TRES PERLAS DIPLOMATICAS

Jorge Fuentes el Mar, 30/08/2022 - 08:16

En las últimas semanas, aparte del calor, los incendios y los millones de veraneantes que circulan enloquecidamente por nuestra geografía, algunos asuntos de orden internacional, materias en que parezco estar encasillado, han ocupado la atención de los medios informativos. Me atrevo a decir, a falta de mejor información que echarse a la boca.

El primer asunto fue el que podría titularse "La espada de Bolívar", la versión sudamericana del brazo incorrupto de Santa Teresa, que nuestro rey Felipe VI, tras haberse tomado la molestia de desplazarse a la entronización del primer líder colombiano de extrema izquierda, Gustavo Petro, habría ofendido al no levantarse a su paso; algo así como cuando Zapatero no honró a la bandera de los Estados Unidos a su paso en el desfile de nuestra Fiesta Nacional.

Ni Felipe VI tiene la frágil catadura política de ZP ni la espada en cuestión es la bandera, el escudo o el himno colombianos, únicos ante los que los asistentes hubieran tenido que incorporarse. No parece que los dignatarios de Colombia se hayan sentido ofendidos, pero el faux pas sirvió a las huestes republicanas españolas, ya saben, los socios Frankenstein del Gobierno, para poner verde a nuestro Monarca.

No fue una guerra civil

Miguel Alabort el Lun, 29/08/2022 - 08:30

Me indigna sobremanera que, a la Guerra de Liberación contra el comunismo, desarrollada en España, en una de sus fases, entre 1936 y 1939, se le llame guerra civil, porque no fue una guerra entre españoles exclusivamente, sino que fue una guerra entre españoles y entre otros, nacidos, sí, en España, pero que estaban adheridos a organizaciones e ideologías subordinadas a intereses internacionalistas y antiespañoles. Es decir, los contendientes rojos no eran, y, desde luego, no merecían serlo, españoles, porque la nacionalidad no es una circunstancia político-administrativa, es algo más, además de eso. Cierto es que las fuerzas nacionales recibieron el apoyo de potencias extranjeras, pero éstas  no tenían ningún interés en trocear a España. Es más, el gobierno asesino del Frente Popular, en 1937, para entorpecer esa ayuda, entró en contacto con el III Reich y con la Italia fascista, a quienes se les ofreció la entrega de partes del territorio sagrado de la Patria, ofrecimiento rechazado. Por lo tanto, eterno agradecimiento a ambas naciones y a sus gobiernos de entonces.

También me indigna esa especie de chantaje emocional que algunos, no sé si por imbecilidad o por ignorancia, utilizan, para justificar su neutralidad y/o su cobardía, consistente en decir que aquello no debería de repetirse, porque es terrible una guerra entre hermanos. Idiotas.

Deberes sociales

Javier Arnal el Sáb, 27/08/2022 - 13:45

Lo presencié el pasado lunes, y lo recuerdo ahora todavía con la respiración contenida. Un autobús urbano estuvo a punto de atropellar a un joven que iba en moto, en una calle paralela a un concurrido paseo marítimo. Había un Stop que se había saltado. Me fijé y era cierto, pero casi íntegramente tapado por una furgoneta aparcada. El joven conductor alegó que no se ve prácticamente nada, y era cierto. Un amigo que me acompañaba envió un mail al ayuntamiento para que señalizasen mejor ese Stop, que según parece se puso tras un accidente mortal hace años. El autobús no había infringido ninguna señal, pero casi le cuesta la vida a ese joven.

Ese mismo día observé varios tramos de accesos al paseo marítimo: traviesas levantadas, sueltas, que dificultan el paso normal y, desde luego, a personas en sillas de ruedas, andadores, o carritos de bebé. Las quejas son continuas. También me consta que se ha dicho al ayuntamiento, sin respuesta todavía.

Algo vamos mejorando en la responsabilidad ciudadana, en ser conscientes de los deberes cívicos, a la vez que ejercer nuestros derechos, sin quedarnos en lamentos estériles. Pero nos falta bastante para asimilar que la moral también tiene una dimensión social, ya que el hombre tiene una dimensión social en su naturaleza. Es cierto que cada uno es responsable de sus actos, pero en esos actos hay que incluir las acciones y omisiones de nuestra vida social o con repercusiones en ella.

CRISTIANES VALENCIANES de 1239 (i II)

Agusti Galbis el Vie, 26/08/2022 - 09:08

Es evident que les cristianes valencianes que hem estudiat en l'articul anterior, s'han de contar entre els valentini que coneguerem en “Els cristians valencians que trobà Jaume I”. Estes valencianes eren ateses espiritualment per religiosos valencians que eren ajudats pels que venien de la provincia eclesiastica de Tarragona i de la de Toledo, segons consta en la documentacio de la “ordinatio ecclesiae valentinae”. Recordem-ho.

L’existencia de religiosos valencians es posa de manifest en la declaracio d’un juge i jurat de Terol a qui dien “Ferrandus Petri”, qui declarà que els valencians consideraven com a propi a l’arquebisbe de Tarragona “Quod Valentini habebant eum pro archiepiscopo suo”, i ho demostraven “exibendo ei reverentiam, et servabant precepta eius, tam clerici quam laici, et clerici recipiebant de manu eius ecclesias”, es dir, que tant religiosos com laics valencians el reverenciaven i complien els seus preceptes, rebent les iglesies de les seues mans.

Desierto demográfico o Tsunami demográfico: EL FUTURO YA ESTÁ AQUÍ

José M. Millet el Jue, 25/08/2022 - 09:07

Es un tema tabú, del que no se habla en los canales oficiales, pero todo el mundo sabe, a estas alturas que España se ha convertido en un “desierto demográfico”. Es un hecho que se oculta y se camufla, sin hacer nada para remediarlo. Este hecho no es casual, si no la consecuencia de una serie de circunstancias que vamos a citar.

Empecemos por suministrar un dato importante que condiciona este hecho: según un art. de “Libre Mercado” de 28/12/2020, la riqueza de los jóvenes españoles (menores de 35 años, los que supuestamente debieran de estar teniendo hijos en estos momentos) ha sufrido un “proceso de evaporación sin precedentes” en estos últimos quince años. Más aún, se puede afirmar que, simplemente, no tienen dinero. Sufren una de las tasas de desempleo juvenil más elevadas de Europa, con lo cual, se encuentran sin dinero y sin futuro, así que no les queda otra que desplazarse en patinete por la vida (no pueden ni comprar ni mantener un coche) y como extra se compran hamburguesas; malviven con sueldos de miseria y comparten piso junto con otros desdichados de su generación, o ni siquiera eso, la falta de medios les impide independizarse por lo que continúan en casa de sus padres.

Hacerse la foto

Javier Arnal el Jue, 25/08/2022 - 08:01

Casi 30.000 hectáreas quemadas en la comarca castellonense del Alto Palancia, con el municipio de Bejís en el epicentro, y el ya famoso “tren al infierno”. Se dan avisos, muy razonables, de que no acudan ciudadanos a hacerse fotos, porque es peligroso y dificultan las tareas de extinción total.

En ese contexto, Pedro Sánchez se presenta en esa zona el pasado lunes, 22 de agosto, y con él todo el cortejo de asesores y cargos que le suelen acompañar, además de los cargos socialistas valencianos que querían también salir en la foto, como el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, o el presidente de la Diputación castellonense, José Martí.

Lo comentaba un miembro de ese “cortejo”: “decimos que no vengan a hacerse fotos, y aquí estamos haciendo eso mismo, no sé si es lo más adecuado y si esto da votos o no”.

Pedro Sánchez, como la práctica totalidad de los políticos, lo mide todo en votos, y más ahora que se avecinan unas cruciales elecciones autonómicas y municipales, dentro de nueves meses, que se presentan como preámbulo más que interesante de las elecciones generales.

Parece ser que Pedro Sánchez, el PSOE en su conjunto, está dispuesto a un coste electoral en una única decisión: pedir el indulto de Juan Antonio Griñán, el ex presidente de la Junta de Andalucía. Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero han dado la señal.

Incendios y ecología

Javier Arnal el Mié, 24/08/2022 - 07:31

Los incendios forestales que sufrimos afloran muchos aspectos morales: antes, durante y después de los incendios. La limpieza de los bosques para evitar incendios y daños tan grandes como el vivido en Bejís y la comarca del Alto Palancia tiene un componente moral. La reacción de los vecinos ha aflorado altas dosis de generosidad, valentía y solidaridad, en medio del dolor y la tragedia. Las reacciones en el ya famoso tren conducido por Sonia el pasado martes tienen, en medio del pánico, también connotaciones morales: uno de los viajeros se cuestionaba la actitud de los pasajeros que salieron del tren olvidándose de mayores, alguna persona impedida, niños.

Los alcaldes de la zona han recordado que avisaron, hace tiempo, de que era necesaria una limpieza de esos montes, incluidas las proximidades de la vía del tren. Avisaron, y sus peticiones cayeron en saco roto. Ahora Ximo Puig ha afirmado que hay que “mirar hacia adelante”, mientras Pedro Sánchez ha insistido en no hacer de este incendio y del tren un asunto de confrontación política. Yo voy más allá: al fondo moral que tiene la prevención de los incendios como parte de una auténtica ecología, que además evitaría tantas pérdidas materiales como acabamos de comprobar, y bastantes heridos.

LA BATALLA DE VALÉNCIA (IV)

Pedro Fuentes el Mar, 23/08/2022 - 09:18

El moviment valencianiste se reactiva en l'any 1976 i és la conseqüència de la recuperació de la democràcia en superar-se la dictadura i, preveent que les actuacions polítiques partidistes no anaven a conduir a res bo per a l'autonomia valenciana, que irremediablement s'estava gestant, puix totes les apariències feyen augurar mals vents per a la nostra terra. I “Estos (s'està referint als diputats de les Corts Espanyoles) com ho varen fer en temps de la II República, quan els catalans demanaven en el seu primer estatut l'anexió del Regne de Valéncia a Catalunya, neguen qualsevol possibilitat de la creació d'eixos Països Catalans i, ademés, neguen la possibilitat de tan sol una federació entre autonomies (Valencians front al catalanisme. Manuel Zarzo. Valéncia, 1995, en avant “Valencians...”).

 

flecha arriba