Necrológica. José Alfonso Aledón

admin el Mar, 09/08/2016 - 11:00

AledónEl pasado domingo día siete falleció nuestro buen amigo, contertulio, socio de este Club de Opinion  y castellonense de profundas raíces, Don José Alfonso Aledón Salmerón.

Escritor y deportista, hasta hace muy poco tiempo jugador asiduo de tenis en equipo con inseparables amigos.

Fue profesor de Educación Física durante muchos años en el Instituto Francisco Ribalta de esta ciudad y miembro activo de la directiva del Casino Antiguo.

Además de ser un consagrado aficionado al arte de la tauromaquia, descubrió en sus últimos años su gran pasión por la literatura, demostrando así su vocación de afanado novelista, siendo su última obra “Adagio para Isabel 1936-1986”, la que aparece firmando en la foto de arriba el día de su presentación.

Descanse en paz.

La superficialidad

Juan Urios Ten el Mar, 09/08/2016 - 10:58

“Nosotros, hombres modernos, estamos demasiado extrovertidos, vivimos fuera de nuestra casa, e incluso hemos perdido la llave para volver a entrar en ella”. (Pablo VI)

No cabe duda que las vidas, conductas y posturas del hombre moderno en la sociedad actual no son iguales a las de épocas pasadas, evolucionan continuamente. El hombre –desde los albores de la humanidad- ha pasado de lo primitivo, material y espiritual con todas sus variantes, paganas y cristianas, místicas y ascéticas, agnósticas y creyentes a las formas y posturas  actuales de vivencias y convivencias diferentes.

Nos da la impresión que miramos y vivimos hacia lo exterior en exceso. Las fuentes que siempre han manado espíritu, moral y conocimientos en nuestra civilización cristiana: “Fe, Familia y Escuela” presionadas por el mismo hombre “dicen los de siempre” que manan menos que antes. Muchos se lo creen y pasan a beber otras aguas más turbulentas y divertidas, pero menos claras y limpias; son las aguas encharcadas y contaminadas de superficie, las del ruido y vulgaridad, las de lo material e intrascendente, las de lo sensitivo y contable.

Para dudar del CIS

Javier Arnal el Mar, 09/08/2016 - 10:57

La encuesta del CIS del pasado lunes sobre la intención de voto de los españoles presenta, sobre todo, la gran duda de su fiabilidad, a la vista de lo mucho que se equivocó en la encuesta sobre las elecciones del 26-J. Si no, que se lo pregunten a Pablo Iglesias, que ya era confirmado como nuevo líder de la izquierda española, superando con claridad al PSOE, y casi se veía presidente del Gobierno. O esa encuesta del CIS propició una movilización de los votantes del PSOE, para alegría de Pedro Sánchez: perdió votos y diputados, pero más perdió Podemos, y eso era vital para el líder socialista. Las encuestas del CIS son las más fiables, se suele afirmar. No pongo en duda la profesionalidad del CIS, pero a los hechos me remito sobre los fundados motivos para dudar de esta nueva encuesta del CIS.

Hay varios motivos para dudar sobe dicha encuesta, que surgen de la actual situación política española y de la idiosincrasia hispana, casi a partes iguales. La ira actual de los españoles hacia los políticos va en aumento, viendo que no son capaces de ponerse de acuerdo para gobernar y el “fantasma” de una tercera convocatoria electoral es cada vez más posible. Unos políticos que no han querido aplicarse la austeridad que han exigido a los ciudadanos.

Presentación de un libro de Don Germán Reguillo

admin el Lun, 08/08/2016 - 11:01

tiemposamargosEl próximo mes de Noviembre, en día, hora y lugar que previamente se anunciarán, tendrá lugar el acto de presentación del libro titulado “Tiempos Amargos. La guerra civil en Castellón” cuyo autor es nuestro socio y buen amigo Germán Reguillo Simón, invitándose a la misma a todos los socios y amigos de nuestro Club de Opinión “Jaime I”.

El libro, que contiene una objetiva introducción del presidente de la Diputación Provincial Javier Moliner Gargallo, ha sido prologado por el eminente historiador Alfonso Bullón de Mendoza, catedrático de Historia Contemporánea del CEU San Pablo y director del prestigioso Instituto CEU de Estudios Históricos.

La Demagogia y sus tácticas

Isaac Riera el Vie, 05/08/2016 - 11:05

“La primera de todas las fuerzas que dirigen el mundo es la mentira”: así inicia J.P. Revel un famoso ensayo sobre el poder de las ideologías en la sociedad moderna. El mal de la mentira es inseparable de la condición humana, ciertamente; pero hay una mentira en las relaciones entre personas que es fácil de descubrir, y hay una mentira, mucho más grave, que pretende engañar al conjunto de la gente y que se esconde bajo las grandes palabras. Esta mentira social tiene un nombre: es la demagogia. En su significado preciso, la demagogia es manipular los sentimientos primarios de la plebe para hacerla instrumento de un determinado interés ideológico o político, ya sea prometiendo lo que no se puede cumplir, ya sea incitando odios y beligerancia contra el adversario político. La finalidad política es aquí lo esencial. Los políticos buscan siempre alcanzar el poder o mantenerse en él, y para conseguir este supremo objetivo acuden a la mentira disfrazada de grandes palabras reivindicativas. Y la demagogia actúa siempre desde esa inmoralidad básica: politizar el pensamiento para que la gente no analice los problemas desde la razón crítica, sino desde la pasión partidista.

José Millán Astray Terreros, Caballero Legionario

Germán Reguillo el Jue, 04/08/2016 - 11:11

A mis catorce años, el Delegado Provincial del Frente de Juventudes de Castellón, Javier Cerón Ayuela, me nombró jefe de la Centuria de flechas “Antonio de Leiva”, de Segorbe. La centuria llevaba el nombre de aquel soldado navarro que fue un brillante capitán de los heroicos tercios españoles. En el encuadramiento de la centuria una escuadra tomó el nombre del mítico general José Millán Astray –mandada, por cierto, por el hijo de un miliciano cenetista muerto en Lucena durante la guerra civil- De aquel entonces procede mi admiración por este legionario tuerto, cojo y manco que tanto recuerda a otros soldados, a otros héroes de la historia de España: al marino Blas de Lezo y Olavarrieta –el medio hombre– y al escritor Miguel de Cervantes –el manco de Lepanto-.

Recientemente una comisión del Ayuntamiento de Madrid, presidida por la polémica concejala Rita Maestre, acordó suprimir del callejero urbano la dedicación y el recuerdo a un héroe de España, me refiero al general José Millán Astray.

 

flecha arriba