” de nuevo

El expresidente de Gobierno y del PP, José María Aznar, no se da cuenta de que los consejos hay que darlos cuando te los piden.

José María Aznar se ha ofrecido a reconstruir el centro-derecha, a lo que Mariano Rajoy ha contestado que no hace falta reconstruirlo. En el PP actual han afirmado que hace tiempo que no entienden a Aznar.

En la política, como en la vida, hay que saber cuándo está uno de más, cuándo ha acabado un ciclo, en definitiva que uno no es eterno ni es imprescindible. Sin embargo, eso no lo comparte Aznar.

Los consejos hay que darlos a petición de los interesados, o con la suavidad de quien es consciente de que los demás tienen sus libres decisiones y, en ocasiones, manifiestan expresamente que no quieren consejos de una persona ni su tutela permanente.

Cayó bien la decisión de Aznar de limitar los mandatos a dos, y cumplió. Pero ya cometió el error de designar su sucesor “a dedo”, sin pasar por una elección democrática en el PP, aunque muchos pensaran como él que Mariano Rajoy era el indicado. El “dedazo” no es sistema ya desde hace tiempo en un sistema democrático.

Valencia se vuelca para recibir al “Aquarius”

AquariusTodas las instituciones civiles y diocesanas se están volcando en Valencia para recibir a los 629 inmigrantes del barco “Aquarius”.

Es la mayor emergencia humanitaria que acomete España. De los 629 imigrantes, más de 100 son niños. Abandonados por el Mediterráneo, donde podrían haber encontrado su fosa, estos inmigrantes se van a beneficiar de la decisión de Pedro Sánchez de “hay que hacer algo”, encontrando en Valencia el puerto idóneo y la sociedad adecuada. Llegarán mañana o pasado.

Hay una pancarta colgada en la fachada del ayuntamiento de Valencia con este motivo: “Valencia ciudad refugio” (en valenciano). Pese a quienes piensan que es una mera “foto” o un peligroso “efecto llamada”, pienso que es una decisión humanitaria loable, aunque pone de manifiesto un cúmulo de injusticias y omisiones en el ámbito internacional que sería bueno analizar y remediar. Lo complejo no justifica la pasividad.

Pero Valencia entera se está volcando en los preparativos, tanto las instituciones civiles como todos los recursos que la diócesis tiene a su disposición –gracias a la labor que lleva a cabo el cardenal Cañizares desde hace años con los inmigrantes-, con una excelente coordinación. Es un frenesí de reuniones y preparativos.

Federalismo… ¿Qué federalismo?

Celebramos aquí muy de verdad el progresivo y satisfactorio restablecimiento en la salud de nuestro particular amigo Don Germán Reguillo, en la esperanza de que muy pronto la página digital de nuestro Club de Opinión se verá nuevamente enriquecida con sus habituales escritos de colaboración de marcado interés. Como anticipo a la normalidad que tanto deseamos, publicamos el presente articulo de Germán Reguillo que, publicado en agosto de 2014, alude a los federalismos y al problema catalán.

Durante los veranos, el antiguo Colegio Menor “Santa María del Lidon” que dirigí durante dieciocho años, se utilizaba como Albergue Juvenil, adscrito a la RIAJ (Red Internacional de Albergues Juveniles). Por allí pasaban cientos de muchachos extranjeros. Todos ellos con sus mochilas a la espalda. Me llamaban la atención, particularmente los alberguistas de nacionalidad suiza. La mayoría llevaban pegados en sus mochilas pequeños adhesivos con la bandera suiza. Cuando en la administración del Colegio les preguntaban sobre su nacionalidad de origen, la respuesta era unánime al margen de que hablasen alemán, francés, italiano o el romanche. (Por cierto, el nacionalismo catalán siempre pasa de soslayo por el caso suizo. No les interesa. ¿Por qué será?)

Dependientes olvidados

dependenciaUn dato espeluznante y cruel: hay un bloqueo inexplicable en la tramitación de las solicitudes de dependencia en la Comunidad Valenciana que no ha trascendido a la opinión pública hasta ahora. El dato es que están paralizadas miles de solicitudes de dependencia, las que se presentaron entre abril y finales de 2017, sin que se haya hecho nada. Tal como lo leen: miles de solicitudes olvidadas, y no se sabe el motivo.

Mónica Oltra, consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, debe una explicación cuanto antes, porque es un auténtico foso en quien alardea con frecuencia de unos datos que ocultan esta realidad. No se sabe la razón: bloqueo u olvido, los perjudicados son los dependientes y sus familias, que oyen que las solicitudes de dependencia tardan en resolverse un año y medio o dos, pero que a la vez oyen que solicitudes presentadas en 2018 se han resuelto ya a estas alturas, y los beneficiarios están cobrando o recibiendo los servicios propios de la dependencia.

