Una devaluada encuesta del CIS

La última encuesta del CIS está devaluada, y no por dudar de su profesionalidad, sino por la ebullición que se vive ahora en la vida política española.

Según la encuesta, el PP baja un poco, el PSOE supera por décimas a Podemos, y Ciudadanos sube. Puede marcar tendencias, pero hay que tener en cuenta que la encuesta es previa al estallido de la Operación Lezo, que puede pasar factura claramente al PP, y más tras saberse ayer que la Delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, está investigada en Mercamadrid. Sigue la sangría de los casos de corrupción en el PP, y está por ver cómo lo asumen los votantes en próximas encuestas.

Además, el PSOE es un enigma. Si como parece más que probable sale elegida Susana Díaz secretaria general, habrá que ver cómo evolucionan los acontecimientos, especialmente por la postura o decisiones que tome Pedro Sánchez, que no renuncia a estar en el escaparate político, sea en el PSOE o fuera de él.

¿Qué puede pasar si no sale Pedro Sánchez? Las hipótesis son tan variadas que van desde que intente fundar un partido nuevo, por ejemplo contando con Iñigo Errejón -tras la laminación a la que está siendo sometido por Pablo Iglesias-, o que se crea un Macron español, que él solo puede desafiar a los partidos mayoritarios en España.

Libertad de enseñanza

La manifestación del pasado sábado en Valencia, con unos 40.000 participantes, es un hito que debe analizarse. Es la mayor manifestación que se ha producido contra el gobierno nacido del Acuerdo del Botánico, dirigida contra la política de educación que pilota el conseller Vicent Marzà, y por supuesto Mónica Oltra.

Convocaron la manifestación la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos y el sindicato USO. Posteriormente, la Mesa por la Educación en Libertad –que agrupa a patronales, sindicatos y universidades privadas, defendiendo la libertad de enseñanza ante los reiterados “avisos” de Marzà-, otros sindicatos, AMPAs de toda la Comunidad Valenciana, líderes del PP y Ciudadanos y otras muchas entidades se unieron a la convocatoria, se movilizaron y lograron una asistencia récord.

El detonante ha sido el plan de la Consellería de suprimir 31 conciertos en 1º de Bachillerato, pero los centros afectados –que han constituido una plataforma, que ya ha recogido más de 30.000 firmas en change.org- saben que o empiezan a defender con energía ahora los conciertos, o luego vendrán más supresiones de conciertos en ESO y Primaria. Morro, presidente de FCAPA, avisa: “o se rectifica o nuevas movilizaciones”.

Patria

La patria vasca naturalmente. La que se inventó, entre otros aquel “beatón” llamado Sabino Arana Goiri, detestable filólogo privado del sentido del ridículo histórico. Sería muy interesante reeditar sus obras completas para que los jóvenes abertzales del país vasco, por ejemplo los que esta misma madrugada del siete de mayo han quemado siete contenedores para exigir la puesta en libertad de los presos de ETA, los llamados prisioneros de guerra del Estado Español. Sabino en su delirio afirmaba que Tubal, nieto de Noé, al llegar al estrecho de Gibraltar vio las dos columnas de Hércules (nombre vascuence según Sabino) una de ellas adornada con una bandera roja y gualda y con un escudo con la leyenda Non plus ultra. Sabino no se había enterado que la bandera roja y gualda fue elegida por Carlos III para identificar mejor a sus naves en alta mar y que fue Isabel II quien la elevó a la categoría de bandera de la nación española. Sería apartarnos de nuestro tema ahondar en las necedades nacionalistas. Lo que nos importa es la presentación de la novela de Fernando Aramburu.

Europa

 

¿Qué mal ha hecho el cristianismo, para que lo desprecie Europa?”
(Juan Pablo II en Compostela)

En efecto, muchos europeos nos preguntamos en la actualidad si Europa es consciente de sus verdaderas raíces cristianas y si sus políticos -pasando de esa realidad histórica- miran hacia otro lado, olvidando sus orígenes cristianos, los de la Europa evangelizadora del mundo con el descubrimiento de América por España, de sus misioneros en los cinco continentes, de la Europa de sus innumerables mártires y santos como San Francisco de Asís, San Antonio de Padua, San Agustín, Santo Tomás Moro… de las numerosas y continuas peregrinaciones a Santiago, Roma y Jerusalén, capitales de la cristiandad. Como si viviéramos un cristianismo no practicante, distante, como si Belén, Fátima, Lourdes, el Pilar, Covadonga… los Santos Lugares y ciudades citadas estuvieran en la Patagonia.

El fraude electoral del Frente Popular (Febrero 1936)

La verdad histórica se va imponiendo a través de la investigación seria y rigurosa. Investigación que pone en evidencia la frivolidad rencorosa de la llamada memoria histórica de Zapatero y no solo de Zapatero…

Aquel catorce de abril del año mil novecientos treinta y uno se proclamó la Segunda República. Una República que pudo traer la esperanza política para muchos españoles. Mentes preclaras de la intelectualidad española contribuyeron a este logro. Bastaron unos meses de andadura para que muchos españoles se percataran con tristeza que aquella no era su República. Uno de aquellos intelectuales, Ortega y Gasset, con amargura sentenció: “No es esto, no es esto…”.

