El ESPIRITU JURÍDICO del monarca Jaime I

José V. Gómez el Vie, 11/10/2019 - 20:51

El rey Jaime I fue el monarca conquistador que incorporó las tierras valencianas al ámbito cristiano; fundador del reino cristiano de Valencia e impulsor de esta institución político-jurídica. 

Pactada la entrega de la ciudad de Valencia después de unas arduas negociaciones, tuvo lugar la entrada oficial del Monarca y su séquito en la ciudad del Turia. El hecho se produjo el 9 de octubre de 1238. Actualmente, los valencianos conmemoramos solemnemente esta efeméride con actos diversos como un “Te Deum” de acción de gracias en la catedral y una procesión cívica en la que se invita a todos los ciudadanos de la ciudad y reino. 

Una vez conquistadas tierras valencianas, el Monarca legislador tuvo que proceder a organizar el territorio y regular las relaciones sociales. Para ello, elaboró un extenso “Corpus” legislativo, convocó Cortes valencianas y creó modélicas instituciones de gobierno. 

El hecho más relevante y transcendental del espíritu jurídico de don Jaime fue la concesión y promulgación de los “Furs”, código inspirado en el derecho romano que representó un avance en la legislación medieval de los territorios hispánicos y otorgó el título de “Regnum” cristiano a este territorio al concebir su conquista con un sentido patrimonial que no descubrió hasta estar asentado en la capital.

DESENMASCARANDO a la Unión Europea

Víctor Viciedo el Vie, 11/10/2019 - 20:11

¿Por qué la UE no quiso incluir la agricultura en un acuerdo comercial con EEUU, que hubiera abierto un gran mercado a los productos agrícolas españoles y en cambio, sí que la incluye en tratados con países en vías de desarrollo que invaden nuestro mercado con los mismos productos que nosotros producimos y con los que no podemos competir dados los bajos salarios y valor de sus monedas? Los acuerdos de libre comercio solo son posibles y beneficiosos cuando se realizan entre países de economías parecidas.

¿Por qué Cecilia Malmström amenaza con entrar en guerra comercial con EEUU si este sube los aranceles hasta un 25% para los vehículos europeos, pero no negocia esta misma injusta subida para ciertos artículos agrícolas españoles? Doble rasero de la UE a la hora de combatir los aranceles de EEUU.

 

TRATADOS, bancos e inversores

José M. Millet el Jue, 10/10/2019 - 20:28

LA VERDAD SOBRE LOS TRATADOS DE “LIBRE COMERCIO” INTERNACIONAL UNA CUESTION BANCARIA LOS DERECHOS DE LOS INVERSORES.

 

Todos recordaremos que hace no demasiados años cuando uno iba a cierta entidad de crédito se le ofrecía su producto estrella: las “preferentes”, solo para los clientes importantes. Hoy nadie nos tiene que explicar de qué iba aquello. Con los TRATADOS DE LIBRE COMERCIO INTERNACIONAL ocurre algo parecido.

A estas alturas, todos sabemos que la competencia ilícita que se sufre a gran escala en Europa está amparada por unos supuestos instrumentos jurídicos que en realidad encubren algo muy distinto de lo que su maravilloso nombre pudiere sugerir a simple vista: los “Tratados de Libre Comercio Internacional”. De entrada, con ese rimbombante nombre mágico, es imposible que nadie pudiera oponerse, porque ¿quién puede estar en desacuerdo con un tratado libre?. ¿De verdad hay alguien que esté en contra de la libertad? ¿O quizás hay alguien que esté en contra del comercio?, evidentemente, nadie, son palabras sagradas, todos queremos libertad y vivimos, de alguna manera, todos del comercio. Sin embargo, como decimos, la realidad a la que nos enfrentamos es muy distinta.

Pedro Sánchez es el peligro real para España

Javier Arnal el Jue, 10/10/2019 - 07:45

Hace unos días, un colega me expresaba su percepción de que “en estos momentos, muchos españoles se encuentran ‘cómodos’ votando al PSOE, a Pedro Sánchez”. Discrepo de tal opinión, y ya veremos qué sucede el 10-N.

El presidente del Gobierno –en funciones– ha demostrado que su afán por llegar a la Moncloa no conoce límites: usa a Podemos y a los independentistas, y luego se presenta como pretendido hombre de Estado por no pactar con ellos para gobernar, cuando en realidad sus cálculos –con el gurú Iván Redondo al lado– le llevaron a no formar Gobierno y llevarnos a unas nuevas elecciones generales, las cuartas en cuatro años, que se dice pronto.

El hartazgo que hay en la sociedad española hacia los políticos, hacia los gobernantes actuales –es decir, Pedro Sánchez, que no es lo mismo que decir PSOE– ofrece algunos atisbos en las encuestas de estos días, en las que aflora un estancamiento del PSOE o incluso un leve retroceso respecto a las elecciones de abril. Sí, las elecciones las carga el diablo, como anunció Pablo Casado al conducirnos a unas nuevas elecciones en noviembre próximo.

Pedro Sánchez no busca el bien de España, sino mantenerse en el poder. Le encanta estar en la Moncloa, y a su mujer más, gastando caprichosamente dinero para estar bien materialmente en Moncloa nada más llegar. Maquiavelo aprendería de él, porque ya no es que el fin justifique los medios, es que el fin es injustificable.