Confiança i coherencia (I)

La confiança es la seguritat que tenim cadascu en nosatres mateixos, pero tambe es l’esperança certa i ferma referida a una atra persona o una atra cosa. Per aço, quan diém que algu o una cosa es de confiança estem expressant que no nos defraudarà les expectatives.

La relacio de confiança –com allo que yo otorgue– es la base de la conexio entre els votants i els votats, entre els electors i els representants politics. En si mateix, la papereta es la materialisacio d’eixe valor que suponem en el politic que nos demana el nostre soport en la campanya.

Ve a conte esta reflexiva introduccio per a parlar de ¿quí? o de ¿qué? Puix de l’expresident de la Generalitat Eduardo Zaplana i de la mentira global en la que vixquerem durant uns quants anys, des de maig de 1995 fins a juliol de 2002 en que se n’ana a Madrit com a ministre de Treball i Assunts Socials, en el govern del José María Aznar. Un maig de 1995 que passà a l’historia valenciana i un maig de 2018 que tambe passarà a l’historia valenciana i espanyola.

         

Un regim i una politica

Ara van pel cant Valencià

El passat 13 de maig fallia Enric Pastor, “Pastoret”; un any abans, el 14 de giner de 2017, havia faltat Pilar García Comeche, “Pilareta”, dos grans referents del cant valencià d’estil nos han deixat en poc de temps. La noticia practicament ha passat desapercebuda per a la societat valenciana. El cant valencià continúa sent un gran desconegut. ¿Per qué?

El catalanisme valencià ha entrat alli a on podia trobar algun punt de contacte en Catalunya, per precaria que fora la relacio. Pronte s’introdui en la Moixaranga, ya que, per un costat, els “castells” catalans tenen el seu orige en ella i en els algemesinencs que emigraren al delta del Ebre a ensenyar cóm conrear l’arros, pero sobre tot perque visualment es facil confondre una torre de Algemesi en un castell de Badalona, per mes que la filosofia siga completament diferent (ball essencialment religios i creatiu u, concurs atletic l’atre). Pero no pot trobar absolutament cap vinculacio del cant d’estil o les albades en cap tradicio music vocal catalana. Aixina, no es casualitat que Canal 9 no fera res per la difusio d’esta tradicio.

Los derechos del subjetivismo

Si tuviéramos que determinar cuál es la causa profunda de muchos males en el comportamiento individual y colectivo en nuestra época, el diagnóstico ofrecería pocas dudas: es el subjetivismo, que trata de imponer sus derechos arbitrarios en todos los ámbitos. En nuestra sociedad apenas se mencionan deberes, pero se exigen continuamente derechos que hacen referencia a la total libertad del sujeto para hacer lo que quiera, y que todos tienen que respetar y padecer. Porque lo peor no es el mal moral que se hace, sino el talante con que se hace. Cada cual se cree con derechos para expresar, realizar e imponer sus deseos pasándose por encima un principio básico para toda convivencia humana y para todo civismo: que el respeto a las normas no es otra cosa que respeto a los demás. Esa expresión “hago lo que me da la gana” –tan en boca de la gente-, es la expresión perfecta de la arbitrariedad del subjetivismo y de su perversión moral. No hace falta ser muy perspicaz para darnos cuenta de que los derechos del subjetivismo no son otra cosa que los derechos del egoísmo, y si se entiende esto, se entiende también dónde está la raíz de muchos males.

Deberes III: Educar, aprender y trabajar

La educación es un derecho. La escuela primaria debería ser gratuita… Nuestros padres pueden elegir lo que aprendemos. (Art. 26 de la Declaración Universal de Derechos Humanos)

De entrada, la citada Declaración nos alerta que la escuela primaria -después de 70 años de ser aprobada por Naciones Unidas en el año 1948- debería ser ya en todo el mundo gratuita, y no lo es. Es decir, en la actualidad solo en algunos países privilegiados como el nuestro se cumple, pero otros están lejos no solo de conseguirla sino que todavía no la han podido iniciar. Son los países llamados del tercer o cuarto mundo que no disponen de lo necesario para cumplimentar este importante y trascendente mandato de Naciones Unidas para el desarrollo, la igualdad y la dignidad de todos los pueblos como es el derecho a la educación.

Libertad educativa

Todo tipo de dictaduras han buscado y buscan suprimir la libertad de enseñanza, de modo que la Administración moldee desde la infancia lo que busca: en vez de servir a la educación, se sirve de la educación para imponer una ideología. También es totalitario el poder emergido de las urnas si lamina derechos y ahoga el pluralismo propio de la libertad. La dictadura en tierras valencianas se traduce ahora en imponer el valenciano y ahogar los conciertos educativos, pero se reviste de eufemismos como “plurilingüismo”: son disfraces del totalitarismo que pilota el conseller Marzà. El sectarismo preside decretos y leyes, que una y otra vez se están encontrando con sentencias judiciales que las anulan y con iniciativas ciudadanas que lo están impidiendo, con gran esfuerzo y constancia, y también con víctimas de este totalitarismo insultante.