Efectivamente no era la suya una Republica que atacaba los mismos principios constitucionales republicanos de la tolerancia y de la libertad de conciencia. Una Republica cuyo objetivo, sin embargo, era el exterminio de la misma Religión Católica, que acontecimientos trágicos posteriores vendrían a demostrar.

Crueldad con los parados

Los casi cuatro millones de parados en España sufren. La mitad de ellos han agotado todos los subsidios posibles por desempleo. Sufren y con frecuencia callan, dicen que atemorizados por posibles represalias, sufriendo en silencio y sin que haya cauces reales para plantear soluciones prácticas, ni siquiera en los casos más sangrantes y crueles: ni los sindicatos ni los partidos políticos recogen sus sufrimientos con medidas concretas, sólo lo hacen con alguna frase o discurso que luego se muestran vacíos y de escaparate, para captar votos pero sin compromiso eficaz constante.

Ponga el lector de estas líneas el calificativo que juzgue más conveniente, pero en mi opinión se trata a los parados hasta con crueldad, no sólo con injusticia. A los parados que tienen subsidio no se les cobra por las medicinas: a los que han agotado los subsidios se les cobra el 40%. ¿Alguien puede entenderlo? Otro botón de muestra: los litigios contra el SEPE –casi todos seguimos hablando del INEM– en los juzgados de lo social, que hacen referencia a prestaciones, “es lo último que se decide”, como les exponen empleados de los tribunales a abogados y graduados sociales que se asombran de lo que se tarda en decidir sobre ese asunto tan vital.

El ascenso de Compromís

En el PP valenciano hace tiempo que admiten en privado que su enemigo es Compromís, no los socialistas valencianos.

Dos años en política es mucho tiempo para adelantar nada, y menos en estos tiempos políticamente tan acelerados y hasta imprevisibles. Pero precisamente hace dos días se ha conocido un sondeo interno de la coalición valenciana Compromís que prácticamente empata con el PP, y supera en siete puntos al PSPV, los socialistas valencianos ahora encabezados por Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana.

Sí, un sondeo interno de Compromís, pero que avala la percepción de los líderes del PP, e incluso de algunos líderes socialistas, que ven en la división actual de los socialistas valencianos una fractura que puede pasarles factura en las elecciones autonómicas y municipales de 2019.

Compromís encargó ese sondeo a la consultora “GfK”, que ha llevado a cabo 1.255 entrevistas entre finales de marzo y principios de abril. La fecha no es baladí, pues es anterior a que se conocieran los Presupuestos Generales del Estado, que castigan a la Comunidad Valenciana, calificados como “injustos” por la propia líder del PP valenciano, Isabel Bonig, y por todos los líderes políticos de la comunidad autónoma, pues los PGE no tienen en cuenta la población ni la aportación de la Comunidad Valenciana al PIB de España.

La ermita de La Jana

Los vecinos de La Jana celebrarán este sábado la fiesta de la Virgen de los Ángeles con gran alegría. Acabados los trabajos de restauración de la ermita de Nuestra Señora de los Ángeles, será bendecida por el obispo de la diócesis, Monseñor Enrique Benavent, que acudirá a fundirse con todos los vecinos a lo largo de todo el día. Una restauración que se inició en 2012 con financiación de la Consellería de Cultura, Educación y Ciencia, y que se ha finalizado ahora con el esfuerzo de los vecinos, aglutinados en la Cofradía de la Virgen de los Ángeles de La Jana.

Es una muestra de la devoción y esfuerzo de los vecinos, que puerta a puerta han ido pidiendo donativos, en unos momentos en que la crisis económica ha golpeado a nuestra sociedad, y que casi no se creen lo logrado.

Los hijos del Cid

Soldados la Patria
nos llama a la lid

juremos por ella
vencer o morir

La estrofa pertenece al llamado Himno de Riego. Es un himno liberal, con una hermosa letra que, en mi opinión prevalece sobre la música de charanga verbenera que le acompaña. Este himno, con un fuerte acento patriótico y nacional, acompañó a nuestros liberales en su larga lucha por la libertad.

…de nuestros acentos
el orbe se admire

y en nosotros miren los hijos del Cid

Tanto el teniente coronel Rafael de Riego, como Ortega y Gasset, Unamuno, y la larga y extensa nómina de todos los liberales o republicanos que nunca perdieron su orgullo nacional, merecieron que el poeta les llamara LOS HIJOS DEL CID. Dudo mucho que la saga de los ZP, (Zp -I y ZP-2) ahora, en estos momentos, se reconocieran como LOS HIJOS DEL CID, es decir, herederos de aquel glorioso guerrero castellano, semblanza del valor y de la lealtad.

La misma música con distinta letra, me la enseñó mi padre, republicano, cuando de niño le acompañaba por tierras de la Baronía a comprar uva en rama para su reventa en el mercado de Segorbe. Aquella letra irreverente y desenfadada, amenazante, preludio de lo que fatalmente vendría más tarde, decía, si mal no recuerdo: