Contribución de LOS REYES DE LA VALENCIA FORAL a la configuración del Reino (IX)

El Compromiso de Caspe

El Interregno de dos años y la celebración del Compromiso de Caspe brindaron al aragonés Papa Luna -Benedicto XIII- la ocasión de volcarse en intentar solucionar las divisiones entre los partidarios de los aspirantes a ocupar el trono y los problemas jurídicos que originaron la cuestión sucesoria, sin que su intervención fuera directa y personal, pero sí pudo ser influyente. A. Selma y C. Laliena han señalado que “es fácil ser cínico retrospectivamente y sugerir que la elección estuvo condicionada desde el principio por el bando finalmente vencedor, que estaba detrás del candidato más fuerte; o por la soterrada apoyatura de Benedicto XIII, que colocó a varios de sus hombres de confianza entre los compromisarios” (1).

El criterio que se siguió para la elección de los compromisarios fue que cumplieran unos requisitos: expertos en leyes, hombres de sentimiento religioso, y que estuvieran alejados de ambiciones sociales. Estas condiciones jurídicas, morales y sociales indujeron a los designados a pensar en elegir al más idóneo aspirante que preservara la unidad de la Corona de Aragón y que fuera un monarca responsable.

Profesores interinos

El motivo de estas líneas es mi asombro ante algunos datos de las recientes oposiciones de profesores interinos, escuchando la perplejidad e indignación de algunos miembros de tribunales en esas oposiciones. Pertenecen a comunidades autónomas distintas y asignaturas distintas. También me lo han expresado miembros de tribunales de oposiciones en estos últimos años. Tanto en Matemáticas como en Geografía e Historia, por poner algunos ejemplos, se han asombrado del paupérrimo nivel de los opositores, profesores ya con años de experiencia: “Muchos no han demostrado ni el nivel que los alumnos actuales tienen”, “se ve que muchos se presentan sin prepararse, a ver si hay suerte”, “hasta con un 0,5 en un examen se ha atrevido un opositor a revisar el examen”. Visto el nivel, han decidido dejar sin cubrir bastantes plazas. Me cuentan que muchos interinos se quejan de su situación, pero prefieren seguir de interinos, pues, al obtener plaza por oposición, pueden destinarles a una localidad que no les resulta tan cómoda o adecuada como la que tienen ahora.

Son comentarios duros, pero que proceden de personas que me merecen credibilidad en general, por su experiencia y sensatez. Al menos merecen una reflexión, y ojalá haya lectores que aporten su punto de vista. Los profesores se quejan mucho, de todo o casi todo, menos de ellos mismos: a veces, a alguno le recuerdo que no están nada mal las vacaciones que tienen, que tal vez no son tan mártires.

LA LISTA DE MONTESQUIEU SIGUE INCOMPLETA

Tendemos a considerar que los grandes pensadores, los grandes filósofos, son cosa del pasado, que son insuperables, sagrados, eternos…por ejemplo, la ciencia política moderna está basada en gran parte en trabajos y estudios de hace trescientos años, si no más. Quizá ha llegado el momento inaplazable de actualizarlos. Si alguien se siente tentado a considerar esta apreciación como una especie de insolencia, le ruego espere a acabar de leer el texto.

Por ejemplo, tenemos el caso del bueno de Montesquieu (1684-1755), muy influenciado por las ideas de Hobbes, y que llegó a una conclusiones contenidas en su obra “El espíritu de las Leyes”; básicamente un manual básico de estudio de la política desde entonces. Según él, los poderes del estado eran tres: el ejecutivo, el judicial y el legislativo. Lo importante era que funcionaran por separado, dado que su idea más relevante era que nada había más importante que la Ley. Como jurista no puedo menos que compartir su apreciación y respetarla. 

Sin embargo, no pasó mucho antes de que alguien consideró que la lista de Montesquieu estaba incompleta, que no sólo existían estos tres poderes, si no que había un cuarto. Esto ocurre en 1787, cuando Edmund Burke, habla en el parlamento escocés por primera vez del poder de la prensa, y lo considera tan relevante que le otorga ese cuarto puesto en el ránking. 

DE BIEN NACIDOS es ser agradecidos

Con toda seguridad los hechos que a continuación pasaré a relatar son de sobra conocidos. No obstante no me resisto a exponerlos pues, personalmente, cada vez que los leo no dejan de provocarme una gran emoción, sentimiento que espero sea compartido por quien lea estas breves líneas.

Me estoy refiriendo al discurso de aceptación del premio Príncipe de Asturias, pronunciado por el cantautor y poeta el señor Leonard Cohen. No es necesario reseñar que mi relación con esta persona se limitaba a escuchar alguna de sus conocidísimas canciones. Tenía noticias de su admiración por nuestro gran poeta Federico Garcia Lorca. Él mismo afirma que su poesía hunde sus raíces en Lorca y que es el poeta que más ha influido en su obra.

Así mismo sabía que había adquirido, hace cuarenta años, una guitarra, “la Conde”, hecha en el taller de los hermanos Conde, ubicado en la calle Gravina, en Madrid. Su guitarra era para él un ser vivo que después de tanto tiempo conserva los aromas de la madera del cedro con la que está hecha.