Inquietante moción de censura

Si el 60% de los votantes socialistas no se fía de Pedro Sánchez, los no votantes tienen más motivos para no fiarse. Más que inquietante.

La encuesta del CIS del pasado 8 de mayo arrojaba ese dato llamativo sobre la desconfianza que Pedro Sánchez genera en los propios votantes socialistas. Otro dato, para mí de menor entidad, es que es el líder peor valorado, cuando en la anterior encuesta del CIS era Pablo Iglesias.

Que el tercer partido, el PSOE, se atreva a presentar la moción de censura pone muy en tela de juicio su peso y fuerza. Pero curiosamente su fuerza es precisamente su debilidad: Pedro Sánchez quiere llegar a la Moncloa como sea, con los apoyos que vengan de donde vengan, porque su “ego” puede más que la estabilidad, argumentando que hay que echar a Rajoy sea como sea, al precio que sea. El fin justifica los medios, una vez más, en políticos como el secretario general del PSOE, y lo está demostrando de nuevo estos días.

Los independentistas están deseosos de apoyar a Sánchez, porque esperan obtener abundantes beneficios de la debilidad del líder socialista. Y todo justificado por la sentencia del caso Gürtel, precipitándose en una moción de censura que revisten de necesaria regeneración democrática. ERC, por ejemplo, se frota las manos.

Moción de Censura, Gürtel y el Circo

El pasado Viernes 25 de mayo sobre las 11h se producía un Tsunami político que hizo caer las bolsas y crecer la prima de riesgo. Justificándolo con la sentencia de la Gürtel, el ambicioso líder socialista Pedro Sánchez,  registraba en el Congreso de los Diputados una  moción de censura contra el presidente del Gobierno Mariano Rajoy, que en un “dejavu”, nos traslada al bloqueo político tras las elecciones Generales del 2015 con su famoso “No es no”y su intento de alcanzar la Presidencia pactando con partidos políticos como Bildu, Esquerra, PDE Cat, Compromís y resto de marejaditas de Podemos, que en su día provocó la crisis socialista que lo desbancó temporalmente como Secretario General del partido, desbloqueando la insufrible situación.

Como traidor experimentado, Pedro, apuñala a un Mariano confiado y convencido de la maduración política del líder socialista, al haber acordado con él  la continuidad del 155 en Cataluña, necesario tras las amenazas de un recién nombrado president de la Generalitat, Sr Torra, que añade a su odio españolista un ligero tinte xenófobo y una radicalidad reconocida por él mismo.

Hartazgo de encuestas

Están proliferando en exceso las encuestas y sondeos electorales, a un año de las autonómicas y municipales, y a dos años de las generales. Casi todo en la vida tiene una regla muy popularmente conocida: “jugar al siete y medio, que tiene el riesgo de pasarse o de quedarse corto”. Y con las encuestas hay una saturación, que incluso va en contra de su propia credibilidad y eficacia. La sobredosis marea y genera pasotismo.

El lunes un diario nacional publicaba la socorrida encuesta. En ella Ciudadanos gana con un 29,1% de los votos, y el segundo partido es Podemos con el 19,8% de votos, siendo el PP el tercer partido y el PSOE el cuarto. La encuesta se ha efectuado mediante llamadas a teléfonos móviles, 2.360 entrevistas: la técnica arroja alguna duda sobre su credibilidad, por lo que supone de “asalto” mediante una llamada telefónica, y también porque hay un sector que no tiene teléfono móvil o no lo coge con frecuencia, como es el de los más mayores, que todo el mundo reconoce que no es un sector mayoritariamente proclive a Ciudadanos ni Podemos. Hay que recordar que ese mismo diario hizo una encuesta hace unos años en la que Podemos ganaba holgadamente, y luego vimos los resultados. Y veremos cuando Ciudadanos gobierne o cogobierne…

Ciberespionaje, influencia política y desinformación (II)

2-1
Fuente: ripleyhq.com    Pedro Baños          @geoestratego

El espionaje no solo se da entre adversarios; también es habitual entre teóricos amigos y socios, pues ser un aliado, por ejemplo, en el ámbito militar no significa que no se sea un acusado rival económico. A diario se constata que, aunque pueda haber naciones amigas —al menos temporalmente—, no hay servicios de inteligencia amigos, a lo que habría que añadir los agentes dobles y triples —durante la Segunda Guerra Mundial, algunos franceses ilustres, miembros ejemplares de la resistencia, eran en realidad agentes de la Gestapo o de los servicios de inteligencia italianos—.

Paripé

El día 4 de mayo, se ofició el paripé de la denominada autodisolución de la banda asesina ETA. Y, efectivamente, se trata de una autodisolución, consecuencia, en parte, de una derrota policial, a pesar de los políticos, y, en parte, de una táctica marxista-leninista, conocida como el vals de Lenin, que se concreta en avanzar dos pasos y retroceder uno, de modo que 2-1=1.