IDIOMA VALENCIANO y género gramatical en -iste

Ricart G. Moya el Mié, 09/10/2019 - 12:37

El corporativismo universitario femenino y masculino, tras el eslogan mítico de la autonomía intelectual, actúa agresivamente enmanadas defensoras de la tramoya del discurso hegemónico que, en el viejo Reino, ordena la catalanización de la sociedad. Quien incumple esta premisa queda excluido del pesebre clientelar. De ahí que cualquier española con formación cultural media o alta suponga que no existe un idioma llamado valenciano. Así se lo enseñaron desde la escuela a la universidad, por lo que un artículo que defienda la existencia del mismo será, supuestamente, fruto de la ignorancia o politización idiomática. La actual invisibilidad y prohibición de la lenguavalenciana en la Administración y Enseñanza es un hecho y, además, se veía venir. En 1881, una revista literaria denunciaba “la tendencia de algunos escritores catalanes que quieren absorber el idioma valenciano en el suyo” (Revista de Valencia, t.II, diciembre 1881). Hoy, oficialmente, lo han logrado. No obstante, ¿por qué en fechas muy alejadas cronológicamente del siglo XXI se diferenciaba entre las dos románicas? Un humanista como Antoni Canals(Valencia, 1352), traducía al valenciáno la obra de Valeri Máxim aunque, según se lee en el prólogo, ya existía la traducción al catalán: “yo, a mandamiento de vuestra señoría, he sacado del latín en nuestra lengua materna valenciana... aunque otros la hayan sacado en lengua catalana”.

Los amantes de la muerte

Germán Reguillo el Mié, 09/10/2019 - 12:32

Un soldado, valiente y legendario, cosido el cuerpo de cicatrices gloriosas causadas por la metralla, llamado Millán Astray, les enseñó a sus legionarios una bonita canción titulada “El novio de la muerte”. Era y es una canción de caballeros, nobles y valientes, capaces de arriesgar su vida por salvar la vida, la hacienda y la libertad de los demás. Caballeros legionarios que aman la vida más que nadie y que saben disfrutarla más que nadie. Y cuando Millán Astray en Salamanca dijo aquello de ¡“Viva la muerte”!, en modo alguno trataba de defender prácticas suicidas ni quería ser un temprano emulador del doctor Montes ni precursor de despiadadas prácticas eugenésicas con los más indefensos. Millán Astray con su noviazgo adolescente con la muerte, sencillamente quería decir que la aceptaba de antemano –como cualquier buen soldado-, si el holocausto de esa muerte servía para salvar la dignidad, la libertad y la paz de su pueblo y de su nación. Era y es un grito de valientes, de gente honrada, fiel con sus principios y con mucho sentido común.

El nom de la "CIUTAT E REGNE"

Agusti Galbis el Mié, 09/10/2019 - 12:23

El signe mes representatiu del estat de sumisio al poder català en que es troba l'Academia Valenciana de la Llengua i la vergonya mes gran que tinguem que patir els valencians, es estar obligats a escriure el nom de la ciutat i regne de Valencia, tal i com la pronuncien els catalans: "València".

Com no tenen la força de la rao, mantenen la rao de la força, donant-se el cas de que a un valencià poden suspendre-li un examen per no escriure el nom de la seua terra tal i com la pronuncien els catalans. ¿Es pot pensar en una humillacio mes gran?.

En un moment en que els catalans han conseguit el dret a que Girona o Lleida siguen els unics noms oficials en tota Espanya, per ser els propis i com diuen els catalans, fent desapareixer del mapa Gerona o Lérida, tal com dien els castellans, resulta que als valencians no se nos vol donar eixe dret, perque es veu que els drets catalans estan per damunt de qualsevol atre dret, i per consegüent del dret dels valencians, rao per la qual hem d'escriure Valencia, com la pronuncien els catalans i no com la pronunciem els valencians.

En primer lloc, anem a deixar clar com la pronunciem tots els valencians. Cedixc la paraula a Jordi Colomina, "il·lustrissim" de Academia Valenciana de la Llengua, i gens sospitos de radicalisme valencianista. Diu: "Pel que fa al timbre de la vocal tònica és a l'hora d'ara unànimement tancat en tot el territori valencià."

#DRETCIVILVALENCIÀ

Joan I. Culla el Mié, 09/10/2019 - 12:19

Unes semanes en acabant de la capitulacio de la ciutat de Valencia, Jaume I promulga la 'Costum de la ciutat i regne de Valencia'. Com aclarix el professor Vicent García Edo en el seu treball en el mateix titul: «Aquesta va ser la primera denominació oficial de l'obra (segons figura al pròleg i a l'articulat del text), tot i que ningú sol utilitzar-la, ja que es prefereix la forma abreujada 'Costum de València' -que pot donar lloc a confusió- i tampoc seria la definitiva, ja que més endavant es va generalitzar el nom de 'Furs de València'». Com be especifica en eixe treball García Edo: «demostra que la voluntat del rei Jaume I, o millor dit la dels seus juristes, autors del text llegislatiu, va ser la de fer una obra de caràcter general, que reconeguera les particularitats més significatives de la ciutat de València l'any 1238, però també havia de ser un text d'aplicació general al conjunt del regne de València, tal com s'indica en dos ocasions al pròleg (...) confirmat de manera difinitiva pel contigut del fur 74, que tenia valor de llei i que afirma, ja en la redacció de 1238, que només hi podía haver una 'Costum' per a la ciutat i regne de Valencia».

 

flecha arriba