Hartazgo de encuestas

Están proliferando en exceso las encuestas y sondeos electorales, a un año de las autonómicas y municipales, y a dos años de las generales. Casi todo en la vida tiene una regla muy popularmente conocida: “jugar al siete y medio, que tiene el riesgo de pasarse o de quedarse corto”. Y con las encuestas hay una saturación, que incluso va en contra de su propia credibilidad y eficacia. La sobredosis marea y genera pasotismo.

El lunes un diario nacional publicaba la socorrida encuesta. En ella Ciudadanos gana con un 29,1% de los votos, y el segundo partido es Podemos con el 19,8% de votos, siendo el PP el tercer partido y el PSOE el cuarto. La encuesta se ha efectuado mediante llamadas a teléfonos móviles, 2.360 entrevistas: la técnica arroja alguna duda sobre su credibilidad, por lo que supone de “asalto” mediante una llamada telefónica, y también porque hay un sector que no tiene teléfono móvil o no lo coge con frecuencia, como es el de los más mayores, que todo el mundo reconoce que no es un sector mayoritariamente proclive a Ciudadanos ni Podemos. Hay que recordar que ese mismo diario hizo una encuesta hace unos años en la que Podemos ganaba holgadamente, y luego vimos los resultados. Y veremos cuando Ciudadanos gobierne o cogobierne…

Ciberespionaje, influencia política y desinformación (II)

2-1
Fuente: ripleyhq.com    Pedro Baños          @geoestratego

El espionaje no solo se da entre adversarios; también es habitual entre teóricos amigos y socios, pues ser un aliado, por ejemplo, en el ámbito militar no significa que no se sea un acusado rival económico. A diario se constata que, aunque pueda haber naciones amigas —al menos temporalmente—, no hay servicios de inteligencia amigos, a lo que habría que añadir los agentes dobles y triples —durante la Segunda Guerra Mundial, algunos franceses ilustres, miembros ejemplares de la resistencia, eran en realidad agentes de la Gestapo o de los servicios de inteligencia italianos—.

Paripé

El día 4 de mayo, se ofició el paripé de la denominada autodisolución de la banda asesina ETA. Y, efectivamente, se trata de una autodisolución, consecuencia, en parte, de una derrota policial, a pesar de los políticos, y, en parte, de una táctica marxista-leninista, conocida como el vals de Lenin, que se concreta en avanzar dos pasos y retroceder uno, de modo que 2-1=1.

La ETA, en mi modesta opinión, no ha sido vencida. Y esta afirmación es lo que voy a tratar de argumentar.

Los etarras, como buenos marxista-leninistas, es decir, estalinistas, se guían por el principio de la correlación de fuerzas, en virtud del cual, a ellos se les da un ardite los pactos y acuerdos que, en cada momento, hayan podido establecer, a los cuales sólo les serán fieles si les conviene o si, en función de su fuerza en cada momento, no tienen más remedio que plegarse a lo pactado. Pero, si las circunstancias les son favorables, no tendrán el menor inconveniente en olvidarse de la palabra dada.

Las contradicciones de nuestra época

Desde la caída del marxismo y el triunfo de la ideología liberal y democrática, nuestra sociedad –la llamada sociedad postmoderna– presenta una fisonomía que no resulta fácil definir ni asimilar porque es contradictoria, y es esa falta de coherencia una de las causas del profundo desconcierto ideológico y moral que hoy estamos padeciendo. Porque no son las contradicciones inherentes al progreso las que nos desconciertan, sino las contradicciones en las ideas, en la visión que se tiene de la vida, porque indican que esa visión se encuentra profundamente alterada, sin lógica en sus principios y sin un horizonte claro hacia el que caminar. El cambio experimentado ha sido verdaderamente histórico: si hace unas décadas se podía hablar de algunas creencias y seguridades firmes con una cierta coherencia en la visión de las cosas, hoy estamos inmersos en un caos ideológico en el que todo pensamiento contradictorio es posible, sin que la falta de lógica y de racionalidad en lo que se dice y se piensa nos cause, al parecer, preocupación ética o filosófica alguna. 

Nervios en el PP

La encuesta del CIS ha aumentado los nervios en el PP. Todos reconocen que las encuestas marcan tendencias, y hay pánico a saber la siguiente encuesta.

La encuesta se dio a conocer al martes, y el PP sigue su hundimiento, en beneficio de Ciudadanos, que es algo que se viene repitiendo sobre todo desde las elecciones en Cataluña. La mínima distancia entre ambos partidos, además, se agrava con lo que el propio CIS subraya, acerca de que hay un 2% de error, margen que puede significar que ya ahora Ciudadanos puede ser el primer partido político.

Además, las anteriores encuestas de otros medios u organismos daban ya como partido más votado, en estos momentos, a Ciudadanos. El hecho de que la encuesta del CIS mantenga todavía al PP en primera posición, teniendo en cuenta las anteriores encuestas o sondeos mencionados, lleva a pensar que –aun respetando la profesionalidad del CIS y de las demás encuestas– el “factor cocina” puede haber beneficiado al PP.

Los votos que pierde el PP los gana Ciudadanos, que también atrae votos del PSOE. Vox se llevará algunos votos del PP, pero en cuantía muy leve. Todo esto faltando dos años para las elecciones generales. Quienes destacan que las encuestas marcan tendencias, la del PP es de “cuesta abajo” total.

Derechos y deberes

“Todo derecho que no lleve consigo un deber, no merece que se luche para defenderlo” (Mahatma GANDHI)

DEBERES I. –

Después de varios años de reflexionar y escribir sobre los Derechos del ser humano ha llegado el momento de hacer lo mismo con los Deberes. El olvido o debilitamiento de ellos nos hace pensar que su ausencia o escasez en el hombre, respecto a sus semejantes, son una de las principales causas que generan problemas y exclusiones, injusticias y desigualdades en el mundo actual. Su aplicación e incumplimiento son una escandalosa realidad que dejan a los seres humanos sin esperanzas de compartir sus verdaderos y necesarios Derechos- Deberes para solucionar los graves problemas presentes y futuros de convivencia. 

Adoctrinamiento escolar

Es evidente que en las aulas valencianas se está llevando a cabo un adoctrinamiento lingüístico, ideológico, cultural e histórico, y eso es algo muy grave. No es un asunto de trifulcas entre partidos políticos, que lógicamente han de intervenir en el debate, sino sobre todo de los padres, que son quienes deben elegir con libertad si sus hijos estudian en valenciano o castellano, recibiendo en todo caso sus hijos una enseñanza de calidad a todos los niveles, que respete las ideas, el idioma y una historia ajustada a la realidad, no deformada por intereses partidistas de adoctrinamiento. Soy aragonés, y cuando oigo que se habla de la “corona catalana-aragonesa” me chirrían los oídos, porque lo que existió fue la Corona de Aragón.

Fin de ETA, pero ¿Quién ha vencido?

Ayer, 4 de Mayo, ETA escenificaba su final en una conferencia en la localidad francesa de Cambo-les Bains, recibiendo la infame aprobación y beneplácito de partidos (PNV, EH Bildu y Podemos), sindicatos y organizaciones sociales vascas y también de los mal llamados observadores internacionales de paz, auténticos figurantes profesionales exagerando la solemnidad del momento y otras personalidades políticas internacionales que intencionadamente o por ignorancia han prestado atención a este evento. 

Este enésimo acto en el que ETA reclama la atención de los medios, no es más que parte de la estrategia de la izquierda abertzale para lograr sus fines, anunciando, sin arrepentirse de sus crímenes, sin mostrar el más mínimo gesto de apoyo a la Justicia en el esclarecimiento de los más de 300 atentados sin resolver y sin pedir perdón a las víctimas,  una cierta continuidad de acción para lograr la independencia. ETA como organización armada fue vencida policialmente, pero cuando estaba a punto de desaparecer, nuestros políticos le dieron una salida digna, permitiendo su acción política. Y hoy gobernando ayuntamientos y representada en el resto de instituciones políticas se disuelve, a sabiendas de que parte de sus objetivos están logrados y el camino hacia la victoria final iniciado, aspirando, según palabras de sus dirigentes, a lograr una «constitución del Estado Vasco», siguiendo un <<Process>> a la vasca para conseguir la independencia.

Oportunidad para Rajoy en Valencia

Si Rajoy decide recurrir la ley valenciana que impone el valenciano a partir del curso 18/19, ganará credibilidad, firmeza y votos.

En la Comunidad Valenciana se está viviendo una auténtica batalla educativa, que enarbola Compromís, con el apoyo de socialistas y Podemos. A toda costa, quieren imponer el valenciano en la educación, pese a las continuadas protestas de los ciudadanos, recursos judiciales de diversas entidades y varapalos repetidos de la Justicia. Sin embargo, la ley 4/18, de febrero pasado, que incluye de nuevo la imposición del valenciano, no pueden recurrirla ni particulares ni asociaciones: sólo pueden presentar recurso de inconstitucionalidad 50 diputados o senadores, el Defensor del Pueblo o el presidente del Gobierno.

El Gobierno valenciano ha ido aprobando normas, como el decreto 9/17 y el decreto-ley 3/17, este último en vigor durante este curso 17/18, pese a todas las protestas de quienes exigen que se permita elegir a los padres la lengua en que sus hijos reciben la enseñanza, en valenciano o en castellano. El Consell se está saliendo con la suya y la imposición es ya una realidad escandalosa.

Previendo que los tribunales podían tumbar esas normas, el tripartito valenciano aprobó en las Cortes Valencianas la ley 4/18, en febrero pasado, que entrará en vigor si no se pone remedio cuanto antes. Los 50 diputados o senadores tienen de plazo hasta el próximo 22 de mayo; el presidente del Gobierno hasta noviembre.

Ciberespionaje, influencia política y desinformación (I)

 

1
Reparación en la línea de ciberseguridad de la base aérea estadounidense de Yokota (Japón). Fuente: Fuerza aérea estadounidense/ Sgt. Samuel Morse. 

 
En estos días en que tanto se habla de la hipotética injerencia de ciertos países en procesos electorales o en tensos contextos políticos, es frecuente oír o leer comentarios, algunos efectuados con pretendida autoridad y acusada rotundidad, sobre la procedencia e intencionalidad de las acciones de ciberespionaje o las presuntas operaciones de desinformación. Puesto que es prácticamente imposible llegar al fondo de estas cuestiones con un mínimo de solvencia, cabe plantearse el porqué de esas manifestaciones que acusan a países u organizaciones de una forma tan radical cuando la duda razonable debería ser la tónica de cualquier analista experimentado, independiente e imparcial.

Rajoy contra Marzá

La presidenta del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, declaró el sábado pasado que “hará todo lo posible” para que el Gobierno presente recurso de inconstitucionalidad contra la ley valenciana de plurilingüismo (4/18). No es una ley de plurilingüismo, sino de imposición injusta y escandalosa del valenciano, en contra del derecho de los padres a elegir lengua vehicular para la educación de sus hijos, el castellano o el valenciano, ambas cooficiales. La Ley 4/18 recoge la imposición del valenciano del decreto 9/17 y la Ley 3/17, estas dos últimas tumbadas por los tribunales: pero Marzà se está saliendo con la suya, aplicando normas que sabe que luego tumbarán los tribunales. Urge parar esta nueva Ley injusta.

Mucho se juega Bonig: si no recurre el Gobierno, quedará debilitada ante los valencianos, sin capacidad de influencia en su partido. Por el contrario, Bonig puede verse reforzada si lo consigue, lo cual le vendría muy bien para las expectativas electorales del PP en 2019. Pero, si Rajoy “se moja” –que un gallego se moje, cuesta-, también Rajoy puede beneficiarse mucho, pues de verdad tomará cartas en el asunto de la imposición lingüística en la Comunidad Valenciana, y todo un aviso para otras comunidades autónomas: interesa a Rajoy y a Bonig que se presente ese recurso.