La ETA, en mi modesta opinión, no ha sido vencida. Y esta afirmación es lo que voy a tratar de argumentar.

Los etarras, como buenos marxista-leninistas, es decir, estalinistas, se guían por el principio de la correlación de fuerzas, en virtud del cual, a ellos se les da un ardite los pactos y acuerdos que, en cada momento, hayan podido establecer, a los cuales sólo les serán fieles si les conviene o si, en función de su fuerza en cada momento, no tienen más remedio que plegarse a lo pactado. Pero, si las circunstancias les son favorables, no tendrán el menor inconveniente en olvidarse de la palabra dada.

Las contradicciones de nuestra época

Desde la caída del marxismo y el triunfo de la ideología liberal y democrática, nuestra sociedad –la llamada sociedad postmoderna– presenta una fisonomía que no resulta fácil definir ni asimilar porque es contradictoria, y es esa falta de coherencia una de las causas del profundo desconcierto ideológico y moral que hoy estamos padeciendo. Porque no son las contradicciones inherentes al progreso las que nos desconciertan, sino las contradicciones en las ideas, en la visión que se tiene de la vida, porque indican que esa visión se encuentra profundamente alterada, sin lógica en sus principios y sin un horizonte claro hacia el que caminar. El cambio experimentado ha sido verdaderamente histórico: si hace unas décadas se podía hablar de algunas creencias y seguridades firmes con una cierta coherencia en la visión de las cosas, hoy estamos inmersos en un caos ideológico en el que todo pensamiento contradictorio es posible, sin que la falta de lógica y de racionalidad en lo que se dice y se piensa nos cause, al parecer, preocupación ética o filosófica alguna. 

Nervios en el PP

La encuesta del CIS ha aumentado los nervios en el PP. Todos reconocen que las encuestas marcan tendencias, y hay pánico a saber la siguiente encuesta.

La encuesta se dio a conocer al martes, y el PP sigue su hundimiento, en beneficio de Ciudadanos, que es algo que se viene repitiendo sobre todo desde las elecciones en Cataluña. La mínima distancia entre ambos partidos, además, se agrava con lo que el propio CIS subraya, acerca de que hay un 2% de error, margen que puede significar que ya ahora Ciudadanos puede ser el primer partido político.

Además, las anteriores encuestas de otros medios u organismos daban ya como partido más votado, en estos momentos, a Ciudadanos. El hecho de que la encuesta del CIS mantenga todavía al PP en primera posición, teniendo en cuenta las anteriores encuestas o sondeos mencionados, lleva a pensar que –aun respetando la profesionalidad del CIS y de las demás encuestas– el “factor cocina” puede haber beneficiado al PP.

Los votos que pierde el PP los gana Ciudadanos, que también atrae votos del PSOE. Vox se llevará algunos votos del PP, pero en cuantía muy leve. Todo esto faltando dos años para las elecciones generales. Quienes destacan que las encuestas marcan tendencias, la del PP es de “cuesta abajo” total.

Derechos y deberes

“Todo derecho que no lleve consigo un deber, no merece que se luche para defenderlo” (Mahatma GANDHI)

DEBERES I. –

Después de varios años de reflexionar y escribir sobre los Derechos del ser humano ha llegado el momento de hacer lo mismo con los Deberes. El olvido o debilitamiento de ellos nos hace pensar que su ausencia o escasez en el hombre, respecto a sus semejantes, son una de las principales causas que generan problemas y exclusiones, injusticias y desigualdades en el mundo actual. Su aplicación e incumplimiento son una escandalosa realidad que dejan a los seres humanos sin esperanzas de compartir sus verdaderos y necesarios Derechos- Deberes para solucionar los graves problemas presentes y futuros de convivencia. 

Adoctrinamiento escolar

Es evidente que en las aulas valencianas se está llevando a cabo un adoctrinamiento lingüístico, ideológico, cultural e histórico, y eso es algo muy grave. No es un asunto de trifulcas entre partidos políticos, que lógicamente han de intervenir en el debate, sino sobre todo de los padres, que son quienes deben elegir con libertad si sus hijos estudian en valenciano o castellano, recibiendo en todo caso sus hijos una enseñanza de calidad a todos los niveles, que respete las ideas, el idioma y una historia ajustada a la realidad, no deformada por intereses partidistas de adoctrinamiento. Soy aragonés, y cuando oigo que se habla de la “corona catalana-aragonesa” me chirrían los oídos, porque lo que existió fue la Corona de Aragón.

Fin de ETA, pero ¿Quién ha vencido?

Ayer, 4 de Mayo, ETA escenificaba su final en una conferencia en la localidad francesa de Cambo-les Bains, recibiendo la infame aprobación y beneplácito de partidos (PNV, EH Bildu y Podemos), sindicatos y organizaciones sociales vascas y también de los mal llamados observadores internacionales de paz, auténticos figurantes profesionales exagerando la solemnidad del momento y otras personalidades políticas internacionales que intencionadamente o por ignorancia han prestado atención a este evento. 

