Eliseu Climent, un vividor del catalanisme

“Pretendre fer d’un valencià obligatòriament un català, seria la manera de fer-lo mes espanyol”, Josep Pineda (independentiste català exiliat). Este anàlisis no ho va tindre que assimilar Jordi Pujol quan deposità tota la seua confiança en qui havia eixit en la seua defensa quan el van empresonar en 1960 per la seua implicacio en els successos del Palau de la Musica, Eliseu Climent. No ho va dubtar, nomenant-lo primer delegat comercial de la manipulada Enciclopèdia Catalana, promoguda pel mateix Pujol des de la Banca Catalana que va fundar en son pare, de la que fon administrador i finançador de qualsevol tipo d’activitats catalanistes (esta entitat va protagonisar un dels majors escandals de l’epoca encara que es va sobreseir quan Pujol ya era President de la Generalitat Catalana, ya que ell junt ad atres 24 ex-consellers estaven implicats per presunts «delictes d’apropiacio indeguda, falsetat en document public i mercantil i maquinacio per alterar el preu de les coses»), per a despres convertir-ho en el virrei de Catalunya en la nostra Comunitat Valenciana.

No boicotear los productos catalanes

No estoy de acuerdo con el presidente de Freixenet de que la marca Barcelona está muerta. Está herida gravemente: todos podemos agravar la situación o ayudar a paliarla.

Tal vez José-Luis Bonet, presidente de Freixenet y presidente de la Cámara de Comercio de España, ha buscado una afirmación más contundente para precisamente ayudar entre todos a resolver la grave situación creada por el independentismo catalán, la DUI y los hechos que todos sabemos. Pero si algo está muerto, no hay nada que hacer: si está herido, hay esperanza.

Bonet ha hecho estas declaraciones tras perder Barcelona la sede de la Agencia Europea del Medicamento, y ha vuelto a recordar que él planteará a Freixenet lo mejor tras los resultados del 21-D. Puede ser la empresa número 3.000 que se traslada de Cataluña, cifra a la que ya nos estamos acercando.

Para que Cataluña recupere la normalidad, hace falta que los catalanes voten en ese sentido el 21-D y se siga aplicando el Estado de Derecho, no sólo en el sentido del artículo 155 si hiciera falta, sino también en el “humus” que ha sido el caldo de cultivo del independentismo: la educación y los medios de comunicación.

La brecha entre catalanes y resto de España se ha agrandado: los catalanes piensan que el resto de los españoles no les queremos, y el resto de los españoles piensa que los catalanes no les quieren.

Una madre de familia española en defensa de la intimidad familiar

Recojo a continuación el testimonio de una mujer madrileña, madre de tres hijos, en defensa de la intimidad familiar, quien por la gravedad del tema, presentó un recurso a consecuencia de la campaña a favor del uso del preservativo de noviembre de 1990.

“Tengo tres hijos: dos chicas de dieciséis y un chico de catorce. Desde que me casé he vivido prácticamente fuera de España, a causa del trabajo de mi marido. Primero estuvimos dos años y medio en Estados Unidos, concretamente en Nueva York donde nació mi hijo; luego nos fuimos a París, donde estuvimos tres años. Más tarde a São Paulo; y los últimos seis años los he pasado en Londres. Hace sólo unos meses que vivo de nuevo en España.

Todas mis amigas me decían antes de venir: “Pero ¿cómo se te ocurre volverte de nuevo a España ahora, en la edad en la que están tus hijos? ¿No sabes cómo están en España algunos ambientes…? Es mejor que esperéis a que crezcan y sean mayores….”