  Por si esto no fuera por si solo suficiente, en un momento de su intervención, revela unos hechos que arrancan de lo más íntimo de su alma y que le vinculan con España hasta extremos increíbles. Esta revelación es sin duda la que me ha animado a escribir estas líneas con el único objetivo de despertar alguna que otra conciencia entre mis compatriotas.  

Notes d'etnologia valenciana: LA CERAMICA (II)

En el llibre “Cerámica y cambio cultural…”, llegim que “La técnica de fabricación de la cerámica islámica era mucho más compleja que la desarrollada en la misma época por los pueblos cristianos”. Si entenem per “cerámica islámica”, la feta per un poble en mandataris musulmans, -ya que la ceramica no te religio-, deduiriem que la tecnica que caracterisava la ceramica que fea el poble valencià, quan tenia mandataris musulmans, era imposible que tinguera el seu orige en territoris governats per cristians.

Al respecte, hem de saber que un dels avanços historics de la ceramica, es la seua impermeabilisacio, que evita perdues per porositat, facilita la seua neteja i pot tindre finalitat decorativa. L’impermeabilisacio pot ser per una o per dos cares. La forma mes basica de conseguir-ho es en pegunta. A continuacio, tindriem la ceramica “melada”, tractada en alcafoll o verniç transparent d’oxid de plom. Per a conseguir colors es necesiten distints minerals que son basicament: per al blanc, l’estany; per al blau, el çafre o oxid de cobalt; per al vert, l’oxid de coure i per al morat, el manganes. Uns atres colors es poden conseguir per mescla. Per eixemple, el turquesa s’obte de la mescla d’oxid de coure en esmalt blanc. Finalment, el dorat es conseguix per la mescla de coure, plata i almanguena. Per a un bon resultat s’ha de dominar tant la delimitacio dels distints colors en la mateixa peça, com la seua coccio en el forn.

Los valencianos. OTRA VEZ AGRAVIADOS

Las infraestructuras y la cultura son dos factores elementales que refuerzan la identidad y la idiosincrasia de un pueblo. Por ello, los territorios que desean incrementar su personalidad intentan potenciarlos. Casualmente, o no, la nueva remodelación del gobierno llevada a cabo por el presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha nombrado para ocupar estas dos significativas carteras a dos ministros catalanes. La de Infraestructuras a Raquel Sánchez, sustituyendo al valenciano José Luis Ábalos y ha elegido para ministro de Cultura a Miquel Iceta, remplazando al ministro valenciano Rodríguez Uribe. ¡Con la que está cayendo! El nuevo ministro no sabemos si practica el “ball de Torrent l’u o el dos”; unas veces apuesta por una España confederal y referéndum para Cataluña y otras se nos muestra frio constitucionalista. Lo que tenemos claro es su apuesta catalanista político-cultural.  

LAS PROVINCIAS, el domingo 18 de julio, recogía en primera página que el Puerto de Valencia, el Corredor Mediterráneo y el Tren de Cercanías, otra vez estaban en el aire, y que el cambio de Gobierno pone en peligro infraestructuras claves para la Comunidad Valenciana. Como si fuera una maldición. Cuando había una posibilidad de llevar a cabo esas reivindicaciones valencianas con el apoyo del ministro Ábalos, el presidente Sánchez lo defenestra.

La venganza de Mónica Oltra

El distanciamiento entre Ximo Puig y Mónica Oltra ha ido a más. Para muchos, es asombroso que lleven seis años repartiéndose el poder en la Comunidad Valenciana, reconociéndole a Ximo Puig una habilidad fuera de lo común, porque Oltra desde 2015 ha pretendido gobernar sin ser la presidenta, y en ocasiones lo ha conseguido.

Todo empezó en 2015, cuando Pablo Iglesias apostó por Mónica Oltra para presidir la Generalitat Valenciana, con el argumento de que los escaños de Compromís y Podemos sumaban más que los socialistas. Puig no cedió, alegando que era la formación más votada. A regañadientes, Oltra pidió diversas áreas de gobierno, algunas de las cuales no ha soltado, como es Educación y Cultura, para dirigir un pancatalanismo creciente de la mano de Vicent Marzà, conseller de Educación.

El distanciamiento entre Puig y Oltra ha sido progresivo, hasta el punto de que Puig adelantó las elecciones autonómicas, para rezagar a Compromís, y la jugada le salió bien: el PSPV logró más diputados, y Compromís menos. Cuando Ciudadanos era una opción de gobierno –ya no lo es-, los rumores de que Ximo Puig podía buscarle como aliado, en perjuicio de Compromís y Podemos, fueron en aumento.