Este enésimo acto en el que ETA reclama la atención de los medios, no es más que parte de la estrategia de la izquierda abertzale para lograr sus fines, anunciando, sin arrepentirse de sus crímenes, sin mostrar el más mínimo gesto de apoyo a la Justicia en el esclarecimiento de los más de 300 atentados sin resolver y sin pedir perdón a las víctimas,  una cierta continuidad de acción para lograr la independencia. ETA como organización armada fue vencida policialmente, pero cuando estaba a punto de desaparecer, nuestros políticos le dieron una salida digna, permitiendo su acción política. Y hoy gobernando ayuntamientos y representada en el resto de instituciones políticas se disuelve, a sabiendas de que parte de sus objetivos están logrados y el camino hacia la victoria final iniciado, aspirando, según palabras de sus dirigentes, a lograr una «constitución del Estado Vasco», siguiendo un <<Process>> a la vasca para conseguir la independencia.

Oportunidad para Rajoy en Valencia

Si Rajoy decide recurrir la ley valenciana que impone el valenciano a partir del curso 18/19, ganará credibilidad, firmeza y votos.

En la Comunidad Valenciana se está viviendo una auténtica batalla educativa, que enarbola Compromís, con el apoyo de socialistas y Podemos. A toda costa, quieren imponer el valenciano en la educación, pese a las continuadas protestas de los ciudadanos, recursos judiciales de diversas entidades y varapalos repetidos de la Justicia. Sin embargo, la ley 4/18, de febrero pasado, que incluye de nuevo la imposición del valenciano, no pueden recurrirla ni particulares ni asociaciones: sólo pueden presentar recurso de inconstitucionalidad 50 diputados o senadores, el Defensor del Pueblo o el presidente del Gobierno.

El Gobierno valenciano ha ido aprobando normas, como el decreto 9/17 y el decreto-ley 3/17, este último en vigor durante este curso 17/18, pese a todas las protestas de quienes exigen que se permita elegir a los padres la lengua en que sus hijos reciben la enseñanza, en valenciano o en castellano. El Consell se está saliendo con la suya y la imposición es ya una realidad escandalosa.

Previendo que los tribunales podían tumbar esas normas, el tripartito valenciano aprobó en las Cortes Valencianas la ley 4/18, en febrero pasado, que entrará en vigor si no se pone remedio cuanto antes. Los 50 diputados o senadores tienen de plazo hasta el próximo 22 de mayo; el presidente del Gobierno hasta noviembre.

Ciberespionaje, influencia política y desinformación (I)

 

1
Reparación en la línea de ciberseguridad de la base aérea estadounidense de Yokota (Japón). Fuente: Fuerza aérea estadounidense/ Sgt. Samuel Morse. 

 
En estos días en que tanto se habla de la hipotética injerencia de ciertos países en procesos electorales o en tensos contextos políticos, es frecuente oír o leer comentarios, algunos efectuados con pretendida autoridad y acusada rotundidad, sobre la procedencia e intencionalidad de las acciones de ciberespionaje o las presuntas operaciones de desinformación. Puesto que es prácticamente imposible llegar al fondo de estas cuestiones con un mínimo de solvencia, cabe plantearse el porqué de esas manifestaciones que acusan a países u organizaciones de una forma tan radical cuando la duda razonable debería ser la tónica de cualquier analista experimentado, independiente e imparcial.

Rajoy contra Marzá

La presidenta del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, declaró el sábado pasado que “hará todo lo posible” para que el Gobierno presente recurso de inconstitucionalidad contra la ley valenciana de plurilingüismo (4/18). No es una ley de plurilingüismo, sino de imposición injusta y escandalosa del valenciano, en contra del derecho de los padres a elegir lengua vehicular para la educación de sus hijos, el castellano o el valenciano, ambas cooficiales. La Ley 4/18 recoge la imposición del valenciano del decreto 9/17 y la Ley 3/17, estas dos últimas tumbadas por los tribunales: pero Marzà se está saliendo con la suya, aplicando normas que sabe que luego tumbarán los tribunales. Urge parar esta nueva Ley injusta.

Mucho se juega Bonig: si no recurre el Gobierno, quedará debilitada ante los valencianos, sin capacidad de influencia en su partido. Por el contrario, Bonig puede verse reforzada si lo consigue, lo cual le vendría muy bien para las expectativas electorales del PP en 2019. Pero, si Rajoy “se moja” –que un gallego se moje, cuesta-, también Rajoy puede beneficiarse mucho, pues de verdad tomará cartas en el asunto de la imposición lingüística en la Comunidad Valenciana, y todo un aviso para otras comunidades autónomas: interesa a Rajoy y a Bonig que se presente ese recurso.