La manada, los juicios mediáticos y la intimidación a los jueces

Tal vez no sea yo el más adecuado para hablar de temas legales a los que no soy muy aficionado y por lo tanto carezco del conocimiento necesario, por ello intentaré evitar detalles técnicos. Tampoco soy de los que repite la obvia frase de que “hay que acatar las decisiones judiciales”, porque ya se encargan de ello las fuerzas del orden, o lo de respetarlas, como no, si el respeto es la base de la convivencia y en pro de ella respetamos a gentes mucho menos respetables que los jueces. Tampoco considero  que una sentencia judicial sea palabra de Dios y que no se pueda criticar, al fin y al cabo los jueces son humanos y por ello pueden equivocarse o sus decisiones estar influidas por ideologías o por el ambiente externo. Y por último, soy de los que cree que hemos construido una legislación muy laxa con la delincuencia y de que la cárcel más que para rehabilitar debe ser para que el delincuente reciba el castigo merecido al daño ocasionado. Dicho esto, no creo que sea muy democrático ni muy sano para el estado de derecho, acudir a manifestaciones contra las sentencias judiciales, rodear las audiencias, increpar a los jueces o recoger firmas para que los inhabiliten por sus decisiones, intimidando y presionando a los magistrados para que dicten sentencias acordes con un sentimiento social, la mayor de las veces, generado por lo juzgado y sentenciado en los medios de comunicación.

La despoblación como arma electoral

Rajoy anunció el pasado 14 de abril una inversión de 100 millones para la España rural. Ha hecho sus cálculos electorales y la España despoblada le puede servir de “granero” de votos y escaños, frente a un bisoño partido como Ciudadanos que no ha llegado todavía a calar en las zonas rurales.

El aparente “repentino” interés del presidente del Gobierno por la despoblación es una apuesta para las elecciones autonómicas y municipales de 2019, y las generales de 2020. Ciudadanos va comiendo terreno, según las encuestas, y según las encuestas ha reaccionado Rajoy, que es un buen jugador de ajedrez.

Todos los políticos relativizan las encuestas en público, pero toman buena nota en privado y actúan en consecuencia. Como las encuestas o sondeos marcan tendencias, esos datos marcan la agenda política. Para los ciudadanos, están lejanas las elecciones autonómicas y municipales –y no digamos las generales-, pero los políticos ya están de lleno en campaña.

El PP ha hecho sus cálculos y le interesa volcarse en provincias crecientemente despobladas, revistiéndolo de una sensibilidad y solidaridad “encantadoras”, tras el olvido reiterado de los Gobiernos del PP y del PSOE, a partes iguales. Cuenca, Soria, Zamora…, de repente en la agenda priotaria de Rajoy.

Día del Libro

1El Corte Inglés de Castellón repitió este año la iniciativa de una lectura continuada, a lo largo de todo el día, el pasado lunes, en que celebramos el Día del Libro. Yo fui uno más de los 120 que leímos desde las 10 de la mañana, en turnos bien organizados por Pablo Sebastià, “El principito”, de Antoine de Saint Exupéry. Entre los más de un centenar de lectores estaba toda la sociedad castellonense –autoridades, periodistas, empresarios, escritores, artistas, políticos, etcétera-, y pienso que es una iniciativa positiva de respaldo generalizado a cuanto suponga incentivar la lectura, objetivo que siempre ha sido encomiable, y desde luego también en la actualidad.

Ciudadanos en su laberinto

Ciudadanos sigue insistiendo: Cifuentes debe dimitir. No parece que vaya a dimitir y no creo que Ciudadanos entregue la Comunidad de Madrid al PSOE, por lo que hay que estar atentos a cómo justifica que Cifuentes siga.

Hay un sector de la población, nada desdeñable por lo que me llega, que ve exagerado el jaleo” a raíz del máster de Cifuentes. No les parece que la exigencia de Ciudadanos tenga mucho sentido, cuando se está juzgando a dos expresidentes de Andalucía por más de 800 millones de euros de fraude en en los EREs, y de lo que acaban de decir de que “no sabían nada”. Y otras cuestiones que preocupan, y mucho, son las pensiones, Cataluña, el paro. Al lado de todo ello, afirman que un máster no tiene entidad para ocupar tanto tiempo a gobernantes, políticos y medios de comunicación.

Una vez más, me temo que puede haber una fractura entre lo que Ciudadanos exige de modo absoluto y lo que la sociedad piensa, es decir, una nueva separación entre sociedad y políticos. En parte, porque la opinión generalizada es que con los másters hay, en general, poco rigor, y prestigiarlos es responsabilidad primordialmente de las universidades.

Seguro que en Ciudadanos están valorando su postura firme –con cierta dosis de precipitación– desde el comienzo del “mastergate”, pensando que Cifuentes dimitiría impulsada por Rajoy, y ahora se ven en un laberinto, porque entregar la Comunidad de Madrid al PSOE por un máster puede costarle votos a Ciudadanos en 2019.

El “pedagogo” Cantó

El famoso máster de Cristina Cifuentes –que ha renunciado a él– está levantando abundantes casos similares en toda España y en la casi totalidad de los partidos políticos. No sé si quienes airearon el caso Cifuentes eran conscientes de que tendría un efecto “boomerang”, pues el panorama político español está plagado de falsedades y eufemismos, como se está recordando o aireando en estos días. Lo positivo, indudablemente, es que todos los políticos están revisando sus currículums, un paso más de salud democrática, que buena falta nos hace falta en este año que se conmemora el 40º aniversario de la Constitución.

Toni Cantó, diputado de Ciudadanos en el Congreso y que previsiblemente aspirará a presidir la Generalitat Valenciana en 2019, ha reconocido que durante muchos años figuraba en su currículum “pedagogo”. El exdiputado de UPyD es, a la vez, presidente de la Comisión del Congreso para la Auditoría de la Calidad Democrática y la Lucha contra la Corrupción, hecho irónico en su caso. Cuando era diputado de UPyD quedó publicado que era “pedagogo”, pues la web del Congreso así da fe. Cantó daba clases de teatro y ha intentado justificarse alegando que no hace falta una licenciatura en Pedagogía para dar clases de teatro: evidente, pero no por ello ha de atribuirse la condición de pedagogo.