“Pero yo tenía muchos deseos de volver a mi país, y creía que exageraban; y les decía que en España la institución familiar es muy fuerte; y pensaba: “en ese caso, si tengo que poner mi granito de arena, será mejor que lo ponga cuando la cosa está mal. Lo fácil es hacerlo cuando las cosas van bien…”

Entre la gaita y la lira. Semblanza breve

En el mes de febrero del año 1949 participé en un curso nacional del Frente de Juventudes celebrado en el albergue de Montañana (Zaragoza). Allí acudimos unos doscientos jóvenes cuyas edades podrían oscilar entre los quince y los diecisiete años. Recuerdo con particular agrado a un afiliado de Sabadell que se distinguía por su elegante uniformidad, su carácter afable y reposado y por las polémicas que manteníamos con él acerca de la categoría filológica del catalán. (¿el Catalán, una lengua ó el catalán, un dialecto? Todo lo más un simple dialecto). Pobres de nosotros, con el cortito bagaje intelectual de unos estudios primarios recién terminados, en la mayoría de los casos y ya nos gustaba polemizar con cierta osadía sobre la naturaleza filológica de tan bella lengua. En mi primer contacto con los catalanes me llamó la atención el exquisito y elegante acento de los gerundenses y especialmente el catalán hablado en el Ampurdán.

La polémica no era obstáculo para que después, todos juntos, prietas las filas, desfiláramos por las calles de Zaragoza cantando aquella bonita marcha:

“De Isabel y Fernando el espíritu impera
moriremos besando la sagrada bandera”

Memoria y olvido

Uno de los propósitos de la imposición cultural catalanista a los valencianos es la aniquilación de la memoria histórica y lingüística: el olvido de lo propio bajo el pretexto de formar un todo. En otras palabras, los catalanistas pretenden aniquilar la lengua valenciana desde la unidad lingüística para así dotarla de un cariz de universalidad que les garantice la subsistencia del catalán. Tratan de imponer en todos los estamentos valencianos modelos culturales ajenos como propios, con el objetivo de borrar nuestro pasado para que asumamos otra realidad y, con el tiempo, conseguir el olvido de lo propio.

Bourdieu y Wacquant (2001) decían: “El imperialismo cultural reposa sobre el poder de universalizar los particularismos vinculados a una tradición histórica singular haciendo que resulten irreconocibles como tales particularismos”.

Oltra castiga a las familias

Mónica Oltra, consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, ha cumplido con los negros presagios sobre su actitud sobre la familia, nadie puede decir que es una sorpresa. Lo que el PP acaba de decir es cierto: “cero euros y cero propuestas a las familias valencianas”. Oltra tiene otras prioridades, para perjuicio de las familias, que es como decir para el perjuicio de todos, pues la familia es pilar básico de la sociedad

La marginación de la familia es más que elocuente. Oltra suprimió la Dirección General de la Familia, no le interesa favorecer la natalidad, pese a los alarmantes datos de envejecimiento de la población. No se plantea medidas que ayuden a conciliar la vida laboral y familiar. Las mujeres son cada vez más tarde madre por primera vez, en torno a los 32 años. La tasa de natalidad es de 1,2 hijos por mujer, la más baja de la Unión Europea junto con Portugal. Hay causas morales y económicas en estos datos.

Es una lástima que la ideología esté por encima de la familia, que debe ser una institución – como la educación – que sea ayudada y favorecida, sea quien sea quien gobierne. Luego oímos que el auténtico colchón del paro son las familias, que los auténticos héroes de la crisis económica son los abuelos, que las mujeres sufren en su trabajo, o en su búsqueda de trabajo, si tienen o desean tener hijos. Oltra mira hacia otro lado. Sólo una de cada cuatro mujeres dicen que desean ser madres.

Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?

1.- Se celebraba el tradicional desfile militar en el madrileño Paseo de la Castellana, con motivo de la Fiesta de la Hispanidad. Varios países amigos de España, con sus respectivas banderas, nos acompañaban en la familiar fiesta de los pueblos hispanos. Al pasar la bandera de los Estados Unidos, un joven político, líder de la oposición, transgredió las más elementales normas de la cortesía y de la educación, permaneciendo sentado. Era un primer mensaje a su más fiel aliado, la progresía. Nada importaba que por aquella bandera hubieran muerto en todas las partes del mundo miles y miles de jóvenes soldados norteamericanos en defensa de la libertad. Ni siquiera prevaleció el criterio de que aquellos soldados que desfilaban ante la tribuna, sencillamente eran nuestros invitados, los invitados del pueblo español. Años después, otro joven candidato a la presidencia de los Estados Unidos, en su gira electoral europea, elude visitar España. La opinión pública de aquella gran nación no vería con agrado la visita a quien menospreció en su día tan gloriosa enseña.