La manada, los juicios mediáticos y la intimidación a los jueces

Tal vez no sea yo el más adecuado para hablar de temas legales a los que no soy muy aficionado y por lo tanto carezco del conocimiento necesario, por ello intentaré evitar detalles técnicos. Tampoco soy de los que repite la obvia frase de que “hay que acatar las decisiones judiciales”, porque ya se encargan de ello las fuerzas del orden, o lo de respetarlas, como no, si el respeto es la base de la convivencia y en pro de ella respetamos a gentes mucho menos respetables que los jueces. Tampoco considero  que una sentencia judicial sea palabra de Dios y que no se pueda criticar, al fin y al cabo los jueces son humanos y por ello pueden equivocarse o sus decisiones estar influidas por ideologías o por el ambiente externo. Y por último, soy de los que cree que hemos construido una legislación muy laxa con la delincuencia y de que la cárcel más que para rehabilitar debe ser para que el delincuente reciba el castigo merecido al daño ocasionado. Dicho esto, no creo que sea muy democrático ni muy sano para el estado de derecho, acudir a manifestaciones contra las sentencias judiciales, rodear las audiencias, increpar a los jueces o recoger firmas para que los inhabiliten por sus decisiones, intimidando y presionando a los magistrados para que dicten sentencias acordes con un sentimiento social, la mayor de las veces, generado por lo juzgado y sentenciado en los medios de comunicación.

La despoblación como arma electoral

Rajoy anunció el pasado 14 de abril una inversión de 100 millones para la España rural. Ha hecho sus cálculos electorales y la España despoblada le puede servir de “granero” de votos y escaños, frente a un bisoño partido como Ciudadanos que no ha llegado todavía a calar en las zonas rurales.

El aparente “repentino” interés del presidente del Gobierno por la despoblación es una apuesta para las elecciones autonómicas y municipales de 2019, y las generales de 2020. Ciudadanos va comiendo terreno, según las encuestas, y según las encuestas ha reaccionado Rajoy, que es un buen jugador de ajedrez.

Todos los políticos relativizan las encuestas en público, pero toman buena nota en privado y actúan en consecuencia. Como las encuestas o sondeos marcan tendencias, esos datos marcan la agenda política. Para los ciudadanos, están lejanas las elecciones autonómicas y municipales –y no digamos las generales-, pero los políticos ya están de lleno en campaña.

El PP ha hecho sus cálculos y le interesa volcarse en provincias crecientemente despobladas, revistiéndolo de una sensibilidad y solidaridad “encantadoras”, tras el olvido reiterado de los Gobiernos del PP y del PSOE, a partes iguales. Cuenca, Soria, Zamora…, de repente en la agenda priotaria de Rajoy.

Día del Libro

1El Corte Inglés de Castellón repitió este año la iniciativa de una lectura continuada, a lo largo de todo el día, el pasado lunes, en que celebramos el Día del Libro. Yo fui uno más de los 120 que leímos desde las 10 de la mañana, en turnos bien organizados por Pablo Sebastià, “El principito”, de Antoine de Saint Exupéry. Entre los más de un centenar de lectores estaba toda la sociedad castellonense –autoridades, periodistas, empresarios, escritores, artistas, políticos, etcétera-, y pienso que es una iniciativa positiva de respaldo generalizado a cuanto suponga incentivar la lectura, objetivo que siempre ha sido encomiable, y desde luego también en la actualidad.

Ciudadanos en su laberinto

Ciudadanos sigue insistiendo: Cifuentes debe dimitir. No parece que vaya a dimitir y no creo que Ciudadanos entregue la Comunidad de Madrid al PSOE, por lo que hay que estar atentos a cómo justifica que Cifuentes siga.

Hay un sector de la población, nada desdeñable por lo que me llega, que ve exagerado el jaleo” a raíz del máster de Cifuentes. No les parece que la exigencia de Ciudadanos tenga mucho sentido, cuando se está juzgando a dos expresidentes de Andalucía por más de 800 millones de euros de fraude en en los EREs, y de lo que acaban de decir de que “no sabían nada”. Y otras cuestiones que preocupan, y mucho, son las pensiones, Cataluña, el paro. Al lado de todo ello, afirman que un máster no tiene entidad para ocupar tanto tiempo a gobernantes, políticos y medios de comunicación.

Una vez más, me temo que puede haber una fractura entre lo que Ciudadanos exige de modo absoluto y lo que la sociedad piensa, es decir, una nueva separación entre sociedad y políticos. En parte, porque la opinión generalizada es que con los másters hay, en general, poco rigor, y prestigiarlos es responsabilidad primordialmente de las universidades.

Seguro que en Ciudadanos están valorando su postura firme –con cierta dosis de precipitación– desde el comienzo del “mastergate”, pensando que Cifuentes dimitiría impulsada por Rajoy, y ahora se ven en un laberinto, porque entregar la Comunidad de Madrid al PSOE por un máster puede costarle votos a Ciudadanos en 2019.