La libertad irracional: Perder el sentido del límite

1Cualquier espectador medianamente reflexivo de la sociedad actual no puede menos que experimentar un gran desconcierto –¿a dónde vamos a llegar?, decimos– ante ciertos comportamientos que indican que se ha perdido el sentido del límite en casi todo, pero muy especialmente en la dimensión moral. Nuestra sociedad se asienta sobre una gran contradicción: por una parte, en materias económicas y sociales, cada vez existe más control administrativo, más leyes, más disposiciones que limitan la libertad de actuación de los individuos y de los grupos; y por otra parte, en el orden de los comportamientos éticos, el talante pluralista y las leyes ultra liberales han abierto las puertas de la total permisividad sin apenas establecer límites, en una especie de reino de libertad gratuita en el que cada uno puede hacer lo que quiera. El límite que encontramos en el ministerio de hacienda no lo encontramos en el ministerio del orden público, lo cual indica que nos importa muchísimo el dinero y muy poco las buenas costumbres. Y que se ha perdido el sentido del límite lo indica incluso la opinión de la calle en una expresión muy castiza: “fulanito o fulanita se han pasado”… Pasan o traspasan el límite del sentido común ético, naturalmente.

Violencia independentista catalana

La violencia se viene produciendo a muchos niveles, y da la impresión de que sólo los jueces están a la altura de esta crítica situación.

El pasado martes un juez de la Audiencia Nacional ordenó detener a dos miembros de los Comités de Defensa de la República, a los que ya califiqué como Comités de Imposición de la República, por los cortes en carreteras y sabotajes a peajes en Cataluña la pasada Semana Santa. La fiscalía les atribuye delitos de rebelión y de terrorismo.

En este clima, líderes independentistas catalanes representan el papel de demócratas, que sólo llaman a las manifestaciones pacíficas. No condenan la violencia, por lo que se hacen cómplices de la evidente violencia que el secesionismo catalán está mostrando: unos lo ejecutan, otros lo alientan, otros se alegran y otros consienten.

La erradicación de la violencia, que se pretende justificar por razones políticas, llevará décadas, esperemos que no tantas como las que se ha permitido que incubara y se propagara el independentismo, con falsedades históricas, coacciones de diversa índole que impiden el ejercicio de los derechos a millones de catalanes, y los “paños calientes” de diversos políticos catalanes y españoles.

El Papa de la alegría

1El lunes se presentó la nueva Exhortación Apostólica del Papa Francisco, “Gaudete y exultate”, fechada el 19 de marzo pasado. Son, como es habitual, las primeras palabras del texto, que le dan el título: “Alegraos y regocijaos”. Pero es que las dos Exhortaciones Apostólicas anteriores del Papa también llevan en su título la palabra “alegría”: la “Evangelii gaudium”, de 2013, y “Amoris laetitia”, de 2016. Tres importantes documentos del Papa actual, en seis años de pontificado, y que las tres llevan en su título la alegría, por lo que ya se ha ganado el calificativo que destaco, de “el Papa de la alegría”. Y todos coincidimos que hace falta: abunda la tristeza hoy en día. Destacar algo no es excluir otras ideas o virtudes, ni tampoco entrar en comparaciones con otros Pontífices. Todos exponen la doctrina cristiana de siempre, constante, con los acentos o particularidades que juzgan oportuno subrayar en cada momento histórico. Pero es tan reiterativa la insistencia del Papa Francisco en la alegría, que vale la pena tenerlo en cuenta.

La feria de las vanidades

En la aldea global en la que se ha convertido nuestro mundo, los medios de comunicación, y muy especialmente los audiovisuales, han impuesto la frivolidad, el pasatiempo y la estulticia como el ámbito permanente en el que se mueve la vida mental de innumerables personas. Son miles de horas las que la gente pasa ante la pequeña pantalla mirando y escuchando, centenares las que dedica a leer u hojear ciertos periódicos y revistas; pero todo ese tiempo no se traduce ni un gramo de progreso en conocimientos formativos y en cultura, sino más bien lo contrario. El hecho sociológico es incontestable: muy probablemente, la mayoría de la gente adicta a la televisión no sabe por qué país discurre el río Ganges, por ejemplo, pero estarán enterados al detalle de la vida y de los escándalos de la famosa de turno, o de las vicisitudes del fichaje de un popular futbolista. Tan amplio y desmedido es el tiempo y espacio que ocupa lo absolutamente trivial en los medios de comunicación, que éstos se han convertido en una especie de ”feria de vanidades“, en la que el televidente, el oyente o el lector, tiene infinidad de posibilidades de satisfacer su interés, no por cosas serias por supuesto, sino por los aspectos más estúpidos de lo humano.

Un “procés” contra todos

Los independentistas catalanes se parecen, cada vez más, al conductor de la autopista que piensa que todos van en dirección incorrecta, menos él.

Ya no es sólo el Gobierno, ni los partidos constitucionalistas PP-PSOE-Ciudadanos, ni los jueces, ni la policía. Los secesionistas catalanes ahora tienen otro “perseguidor” para añadir en la lista: Alemania, porque su justicia detuvo a Carles Puigdemont y lo mantiene en prisión.

Pocas horas bastaron, para que los partidarios del “procés” se manifestaran, entre otros lugares, frente al consulado alemán en Barcelona, y se oyeron gritos como “Europa es una vergüenza”.

En el chiste de la autopista, un conductor circula, y oye por la radio: “¡Atención, tengan cuidado, un conductor circula en sentido contrario!”. Y un conductor que lo oye, responde: “¡Uno, no, todos!”. Todos, excepto los independentistas, estamos equivocados: podrían reflexionarlo un poco más, respetar a las personas de verdad.

Procesiones

procesionCientos de miles de españoles participan estos días en las procesiones, Vía Crucis, Horas Santas y actos en torno a la Semana Santa. No sé si algún año alguien habrá calculado la cifra de participantes en España, pero salta a la vista que son cientos de miles. Y millones de personas los que asistirán a las procesiones y demás actos como “público”. El silencio sobrecogedor de algunos pasos o momentos de estas celebraciones; el sonido atronador de tambores y bombos; los gritos emocionados de no pocos al pasar el Nazareno, la Dolorosa o Cristo Crucificado: devotos y curiosos se suman a las celebraciones. Son un imán que atrae también el “turismo religioso”, que los municipios fomentan, sean del partido político que sean los gobernantes, por su popularidad, arte, espectacularidad y emoción. Borriol, Torreblanca, Alcora…

Esta realidad de fervor religioso en Semana Santa, creciente, choca con la disminución de la práctica religiosa en nuestro país, y no hace falta recordar la disminución de Bautismos, el descenso de matrimonios por la Iglesia o la baja práctica dominical. Desde luego, varía según las zonas geográficas, pero constituyen un denominador común innegable.

Comida en el Tetuán

1234

El viernes, 23 de Marzo, fue un día muy emotivo para mí. Componentes del desaparecido Regimiento Tetuán nº 14 nos reuníamos a comer y lo hacíamos dentro del Acuartelamiento, en lo que fue una nave de tropa de una de sus compañías hoy “Centro Asturiano”. Dos grandes sentimientos ante una misma situación. Por un lado la alegría de volver a ver a mis antiguos jefes, compañeros y subordinados de los que tanto aprendí en mis comienzos como militar profesional. Por otro la nostalgia de ver, 23 años después de su cierre, el Acuartelamiento donde viví mis más intensos años de milicia, durante los empleos de Alférez en prácticas, Teniente y Capitán.

La cultura consumista

consumismoLa sociedad en que vivimos es definida por sociólogos e historiadores de diversas maneras –sociedad democrática, sociedad postmoderna, sociedad del bienestar-, pero la definición que se ha hecho más popular, sin duda alguna, es ésta: sociedad de consumo. Es una definición acertada porque, en una sola palabra, indica su estructura económica fundamental, por una parte, y las características del comportamiento social que ésta determina, por la otra. Fracasado por completo el comunismo, se ha impuesto en todo el mundo el sistema de economía de libre mercado, cuyos rasgos esenciales son la superproducción de bienes y servicios debido a los avances tecnológicos, la comercialización o marketing total, y la promoción propagandística de nuevas y más sofisticadas necesidades en la gran masa; pero este gigantesco sistema productivo sólo puede subsistir si se cumple una condición: la predisposición psicológica de la gente a comprar y a consumir productos sin cesar, que a su vez determina un aumento continuo de productos, y que a su vez supone lanzar sin cesar nuevas ofertas al mercado. La prosperidad material postmoderna se sustenta sobre un gran y complicado tinglado de necesidades e intereses.

El ataque de Podemos a los periodistas

Es indignante que Podemos haya acusado a los medios de comunicación de avivar el conflicto a raíz de la muerte en Lavapiés del senegalés Mmame Mbaye,

El pasado lunes Podemos arremetió contra los medios de comunicación, a través de la portavoz de la Ejecutiva del partido, Noelia Vera, por atribuir a dirigentes de Podemos los bulos de la “persecución” de la Policía a Mmame –que falleció por causas naturales-, y se atrevió a decir que “el bulo es muy descarado; hay una persecución y un intento sistemático de destruir a Podemos”, y que “fue información que dieron los medios mencionando a fuentes de la Policía”.

Hubo diversos “tuits” de dirigentes de Podemos sobre la causa de la muerte de ese senegalés, y la Policía ha anunciado que los llevará ante el juez por si han incurrido en delitos de odio o alteración del orden público.

Intolerables las declaraciones de Noelia Vera. Una vez más, se pretende culpar a los periodistas por relatar los hechos y reproducir los “tuits” de líderes podemitas. Se repite la historia: denigrar al mensajero, atacar a los periodistas, atribuirles informaciones falsas que generaron graves desórdenes públicos y destrozos materiales.

Síndrome de Down

downHoy es el Día Mundial del Síndrome de Down, institucionalizado por la ONU. Cada 21 de marzo es un recordatorio de lo que necesitan las personas que tienen este síndrome y el apoyo familiar, educativo, profesional y social que les prestamos.

Hay verdades que remuerden la conciencia social, como lo es que España es el país del mundo donde nacen menos personas con Síndrome de Down: 1 de cada 1.600 nacimientos, cuando la media mundial es de 1 por cada 730 nacimientos. Es decir, que tenemos una cruda realidad: muchos fetos que son diagnosticados con este síndrome no llegan a nacer, son abortados. La primera inclusión es dejarlos nacer, así de clara y rotunda es la realidad. Por tanto, el diagnóstico prenatal tiene una clara orientación eugenésica, por no añadir que tiene un sesgo genético importante.

Halabja: La prueba de la existencia de armas químicas en Irak

No se trata de ningún nuevo descubrimiento periodístico ni de  ninguna nueva investigación de la CIA. Se trata únicamente de una efeméride más del día, que nadie recordará, entre otras cosas porque hoy, justamente hoy lleva 30 años olvidada (16 de Marzo de 1988). Pero el ataque químico a Halabja existió y cualquiera puede buscar en internet y encontrar infinidad de artículos de la época narrando este genocidio. No es un evento más que ocurriera un maldito día sin consecuencias posteriores. La masacre química de Halabja sucedió al final de una guerra, el conflicto territorial entre Irán e Irak y muchos años después fue la causa y el origen de otra, la invasión de Irak.

Nadie duda de que Saddam Husein fue un dictador despiadado y cruel, pero en cambio hoy la opinión pública cuestiona, no solo la ilegalidad de la intervención de una coalición militar liderada por EEUU en Iraq, que podría ser discutible, sino la propia existencia de las armas químicas que fueron el motivo de dicha intervención, de ahí que yo haya querido desenterrar del olvido este acontecimiento, que nos sirva al menos para no cometer el error de afirmar que no había armas químicas en Irak, como lo hizo no solo la prensa, sino también  algún informe  parlamentario en Reino Unido, el informe Chilcott.

Las pensiones son de todos

pensionesAyer, en el Congreso, Mariano Rajoy vinculó las mejoras de las pensiones a los presupuestos. Implicó a todos los partidos, y jugó bien su baza.

Indudablemente, echaron en cara los parlamentarios a Rajoy que la presión de la calle le ha obligado a comparecer. Evidente, y al presidente del Gobierno le ha faltado calibrar la indignación de la calle, de los pensionistas y de todos los españoles, ante una materia crucial.

Que el Gobierno haya subido sólo un 0,25% las pensiones en estos últimos años, y también en 2018, choca con los mensajes de la recuperación económica de España, el aumento de los salarios, el fomento de inversiones, la remuneración y aumento salarial de políticos y asesores. Si hay que apretarse el cinturón, se puede entender, pero implicando a todos, no olvidando a los pensionistas, casi 10 millones de españoles.