La CEDA gana las elecciones generales de 1933: ¿Por qué no gobernó?

El 19 de noviembre de 1933, en España durante la Segunda República, se celebraron elecciones generales. Con el desprestigio del gobierno y tras la disolución de la coalición republicano-socialista que había sustentado al gobierno de Manuel Azaña, el presidente de la República Niceto Alcalá-Zamora decidió la disolución de las Cortes elegidas en junio de 1931 y convocar elecciones generales. Una de las características más importante de estas elecciones es que por primera vez votaban las mujeres (Sufragio Universal). La victoria fue en primera ronda para el partido de José María Gil Robles, CEDA, de tendencia derechista. La segunda, el 3 de diciembre, refrendaría el triunfo de las derechas. ¿Pero si ganó la CEDA, por qué no gobernó? 

En poco más de dos años se había producido un vuelco impresionante en el panorama político español. De un triunfo aplastante de las izquierdas y de los partidos republicanos en 1931 a un triunfo igual de aplastante de un partido no republicano y de derechas. El centro derecha obtuvo más de cinco millones de votos, mientras la izquierda recibía tres. La extrema derecha quedaba en 770.000, y los grupos comunistas en casi 200.000. El partido de Azaña bajó de 26 diputados a 6, y el propio Azaña no osó presentarse por su partido y por Madrid, sino que lo hizo por Bilbao en la candidatura de su amigo Prieto, pues de otro modo habría perdido el escaño, con toda probabilidad.

El penúltimo engaño independentista

Los partidos independentistas catalanes ahora quieren presentarse con “piel de cordero” para evitar fugas de votos el 21-D, salvo la CUP.

El proceso independentista catalán se ha nutrido de un montón de engaños, y hasta los líderes lo vienen reconociendo en estos días: que no habría fuga de bancos ni empresas, que habría un reconocimiento internacional, que Cataluña estaba preparada para gobernarse con independencia, y que contaban con una amplia mayoría social.

Sin embargo, en estos días estamos asistiendo a un nuevo “circo”, atenuando los afanes de independencia, para no asustar a unos hipotéticos votantes el 21-D. Desde Bruselas, Puigdemont ha reconocido que cabe otra relación con España distinta a la independencia ¡y lo dice ahora!

Más todavía: hasta Artur Mas dice ahora que habrá que ver tras el 21-D si hay apoyo para el independentismo. ERC y PDeCat también suavizan su postura ahora ante las elecciones tan importantes de diciembre.

En cierto sentido es un modo que tienen esos partidos de intentar que no sufran el castigo de los “moderados” que les votaron, o bien porque no son independentistas radicales en el sentido en que se ha llevado a cabo la locura secesionista, o bien no son sencillamente independentistas.

El fracaso de Oltra

El último informe de Transparencia sobre la calidad de los servicios públicos valencianos deja en muy mal lugar a Mónica Oltra, pues arroja el dato de que han subido las quejas un 66%, especialmente en las cuestiones sociales, en políticas inclusivas –responsabilidad de la consellera Oltra– y educación –responsabilidad del conseller Vicent Marzà, puesto por Oltra-, en las que la vicepresidenta siempre se presenta como exponente de todas las mejoras, achacando los defectos pasados y presentes al PP. Es un discurso demasiado oído, un sainete que cansa y que no va a las raíces: que se lo diga a la cara a los que se quejan afectados por la dependencia y la discapacidad, ellos o sus familiares.

Las quejas por los trámites en dependencia y discapacidad son innumerables, pese a todo lo que presume Oltra. Si en dependencia hay fallos, todo lo achaca a Madrid, argumento que nos suena mucho en boca de los catalanes, y que hace propio sistemáticamente. Las quejas por la sanidad no se quedan muy atrás, con Carmen Montón queriendo controlar todo y anular la iniciativa privada: el acuerdo con el IVO es porque Ximo Puig le obligó.