El “pedagogo” Cantó

El famoso máster de Cristina Cifuentes –que ha renunciado a él– está levantando abundantes casos similares en toda España y en la casi totalidad de los partidos políticos. No sé si quienes airearon el caso Cifuentes eran conscientes de que tendría un efecto “boomerang”, pues el panorama político español está plagado de falsedades y eufemismos, como se está recordando o aireando en estos días. Lo positivo, indudablemente, es que todos los políticos están revisando sus currículums, un paso más de salud democrática, que buena falta nos hace falta en este año que se conmemora el 40º aniversario de la Constitución.

Toni Cantó, diputado de Ciudadanos en el Congreso y que previsiblemente aspirará a presidir la Generalitat Valenciana en 2019, ha reconocido que durante muchos años figuraba en su currículum “pedagogo”. El exdiputado de UPyD es, a la vez, presidente de la Comisión del Congreso para la Auditoría de la Calidad Democrática y la Lucha contra la Corrupción, hecho irónico en su caso. Cuando era diputado de UPyD quedó publicado que era “pedagogo”, pues la web del Congreso así da fe. Cantó daba clases de teatro y ha intentado justificarse alegando que no hace falta una licenciatura en Pedagogía para dar clases de teatro: evidente, pero no por ello ha de atribuirse la condición de pedagogo.

La libertad irracional: Perder el sentido del límite

1Cualquier espectador medianamente reflexivo de la sociedad actual no puede menos que experimentar un gran desconcierto –¿a dónde vamos a llegar?, decimos– ante ciertos comportamientos que indican que se ha perdido el sentido del límite en casi todo, pero muy especialmente en la dimensión moral. Nuestra sociedad se asienta sobre una gran contradicción: por una parte, en materias económicas y sociales, cada vez existe más control administrativo, más leyes, más disposiciones que limitan la libertad de actuación de los individuos y de los grupos; y por otra parte, en el orden de los comportamientos éticos, el talante pluralista y las leyes ultra liberales han abierto las puertas de la total permisividad sin apenas establecer límites, en una especie de reino de libertad gratuita en el que cada uno puede hacer lo que quiera. El límite que encontramos en el ministerio de hacienda no lo encontramos en el ministerio del orden público, lo cual indica que nos importa muchísimo el dinero y muy poco las buenas costumbres. Y que se ha perdido el sentido del límite lo indica incluso la opinión de la calle en una expresión muy castiza: “fulanito o fulanita se han pasado”… Pasan o traspasan el límite del sentido común ético, naturalmente.

Violencia independentista catalana

La violencia se viene produciendo a muchos niveles, y da la impresión de que sólo los jueces están a la altura de esta crítica situación.

El pasado martes un juez de la Audiencia Nacional ordenó detener a dos miembros de los Comités de Defensa de la República, a los que ya califiqué como Comités de Imposición de la República, por los cortes en carreteras y sabotajes a peajes en Cataluña la pasada Semana Santa. La fiscalía les atribuye delitos de rebelión y de terrorismo.

En este clima, líderes independentistas catalanes representan el papel de demócratas, que sólo llaman a las manifestaciones pacíficas. No condenan la violencia, por lo que se hacen cómplices de la evidente violencia que el secesionismo catalán está mostrando: unos lo ejecutan, otros lo alientan, otros se alegran y otros consienten.

La erradicación de la violencia, que se pretende justificar por razones políticas, llevará décadas, esperemos que no tantas como las que se ha permitido que incubara y se propagara el independentismo, con falsedades históricas, coacciones de diversa índole que impiden el ejercicio de los derechos a millones de catalanes, y los “paños calientes” de diversos políticos catalanes y españoles.

El Papa de la alegría

1El lunes se presentó la nueva Exhortación Apostólica del Papa Francisco, “Gaudete y exultate”, fechada el 19 de marzo pasado. Son, como es habitual, las primeras palabras del texto, que le dan el título: “Alegraos y regocijaos”. Pero es que las dos Exhortaciones Apostólicas anteriores del Papa también llevan en su título la palabra “alegría”: la “Evangelii gaudium”, de 2013, y “Amoris laetitia”, de 2016. Tres importantes documentos del Papa actual, en seis años de pontificado, y que las tres llevan en su título la alegría, por lo que ya se ha ganado el calificativo que destaco, de “el Papa de la alegría”. Y todos coincidimos que hace falta: abunda la tristeza hoy en día. Destacar algo no es excluir otras ideas o virtudes, ni tampoco entrar en comparaciones con otros Pontífices. Todos exponen la doctrina cristiana de siempre, constante, con los acentos o particularidades que juzgan oportuno subrayar en cada momento histórico. Pero es tan reiterativa la insistencia del Papa Francisco en la alegría, que vale la pena tenerlo en cuenta.