Los pensionistas tienen la experiencia de la vida, y ven a su alrededor gastos e inversiones que son un despilfarro, de dudosa necesidad y de caro mantenimiento. No son sólo del Gobierno, sino de las comunidades autónomas y ayuntamientos.

Adelanto electoral

La carrera electoral en todos los partidos políticos ya se ha acelerado, si es que alguna vez se ha detenido, ya que los políticos están en campaña permanente: no es un mérito, simplemente viven de ello.

El posible adelanto electoral siempre les pone un poco más nerviosos. En la Comunidad Valenciana no hay circunstancias de entidad, en mi opinión, que hagan pensar en un posible adelanto electoral, por mucho que intencionadamente se deje caer en algunos foros. El tripartito actual quiere apurar los 4 años, y que haya elecciones cuando toca, en mayo de 2019: saben que un adelanto es, para ellos, un riesgo evidente, por el auge de Ciudadanos, que sigue en su particular “luna de miel” tras las elecciones catalanas y la efervescencia de algunas encuestas a nivel nacional, que le sitúan como partido ganador si ahora se celebrasen elecciones: los mismos que publican estas encuestas otorgaban a Podemos el primer lugar hace dos años… y quedó tercero.

Huelga feminista del 8M: Una opinión políticamente incorrecta

La manifestación feminista del 8 de Marzo de 2018 pasará a la historia como una de las de mayor seguimiento de la historia de España, millares de mujeres en todas las capitales de provincia del país salieron a la calle para reclamar “la verdadera igualdad” entre hombres y mujeres. Estas manifestaciones estaban convocadas en todo el mundo, pero es en España con gran diferencia donde más éxito ha tenido. Pero ¿Por qué en uno de los países más igualitario de Europa y por ende del planeta se consigue este seguimiento tan espectacular?  ¿Cuál es esa “verdadera igualdad” que quieren alcanzar las mujeres de este país que tanta indignación causa, cuando no hay ni una sola ley discriminadora para la mujer y sí alguna de discriminación positiva? ¿Por qué esa sensación de desigualdad? ¿Quién la ha generado? ¿De verdad hay en España tanto violador, tanto maltratador, tantas imposiciones machistas, o estamos asistiendo a una gran victoria de la manipulación informativa de ciertos medios especialistas en crear ambientes  de indignación y victimismo? ¿Tan poca opinión propia hay en España, donde tanta gente se deja arrastrar a la huelga por un manifiesto lleno de falsedades, extremismo Marxista y odio al hombre, o es que salimos a la calle sin ni siquiera haber leído lo que se reivindica?

El individuo en la aldea global

borregosPor primera vez en la historia, la humanidad se encuentra unificada a través de los medios de comunicación con una rapidez y perfección que nadie podía imaginar hace unos lustros. Ya no hay barreras de espacio y tiempo entre los hombres; en cuestión de segundos, podemos ver lo que pasa en lo más extremo del mundo, informarnos de todos los sucesos en sus mínimos detalles, comunicarnos directamente de persona a persona. Todos estamos hoy intercomunicados en todo y nada se escapa al poder omnipresente de la red que cubre el universo mundo. El sueño de muchos hombres ya no es una fantasía utópica, sino una realidad cotidiana merced a las grandes innovaciones tecnológicas que han cambiado la faz de la humanidad; en cierto sentido, es la gran revolución de la historia, no sólo por los portentosos avances técnicos que parecen no tener fin, sino también por los profundos cambios en el orden cultural y social, que hoy estamos viviendo y que son su consecuencia inevitable.

Mujeres periodistas

periodistasBuena ocasión el Día Internacional de la Mujer para reflexionar sobre el trabajo de las mujeres periodistas, sus dificultades y retos.

El pasado martes la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) presentó un informe, según el cual sólo un 21% de los artículos de opinión son de mujeres, es decir, uno de cada cinco. Aunque el informe arroja un dato que no nos resulta extraño –porque basta leer la prensa-, sí me resulta algo incomprensible que no haya más mujeres.

La presencia de la mujer en los diversos ámbitos profesionales ha ido creciendo. En cuanto a los artículos de opinión, no cuadra con el gran número de mujeres que, desde hace años, trabajan como periodistas. Por mi experiencia profesional, puedo asegurar que con frecuencia se alienta a mujeres a que escriban artículos de opinión, tanto o más que a hombres, pero el resultado es el que es.

El dato tiene ciertas dosis de enigma. Algunos piensan que, puesto que las mujeres no tienen tantos puestos de responsabilidad en los medios de comunicación como los hombres, no encuentran cabida en los artículos de opinión, en ocasiones reservado a directivos o exdirectivos: puede ayudar a entender un poco el fenómeno, pero no me parece suficiente.

Defender el castellano

Que el lector juzgue: ahora mismo, en la enseñanza quienes eligen el castellano en la Comunidad Valenciana el castellano está presente en un 23,3% y el valenciano en un 44%. Y ahora estas cifras van a subir a un nivel de valenciano alrededor del 65%, mientras que el castellano sólo tendrá el 25%. Es una discriminación injusta del castellano.

Por mucho que se empeñe la Consellería de Educación, su empeño en imponer el valenciano es una injusticia, por mucho que se empleen eufemismos como “fomentar el valenciano”, “el castellano lo saben todos, mientras que el valenciano no”. Si alguien desea una enseñanza en castellano y encima es una mayoría, la ignorancia del valenciano no es una justificación para imponerlo. Es un atentado contra la ley, que establece la cooficialidad de ambos idiomas, y contra la democracia: no hay paliativos que sirvan, se atenta contra la pluralidad, y no cabe el silencio ni el cansancio.

Pensionistas en acción y gobernantes mediocres

pensionistasEstoy de acuerdo con Mariano Rajoy: faltan gobernantes. Se está demostrando en el futuro de las pensiones, tratado con falta de previsión y ocurrencias.

A la vez que Rajoy dijo que faltan gobernantes, afirmó que sobran comentaristas. En eso no estoy de acuerdo, salvo que se refiera sólo a políticos que “comentan” con ligereza sin gobernar, pero tal vez nos incluye a los periodistas: es tan gallego, que lo que dice puede ser ambivalente, según cada uno quiera entender.

En España hay 9,5 millones de pensionistas, de los que 6 millones son jubilados, y el resto perciben pensiones de invalidez, viudedad u orfandad. Cada día hay 300 pensionistas más en nuestro país. Desde luego, no es cuestión fácil. Y desde 2014 se incrementan un 0,25 las pensiones.

El Gobierno sigue hablando de recuperación económica, excelentes previsiones de crecimiento. Mientras tanto, a los pensionistas los maltrata, aunque todos sabemos que en buena parte han soportado la crisis –y soportan-, ayudando a hijos y nietos. El tono de la carta de la ministra de Empleo, en mayo pasado, dirigida a los pensionistas ha sido el detonante. España va bien, pero los pensionistas a seguir sufriendo, pues el IPC ha subido en estos años mucho más.

Exposición taurina

El bar-restaurante “Maños II” ha tenido la iniciativa de albergar una exposición de cuadros taurinos durante estas fiestas de la Magdalena, desde este viernes hasta el domingo 11. Se trata de una exposición de más de 20 cuadros, con la originalidad de que la madera adquiere un notable protagonismo en esas representaciones taurinas. Habrá que ver esta exposición con el “ingrediente” – nunca mejor dicho al referirse a un bar-restaurante– de la sorpresa, en unas fiestas tan taurinas como son las de la Magdalena. El arte, sumado a una excelente gastronomía y buen servicio.

En estos días Castellón respira ambiente de preparación para las fiestas, de planes familiares, comidas con amigos. Que un conocido bar-restaurante como Maños II lleve a cabo esta exposición, en las fiestas, da idea de la creatividad, ilusión y esmero con que se preparan. Las mujeres llevan ya días repasando o ultimando detalles del traje que lucirán en la ofrenda de flores a la Virgen de Lledó, o sus hijos; los hombres, mucho menos previsores en general –y no digamos en la vestimenta-, nos guiamos por la gran variedad de actos que hay, para todos los gustos, y nos gusta más improvisar, también “sorprender”, por qué no decirlo.

Hacia una revolución etica

En la época actual, una vez alcanzado el derrumbamiento general del marxismo tras los acontecimientos de la Europa del Este, los representantes del laicismo deberían quizá tomar sus notas ante un imperio que trataba de cerrar el paso a los valores trascendentes y conculcaba los derechos de la persona humana. Así lo subraya Václav Havel en su libro “Essais Politiques”. Sus escritos no son sólo una defensa de la libertad en Checoslovaquia; son una llamada a la renovación interior del hombre y a abordar la política desde fundamentos morales, superando la trágica división entre ética y política defendida por Maquiavelo hace casi cinco siglos.

En un mundo que ha relativizado los valores morales, la revolución ética aparece como un contrapunto necesario. Escribe Václav Havel: “Decir que una cosa es de esencia o de origen ético es decir que no lo hacemos por razones PRAGMÁTICAS, porque estamos seguros de que pueden salir bien a corto plazo, dar resultados tangibles, verificables, materiales; sino simplemente porque creemos que es buena. La motivación ética nos empuja a hacer el bien por principio, por amor al bien. Ella se basa en nuestra convicción de que el bien como tal tiene siempre un sentido. La certeza íntima de que una acción es buena nos inspira la convicción de que vale la pena intentarla, aunque pueda fracasar.

La familia

La familia1.- Procede de Kenia. Al parecer pertenece a la noble y aristocrática tribu de los masai. El color de su piel es intensamente negro. Tiene unos ojos grandes y hermosos que ennoblecen sus facciones africanas. No sé como se llama, pero sé que se gana la vida de vendedor ambulante. De vez en cuando acudia a “La peonza”, en la calle Peñíscola y la dueña, Juani, le obsequiaba con algún refresco y con un ratito de acogedora conversación. ¿Y saben de que le habla este joven masai a Juani?. Le hablaba con una gran añoranza de su familia, de su madre y de su padre, y de sus hermanos. Y le contaba que su gran ilusión es ganar el dinero suficiente para aliviar la pobreza de su familia.

La cultura de lo efímero

La crisis de las ideologías y creencias en nuestra sociedad occidental está produciendo, en la inmensa mayoría de la gente, una actitud ante la vida muy significativa: vivir de lo inmediato, de lo superficial y de lo cambiante, sin preocuparse por encontrar un sentido profundo y auténtico a la existencia. En contraposición a la vida orientada sobre principios firmes, que veíamos en otras épocas, el ambiente cultural que hoy vivimos se podría definir como ”la cultura de lo efímero”, por la fuerza determinante que hoy tienen las modas en las sociedades modernas. Porque se trata, en efecto, de una nueva filosofía práctica, de un nueva cultura, que nos permite entender el modo de ser y de comportarse de muchísima gente. En lo que tienen de cambiantes, las modas ya no afectan solamente a los aspectos más accidentales de la fisonomía social, como pueden ser los vestidos o los peinados, sino que determinan nuestra vida en todos sus aspectos: sentimos según la moda, nos comportamos según la moda y, finalmente, pensamos según la moda, conscientes de que todo cambia y de que nada merece la pena ser mantenido con firmeza.

¿Hay una crisis de masculinidad?

Estos días los medios de comunicación nos están machacando sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres, y desde la experiencia adquirida durante 35 años intentando conciliar mi vida familiar y laboral (cinco hijos y en estos momentos dos nietos), me están sorprendiendo casi todas las declaraciones que escucho, sin argumentos sólidos y en la línea de políticamente correcto.

Sin embargo, invadida por una triste sensación de no escuchar nada sensato y realista, ha caído en mis manos la entrevista que Cayetana Álvarez de Toledo le ha hecho a Jordan B. Peterson, y publicó en el Mundo el 13 de febrero.

¡Qué alegría! Un profesional valiente y con argumentos sólidos está poniendo el dedo en la llaga.

Peterson lo llaman “el intelectual más odiado por la izquierda”, pero es mucho más que eso. Su reciente libro, “Doce reglas para la vida”, es un tratado de la responsabilidad frente a la cultura del victimismo que está arrasando en ventas. Este psicólogo clínico canadiense se ha convertido en una figura de culto entre los “millennials”, sobre todo masculinos.

Responde así a las cuestiones que le plantea Cayetana sobre este tema: “Para empezar, es menor de lo que dicen. Los que hacen las estadísticas suelen confundir la media y la mediana. Y la media se desfigura por la existencia de un segmento ínfimo de billonarios, que en su mayoría son hombres.”