Yo personalmente estoy en contra, pero …

En el mes de septiembre de 1989 (ha llovido mucho) se produjo un gran escándalo en la escuela estatal Grabriel Havez, situada en Creil, uno de los suburbios de París. Tres alumnas musulmanas de origen tunecino, Leila, Fátima y Samira, de 13, 14 y 15 años respectivamente, se habían empeñado en llevar, dentro del colegio, su tradicional hidjeb, un velo o chador con el que las mujeres chiitas se cubren la cabeza y el cuello. El director les exigió que se lo quitaran para asistir a clase, y ahí comenzó una de las polémicas en torno al laicismo y la laicidad más interesantes de la historia contemporánea.

El director invocó la ley: sólo quería –argumentaba– “preservar la laicidad de la escuela”. Pero las tres alumnas se negaron en redondo a quitarse el hidjeb. Y a finales de septiembre el Consejo de administración del centro decretó su expulsión temporal.

El Consejo basaba su decisión en una circular ministerial del 15 de mayo de 1937, en la que se ordenaba “mantener la enseñanza pública a cubierto de toda propaganda “confesional “ y en la que se prohibía “cualquier forma de proselitismo” .

Las alumnas se defendían: ellas no hacían propaganda de su religión; no la imponían a nadie; simplemente llevaban un pañuelo por motivos religiosos.

Vacuna contra el virus independentista

LA EXPASIÓN DEL INDEPENDENTISMO: “PAÏSOS CATALANS”

Tolerancia, Convivencia y Conocimiento son tres de los posibles antídotos contra el virus separatista que nos llega a los valencianos desde el Norte con la mutación denominada “països catalans” y que ha infectado ya a parte de la población. Ha llegado en forma de opción política y ya se ha instalado en algunas instituciones de nuestra comunidad, para desde las mismas empezar a controlar la educación y los medios de comunicación públicos (por eso están tan interesados en resucitar a Canal 9).  Se trata de un virus muy contagioso y peligroso, porque siendo xenófobo, intolerante y despótico, viene disfrazado de “Democracia” y “Libertad”. Sus vectores de contagio son la manipulación de la historia cargada de victimismo (España nos maltrata y siempre nos ha maltratado) y la lengua como principal elemento diferencial con el resto de españoles. La vacuna pues para que el virus no nos afecte es el conocimiento de la historia. 

El Mayflower, símbolo de la democracia moderna

TAL DIA COMO HOY 9 DE NOVIEMBRE DE 1620 - frente a las costas de Cape Cod (Massachusetts), los peregrinos a bordo del barco Mayflower ven tierra.

¿Cuál es el antecedente real de nuestras actuales democracias?, ¿la democracia Ateniense?, ¿la República Romana?, ¿la Revolución Francesa?, ¿o el humanismo Cristiano de los puritanos del Mayflower?.

La democracia Ateniense fue el único experimento de democracia directa, donde la gente no elige a representantes para votar en su nombre, sino que desarrollaban la legislación y ejercían el poder ejecutivo de manera personal. Es un modelo hoy en dia totalmente utópico y de hecho se circunscribía a ciudades estado.

La República Romana con instituciones como el Senado que nombraba y controlaba a la Magistratura que ostentaban dos cónsules y que incluso tenía asambleas populares, en realidad era un régimen aristocrático donde unas cuarenta gens; los patricios, es decir los descendientes de las familias más antiguas de Roma ostentaban el poder.

Una encuesta del CIS obsoleta

La encuesta del CIS, efectuada del 2 al 11 de octubre y conocida este martes, es obsoleta porque la aplicación del artículo 155 ha sido posterior.

Los acontecimientos en Cataluña están influyendo, indudablemente, en la intención de voto. El “procés” ha obligado a todos los partidos a retratarse, y sin lugar a dudas puede haber damnificados y premiados.

Seguro que, salvo en el caso de Ciudadanos –la encuesta recoge un notable ascenso del partido de Rivera-, los demás partidos opinan que no refleja la situación actual. Y algo de sentido tiene esa objeción, pues la aplicación del artículo 155 era demandada por un sector considerable de españoles, que ante los “titubeos” de Mariano Rajoy tal vez han premiado la actitud clara de Ciudadanas de aplicar cuanto antes el artículo 155.