La feria de las vanidades

En la aldea global en la que se ha convertido nuestro mundo, los medios de comunicación, y muy especialmente los audiovisuales, han impuesto la frivolidad, el pasatiempo y la estulticia como el ámbito permanente en el que se mueve la vida mental de innumerables personas. Son miles de horas las que la gente pasa ante la pequeña pantalla mirando y escuchando, centenares las que dedica a leer u hojear ciertos periódicos y revistas; pero todo ese tiempo no se traduce ni un gramo de progreso en conocimientos formativos y en cultura, sino más bien lo contrario. El hecho sociológico es incontestable: muy probablemente, la mayoría de la gente adicta a la televisión no sabe por qué país discurre el río Ganges, por ejemplo, pero estarán enterados al detalle de la vida y de los escándalos de la famosa de turno, o de las vicisitudes del fichaje de un popular futbolista. Tan amplio y desmedido es el tiempo y espacio que ocupa lo absolutamente trivial en los medios de comunicación, que éstos se han convertido en una especie de ”feria de vanidades“, en la que el televidente, el oyente o el lector, tiene infinidad de posibilidades de satisfacer su interés, no por cosas serias por supuesto, sino por los aspectos más estúpidos de lo humano.

Un “procés” contra todos

Los independentistas catalanes se parecen, cada vez más, al conductor de la autopista que piensa que todos van en dirección incorrecta, menos él.

Ya no es sólo el Gobierno, ni los partidos constitucionalistas PP-PSOE-Ciudadanos, ni los jueces, ni la policía. Los secesionistas catalanes ahora tienen otro “perseguidor” para añadir en la lista: Alemania, porque su justicia detuvo a Carles Puigdemont y lo mantiene en prisión.

Pocas horas bastaron, para que los partidarios del “procés” se manifestaran, entre otros lugares, frente al consulado alemán en Barcelona, y se oyeron gritos como “Europa es una vergüenza”.

En el chiste de la autopista, un conductor circula, y oye por la radio: “¡Atención, tengan cuidado, un conductor circula en sentido contrario!”. Y un conductor que lo oye, responde: “¡Uno, no, todos!”. Todos, excepto los independentistas, estamos equivocados: podrían reflexionarlo un poco más, respetar a las personas de verdad.

Procesiones

procesionCientos de miles de españoles participan estos días en las procesiones, Vía Crucis, Horas Santas y actos en torno a la Semana Santa. No sé si algún año alguien habrá calculado la cifra de participantes en España, pero salta a la vista que son cientos de miles. Y millones de personas los que asistirán a las procesiones y demás actos como “público”. El silencio sobrecogedor de algunos pasos o momentos de estas celebraciones; el sonido atronador de tambores y bombos; los gritos emocionados de no pocos al pasar el Nazareno, la Dolorosa o Cristo Crucificado: devotos y curiosos se suman a las celebraciones. Son un imán que atrae también el “turismo religioso”, que los municipios fomentan, sean del partido político que sean los gobernantes, por su popularidad, arte, espectacularidad y emoción. Borriol, Torreblanca, Alcora…

Esta realidad de fervor religioso en Semana Santa, creciente, choca con la disminución de la práctica religiosa en nuestro país, y no hace falta recordar la disminución de Bautismos, el descenso de matrimonios por la Iglesia o la baja práctica dominical. Desde luego, varía según las zonas geográficas, pero constituyen un denominador común innegable.

Comida en el Tetuán

1234

El viernes, 23 de Marzo, fue un día muy emotivo para mí. Componentes del desaparecido Regimiento Tetuán nº 14 nos reuníamos a comer y lo hacíamos dentro del Acuartelamiento, en lo que fue una nave de tropa de una de sus compañías hoy “Centro Asturiano”. Dos grandes sentimientos ante una misma situación. Por un lado la alegría de volver a ver a mis antiguos jefes, compañeros y subordinados de los que tanto aprendí en mis comienzos como militar profesional. Por otro la nostalgia de ver, 23 años después de su cierre, el Acuartelamiento donde viví mis más intensos años de milicia, durante los empleos de Alférez en prácticas, Teniente y Capitán.

La cultura consumista

consumismoLa sociedad en que vivimos es definida por sociólogos e historiadores de diversas maneras –sociedad democrática, sociedad postmoderna, sociedad del bienestar-, pero la definición que se ha hecho más popular, sin duda alguna, es ésta: sociedad de consumo. Es una definición acertada porque, en una sola palabra, indica su estructura económica fundamental, por una parte, y las características del comportamiento social que ésta determina, por la otra. Fracasado por completo el comunismo, se ha impuesto en todo el mundo el sistema de economía de libre mercado, cuyos rasgos esenciales son la superproducción de bienes y servicios debido a los avances tecnológicos, la comercialización o marketing total, y la promoción propagandística de nuevas y más sofisticadas necesidades en la gran masa; pero este gigantesco sistema productivo sólo puede subsistir si se cumple una condición: la predisposición psicológica de la gente a comprar y a consumir productos sin cesar, que a su vez determina un aumento continuo de productos, y que a su vez supone lanzar sin cesar nuevas ofertas al mercado. La prosperidad material postmoderna se sustenta sobre un gran y complicado tinglado de necesidades e intereses.