Preguntas tras la "Gloria"

Los estragos de la borrasca ‘Gloria’ son muy cuantiosos, tanto en playas y municipios costeros, como en el interior, y por supuesto para muchos particulares, que tendrán un quebradero de cabeza –más bien de bolsillo, en sentido estricto– para ver si tienen seguro contratado y si cubre lo que ha sucedido. Una catástrofe natural, que ha asolado la provincia de Castellón y buena parte de España, suele dejar algunas preguntas incómodas para casi todos. Ser incómodo en un periodista es algo que forma parte de la profesión, y por eso me parece necesario serlo ahora.

ELS VALENCIANS i la mala fama dels catalans (II)

En acabant de l’introduccio de l’articul anterior, es normal preguntar-nos per les raons d’eixe “carinyo” que despertaven i desperten els catalans, que han fet, que dir-li ad algu “català”, haja segut considerat com un insult.

Anem a comprovar, com els catalans, per la seua forma de ser o de comportar-se, aixina com pels actes que historicament han protagonisat, s’han guanyat una fama no massa bona.

En primer lloc s’hauria de parlar, encara que siga per damunt damunt, dels pirates o corsaris catalans. Seria fals dir que la pirateria fon exclusiva dels catalans, perque hi hague un temps en que esta “activitat” era considerada complementaria del comerç i fomentada per les classes dirigents dels pobles. Aixo no lleva el fet, de que la pirateria catalana, fon especialment activa i coneguda per tota la mar Mediterranea, escomençant a ser perseguida quan es converti en font d’importants conflictes diplomatics. En la p.79 de “Tra l’inferno e il mare” de Anna Spinelli, llegim: “I catalani, tra il XII e il XIV secolo si dedicarono alla piratería contro le navi veneziani. En “Revue de l'Orient chrétien” p.366, trobem que “Toute la Méditerranée orientale était infestée de pirates catalans…”, es dir que l’orient de la Mediterranea es trobava infecte de pirates catalans. La p.410 de “Recherches et matériaux pour servir à une histoire de la domination...” nos informa de les devastacions comeses pels pirates catalans: “…dévastations commises sur ses côtes par les pirates catalans…”. El llibre “Studi in Memoria Di Federigo Melis”, nos conta en la p.474, que els genovesos eren les victimes principals dels corsaris catalans: “…i genovesi, vittime principali dei corsari catalani…”. Michelle Giusseppe Canale en “Nuova istoria della republica di Genova…” nos diu que I catalani, piu ladroni che veri nemici, pirateggiavano…”, es dir, que els catalans eren mes lladres que verdaders enemics i piratejaven. En directe, en “Istorie fiorentine” el famos Machiavelli (1469-1527), escriu: “fu preso da corsali catelani, e messo al remo”. Tenen l’honor de tindre llibres dedicats, com “Marinai, pirati e corsari catalani nel basso medioevo”, de Unali Anna.

Soflamas ANEXIONISTAS catalanas

Para la mayoría de los que nos declaramos constitucionalistas las proclamas de representantes del independentismo republicano catalán a favor de los “países catalanes” en la tribuna de los diputados del parlamento español en el acto de investidura del nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, nos parecen completamente improcedentes.

Estas soflamas anexionistas de los salvadores de nuevas patrias que declaran con ardor sus anhelos de la ensoñación de un proyecto quimérico, -fundamentado en ideas imperialistas y con el objetivo de cambiar la estructura territorial del Estado de las autonomías y consecuentemente la geopolítica en un futuro inmediato- ofenden a la mayoría de los valencianos.

2

Un campo de minas llamado Pedro Sánchez

Pedro Sánchez ha logrado ser presidente del Gobierno consciente del campo de minas que le espera, y también con el propósito de ir poniendo minas para aguantar en la Moncloa y liderar el PSOE durante unos cuantos años, muchos más de los que auguran voces que no dan a este Gobierno más de dos años.