Después de la encuesta del CIS, la fuga de empresas de Cataluña se ha acelerado, y ya son más de dos mil. El “proceso económico” tampoco se ha recogido, por razón de la fecha de la encuesta, por parte del CIS, y el hecho de que el independentismo catalán ya sea la segunda preocupación de los españoles –por detrás del paro– podría tener ahora un reflejo en una encuesta a nivel nacional.

Los fusilamientos de Paracuellos

EL 7 DE NOVIEMBRE DE 1936 DIO COMIENZO LA MAYOR MASACRE DE LA GUERRA CIVIL LOS FUSILAMIENTOS DE PARACUELLOS

El nombre de Paracuellos del Jarama ha quedado ligado para siempre a la mayor matanza perpetrada en la guerra civil española.

La izquierda actual está muy interesada en mostrarnos un bando republicano, bueno, democrático y  legal, que puso las víctimas asesinadas por unos militares malos, golpistas, fascistas y crueles, y por tanto les gustaría borrar este episodio de la guerra civil española que aunque el más numeroso, por desgracia no fue un caso aislado, sino más bien lo habitual en la retaguardia de ambos bandos , y que en el caso del terror rojo son testigos de ello las 301 víctimas asesinadas en Castellón, las 126 asesinadas en mi ciudad Villarreal y hasta un total de 4240 personas con nombre y apellidos asesinados en toda la provincia y las 73297 en toda España según el historiador Ramón Salas Larrazabal.

El odio y la radicalidad infundida por políticos irresponsables como Francisco Largo Caballero, Indalecio Prieto o  Juan Negrín con aspiraciones a una revolución del proletariado siguiendo el modelo de Rusia, desembocó en una cruenta Guerra Civil donde los odios ideológicos se plasmaron en millares de asesinatos sin juicios, donde el único delito era la ideología política o las creencias religiosas.

Para las víctimas de acoso

Las palabras manipulación o acoso son cada vez más corrientes. Los medios hablan sin cesar de manipulación electoral, de manipulación de capitales o de manipulación de la opinión pública. Las noticias, después de una época en la que el acoso sexual era el protagonista, ahora se concentran en el acoso moral.

La manipulación tiene múltiples caras, a veces muy familiares. El amigo que se invita cuando quiere (sin preocuparle si molesta) o el que siempre pide prestados aparatos, libros o dinero y nunca los devuelve, son manipuladores. El colega que consigue el proyecto o el puesto que nos correspondería, la amiga que siempre le quita importancia a nuestros logros, o el individuo cuya conversación nos hunde la moral, también son manipuladores.

Y yo me pregunto: ¿No hay forma de evitarlo? ¿Es la manipulación un mal que debemos sufrir apretando los dientes, o podemos hacer algo por evitar a los manipuladores o defendernos de ellos?

Jacques Regard, en su libro titulado “La manipulación “recoge esta cita de Epicteto:“ Acusar a los demás de nuestras desgracias es de ignorantes . Acusarse sólo a uno mismo, demuestra que la educación ha comenzado. No acusarse a uno mismo ni a los demás es señal de ser una persona experimentada.”

Retos periodísticos

El pasado sábado acudí a Teruel para dar una conferencia sobre los medios de comunicación, en la Cámara de Comercio, invitado por la Asociación Cultural Club Colina, que es una entidad admirable por sus 60 años ininterrumpidos de actividad en la capital turolense, dirigida a la juventud y a sus familias. Tal vez un sábado a las 6 de la tarde no parece el momento idóneo para una conferencia, pero la nutrida asistencia y la experiencia de esta asociación confirmaron que en cada lugar arraiga de modo desigual la actividad cultural, y eso siempre es buena señal. Además, palpé el afecto a Castellón.

En la conferencia, titulada “Viaje al fondo de los medios de comunicación: fortalezas, debilidades y retos actuales”, procuré aportar mi visión de la situación que nos encontramos ahora en los diversos medios, en un momento que se puede calificar como “convulsa” por las nuevas tecnologías y la crisis económica, que ha afectado sobre todo a los medios de comunicación. El periodismo digital es el nuevo rey.