La dictadura catalanista

1.- Hechos reales como la vida misma. La ley reconocía a los padres el derecho natural de elegir el tipo de enseñanza para sus hijos -en castellano o en valenciano- . Bastaba con manifestarlo en los boletines de preinscripción de los colegios. Hecha la ley hecha la trampa. Las normas no se colocaban en la cartelera de avisos de aquel centro escolar hasta después de iniciadas las vacaciones de verano. Según las bases, el padre que no pedía la línea en castellano automáticamente el hijo quedaba matriculado en la línea del valenciano. Es un hecho real que sucedía en un colegio de Castellón, controlado herméticamente por una minoría fanática de profesores nacionalistas.

“El Bigotes” y las tertulias periodísticas

“El Bigotes” nos ha llamado “tontulianos” a los que intervenimos en tertulias periodísticas. Voy a concederle unos minutos a tal insulto.

Álvaro Pérez, “El Bigotes”, compareció el pasado martes ante comisión parlamentaria con motivo del “caso Gürtel”. Como contertulio, he de decir que estuvo maleducado. No voy a detallar las “lindezas” que expresó, porque no se merece la repetición.

“El Bigotes” no tiene cualificación para juzgarnos a los periodistas. Pero no sólo él es culpable de la retahíla de insultos: Pedro Quevedo, el presidente de la comisión, debía haberle cortado y que se ciñera al motivo por el que fue convocado. Muchas cosas suceden porque unos quieren hacer daño o insultan, y otros lo permiten: y eso nada tiene que ver con la censura, sino con el rigor, la buena educación y el cumplimiento de los propios deberes, en lo que suspendió Quevedo.

Por supuesto que las tertulias periodísticas – en televisión, radio o internet – tienen no pocos defectos, y constantemente hemos de hacer autocrítica: quien no lo hace en su profesión es que, con mucha probabilidad, no es un buen profesional. Sin embargo, lejos de mí descalificar a ningún sector profesional, como ha hecho Álvaro Pérez.

Las tertulias periodísticas son de diverso tipo: con invitado o no, comentando algunas cuestiones de actualidad que el moderador ha seleccionado, de cariz político o no.

¿Por qué el Himno de España debe tener letra?

La valiente y asombrosa cantante Marta Sánchez sorprendió a toda España el sábado 17 de Febrero en el Teatro de la Zarzuela, con motivo de la celebración de sus 30 años de carrera musical, con una interpretación cantada del himno de España, con una letra muy personal. Su letra habla de su “amada tierra”, de “orgullo”, de los colores de la bandera de la nación, de “grandeza”, de “honor” y de dar gracias a Dios por haber nacido en España. Una letra muy válida para himno de un pueblo que desea cantar con orgullo su españolidad a través del mismo y al que sus acomplejados políticos despojaron de su letra, al considerarla propiedad del anterior régimen y no la sustituyeron por ninguna otra.

“Consum” tiene razones

Los supermercados Consum tienen un merecido prestigio, que los clientes reconocen. Nació en Valencia en 1975 con un supermercado, y ahora tiene más de 700 en seis comunidades autónomas – la mayoría en la Comunidad Valenciana y Cataluña, los restantes en Aragón, Murcia, Castilla La Mancha y Andalucía -, con más de 14.000 trabajadores. Cifras que dan idea de su importancia y de su línea de negocio.

Es sorprendente que ahora desde Compromís se ponga el grito en el cielo porque ha dejado de etiquetar algunos productos en valenciano desde septiembre pasado. Y el 8 de febrero inician en Twitter algunos de Compromís una ofensiva contra esta decisión, lamentando que reduzca en algo el valenciano, y entre ellos el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedeu, así como el presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera.

Resulta insólita la polémica: que desde un partido que gobierna en la Comunidad Valenciana se entrometan en una decisión – todo lo perdurable que la empresa quiera o no perdurable, según lo estimen oportuno – empresarial, libre, legítima, aunque no se esté de acuerdo. Pero es que no sólo en Twitter, sino también altos cargos de la Generalitat Valenciana se han puesto en contacto con los directivos de Consum para que reconsideren esa decisión, lamentándola como si nos fuera el pan y el agua en estos momentos con esa cuestión.

Un derecho natural inviolable

Grandes conflictos se avecinan en nuestro país, desde hace muchos años, en torno a cuestiones sobre laicidad y laicismo. Por eso conviene plantearse preguntas como: En un estado democrático, ¿Pueden los edificios públicos albergar símbolos religiosos?  ¿Pueden los colegios públicos tener crucifijos en las aulas? Y dentro del ámbito educativo, ¿Puede impartirse enseñanza religiosa en los colegios de titularidad estatal? ¿Pueden los profesores y los alumnos en esos colegios portar símbolos religiosos? ¿Pueden estos símbolos religiosos ser portados por ciudadanos particulares en las empresas privadas que exigen uniformidad en el vestuario? ¿Puede un crucifijo presidir las reuniones de una corporación municipal? ¿Puede un cuartel de la guardia civil albergar una imagen de la Virgen del Pilar? ¿Puede una reunión militar finalizar con el canto de la Salve marinera? ¿Puede un médico de la seguridad social negarse a practicar abortos? ¿Puede un juez negarse a intervenir en los procedimientos que tengan por objeto la celebración de un matrimonio de personas del mismo sexo? 

Dresde, una travesura de los "buenos" ¿Por qué se bombardeó Dresde?

Todo el mundo tenemos muy claro quien comenzó la terrible Segunda Guerra Mundial. Todos sabemos que una Alemania con una ideología xenófoba y una política expansionista, se apoderó en poco tiempo de media Europa y que utilizando métodos monstruosos de exterminio, pretendió limpiar el mundo de razas inferiores o nefastas según ellos como los gitanos o los judíos. Todos somos conscientes de quienes eran “los malos” en la Segunda Guerra Mundial y quizá por ello seamos más benévolos y comprensivos con las atrocidades que realizaron “los buenos” y que como el caso que vamos a analizar no fueron cosa menor. Ojo, denunciar algo que hicieron mal los aliados, no es justificar en nada a las fuerzas del eje.