Se ha embarcado en un Gobierno, aceptando todo con el único fin de ser presidente. Bildu, ERC y Podemos son auténticas minas, y en sus manos está la legislatura. Gobernando con Pablo Iglesias, la lucha va a ser sin cuartel, aunque guarden las formas: Iglesias también aspira a gobernar muchos años y, si es posible, recuperando votos y escaños, a costa del PSOE; Sánchez lo sabe y es consciente de lo que le espera.

En estos días, varias personas me han expresado que han votado al PSOE el pasado 10-N, pero que ahora no le votarían, porque no se esperaban que Pedro Sánchez se echara en brazos de independentistas y filoetarras, y ya está dando muestras de ello.

Sound of People

Ha nacido un festival musical nuevo en la provincia de Castellón, tierra de festivales, y en concreto en Benicássim: el "Sound of People”, que se celebrará del 25 al 27 de junio. Tiene una identidad propia, distinta a los festivales ya consolidados, que es compaginar la música con otras formas de divertirse los jóvenes. Nace como iniciativa de una asociación constituida con tal fin, y es un síntoma más del dinamismo social que ha de seguir impregnando el ocio y cualquier actividad, sin esperar a que las instituciones sean siempre motores de proyectos nuevo, sino que apoyen las que surgen de los castellonenses. "Sound of People” nace con vocación de continuidad y de fidelizar, contando con la arraigada experiencia e instalaciones que Benicássim tiene para los festivales de música, con una repercusión internacional.

DIEZ DIAS para el BREXIT

Algunos estamos contando las horas que faltan para el evento. Boris (que arrasó en las últimas elecciones, precisamente por ser el único que daba garantías para conseguir el Brexit) está recaudando fondos para que el Bing Ben, el reloj de su patria, de su nación, de la Gran Bretaña, una digna e histórica amiga y también rival de España, diferencias al margen, dicho sea con todos los respetos para esa gran nación, uno de los baluartes de la civilización occidental, valga esto como sincero homenaje, toque las campanas ese día. No es barato, al parecer cuesta nada menos que medio millón de euros, pero Boris opina que merece la pena oír esas campanadas de un reloj tan emblemático e histórico, en un día tal señalado.

ELS VALENCIANS i la mala fama dels catalans (I)

L’assignacio del toponim “català”, s’ha fet extensiva a no catalans en determinats contexts temporals, fisics i socials. I eixa caguila, a voltes, se nos ha penjat als valencians, com tambe als aragonesos i inclus a tots els espanyols.

Vorem, que hi ha raons que ho expliquen, en cada u dels contexts en que s’ha produit. Pero els valencians acatalanats, que ni atenen ni entenen de raons, presenten el fet descontextualisat i com si nomes haguera succeit a valencians, pretenent convertir-ho en la gran prova “cientifica” que demostra la catalanitat dels valencians. La fe de la secta catalanera, en que fora del català no hi ha vida i imbuits per la seua missio salvifica, els ha fet buscar i rebuscar una tirereta de cites, que escampen sense esme, per a conseguir la conversio dels “acientifics” valencians. I com tampoc no en son tantes, les forçades interpretacions d’algunes d’elles apleguen a ser divertides, per desficaciades.

VIVES: "Se es pacífico anulando a los ENEMIGOS de la PAZ"

El criminal atentado en la sede del periódico de humor gráfico Charlie Habdo en París y el asalto a un supermercado judío en la misma ciudad ha despertado la conciencia de muchos europeístas defensores de la cultura milenaria occidental y ha impulsado a tomar medidas preventivas a nuestros gobernantes para evitar nuevos atentados. Los yihadistas vinculados a Al-Qaida e inspirados por el Estado Islámico han demostrado con estas dos acciones perpetradas que representan un peligro para las democracias europeas.

El peligro de los radicalismos religiosos y territoriales no es una cuestión banal. Ya en el siglo XVI tomaron carta de naturaleza, como subrayó el universal humanista valenciano Juan Luis Vives y March (1492-1540). Nuestro pensador, ferviente pacifista, pretendió poner la política y el derecho internacional al servicio de un ideal: la Paz. De ahí que haya sido llamado pacificador europeo y príncipe entre los filósofos defensores de la paz.

Suscribirse a RSS del Club de opinión Jaime I y de estudios históricos