Mariano Fazio

Monseñor Mariano Fazio (Buenos Aires, 1960) es el Vicario Auxiliar del Opus Dei, el número dos del Opus Dei para entendernos. Ha pasado unos días muy activos en Valencia y Castellón. Ha mantenido reuniones, ha impartido clases y ha presentado su libro “Contracorriente…hacia la libertad”. Historiador, filósofo, profesor, escritor: tiene intereses culturales variados. Rector de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz (Roma), y antes Decano de su Facultad de Comunicación, ocupa altos cargos de gobierno en el Opus Dei desde 2008: desde 2019 es Vicario Auxiliar, y trabaja junto al Prelado del Opus Dei, Monseñor Fernando Ocáriz, en Roma dirigiendo el Opus Dei.

No es un PROBLEMA filológico sino SOCIO-LINGÜÍSTICO

En una reciente conferencia dictada en la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo por el académico don Emilio Alarcos, el eminente filólogo ha tratado incidentalmente el tema de la relación del valenciano con el catalán, poniendo dicho tema otra vez de actualidad. Según la información periodística del acto, que poseemos, el doctor Alarcos ha hecho afirmaciones, que deben ser debidamente contrastadas. Primera: catalán y valenciano son "variantes de la misma lengua". Segunda: "aunque con notables diferencias, ningún filólogo puede aseverar que sean lenguas diferentes".

Ya era conocida la "opinión" del filólogo español sobre este punto. Lo único destacable en esta ocasión es que no ha dicho que el valenciano es "dialecto" del catalán, sino una "variante", calificativo tan aplicable al valenciano con relación al catalán, como al catalán con relación al valenciano, puesto que para que haya una "variante" se precisa que existan por lo menos dos términos de reciprocidad. Por consiguiente, valenciano y catalán, se sitúan en el mismo nivel con relación a la lengua de la cual se derivan, habiendo evolucionado, con "notables diferencias", según el docto profesor.

Sin embargo, el doctor Alarcos dice que catalán y valenciano "no son lenguas diferentes", aseveración que no es ninguna verdad científica, sino una mera opinión, que nos gustaría que alguien demostrase convincentemente.

Notes d'etnologia valenciana: LA CERAMICA (I)

L’importancia historica de la ceramica valenciana, element etnocultural que ha individualisat i caracterisat al Poble Valencià, no podia quedar al marge de la voracitat catalanista. Una mostra: la ceramica de Paterna, Manises o Alcora es compren en el llibre “Cerámica catalana”, (Barcelona: Destino, 1977). Pero independentment de destrellatats i ridiculs intents d’imperialisme, que nomes denoten la pobrea d’una cultura que els obliga a intentar apropiar-se de la dels demes, correspon preguntar-nos si parlem d’un element representatiu de la continuïtat entre la Valencia prejaumina i postjaumina, o si es tracta d’una activitat cultural importada pels “conquistadors”.

Contribución de LOS REYES DE LA VALENCIA FORAL a la configuración del Reino (VIII)

El período de “Interregno” (1410-1412). La cuestión dinástica

 

La muerte en el verano de 1409 de Martín el Joven en Sicilia y la del rey don Martín el Humano el 31 de mayo de 1410, sin descendencia, plantea la cuestión sucesoria en la Corona de Aragón, al dejar un vacío del poder legal. Se inicia el período de interregno y se celebran la Concordia de Alcañiz y el Compromiso de Caspe.

 

La Concordia de Alcañiz

Desde el castillo de Peñíscola el papa Benedicto XIII remitió una carta a los parlamentos de los Estados de la Corona de Aragón instándoles a que buscaran una solución al problema suscitado y propuso que en vez de celebrar un Parlamento General se reunieran solamente unos cuantos hombres entendidos en leyes para que decidieran por todos. A la misiva se le adjuntó una bula papal que recogía el nombramiento de un procurador suyo con facultades ejecutivas que era Francisco de Aranda.  

Notes d'etnologia valenciana: EL TABALET i LA DOLÇAINA (i III)

En primer lloc, hem de saber que la musica i els instruments de musica de l’Espanya musulmana, deuen molt a la musica i als instruments de musica de l’Espanya premusulmana. (“Música árabe-española” de Mariano Soriano Fuertes). Per aixo, Al-Saqundi (1231-?), en “Risâla fî Fadl Al-Andalus” o elogi de l’islam espanyol, escriu: “También habrás oído las especies de instrumentos músicos que hay en esta tierra, tales como el jayal…la ruta, el rabab…el qitar, el zulami…En cambio en Berberia no hay nada de esto, fuera de lo que ha sido llevado de al-Andalus…”. I en relacio a la “dolçaina”, tambe dita “gaita”, es significatiu que este ultim nom, s’haja estes “des de l’espanyol i gallegoportugués…per l’Africa (Marroc, Algèria, Tunis i altres països africans ‘una espècie de clarinet o dolçaina’) fins a Turquia (gaida ‘flauta de pastor’) i d’aci al serbi, búlgar, polonés i ruté…” (“De lexicografía valenciana” de Gimeno Betí). Es facil deduir, que si s’ha estes un instrument en un nom, es perque els que l’adopten no el tindrien i per tant no els seria propi. Podem concloure que la dolçaina, en un nom o en un atre, no havia de ser exclusiva dels “sarraceni de natura” o musulmans d’orige foraster.